Domingo, 08 Diciembre 2019 | Login
Johan Eriksson: "Dentro de diez años Akilov puede pedir que se le conmute la pena" El abogado Johan Eriksson responde las preguntas de la prensa, luego de dictarse la sentencia en contra de su cliente. Foto: Marisol Aliaga.

Johan Eriksson: "Dentro de diez años Akilov puede pedir que se le conmute la pena"

Este jueves, el tribunal de Estocolmo dictó sentencia en el juicio en contra de Rakhmat Akilov, quien fue condenado a cadena perpetua y a expulsión de Suecia de por vida.

Pero ¿qué significa, en la práctica esta sentencia?

Magazín Latino entrevistó al abogado defensor del acusado, Johan Eriksson, quien nos explicó cómo funciona el fallo, en la práctica.

 

Por: Marisol Aliaga

 

Se la denomina “cadena perpetua”, pero en la práctica puede ser que Akilov pase 20 años en la cárcel y luego sea deportado a Uzbekistán, pero solo si la situación política del país lo permite.

 

Después de la conferencia de prensa que el abogado defensor de Rakhmat Akilov ofreció el día de ayer, le pedimos al licenciado que nos explicara algunos detalles del fallo.

 

La sentencia dictamina que Akilov debe pagar más de 14 millones de coronas en indemnización a las víctimas, ¿cómo va a poder hacerlo si no tiene dinero?

- No, Akilov no dispone de dinero para pagar. Serán la Oficina Nacional para las Víctimas del Crimen (Brottsoffermyndigheten) y las compañías de seguros quienes se encargarán del tema de la compensación. La Oficina Nacional revisará nuevamente el monto de la indemnización, este es el procedimiento que se sigue en estos casos.

 

¿Esto significa que son los contribuyentes quienes pagarán las indemnizaciones a las víctimas?

Puede ser la compañía de seguros, o puede ser la Oficina Nacional para las Víctimas del Crimen, que es una entidad estatal. Funciona así: todas las personas que son condenadas por un crimen que han cometido deben pagar a esta entidad, la que dispone de un fondo del cual hace uso para pagar indemnizaciones.

 

Akilov fue condenado a cadena perpetua y deportación, ¿cómo funciona esto en la práctica? 

- Él deberá cumplir primeramente su condena, y después se revisará si puede ser deportado. 

 

¿Cuántos años significa la cadena perpetua?

- Cadena perpetua es cadena perpetua. O bien, hasta que el tribunal de Örebro dictamine que puede obtener la prisión permanente revisable. Entonces él puede apelar a este tribunal para obtener la prisión permanente revisable. Esto lo puede hacer después de haber cumplido 10 años de prisión. Y, en caso de que le sea concedida, entonces se puede revisar si existen obstáculos para que se lleve a cabo la expulsión del país.

 

¿Cuáles pueden ser estos obstáculos?

- En este caso se examina la situación política en Uzbekistán. Suecia no expulsa a personas que corren el riesgo de ser condenados a la pena capital en sus países, o a situaciones peligrosas. A estas personas no las deportamos. Por lo tanto, se hace una revisión previa entes de la deportación.

 

O sea que en la práctica puede pasar que deba cumplir 25 años de cárcel y luego sea deportado, en tanto su vida no corra peligro

- Puede ser, si tomamos como ejemplo a otras personas que han sido condenadas por delito de terrorismo a 30 años, y que han pasado 20 años en la cárcel. Mattias Flink, en Falun, fue condenado a cadena perpetua que luego pasó a prisión permanente revisable [Mattias Flink quedó en libertad luego de 20 años en prisión. Mató a siete personas]. Entonces, es el tribunal quien revisa caso por caso, pero también influye el paso del tiempo, el de cómo consideramos cada crimen. Pero, la ley dice que dentro de 10 años puede solicitar que la pena le sea conmutada.

 

¿En qué sentido influye el paso del tiempo?

- Me refiero a que antes no teníamos cadenas perpetuas tan largas. El gobierno indultaba a los condenados y las penas perpetuas eran más cortas de lo que son ahora. Entonces, la apreciación de la cadena perpetua se ve en base a esto.

 

Al mismo tiempo es un poco contradictorio, porque la orden de deportación ya había caído sobre él, antes de que cometiera el atentado     

- Sí, pero eso no tiene ningún significado. Ahora él será deportado, según la sentencia, y no podrá volver nunca más en su vida a Suecia. Nunca más. Pero, como lo expliqué antes, la deportación depende de la situación en Uzbekistán.

 

 


El abogado Johan Eriksson responde las preguntas de la prensa, luego de dictarse la sentencia en contra de su cliente. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

Información adicional:  

 

Uzbekistán es un país con alrededor de 30 millones de habitantes, ubicado en Asia Central. Limita con Kazajstán, Turkmenistán, Kirguistán, Tayikistán y Afganistán.

Según Freedom house, Uzbekistán es el quinto país menos democrático del mundo.

 

 
El abogado Johan Eriksson. Foto: Marisol Aliaga.

 


Jessica Sandberg, abogada representante de la familia Bevington, entre otras querellantes, también conversó con la prensa.
Foto: Marisol Aliaga. 

 

 

 

About Author

Related items

  • ¡Nos tomamos la calle! - Gran apoyo desde Suecia a las protestas en Chile

    El lunes a las cinco de la tarde tuvo lugar una manifestación multitudinaria en el centro de Estocolmo, en apoyo a la movilización ciudadana en Chile y en repudio a la política y a las medidas opresivas del gobierno de Sebastián Piñera.

    Al igual que compatriotas en todo el mundo, los chilenos residentes en Suecia siguen con atención el desarrollo del estallido social en Chile. Este jueves a las cinco de la tarde habrá una nueva manifestación, esta vez en la plaza de La Moneda, Mynttorget, frente al palacio y al parlamento, en Estocolmo.  

     

     Por: Magazín Latino

     

    Este lunes 21 de octubre por la tarde, chilenos residentes en Suecia y ciudadanos de distintas nacionalidades se manifestaron en el centro de Estocolmo para apoyar la lucha del pueblo chileno en contra de las injusticias sociales y en repudio a las medidas opresivas del gobierno de Sebastián Piñera.

     

    La manifestación partió, con cánticos y consignas, frente a la Embajada de Chile en Suecia, donde, más temprano, distintas agrupaciones habían hecho entrega al embajador, Hernán Bascuñán, de una carta dirigida al presidente de Chile. La carta condena la brutal represión que está sufriendo el pueblo de Chile.

     

    Desde el frontis de la embajada se inició un paseo por la calle Drottninggatan, hasta llegar a la plaza de Sergel, Sergelstorg, en pleno corazón de Estocolmo, donde los manifestantes ocuparon por completo los peldaños de la escala de la emblemática "plattan".

     

    “¡El pueblo unido jamás será vencido!”, "Renuncia Piñera", "¡Asamblea Constituyente ahora!", fueron algunas de las consignas de la demostración que bañó de tricolor el cielo azul del atardecer de Estocolmo. 

     

    "Somos los nietos de los que no pudieron matar", rezaba una de las pancartas, como se puede apreciar en las imágenes obtenidas por nuestro medio.

     

    Para ver las fotos en el grupo del magazín en Facebook – haga clic

     

    Hashtags: #Chile #ChileProtestas  #ResistaChile  #ChileDespertó

     


    La manifestación inundó la calle de Drottninggatan. Foto Marisol Aliaga.  

     

     

  • Iryna perdió una pierna en el atentado terrorista – Ahora será expulsada de Suecia

    La corte de apelaciones de migraciones rechazó el permiso de residencia a Iryna, de nacionalidad ucraniana, y le da cuatro semanas de plazo para abandonar el país.

    Esto, a pesar de que las autoridades suecas habían prometido ayudarla en todo sentido, luego de que perdiera una pierna en el atentado terrorista de abril del 2017.

    - Estoy choqueada. Desde que recibí la resolución, no he podido levantarme, dice Iryna, en entrevista con Dagens Nyheter.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    La decisión de la corte de apelaciones de migraciones, de rechazar la apelación de Iryna y no concederle el permiso de residencia en Suecia causó rechazo en la opinión pública.

     

    Pero Iryna ha apelado a todas las instancias posibles, y deberá abandonar el país dentro de cuatro semanas, de lo contrario, será expulsada por la policía sueca.

     

    Ella tuvo la mala suerte de encontrarse en el recorrido del camión del terrorista que el 7 de abril de 2017 perpetró un ataque en pleno centro de Estocolmo. Fue arrollada por el pesado vehículo, y de milagro salió con vida.  

     

    Después del atentado, la oficina de inmigraciones le concedió un permiso de residencia temporal, para que pudiera dar su testimonio en la corte, en el juicio en contra de Rakhmat Akilov.

     

    Así lo hizo, con valentía y a pesar del trauma de lo que esto significaba para ella. Las autoridades le prometieron que “todo saldría bien”.

     

    Pero este lunes las esperanzas de que así sería, se desplomaron por completo.

     

    - Estoy aquí y no puedo ni siquiera levantarme, después de conocer la decisión. Ni siquiera puedo hablar sobre eso. Mi hija también está devastada, y yo apenas me atrevo a mirarla. Ella me dijo: mamá, mis amigos se han ido de vacaciones y vuelven en agosto, no alcanzaré a encontrarme con ellos”, dijo Iryna, en una entrevista con Dagens Nyheter.

     

    Iryna viene de Kiev, la capital de Ucrania. Había viajado a Suecia en busca de trabajo, y el 7 de abril, faltando pocos minutos para las tres de la tarde, se encontraba frente a la gran tienda de Åhléns, en Drottninggatan. Iba a comprar un regalo para su hija, un llavero para su colección.  

     

    Al dar la vuelta a la esquina, apenas divisa, durante la fracción de un segundo, que una mole negra se le viene encima. Era el camión que conducía el terrorista que apagó la vida de cinco personas.

     

    Muchas más resultaron heridas, entre éstas, Irina, de gravedad.  

     

    Cayó a la vereda y allí quedó, tendida de boca al suelo hasta que una joven mujer vino en su ayuda. Aunque era bajita y de contextura delgada, la levantó en brazos unos dos metros. Y cuando el vehículo comenzó a incendiarse, al chocar con los escaparates de la tienda de Åhléns, la sacó de allí. En brazos la llevó hasta la calle Olof Palme, donde había una ambulancia.

     

    - Primero, estaba callada. No entendía nada. Después vi como estaba mi pierna, toda dañada. Entonces grité todo el tiempo. Me callaba, y después gritaba nuevamente. Después vino una dulce chica sueca y me salvó, dijo Iryna al diario Dagens Nyheter.

     

    La joven que la ayudó se llama Kristina, es azafata y vive en Malmö (al sur de Suecia). Se encontraba en Estocolmo visitando unos amigos, según consigna un artículo en Dagens Nyheter del 20 de enero de 2018. Texto y fotos de Alexander Mahmoud.

     

    - Yo me concentré en una sola cosa. Mantenerla con vida. Dice Kristina, en la entrevista.

    Agrega:

     

    - Traté de darle sensación de seguridad, cuando la llevaba en brazos. Cuando tenía frío, trataba de darle calor. Cuando gritaba y lloraba, la arrullaba cantándole una canción.

     

    En el hospital, le pusieron una cinta a la muñeca no con su nombre, sino con el texto: “Mujer desconocida”. Como estaba en espera de recibir la residencia, le fue asignado un número de reserva, en lugar de número personal.   

     

    Más tarde, los facultativos le dijeron que todo estaba bien con ella, que todo iba a salir bien.

     

    - Yo oscilaba entre tener miedo – y tener miedo y estar sola. Los médicos hicieron todos los exámenes en el Karolinska [hospital universitario]. Dijeron que todo está bien. Te encuentras bien. Solo que tenemos que amputar tu pierna, cuenta Iryna en la entrevista en DN, explicando lo difícil que era no tener un número personal, algo que dificultaba los numerosos trámites que luego debía hacer.

     

    Durante su estadía en el hospital, recibió la visita de nada menos que el primer ministro, Stefan Löfven. Éste le preguntó que era lo que ella más deseaba. Iryna le respondió: “mi pierna. Andar. Correr”.

     

    - Vas a caminar. ¡Vas a correr!, le respondió Löfven.

     

    En la entrevista cuenta que después le hubiese querido preguntar al primer ministro por qué todos se habían olvidado del ataque.

     

    - Es mi sensación. Al mismo tiempo que retiraron las flores [que la gente fue a depositar a Drottninggatan], yo fui olvidada. Después de una semana se sentía como que todos se desligaron del ataque. Pero yo seguía en el Karolinska, dopada con morfina.

     


    Iryna perdió una pierna en el ataque a Drottninggatan. Foto: captura de pantalla/Dagens Nyheter.

     

    Este lunes, Stefan Löfven expresó que no le era posible comentar el caso de Iryna, puesto que el gobierno no puede comentar casos en particular.

     

    A diferencia de otros países europeos, Suecia carece de medidas en relación con los afectados por el terrorismo. Las víctimas del atentado de Drottninggatan recibieron indemnizaciones muy bajas, en relación con otros países europeos. Francia, por ejemplo, cuenta de un fondo especial para estos casos. No así Suecia.

     

    Y ahora, una corte ha decidido que una de las personas que resultó más afectada en el atentado, debe ser expulsada de Suecia. A pesar de que su tratamiento está a medio camino, la prótesis debe ser cambiada cada tres meses. Y la recuperación va a tomar aún más tiempo.

     

    El abogado de Iryna, Henrik Hoffman, dijo a Dagens Nyheter que ahora su clienta – y su hija, que vino desde Ucrania para acompañar a su madre - deberán abandonar el país dentro de cuatro semanas. De lo contrario, la orden de expulsión la ejecutará la policía, y en ese caso no podrán volver a Suecia.

     

    - Las autoridades no han considerado que su situación es lo suficientemente delicada. Son muy pocos a quienes se les ha otorgado permiso de residencia por casos “particularmente compasivos”. Se hicieron cambios en las normas hace unos años atrás, declaró el licenciado a Dagens Nyheter, agregando que la decisión de la corte era “muy lamentable”.

     

    Según el investigador experto en terrorismo, Magnus Ranstorp, quien ha criticado la decisión de expulsar a Iryna, la ley sí da espacio para otorgarle la residencia, por “motivos compasivos”.

     

     
    Iryna recibió este lunes el fallo de la corte de apelaciones. Foto: captura de pantalla del sitio web de Dagens Nyheter. 

     

    ACTUALIZACIÓN: 

    El jueves, el canal de televisión TV4 informó, en el noticiario de las 22:00 horas que Iryna elevará una petición de "indulto" al gobierno sueco. En teoría, el gobierno podría revocar el fallo de la corte.  El Ministro del Interior, Mikael Damberg declaró, no obstante, que examinarán la petición en cuanto la reciban, pero no prometió nada. "El gobierno no puede pasar a llevar la Ley", aclaró.

    Por su parte el abogado de Iryna, Henrik Hoffman, sostuvo que las autoridades habían fracasado en su labor de proteger a la población. "Rakhmat Akilov se encontraba en el país en forma ilegal y debería haber sido expulsado del país. De haber sido así, el atentado nunca habría ocurrido", dijo. 

     

  • Los nietos de Patricio Gálvez fueron evacuados - “Se siente maravilloso”

    Luego de una larga y angustiosa espera en la ciudad de Arbil, al norte de Irak, Patricio Gálvez recuperó este martes a sus siete nietos, luego de que fueran evacuados del campamento de al-Hol, en Siria.

    - Se siente maravilloso. Maravilloso. Estoy muy contento. Voy a llevarlos al hospital mañana. Tienen tos y otros problemas, pero no es grave, dijo a Radio Suecia el abuelo que ha luchado por recuperar a sus nietos huérfanos de padre y madre.

    Dentro de una o dos semanas, la familia estaría arribando a Suecia.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    La espera del abuelo de los siete niños que quedaran huérfanos en Siria, luego de la caída del Estado Islámico, ha sido larga y dura. Desde marzo, cuando viajó al país árabe con el fin de lograr encontrar a sus nietos hasta ahora, que fueron evacuados del campamento de al-Hol, Patricio Gálvez se ha debatido entre la esperanza y la desesperación.

     

    Pero ya la peor parte ha pasado. Los niños fueron evacuados del campamento este martes y se reunieron más tarde con su abuelo. Ahora se encuentran todos en un hotel en Erbil, en espera de que sus papeles estén en orden y puedan viajar a Suecia.

     

    Y la angustia de la espera pasó a ser un caos. Los niños, a pesar de estar cansados luego del viaje, mantuvieron a su abuelo ocupado hasta que cayeron rendidos en sus camas, en la habitación del hotel.

     

    Entonces, Patricio Gálvez aprovechó la ocasión para dar declaraciones a los medios suecos, que al igual que otros medios internacionales le han seguido la pista.   

    - Sabes, no es fácil seguir a siete niños al mismo tiempo dijo a Dagens Nyheter, cansado pero aliviado.

     

    A Radio Suecia declaró que era “maravilloso” estar por fin con ellos, y contó que los llevaría a un centro médico al día siguiente.

    - El médico les tomó todo tipo de muestras, incluidas muestras de sangre, para descartar infecciones peligrosas. Ahora tenemos que esperar las respuestas, que nos las darán mañana. Todos los niños tienen diarrea, pero en general el médico no cree que estén muy enfermos, dijo a DN este miércoles.

     

    También contó que cuando los niños salieron del consulado sueco en Arbil, el martes por la tarde, se encontraron con Surkew Baker, representante de la organización de ayuda sueco-kurda Bring hope, que es la organización que ha apoyado a Patricio Gálvez en esta cruzada por recuperar sus nietos.

    - Los niños comenzaron de inmediato a decir que tenían hambre, y querían comer arroz. Pero como es ramadán, no había restaurantes abiertos, por lo que pasamos a una tienda y compramos galletas y jugos, dijo Surkew Baker a Dagens Nyheter.

     

    Ni él ni Gálvez tuvieron conocimiento de la evacuación de los niños hasta que esta se había llevado a cabo.

    - Fue una situación inesperada que llegó de repente. Una sorpresa total. Las autoridades han guardado silencio, tal vez por razones de seguridad. Todo esto es muy delicado. Pero hicieron la evacuación de una forma segura para los niños, es lo más importante, dijo Patricio Galvez a DN.

     

    Los niños, por su parte, no entienden qué sucede, pero poco a poco van recuperando la confianza perdida en los avatares de una guerra cruel e incomprensible. 

    - Cuando haya pasado algún tiempo espero que se puedan sentir seguros de que estoy con ellos. Anteriormente han pasado de una a otra persona. Los más chicos no entienden nada, pero el mayor, que tal vez ha visto de todo, está traumatizado. Él no dice nada sobre eso, pero yo me doy cuenta de que no se siente bien. Él piensa mucho.

     

     
    Patricio Gálvez junto al mayor y al menor de sus nietos y a Surkew Baker, representante de Bring hope. Foto: Bring hope.

     

    NOTA EN DESARROLLO

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español