Lunes, 19 Agosto 2019 | Login
Annika Strandhäll:" Queremos mejorar las pensiones" La Ministra de Seguridad Social, Annika Strandhäll. Foto: Foto: Kristian Pohl/Regeringskansliet.

Annika Strandhäll:" Queremos mejorar las pensiones"

Por fin aumentarán las pensiones de los jubilados en Suecia. Si la medida es aprobada.

En un comunicado de prensa, el Gobierno anunció este jueves que invertirá 2,1 mil millones de coronas anuales para aumentar la seguridad de los jubilados de escasos recursos.

- Queremos otorgar 200 coronas más al mes a quienes gozan de una pensión de garantía, y además aumentar considerablemente el límite de suplemento de vivienda para los jubilados, dice la Ministra de Seguridad Social, Annika Strandhäll.

 

 Por: Magazín Latino

 

En un comunicado de prensa, el Gobierno informó este jueves que dentro de poco remitirá una proposición a las autoridades pertinentes con el fin de aumentar las pensiones de los jubilados que cuentan con menos recursos.

 

“Las diferencias de ingresos entre los jubilados que tienen los ingresos más bajos y el resto han aumentado durante mucho tiempo. Para poner fin a esto, y mejorar la economía de los jubilados que viven en condiciones más precarias, el Gobierno y el Grupo de Pensiones quieren aumentar tanto el subsidio de vivienda como la pensión de garantía, a partir del año 2020. La propuesta de mejoras en la protección básica de los jubilados se enviará en breve”, reza el texto enviado por la Oficina de Prensa del Gobierno.

 

E informa que se invertirán 2,1 mil millones de coronas anuales para garantizar la seguridad de los jubilados de menos recursos.

- Esto significará más dinero en la billetera de 800.000 pensionados, dice la ministra Strandhäll.

 

La medida irá de ayuda de los pensionados que reciben, por ejemplo, el subsidio a personas de edad avanzada que, por no haber trabajado los años suficientes, carecen de una pensión adecuada a sus necesidades.

 

“El nivel básico de la pensión de garantía se incrementa en 200 coronas al mes para los pensionados que hayan impuesto lo suficiente como para obtener pensión de garantía. El límite en el suplemento de vivienda se aumenta de 5.600 coronas a 7.000 coronas, para corresponder mejor a los niveles de alquileres de hoy. Además, la evaluación de ingresos del suplemento de vivienda cambia, de modo que el subsidio de vivienda se vuelve más preciso, al mismo tiempo que se recompensa el haber trabajado”, continúa el comunicado.

 

Esta proposición – de ser aprobada – comenzará a regir desde el 1 de enero de 2020 y favorecerá a alrededor de 800.000 pensionistas.

 


La  Ministra de Seguridad Social, Annika Strandhäll. Foto: Foto: Kristian Pohl/Regeringskansliet.

 

 

About Author

Related items

  • Strandhäll sobrevive a la moción de censura

    Con un margen de tres votos, la Ministra de Seguridad Social, Annika Strandhäll, resistió el embate. La moción de censura planteada por el líder moderado, Ulf Kristersson, contó con el apoyo de KD, L y SD, pero no de C, lo cual fue decisivo.

    Se requerían 175 votos a favor de la censura. El resultado fue de 172 a favor, 113 en contra y 59 de abstención.

    Esto significa que Strandhäll se mantiene en su cargo. Stefan Löfven calificó a Kristersson de “poco serio”.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Al mediodía del martes tuvo lugar una importante votación en el parlamento sueco. Votación que podría haber resultado en la dimisión de una ministra.

     

    El 16 de mayo, el presidente de los Moderados, Ulf Kristersson (M), había anunciado una moción de censura en contra de la ministra de Seguridad Social, Annika Strandhäll. El motivo era la actuación de la ministra respecto al tema de la Caja de Seguros Sociales (Försäkringskassan).  

     

    Kristersson sostuvo que habían surgido nuevos datos en relación con la investigación que la Comisión Institucional (KU, por sus siglas en sueco) está llevando a cabo en lo referente al despido de Ann-Marie Begler, el año pasado.

     

    “La ministra de Seguridad Social Annika Strandhäll ha abusado de su posición como secretaria de Estado, y su actuación es una amenaza para la integridad de la administración pública. Ella ha pasado el límite de lo que los moderados pueden tolerar”, escribe Kristersson este martes, en su cuenta de Facebook.

     

    El caso se remonta a hechos acontecidos el año pasado, en relación con que muchos habían perdido el apoyo del Estado, tanto en casos de enfermedad, como de impedimentos físicos. La prensa escribía caso tras caso sobre personas que incluso habían perdido la asistencia estando postrados y necesitando ayuda las 24 horas del día. La Caja del Seguro se había transformado en una entidad burocrática y falta de empatía.

     

    En abril de 2018, Annika Strandhäll declaró que la directora general, Ann-Marie Begler, de la Caja del Seguro – que es la entidad responsable de los subsidios por enfermedad - sería removida de su cargo. La decisión fue comunicada de un día para otro, y la ministra no dio explicaciones contundentes frente al despido (o traslado) de la directora del Försäkringskassan.

     

    El asunto se tornó aún más turbio, luego de que Begler declarara en entrevistas que ella habría querido seguir en su puesto, pero que había sido despedida debido al debate que había surgido en relación con la Caja del Seguro. El Försäkringskassan se había transformado en una entidad burocrática y sin empatía, luego de que el gobierno encargara ser más estrictos con el apoyo económico a los enfermos. Se puso el foco en las persona que habían obtenido subsidios cumplir los requisitos para ello. En quienes habían engañado al Estado. 

     

    Entonces - y faltando poco para las elecciones parlamentarias - Strandhäll despide a Begler.

     

    Según la ministra, Begler había sido ineficaz para evitar que las personas cayeran en un limbo entre la Caja del Seguro y la Oficina del Trabajo. Se les negaba el subsidio por enfermedad y debían buscar empleo, a pesar de estar enfermos.

     

    Tanto el gobierno, como Annika Strandhäll, fueron denunciados a la Comisión Constitucional. La semana próxima la comisión entregará los resultados de la investigación.

     

    Por esto, Stefan Löfven critica a Kristersson. Y sostiene que los motivos que llevaron a la moción de censura en contra de su ministra son otros.

    - [Strandhäll] es una de las mujeres que recibe más odio en las redes sociales. Y son esos acosadores los que van a celebrar bailando y tomando champaña, si esta campaña poco seria triunfara. Insto a todos los implicados a pensar de veras si quieren ser parte de esto, dijo Lövfen, en vísperas de la votación.

     

    Se preguntó si Kristersson y los líderes que lo apoyan temen los resultados de la revisión. Y si hubieran llevado a cabo la moción si la ministra en cuestión no fuera tan acosada.

     

    - Es totalmente absurdo que Stefan Löfven reduzca este problema a una cuestión de género. Annika Strandhäll es una secretaria de Estado con vasta experiencia que, todo lo indica, despidió a una directora general debido a motivos políticos, y luego mintió sobre sus razones. Por eso no confiamos en ella, dijo la política moderada Elisabeth Svantesson a TT, este lunes.

     

    Tanto Kristersson como los líderes de los partidos Liberal (L), Demócrata Cristiano (KD) y Demócratas de Suecia (SD) han afirmado que “la confianza en Strandhäll se ha agotado”.

     

    El lunes por la noche, el partido del Centro informó que no apoyaría el voto de censura, ganándose el desprecio del resto de los partidos de la oposición. Sobre todo Ebba Bush Thor fue ácida en su crítica, llamando “muleta de los Socialdemócratas” al partido del Centro.

     

    Pero Annie Lööf, ha tomado las críticas de sus anteriores aliados con calma.

     

    - Nos han llamado traidores, partido rastrero y prótesis de pierna. No lo tomo muy en serio. Pienso que es importante elevar el nivel retórico y mantener una conversación en serio, dijo la presidenta del partido del Centro a TT.

     

    Su colega y vocero del partido, Anders W Jonsson, explicó el lunes la decisión de abstenerse en la votación:

    - Una moción de censura es la herramienta más aguda que tenemos en el Riksdag y, por lo tanto, debemos usarla con mucha precaución.

     

    Aunque esto no significa que el Centro opine que el gobierno tuvo una actuación acertada respecto a la directora de la Caja del Seguro. También se unen a las críticas.

    - Nosotros habríamos actuado de otra forma. Consideramos que Ann-Marie Begler era una buena directora. Pero básicamente depende del gobierno el decidir en quien confían, agregó W Jonsson.

     

    Pero si los ánimos estaban tensos ayer lunes, este martes el ambiente estaba crispado.

     

    Al término de la votación, pasadas las 12.00 del día, Annika Strandhäll respiró aliviada.

     

    - Yo he sido completamente sincera en mis declaraciones a la Comisión Constitucional. Creo que el pueblo sueco está muy cansado de este juego político. Es extremadamente desafortunado que los moderados usen el poder de la censura de esta manera. Deberían haber esperado la revisión de KU (Comisión Constitucional), dijo la ministra.

     

    Stefan Löfven, por su parte, criticó a Kristersson, planteando que fue errado de parte de éste el presentar la moción contra la ministra a una semana de los resultados de la revisión de KU. Y que los paralelos que Kristersson hace, nombrando malos ejemplos de Hungría y Polonia son “deshonestos”.

    - Él [Kristersson] cae cada vez más bajo, desgraciadamente. Está claro que un gobierno debe poder controlar la dirección de una institución estatal. Fue una decisión muy prematura presentar una moción de censura en contra de una secretaria de Estado sin esperar la evidencia real que es investigada por la comisión parlamentaria en estos momentos. Frívolo. ¡Frívolo!

     

    Según Löfven, con la moción de censura los moderados solo querían ganar votos en la campaña a las elecciones europeas, puesto que las cifras de los sondeos no les favorecían.

     

    Al final, en las elecciones del domingo, tanto los socialdemócratas como los moderados se consideraron ganadores. Aunque ambos partidos fueron castigados por los electores.

     

    El hecho de que Annika Strandhäll haya sobrevivido la moción de censura no significa que no vaya a recibir críticas de parte de la Comisión Constitucional. Esto se sabrá la semana que viene, cuando la comisión presente su informe.

    El grupo parlamentario de los Socialdemócratas, a su arribo a la cámara, para la votación del lunes. Foto: Omni. 

     

  • Cámara someterá a votación a Ulf Kristersson como primer ministro

    En una rueda de prensa este lunes el presidente del parlamento avisó que el 12 de noviembre propondrá al líder de los Moderados, Ulf Kristersson (M), como primer ministro.

     

    El miércoles, la cámara votará su apoyo o rechazo a Kristersson. El líder conservador dispone de una semana para configurar una propuesta de gobierno, pero carece del apoyo del partido del Centro ( C) y Liberal (L).

     

     Por: Marisol Aliaga (texto y fotos)

     

    A prácticamente dos meses de las elecciones parlamentarias, los partidos no logran ponerse de acuerdo en la gobernabilidad del país. Las posiciones siguen estancadas, los líderes siguen anhelando lo imposible y ninguno de ellos cede un milímetro.

     Este lunes, el talman (presidente del parlamento), Andreas Norlén, confesó que “había agotado su arsenal de ideas, y se mostró bastante frustrado de no haber llegado a ningún acuerdo. Por eso, decidió echar mano a la artillería pesada, y quemar una de sus cuatro posibilidades en la cámara (al cuarto fracaso en la elección de primer ministro, la Constitución estipula que se debe convocar a nuevas elecciones). 

    Los sondeos y la "terapia en grupo", como llaman algunos reporteros suspicaces a las conversaciones sostenidas por Norlén con las constelaciones de gobierno que propuso él mismo, no han dado frutos. 

    - Quiero avisar que el próximo lunes 12 de noviembre presentaré una propuesta al parlamento para elegir primer ministro a Ulf Kristersson. Él representa el más grande de los dos grupos que votaron en contra de Stefan Löfven el 25 de septiembre y, por lo tanto, es lógico que quienes destituyeron al gobierno traten de tomar el mando, dijo, durante la rueda de prensa en el parlamento.

     


    El talman, Andreas Norlén. 

     

    Kristersson dispone de una semana, para presentar la composición de su posible gobierno, pero Norlén no da garantías de que la cámara lo acepte.

    - Es hora de que el parlamento decida. No se sabe qué posición tomarán los partidos, agregó.

     

    En efecto, las posibilidades de que la cámara “tolere” al líder moderado son pocas, por no decir nulas.

     

    Poco después de la conferencia de prensa de Norlén, Ulf  Kristersson llamó a otra. Explicó que se va a reunir con sus colegas de la Alianza lo antes posible y que espera formar una alternativa de gobierno que lleve a cabo la política de la Alianza.

    - He respondido que aceptaré que me proponga de primer ministro en la cámara. Y he comunicado a mis amigos de la Alianza. Consideramos que las alternativas están agotadas y que más conversaciones no conducirán a ninguna parte, subrayó.

     

    Agregó que no hablará con el líder de los Demócratas de Suecia, Jimmie Åkesson. Éste mantiene su posición de que “su puerta está abierta”, pero que, para darle su apoyo a Kristersson necesita garantías.

     

    Åkesson está firmemente decidido a no dar sin recibir.

     

     Annie Lööf ( C) y Jimmie Åkesson (SD).

     

    Annie Lööf, por su parte, se había barajado como posible candidata a sondear las posibilidades de formar gobierno, pero a esto se opusieron tanto Ulf Kristersson (M), como Ebba Bush Thor (KD).

     

    La desilusión de Lööf fue notoria. En la red social Instagram, escribió, poco después de la rueda de prensa de Kristersson:

     

    “Desgraciadamente, M y KD han impedido mis posibilidades de sondeo con el fin de llegar a un acuerdo para que la Alianza se mantenga unida. Esta es la razón por la que el talman decide ir a votación en la cámara”.

     

    Para Kristersson la idea de Annie Lööf, como posible primera ministra, es impensable, puesto que su partido (M), es más del doble de grande que el de Lööf ( C). Y, si la Alianza llega al poder, debe ser bajo su liderazgo.

    Aunque este lunes explicó que la otra razón por la que se opone a un sondeo de Annie Lööf es que la política de la Alianza y la del partido verde no son compatibles. 

    - El sondear una coalición con MP que involucre a toda la Alianza no es una opción para M ni para KD. Una de las razones es puramente matemática, un gobierno tal no alcanza los 175 mandatos, dijo Kristersson en la rueda de prensa del lunes.

     

    Como ya es sabido, ni Lööf ni Björklund aceptan un gobierno que dependa del apoyo de los Demócratas de Suecia, que es lo que Kristersson puede ofrecer – aunque no lo diga claramente. Por lo tanto, lo más probable es que el miércoles aprieten el botón rojo, en contra de Kristersson.

    - Nuestras objeciones a un gobierno apoyado por los Demócratas de Suecia son bien conocidas. Ahora es primordial que Ulf Kristersson explique cómo piensa gobernar con un activo apoyo de SD. ¿Cómo se va a llevar a cabo esto? Se pregunta Annie Lööf en un comentario a la agencia noticiosa TT.

     

    Subraya que un gobierno apoyado por SD deberá tener el apoyo de éstos cuando se someta a votación la propuesta del presupuesto.

     

    Jan Björklund (L) concuerda con ella, y escribe en Twitter (en la actualidad, los líderes de partidos hacen sus declaraciones en las redes sociales):

     

    “Sorprendente que los Moderados hayan parado las posibilidades de Annie Lööf de sondear la posibilidad de cooperación entre la Alianza y el MP [Partido Verde]. La Alianza necesita cooperar con otro partido para poder gobernar; es extraño que desechen al MP y, en cambio, corran el riesgo de volverse completamente dependientes de SD”.

     

    Con estas declaraciones queda cada vez más evidente que la Alianza está profundamente dividida, por no decir desintegrada. Los Moderados y la Democracia Cristiana quieren el apoyo de SD – por el momento es solo “apoyo” – en tanto que el Centro y los Liberales desean acuerdos por sobre los bloques y que la Alianza forme gobierno con MP.

     

    Una ecuación imposible de resolver.

     

    La única que mostró su apoyo a Kristersson, este lunes, fue Ebba Bush Thor, quien lamentó las declaraciones de Lööf y Björklund. Según fuentes de Aftonbladet, los líderes de C y de L acusan a Kristersson de elegir a Jimmie Åkesson, al no apoyar a Annie Lööf. 

     

    Stefan Löfven, por su parte, manifestó que no apoya la propuesta de Kristersson como primer ministro.

    - No sabemos aún cómo estará conformado el gobierno que quiera formar Ulf Kristersson. Pero puede llegar a ser un gobierno marcadamente conservador y depender del apoyo de SD. Yo veo esto como una amenaza a la unidad en Suecia. Por lo tanto nosotros, socialdemócratas, votaremos No, a la propuesta del talman de que Kristersson forme gobierno.

     

    Löfven agregó que lo mejor para disminuir las discrepancias son coaliciones por sobre los bloques y que está dispuesto a asumir la responsabilidad de un gobierno con estas características. 

     

    El próximo miércoles la cámara someterá a votación a Ulf Kristersson. Si vota a favor, Suecia tiene gobierno. Si vota en contra, se avizora el riesgo de nuevas elecciones. 

     


    Ulf Kristersson (M). 

     

     

  • Stefan Löfven: "Votaron en contra mía, ahora digan qué quieren"

    El primer ministro en funciones, Stefan Löfven (S), comunicó este lunes por la mañana que abandona los intentos de formar gobierno. Al igual que el líder de los Moderados, Ulf Kristersson (M) - hace tres semanas atrás - tira la toalla.

    Löfven explicó que, por el momento, no tiene condiciones para formar un gobierno de centro que sea aceptado por la cámara.

     

     Por: Magazín Latino

     

    A las 9:45 de la mañana del lunes, el líder de la Socialdemocracia, y primer ministro en funciones, Stefan Löfven, se reunió con el talman (presidente del parlamento), Andreas Norlén.

     

    A la hora después, Löfven dio una conferencia de prensa. Explicó que, durante dos semanas, había sondeado la posibilidad de formar gobierno y había sostenido conversaciones con líderes de la Alianza “en buen tono”. Sin embargo, estos diálogos no habían dado fruto.

    - Con las respuestas que he recibido no existe, por el momento, la posibilidad de formar un gobierno que sea tolerado por la cámara. Estoy todavía dispuesto a formar un gobierno por sobre los bloques, un gobierno de centro. Pero ahora le corresponde al talmanel probar otras alternativas, dijo Löfven.

     

    Esto quiere decir que las posiciones de los partidos siguen tan estancadas como lo han estado desde las elecciones, y ningún partido quiere moverse un milímetro de sus posiciones.

    - Aún no estamos en posición de negociar, dijo Löfven.

     

    Agregó que las conversaciones con los líderes de los otros partidos habían conducido a una mejor comprensión de las posiciones de éstos.

    - No es lo común que la conformación de Gobierno tarde tanto, en Suecia. Pero es importante que se lleve a cabo un proceso democrático que no sea apresurado. No obstante, tampoco se debe retrasar en forma innecesaria.

     

    Stefan Löfven subrayó que es de suma importancia que la constelación que forme gobierno sea capaz de llevar a cabo su política en la cámara y de presentar un presupuesto que tenga mayoría en el Parlamento.

     - Yo ya tengo experiencia de que la cámara haya votado en contra de nuestra proposición de presupuesto, dijo, refiriéndose a cuando la Alianza, junto a los Demócratas de Suecia, votaron en contra del presupuesto de la coalición rojiverde. Esto llevó a una crisis de proporciones que luego se resolvió con el “acuerdo de diciembre”, que poco después la Alianza abandonó.

     

    Al final de la conferencia de prensa, Stefan Löfven mostró su irritación respecto a la Alianza, que, después de las elecciones de septiembre y con el apoyo de los Demócratas de Suecia - nuevamente - votó en contra de que Löfven permaneciera en su cargo de primer ministro.

    - Si votaron en mi contra, es razonable que quienes lo hicieron prueben ahora su “plan B”. Si alguien debe ponerse en la fila para que la cámara lo apruebe o lo rechace, no soy yo, dijo, ácidamente Löfven.

     

    Los cuatro partidos que conforman la Alianza no han presentado, hasta el momento, alternativas a la destitución de Stefan Löfven.

     

    Y no solo él, sino la gran mayoría de votantes suecos comienzan a perder la paciencia.

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español