Martes, 16 Octubre 2018 | Login
María Castro Aciares: “Hoy voté por Chile en Suecia” María Castro Aciares saludando a Guacolda Jiménez, dos de las electoras de más edad, que acudieron a las urnas este domingo. María tiene más de 80 años y Guacolda 99. Ambas estaban felices de sufragar. Foto: Marisol Aliaga.

María Castro Aciares: “Hoy voté por Chile en Suecia”

En medio de un grato ambiente se celebraron este domingo 19 de noviembre las Elecciones Presidenciales Chilenas 2017 en Estocolmo. Hasta el centro de votación, en pleno centro de la capital sueca, llegaron los electores a depositar su voto. A las 18.00 horas, se cerraron las urnas y comenzó el recuento.

Magazín Latino entrevistó a una treintena de votantes, quienes compartieron con nuestro medio sus impresiones. María Castro Aciares, llegó a Suecia a principios de 1974, como refugiada política. Como otros connacionales, se emocionó hasta las lágrimas, al ejercer su derecho cívico.   

- El votar nuevamente por mi Patria ha sido muy emocionante. Y no fue gratis, fueron muchas las luchas que dimos desde afuera. Tenemos el derecho de votar en el extranjero porque somos ciudadanos chilenos, expresó.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Muchos de los chilenos que se acercaron al Clarion Hotel, en el centro de Estocolmo, votaban por primera vez (sin tomar en cuenta las primarias que se realizaron el 2 de julio pasado, en las cuales quienes militaban en alguno de los partidos que no participaban en las primarias no fueron habilitados para votar).

 

Otros, no habían sufragado  desde la década de los 70, y el hecho de poder hacer oír su voz una vez más, como ciudadanos chilenos, hizo que el pecho se ensanchara y las lágrimas se asomaran a sus mejillas.

 

Algunos votaron en familia, junto a un hijo o una hija, madre o hermana. La votante de más edad, de 99 años de edad, Guacolda Jiménez, de 99 años de edad, votó en compañía de su hija, Cristina Moya.

 

El diputado del Partido del Medioambiente, Marco Venegas, residente en la ciudad de Nyköping, lo hizo junto a su hija Valentina, de 19 años de edad.

- Esta es una fiesta democrática. Es un honor poder ejercer este derecho por primera vez en el extranjero. Porque, a pesar de los años de ausencia y la distancia física que nos separa, Chile y su gente están siempre presentes, dijo el diputado chileno.

 

Marco Venegas depositando su voto en la urna. 

 

Su hija, Valentina Venegas vota por primera vez. 

 

 

La Agregada Cultural de la Embajada de Chile en Suecia, Mireya García, sufragó en compañía de su hermana. Ella nos expresó, respecto al voto:

- Además de ser un derecho ciudadano es una responsabilidad que nos hace sentir parte de este Chile que es nuestro, independientemente de donde estemos. He tenido la oportunidad de ejercer mi derecho a voto y me siento muy grata con ello, de participar en este proceso, en el cual ojalá todos nos sentimos comprometidos.

 

 

Adriana Rodríguez viajó desde la isla de Gotland, donde reside, en compañía de su hijo.

- Estas elecciones son de mucha importancia. Estoy muy contenta y espero que todo salga muy bien, con justicia, más que nada, dijo Adriana.

 

Su hijo, Paulo Celis, quien también estaba muy emocionado, nos confesó:

- ¡Uf! Votar en estas elecciones desde el extranjero es un anhelo, una lucha muy grande, es el primer voto por mi país en 50 años, así es que vale mucho, se siente mucho.  

 

Néstor Riquelme, al igual que otras compatriotas, se mostraron contentos y emocionados de poder “aportar con un granito de arena” al país que los vio nacer. Muchos recordaron, además, que fue el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet que cumplió con esta promesa.

 

Vale la pena agregar que, hace años atrás, el mismo candidato de la derecha, Sebastián Piñera, en una visita a Estocolmo, lo había prometido. Nunca lo cumplió.    

 

David Peña, por su parte, enfatizó la importancia de hacer el cambio de domicilio, trámite necesario para poder sufragar.

- Porque es un deber ciudadano y una responsabilidad de cada uno de nosotros. Y, sobre todo, ya que ha costado tanto, puesto que no nos regalaron el derecho a voto, lo conseguimos después de muchos años de lucha. Por eso estoy acá, y quiero invitar a todos los chilenos a participar en esta fiesta de la democracia, dijo.

 

Pronto, vídeo con las entrevistas.

 

 

 

María Castro Aciares quiso saludar a Guacolda Jiménez, después de haber cumplido con su deber cívico. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

Patricio Sorellano viajó desde Moscú, para participar en estas elecciones. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

¿Y los resultados?

 

Rápidamente se percibió la tendencia de una victoria para Alejandro Guillier, con un 62 % ciento de los votos, seguido de Beatriz Sánchez, con un 22 % de los votos, de las 5 mesas escrutadas de un total de 5.

 

 Más abajo, las cifras exactas de las votaciones, según la información del Servel.

 

ESTOCOLMO: 

 

 

GOTEMBURGO:

 

 

 

 

TOTAL EN EL EXTRANJERO:

 

 

 

 

Más datos:

 

Los habilitados para votar en Chile eran 14 308 151, de los cuales votaron 6 676 319, es decir un 46%.


En el extranjero estaban habilitados 39 137, de los cuales votaron 23 308, lo que significa un 59,5%. 


En Suecia, de 1 456 habilitados votaron 986, lo que representa el 67,7 %.

 

 

 

About Author

Related items

  • Ganó Chile en La Haya: Descartan todos los argumentos de Bolivia y no existe obligación de negociar

    Se acabó la espera. La Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya entregó el fallo de la demanda marítima de Bolivia, que exigía a Chile ante el tribunal sentarse a negociar una salida soberana al mar. Pero la CIJ desechó los 14 argumentos altiplánicos por 12 votos contra 3 y determinó que Chile no tiene obligación de negociar mar con el país vecino.

     

     Fuente: Radio BioBio

     

    Por una parte, el presidente Sebastián Piñera decidió esperar los resultados en La Moneda, mientras que su par Evo Morales optó por escuchar los argumentos en primera persona ante el tribunal.

     

    Tras un largo proceso que inició en 2013, la corte partió con un resumen del tratado de límites de 1904 y las instancias de diálogo posteriores entre ambos países, en las cuales no se llegó a ningún acuerdo fructífero.

     

    “Las negociaciones entre Chile y Bolivia no progresaron desde 1950 en adelante”, señaló el juez Abdulqawi Ahmed Yusuf, presidente de la Corte Internacional de Justicia.

     

    Del mismo modo, en la lectura recalcó que “una obligación a negociar no implica una negociación de llegar a acuerdo”.

     

    Aunque “si no hay obligación de negociar establecida de manera literal, hay que mirar toda la evidencia para juzgar si existe”, dijo Ahmed.

     

    14-0: triunfo por goleada

    Tras dicho preámbulo, los argumentos fueron en su totalidad para Chile. En el primer punto a favor de Chile, la CIJ desacreditó que en 1920 haya habido un acuerdo o una promesa cierta de acceso soberano al mar para Bolivia. Según la Corte, en ese momento ambas partes realizaron negociaciones y Chile dio cierto pie para que Bolivia pudiera obtener un acceso al mar. Fueron acercamientos políticos, que no indicaron que Chile haya aceptado negociar el mar, asegura el tribunal.

     

    En tanto, el segundo argumento esgrimido por los altiplánicos, que sostenía que en 1950 Chile se había comprometido a una entrega soberana para Bolivia, también fue descartado.

     

    Acto seguido, la corte entregó otro punto a favor: que el acuerdo de Charaña entre Augusto Pinochet y Hugo Banzer no implica un acuerdo que genere obligación para nuestro país.

     

    En cuarto lugar, también desechó que dos comunicados de 1986 sean un compromiso de Chile hacia Bolivia.

     

    En la misma línea, desestimó la obligación de Chile, tras una declaración realizada por nuestro país en Portugal hace 18 años.

     

    Para cerrar, el último argumento boliviano también fue desechado, por lo que la CIJ descartó que la agenda de los 13 puntos, suscrita en 2007, establezca una obligación para Chile.

     

    De este modo, en resumen, todos los argumentos centrales de Bolivia fueron descartados por la Corte Internacional de Justicia.

     

    “Chile no tiene obligación de negociar”

    Incluso el tribunal fue más allá y apuntó que en los acuerdos unilaterales “no hay pruebas de intención de Chile de asumir obligación de negociar”, al mismo tiempo que la declaración ONU de 1984 “no se puede considerar una base jurídica para negociar”.

     

    En tanto, sobre las “expectativas legítimas” de Bolivia, el tribunal asegura que se pueden encontrar referencias de ello, pero no se sigue un principio que pueda dar lugar a una obligación fundada.

     

    Sobre carta de las Naciones Unidas, de paso, aseguró que el término “negociar” no aparece en la carta. En solución de disputas, las partes a menudo recurren a una negociación, pero no están obligadas a hacerlo.

     

    En décimo tercer lugar, la CIJ recalcó que ninguna de las resoluciones de la Asamblea General de la OEA indican que Chile tenga obligación a negociar.

     

    Asimismo, sobre la “continuidad histórica” y “acumulativa” argumentada por Bolivia, el tribunal asegura que “en ningún caso establecería una obligación”.

     

    Por ello, la Corte Internacional de Justicia concluyó por 12 votos a 3 que Chile no tiene obligación de negociar. Eso sí, precisó que el fallo no impide continuar las negociaciones a futuro.

     

     
    Varios medios chilenos transmitieron en directo la lectura del fallo. Foto: Captura de pantalla de Teletrece.

     

    Para ver vídeo, entre a la nota en Radio BioBio - haga clic 

     

     

     

     

     

  • Resultados finales de las elecciones dan un escaño más al bloque de izquierda

    Este domingo se dieron a conocer los resultados finales de las elecciones parlamentarias suecas, luego de un intenso conteo de votos que se prolongó por siete días.

    Y, el resultado se mantiene: el bloque de izquierda gana sobre la derecha con solo un mandato de diferencia: 144 contra 143. En tanto que los Demócratas de Suecia obtienen 62 mandatos.

    “Los partidos decentes deben tomar su responsabilidad y sacar adelante al país”, comentó Stefan Löfven. La Alianza, por su parte, le exige que renuncie.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Una semana de intensa actividad tuvo la Oficina Nacional Electoral, Valmyndighet, que este domingo pudo presentar los resultados finales de las elecciones parlamentarias 2018.

     

    Resultados finales que no difieren con los preliminares. Arrojan a un vencedor, con un mandato de diferencia.

     

    El bloque de la izquierda: la Socialdemocracia, el partido Verde y el partido de Izquierda obtienen 144 mandatos.

     

    El bloque de la derecha: los Moderados, el partido Liberal el Centro y la Democracia Cristiana obtienen 143 mandatos.

     

    El partido que no se sitúa en ningún bloque, los Demócratas de Suecia, obtiene 62 mandatos.

     

     

    Todos son vencedores

     

    Los dos bloques se dan por vencedores, a pesar de que, según las cifras, el bloque de la izquierda es mayor. Por un mandato.  

     

    La Alianza saca sus cuentas no incluyendo en el bloque de izquierda al partido de izquierda.

     

    A pesar de haber obtenido los resultados electorales más bajos en décadas, el partido de la Socialdemocracia sigue siendo el más votado (28,26 %), seguido por los Moderados (19,84 %). En tercer lugar se ubican los Demócratas de Suecia (17,53 %).

     

    El primer ministro, Stefan Löfven, declaró a la agencia TT, el domingo: “Los resultados finales de las elecciones muestran claramente que somos el partido más grande y tenemos apoyo para la base gubernamental más amplia, a menos que los partidos burgueses rompan sus promesas y creen un bloque común con los Demócratas de Suecia”.  

     

    Y agregó: “Ahora, los partidos decentes deben tomar su responsabilidad y sacar adelante a Suecia. En este proceso, nadie podrá llevar a cabo toda la política de su partido. Pero trabajando juntos podemos hacer mucho más por nuestro país”.  

     

    Desde hace un tiempo, Stefan Löfven viene extendiendo una mano a partidos de la Alianza, en pos de una cooperación con el fin de desarticular a los Demócratas de Suecia. En el discurso del pasado domingo, después de las elecciones, afirmó que “la política de bloques pasó a la historia”.

     

    Durante la misma noche, los líderes de la Alianza compitieron en mostrarse más implacables con el gobierno de Löfven.   

    - Este gobierno ya ha hecho lo que hizo. Nunca tuvo que llegar al poder. Ahora va a renunciar, dijo Ulf Kristersson (M).

     

    Él mismo fue presionado por el líder de los Demócratas de Suecia (SD), Jimmie Åkesson, quien le preguntó:

    - Llegó la hora de demostrarlo. Ulf Kristersson, ¿cómo quieres cambiar el gobierno? ¿Vas a elegir a Stefan Löfven o vas a elegir a Jimmie Åkesson?

     

    Por su parte, tanto la líder del Centro, Annie Lööf, como la democratacristiana Ebba Bush Thor, exigieron la renuncia inmediata del primer ministro.

    - Si Stefan Löfven no dimite ahora, lo ayudaremos con ello, en la votación en el parlamento, dijo Bush Thor.

     

    Durante la semana pasada se sucedieron invitaciones a diestra y siniestra. Los Demócratas de Suecia quisieron conversar con los Moderados. Estos dijeron que no estaban interesados.

     

    Los Socialdemócratas llamaron a conversaciones a los Liberales y al Centro. Estos dijeron que ya tenían candidato: Ulf Kristersson.

     

    La Alianza llamó a conversaciones a la Socialdemocracia. Löfven contestó que: “está bien claro que la Socialdemocracia no se va a convertir en apoyo de la Alianza. Punto”.

     

     

    ¿Qué pasa ahora?

     

    Las negociaciones se encuentran en un punto muerto en el que ninguno de los bloques tiene mayoría suficiente para gobernar. Y ningún partido quiere gobernar con el apoyo de los Demócratas de Suecia. Hasta el momento.

     

    Los SD, por su parte, han dicho que para darle su apoyo a algún bloque deben recibir algo a cambio. Y amenazan – una vez más – con echar abajo al gobierno que ellos quieran, y con nuevas elecciones.

     

    El 25 de septiembre, el parlamento sueco inicia nuevamente sus actividades, pero ya el 24 debe elegir a un nuevo presidente del parlamento. Es tarea de esta persona el iniciar rondas de conversaciones con los líderes de los partidos que puedan formar gobierno. Una tarea nada de fácil, así como están las cosas.

     

    A continuación, el proceso es el siguiente: el presidente del parlamento propone un candidato al puesto de primer ministro, el parlamento vota, y si menos de la mitad no está en su contra, puede formar gobierno.

     

    De no resultar a la primera, el presidente tiene tres chances más de proponer a otros candidatos.

     

    Si nadie logra salir elegido, se deberá llamar a nuevas elecciones en el plazo de tres meses.

     

     

    Resultados finales de los comicios del 9 de septiembre.

    Mandatos obtenidos por los ocho partidos:

     

    • Moderados: 19,84 por ciento (70 mandatos)
    • Partido del Centro:8,61 por ciento (31 mandatos)
    • Liberales:5,49 por ciento (20 mandatos)
    • Democristianos:6,32 por ciento (22 mandatos)
    • Socialdemócratas: 28,26 por ciento (100 mandatos)
    • Partido de Izquierda: 8,00 por ciento (28 mandatos)
    • Partido Verde:4,41 por ciento (16 mandatos)
    • Demócratas de Suecia: 17,53 por ciento (62 mandatos)

     


    Foto: Nyheter24.se.

     

     

  • Te recuerdo, Miguel

    El golpe de Estado del 73 no solo dejó hondas cicatrices en la memoria histórica en Chile. Dejó también innumerables historias que nunca fueron contadas, y que, si no las traemos a la luz, nunca iluminarán nuestro futuro.

    Esta crónica de Lilian Aliaga rescata a uno de esos héroes anónimos que cayeron luchando por un mundo mejor.

     

     Por: Lilian Aliaga

     

    Sentada en frente de una hoja en blanco intento plasmar las emociones que me invaden luego de escuchar las diversas opiniones que difunden los noticieros en relación con los últimos acontecimientos que se han venido desarrollando en Chile:

     

    La acusación constitucional a los jueces del Tribunal Supremo de la nación, que concedieron libertad a prisioneros de Punta Peuco condenados por delitos de lesa humanidad.

     

    Los esfuerzos de algunos para hacer valer su opinión de “poner en contexto” los hechos ocurridos durante la dictadura, como si existiese “un contexto” que validara tanta crueldad y tanto ensañamiento con tantas miles de víctimas.

     

    Algunos, los de siempre, tratando de defender lo indefendible, quizás con el objetivo en mente de que algún día el olvido le gane a la memoria y las nuevas generaciones lleguen, tal vez, a negar lo ocurrido ese 11 de septiembre de 1973, diciendo que fue un “montaje”. Como ocurre también en relación con el Holocausto, con los llamados “negacionistas”.

     

    Ante esto, con la esperanza y la convicción de que no podemos dejar que esto ocurra, y dejándome llevar más por el corazón que por la razón, escribo por vez primera acerca de mis vivencias personales de aquellos días:

     

    El radiante sol de primavera y el persistente viento más bien frío me retrotraen a aquella mañana de septiembre del 73, cuando con apenas 20 años deambulaba por cada centro de detención en Santiago y alrededores en busca del hombre que me había robado el corazón.

     

    Un hombre soñador, amante de los perros callejeros y de las palomas. Cantor y poeta que, como tantos jóvenes idealistas de aquella época, había cruzado la cordillera de Los Andes para venir a conocer esta insólita llegada al poder por la vía democrática. La vía pacífica de un gobierno que representaba sus ideales, tan pisoteados en su propio país por las sucesivas dictaduras militares.

     

    Recuerdo las largas y apasionadas conversaciones sostenidas en el salón comedor de la UNCTAD, donde con frecuencia y por muy poco dinero, comprábamos nuestros almuerzos muchos universitarios pobres como yo, que estudiábamos gratuitamente. Trabajadores, intelectuales, artistas y un mundo variopinto de personas en un ambiente imposible de describir por su diversidad y efervescencia.

     

    Hoy tú ya habrías pasado los 70 años, y si los sueños de aquella época se hubiesen hecho realidad, viviríamos tal vez más al Sur, en una casa pequeña de paredes muy blancas y rodeados del espacio suficiente para acoger a tantos perros como hubieses podido rescatar de la calle.

     

    Pero tu destino fue otro y tú, que tan sólo tenías tu inseparable cuaderno y tu lápiz como únicas armas, fuiste uno más de los caídos en aquel desigual e injusto combate.

     

    En marzo de 1974, mi peregrinar terminó abruptamente cuando tus restos, o lo que dijeron que eran, fueron enviados a tus padres, quienes nunca lograron tener la certeza de que habían recibido el cuerpo de su hijo.

     

    Supe por testigos, muchos años más tarde, que fuiste atrozmente torturado antes de morir, te mataron a punta de golpes. Tu estatura, tu pelo claro ensortijado y tus bellos ojos color de miel eran una amenaza. Te veían como un fiel representante de un “enemigo de la patria”, como me espetó un soldado cuando mencioné tu nombre y tu nacionalidad, luego de horas de espera a pleno sol, frente al Ministerio de Defensa, en Santiago. Me respondió con una rabia tal, que sentí miedo. Me apuré en irme y me quedé con la sensación de que me seguían.

     

    Sin darme cuenta, finalmente, dirijo mis palabras a ti, Miguel, y en tu nombre rindo homenaje a los miles de hombres, mujeres y niños que corrieron tu misma suerte. A todos quienes vieron sus vidas trastocadas, sus sueños destrozados, y a quienes el destino llevó, a raíz de tan aciagos acontecimientos, por rumbos jamás imaginados.

     

    Lilian Aliaga

    11 de septiembre de 2018

     


    Foto: Eldesconcierto.cl. 

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español