Jueves, 20 Junio 2019 | Login
Caroline Edelstam: ”Mi abuelo fue un héroe” Participantes del seminario en honor a Harald Edelstam, en el Parlamento sueco. Caroline Edelstam es la primera de la derecha. Foto: Marisol Aliaga.

Caroline Edelstam: ”Mi abuelo fue un héroe”

El siete de diciembre pasado tuvo lugar un importante evento en la Segunda Cámara del Parlamento sueco, un seminario en honor a Harald Edelstam, Embajador de Suecia en Chile para el momento del golpe cívico-militar del 73. 

Marco Venegas, diputado del Partido Verde, estuvo a cargo del homenaje en el cual se recordó la figura y la acción del diplomático que salvó la vida de tantas personas, entre septiembre y diciembre de 1973, hasta que fuera expulsado por la dictadura militar, que lo declaró persona non gratta.

- Nosotros lo declaramos persona molto grata para toda la humanidad, dijo el Embajador de Chile en Suecia, José Goñi, agradeciendo el compromiso y la valentía de Harald Edelstam.

 

Por: Marisol Aliaga (texto y fotos)

 

El seminario sobre Harald Edelstam fue organizado por el diputado Marco Venegas, presidente del Grupo Parlamentario de Amistad con Chile, apoyado por el Instituto Latinoamericano de la Universidad de Estocolmo y la Embajada de Chile en Suecia. También contó con la participación del Instituto Sueco-Chileno de Cultura, que presentó el libro “Harald Edelstam – Hjälte då och nu”.

En el evento estuvieron presentes representantes de siete de los ocho partidos parlamentarios suecos: la Socialdemocracia, el Partido Liberal, el Partido de Izquierda, la Democracia Cristiana, los Moderados y el Partido de Centro.

"Un héroe que ha tenido una importancia enorme para Chile, Suecia y las relaciones entre ambos países", expresó Andrés Rivarola, director del Instituto Latinoamericano de la Universidad de Estocolmo, refiriéndose al diplomático sueco:

- Tal vez el homenaje a este nivel a una persona como Harald Edelstam haya tardado un poco. Pero las cosas a veces toman tiempo. Mario Benedetti ha dicho: "Existen muchos recuerdos, incluso en el olvido". Y el recuerdo de las buenas acciones que hizo Harald Edelstam han transcendido.

 

 

 

Andrés Rivarola, Mikael Wiehe, Annika Ben-David, Matilda Baraibar, David Maldonado, Jan Sandqvist, Tilde de Paula Eby, Barbro Westerholm, Marco Venegas, Eva Zetterberg.

 


El 2016 se saldó una deuda histórica que Chile tenía con Suecia. El gobierno chileno hizo un reconocimiento oficial por la valiente labor desempeñada por Harald Edelstam para el momento del golpe cívico-militar.

 

Durante su visita oficial a Suecia, la Presidenta Michelle Bachelet descubrió un busto de Harald Edelstam, hecho por el artista chileno radicado en Uppsala Luciano Escanilla. La escultura fue ubicada en una sala del Parlamento sueco llamada “La buena acción”, junto al busto de otro héroe nacional, Raoul Wallenberg.

 

El Embajador de Chile en Suecia, José Goñi, recordó la visita de la mandataria chilena, en mayo del 2016, y la entrega de la escultura al Estado sueco, en una ceremonia en la que participaron las autoridades máximas de Suecia, junto a la delegación chilena.

 

- Harald Edelstam es un héroe contemporáneo. Un ejemplo de la tradición democrática de  Suecia, que lo ubica junto a Raoul Wallenberg, Folke Bernadotte, Dag Hammarskjöld. La dictadura chilena lo declaró su enemigo acérrimo y lo expulsó del país como persona non grata. Nosotros lo declaramos hoy día  persona molto grata para toda la humanidad. Muchas gracias, embajador Edelstam, dijo José Goñi.

 

 

Annika Ben-David, Matilda Baraibar, David Maldonado, Jan Sandqvist, Tilde de Paula Eby, Barbro Westerholm, Marco Venegas, Eva Zetterberg, José Goñi, Caroline Edelstam. 

 

Al comienzo del seminario el presidente del Parlamento, Urban Ahlin, recordó la figura del embajador que, con su forma muy peculiar de trabajo diplomático, contribuyó a salvar la vida de muchas personas, al estallar el sangriento golpe militar en Chile. Enfatizó además que esta no era la primera vez que Edelstam se destacaba por su coraje, en el espíritu de lo que hoy en día se llama “la buena acción”.

- Él fue un embajador excepcional. Trabajó con determinación y compromiso para salvar vidas humanas después del golpe de Estado en Chile, y son muchos quienes pueden dar testimonio de su lucha por los Derechos Humanos, expresó Ahlin.

Harald Edelstam se había adjudicado el nombre de “El clavel negro” durante la Segunda Guerra Mundial, cuando, estando cumpliendo funciones en Noruega, contribuyó a salvar a judíos y a militantes de la resistencia de las tropas de Hitler.

Por haber distendido “a veces considerablemente” los márgenes de su labor diplomática, al llevar a cabo estas acciones humanitarias, se adjudicó las críticas de algunos. Pero trascendió el mensaje.

- Hoy en día se mantiene el recuerdo de su obra, de su convicción y su labor humanitaria. Harald Edelstam fue un hombre que con su actuar marcó la diferencia, y constituye una fuente de inspiración para visitantes y para quienes trabajamos en el parlamento, concluyó Ahlin.

 

 

Urban Ahlin.

 

Caroline Edelstam, nieta del diplomático sueco, y presidenta de la Fundación Harald Edelstam, comenzó su intervención con una reflexión del psicólogo William James: “el referirse al heroismo es referirse a uno de los misterios más grandes de la vida”, dijo.

- Hay muchas clases de héroes. Mi abuelo fue un verdadero héroe. Él rescató a personas que se encontraban en peligro en distintas ocasiones, en distintos lugares. Como diplomático en Italia, en Noruega, en Indonesia, Guatemala y, sobre todo, en Chile.

 

Contó que en todas partes donde su abuelo había servido a su país, había luchado en contra de las injusticias y en defensa de los DD.HH. Porque “los Derechos Humanos se han convertido en el lenguaje universal, en la lingua franca”, expresó.

 

Su abuelo fue declarado persona non grata por la dictadura de Pinochet, luego de un caótico incidente en que los militares habían intentado arrestar a una mujer enferma de cáncer, en un hospital de Santiago. Edelstam declaró que ella estaba bajo la protección del Reino de Suecia, y los uniformados se vieron en la obligación de dejarla en libertad.

 

Pero el diplomático debió abandonar el país. A su regreso a Suecia, lo esperaban en el aeropuerto de Arlanda algunas de las más de 1.500 personas a quienes él, junto a la  Embajada sueca, habían ayudado a salir de Chile.

 

Caroline Edelstam reflexionó sobre el tema el coraje civil. El “actuar no en defensa propia, sino en defensa de los demás. El optar por arriesgar la propia vida, para salvar a otros”:

- La pregunta que nos hacemos todos es: ¿qué habríamos hecho nosotros? ¿Qué quiere decir Williams James? Seguramente que: aquellos a quienes llamamos héroes nos enseñan algo sobre la esencia del ser humano, sobre la dignidad. Nos enseñan que sin libertad la vida no tiene sentido.

 

Caroline Edelstam, Mireya García, Marco Venegas.

 

La presidenta del Instituto Chileno-Sueco de Cultura, Eva Zetterberg, también hizo uso de la palabra, enviando un saludo de la organización, mientras que la vicepresidenta, Marta Inostroza, hizo una introducción al libro: “Harald Edelstam – hjälte då och nu”. En este se cuentan los hechos ocurridos después del golpe militar de 1973, en Santiago.

 

El seminario contó también con un panel de discusión, integrado por Ignacio Concha Ferriera, Jan Sandqvist, David Maldonado, Tilde de Paula Eby y Matilda Baraibar. En este se conversó sobre la importancia de Harald Edelstam y el significado de su figura en la sociedad contemporánea. Cada uno de los panelistas, se refirió a su experiencia personal respecto al diplomático sueco.

 

 

Ignacio Concha Ferriera, Jan Sandqvist, Matilda Baraibar, David Maldonado y Tilde de Paula Eby. 

 

 

La conocida conductora del canal 4 de televisión, Tilde de Paula Eby, contó que su familia había sido la primera en llegar a Suecia – la familia completa -  gracias a la ayuda de Edelstam. Ella constató, recordando el tiempo del golpe, y el apoyo que el embajador recibiera del entonces primer ministro sueco, Olof Palme:

-El coraje civil que Harald Edelstam demostró, en esa época, lo echo mucho de menos ahora. Porque hoy en día no tenemos ese tipo de políticos - o embajadores -  que cuando llaman por teléfono y dicen: “están matando gente”, sus superiores les responden: "¡salva a todos los que más puedas!". Hoy en día, nuestros políticos se preguntan cómo pueden evitar salvar vidas humanas. Esto es imperdonable. Es imperdonable que dejemos que mueran niños porque hemos decidido que hay fronteras que no se pueden traspasar.

 

 

 

Tilde de Paula Eby.

 

 

Y, tratándose de solidaridad internacional y universal, no podía faltar la música. El connotado cantautor nacional Mikael Wiehe interpretó: “Una canción a la valentía”.

 

Entre todo su gran repertorio, Wiehe no podía haber elegido un tema mejor.

 

 

 

Mikael Wiehe.

 

Mikael Wiehe y Eva Zetterberg.

 

 

 Para ver más imágenes, haga clic en este enlace.

 

 

 

About Author

Related items

  • Strandhäll sobrevive a la moción de censura

    Con un margen de tres votos, la Ministra de Seguridad Social, Annika Strandhäll, resistió el embate. La moción de censura planteada por el líder moderado, Ulf Kristersson, contó con el apoyo de KD, L y SD, pero no de C, lo cual fue decisivo.

    Se requerían 175 votos a favor de la censura. El resultado fue de 172 a favor, 113 en contra y 59 de abstención.

    Esto significa que Strandhäll se mantiene en su cargo. Stefan Löfven calificó a Kristersson de “poco serio”.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Al mediodía del martes tuvo lugar una importante votación en el parlamento sueco. Votación que podría haber resultado en la dimisión de una ministra.

     

    El 16 de mayo, el presidente de los Moderados, Ulf Kristersson (M), había anunciado una moción de censura en contra de la ministra de Seguridad Social, Annika Strandhäll. El motivo era la actuación de la ministra respecto al tema de la Caja de Seguros Sociales (Försäkringskassan).  

     

    Kristersson sostuvo que habían surgido nuevos datos en relación con la investigación que la Comisión Institucional (KU, por sus siglas en sueco) está llevando a cabo en lo referente al despido de Ann-Marie Begler, el año pasado.

     

    “La ministra de Seguridad Social Annika Strandhäll ha abusado de su posición como secretaria de Estado, y su actuación es una amenaza para la integridad de la administración pública. Ella ha pasado el límite de lo que los moderados pueden tolerar”, escribe Kristersson este martes, en su cuenta de Facebook.

     

    El caso se remonta a hechos acontecidos el año pasado, en relación con que muchos habían perdido el apoyo del Estado, tanto en casos de enfermedad, como de impedimentos físicos. La prensa escribía caso tras caso sobre personas que incluso habían perdido la asistencia estando postrados y necesitando ayuda las 24 horas del día. La Caja del Seguro se había transformado en una entidad burocrática y falta de empatía.

     

    En abril de 2018, Annika Strandhäll declaró que la directora general, Ann-Marie Begler, de la Caja del Seguro – que es la entidad responsable de los subsidios por enfermedad - sería removida de su cargo. La decisión fue comunicada de un día para otro, y la ministra no dio explicaciones contundentes frente al despido (o traslado) de la directora del Försäkringskassan.

     

    El asunto se tornó aún más turbio, luego de que Begler declarara en entrevistas que ella habría querido seguir en su puesto, pero que había sido despedida debido al debate que había surgido en relación con la Caja del Seguro. El Försäkringskassan se había transformado en una entidad burocrática y sin empatía, luego de que el gobierno encargara ser más estrictos con el apoyo económico a los enfermos. Se puso el foco en las persona que habían obtenido subsidios cumplir los requisitos para ello. En quienes habían engañado al Estado. 

     

    Entonces - y faltando poco para las elecciones parlamentarias - Strandhäll despide a Begler.

     

    Según la ministra, Begler había sido ineficaz para evitar que las personas cayeran en un limbo entre la Caja del Seguro y la Oficina del Trabajo. Se les negaba el subsidio por enfermedad y debían buscar empleo, a pesar de estar enfermos.

     

    Tanto el gobierno, como Annika Strandhäll, fueron denunciados a la Comisión Constitucional. La semana próxima la comisión entregará los resultados de la investigación.

     

    Por esto, Stefan Löfven critica a Kristersson. Y sostiene que los motivos que llevaron a la moción de censura en contra de su ministra son otros.

    - [Strandhäll] es una de las mujeres que recibe más odio en las redes sociales. Y son esos acosadores los que van a celebrar bailando y tomando champaña, si esta campaña poco seria triunfara. Insto a todos los implicados a pensar de veras si quieren ser parte de esto, dijo Lövfen, en vísperas de la votación.

     

    Se preguntó si Kristersson y los líderes que lo apoyan temen los resultados de la revisión. Y si hubieran llevado a cabo la moción si la ministra en cuestión no fuera tan acosada.

     

    - Es totalmente absurdo que Stefan Löfven reduzca este problema a una cuestión de género. Annika Strandhäll es una secretaria de Estado con vasta experiencia que, todo lo indica, despidió a una directora general debido a motivos políticos, y luego mintió sobre sus razones. Por eso no confiamos en ella, dijo la política moderada Elisabeth Svantesson a TT, este lunes.

     

    Tanto Kristersson como los líderes de los partidos Liberal (L), Demócrata Cristiano (KD) y Demócratas de Suecia (SD) han afirmado que “la confianza en Strandhäll se ha agotado”.

     

    El lunes por la noche, el partido del Centro informó que no apoyaría el voto de censura, ganándose el desprecio del resto de los partidos de la oposición. Sobre todo Ebba Bush Thor fue ácida en su crítica, llamando “muleta de los Socialdemócratas” al partido del Centro.

     

    Pero Annie Lööf, ha tomado las críticas de sus anteriores aliados con calma.

     

    - Nos han llamado traidores, partido rastrero y prótesis de pierna. No lo tomo muy en serio. Pienso que es importante elevar el nivel retórico y mantener una conversación en serio, dijo la presidenta del partido del Centro a TT.

     

    Su colega y vocero del partido, Anders W Jonsson, explicó el lunes la decisión de abstenerse en la votación:

    - Una moción de censura es la herramienta más aguda que tenemos en el Riksdag y, por lo tanto, debemos usarla con mucha precaución.

     

    Aunque esto no significa que el Centro opine que el gobierno tuvo una actuación acertada respecto a la directora de la Caja del Seguro. También se unen a las críticas.

    - Nosotros habríamos actuado de otra forma. Consideramos que Ann-Marie Begler era una buena directora. Pero básicamente depende del gobierno el decidir en quien confían, agregó W Jonsson.

     

    Pero si los ánimos estaban tensos ayer lunes, este martes el ambiente estaba crispado.

     

    Al término de la votación, pasadas las 12.00 del día, Annika Strandhäll respiró aliviada.

     

    - Yo he sido completamente sincera en mis declaraciones a la Comisión Constitucional. Creo que el pueblo sueco está muy cansado de este juego político. Es extremadamente desafortunado que los moderados usen el poder de la censura de esta manera. Deberían haber esperado la revisión de KU (Comisión Constitucional), dijo la ministra.

     

    Stefan Löfven, por su parte, criticó a Kristersson, planteando que fue errado de parte de éste el presentar la moción contra la ministra a una semana de los resultados de la revisión de KU. Y que los paralelos que Kristersson hace, nombrando malos ejemplos de Hungría y Polonia son “deshonestos”.

    - Él [Kristersson] cae cada vez más bajo, desgraciadamente. Está claro que un gobierno debe poder controlar la dirección de una institución estatal. Fue una decisión muy prematura presentar una moción de censura en contra de una secretaria de Estado sin esperar la evidencia real que es investigada por la comisión parlamentaria en estos momentos. Frívolo. ¡Frívolo!

     

    Según Löfven, con la moción de censura los moderados solo querían ganar votos en la campaña a las elecciones europeas, puesto que las cifras de los sondeos no les favorecían.

     

    Al final, en las elecciones del domingo, tanto los socialdemócratas como los moderados se consideraron ganadores. Aunque ambos partidos fueron castigados por los electores.

     

    El hecho de que Annika Strandhäll haya sobrevivido la moción de censura no significa que no vaya a recibir críticas de parte de la Comisión Constitucional. Esto se sabrá la semana que viene, cuando la comisión presente su informe.

    El grupo parlamentario de los Socialdemócratas, a su arribo a la cámara, para la votación del lunes. Foto: Omni. 

     

  • El partido de Izquierda se abstiene en la votación - Norlén nomina a Löfven como candidato a primer ministro

    Jonas Sjöstedt (V) comunicó este miércoles que el partido de Izquierda se abstendrá en la votación del viernes en la cámara de diputados. Con esto, su partido apoya la candidatura de Stefan Löfven (S) a primer ministro. Pero con reservaciones.

    - Nos abstendremos, pero lo hacemos con la promesa de un voto de censura. Si el nuevo Gobierno presenta acuerdos sobre alza de alquileres o deterioros en los derechos laborales, destituiremos a Stefan Löfven, subrayó Sjöstedt.

     

     Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos

     

    Todo parece indicar que este viernes saldrá humo blanco del Riksdagen (Parlamento sueco), después de 129 días, 95 conferencias de prensa y 7 rondas de conversaciones con el talman, Andreas Norlén, de las elecciones de septiembre. 

     

    Este miércoles se desarrolló una intensiva jornada que culminó en que Norlén presentó a Stefan Lofven (S), como candidato al cargo de primer ministro sueco.

     

    La votación en la cámara de diputados se llevará a cabo este viernes a las 09.00 horas, luego de la cual el presidente del parlamento ofrecerá una rueda de prensa para comunicar los resultados.

     

    Pero los resultados prácticamente ya se saben.

     

    El miércoles alrededor de las 11 horas, la sala de prensa del parlamento estaba atiborrada al máximo. Todos esperaban con gran expectación saber la decisión del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt, que resultó ser una pieza clave en este juego político que se ha venido desarrollando durante cuatro meses. Parecía un cuento de nunca acabar.

    - He conversado con Stefan Löfven. Hemos llegado a un acuerdo sobre una serie de puntos, y sobre otros no, comenzó Sjöstedt.

     

    Explicó que la cláusula del acuerdo entre la Socialdemocracia, el partido Medioambientalista, el Centro y los Liberales, de excluir al partido de Izquierda de la política sueca durante cuatro años estaba, en la práctica, desbaratada. Y que Löfven había prometido defender las reformas de ecuanimidad que el partido de Izquierda había logrado durante la administración anterior.

     


    Jonas Sjöstedt. 

     

    Agregó que, si el Gobierno de Löfven impulsaba propuestas que encarecen los alquileres o que van en contra de los derechos laborales, traerá consecuencias.

    - Entonces destituiremos a Stefan Löfven, amenazó. Y recordó cuando, en 1991, el partido de Izquierda destituyó a Ingvar Carlsson (Socialdemócrata).

     

    Otra salida a la difícil elección en la que se encontró el partido de Izquierda, con el “acuerdo de enero”, era hacer lo posible para que se llevaran a cabo nuevas elecciones. Pero esto no conduciría a nada bueno, llegó a la conclusión el partido.

    - Si la alternativa hubiera sido nuevas elecciones, lo habríamos acatado. Pero no confiamos en que los principios antirracistas del partido del Centro y de los Liberales se habrían mantenido, si cae Lofven. Con toda seguridad un voto en su contra, este viernes, habría resultado en que ya la semana próxima habríamos tenido un Gobierno azul-marrón de Kristersson, dijo Sjöstedt.

     

    Y enfatizó que el partido de Izquierda ahora se va a oposición.

    - No somos parte de su acuerdo. Somos muchos quienes queremos atajar las propuestas de la derecha que se incluyen en el acuerdo. Cuando la Socialdemocracia ha perdido su brújula ideológica, nosotros estamos aquí.

     

    Pero los periodistas quisieron saber si existía un acuerdo escrito entre Löfven y Sjöstedt.

     

    ¿De qué clase de acuerdo se trata, es un acuerdo oral o escrito?

    - Hay un papel que ustedes nunca verán, dijo, enigmáticamente, Jonas Sjöstedt.

     

    Más tarde, en el noticiario Aktuellt, ante la misma pregunta, explicó que eran “unas anotaciones”.

     

    Tampoco Löfven quiso ahondar más en el tema, al recibir la misma pregunta, poco después. Löfven dijo solamente que el acuerdo vigente era el de S, MP, C y L y era el que sería llevado a cabo, punto por punto.

     

    Por su parte, ni Annie Lööf ( C), ni Jan Björklund (L), se mostraron preocupados por un posible acuerdo secreto entre Löfven y Sjöstedt. “Lo que se va a realizar es lo que dice el acuerdo” dijeron ambos.

     

    El “acuerdo de enero”, como fue bautizado, contiene una serie de puntos que hacen ver rojo al partido de Izquierda. Y, además, están en completo desacuerdo con lo que había prometido la Socialdemocracia en su manifiesto electoral.

     

    Pero, a pesar de esto, el líder de los Moderados una vez más manifestó su descontento con la traición de sus ex aliados. Ulf Kristersson considera que la Alianza de derecha “murió”, en tanto que Jan Björklund (L) asegura que “solo ha tomado una pausa”.

    - El Centro y los Liberales, al parecer, van a ser partidos de apoyo [a Löfven] y la cláusula sobre de que el partido de Izquierda no va a tener influencia se ha pulverizado. Es una decisión increíble. El Centro y los Liberales han sido engañados en un acuerdo. Es una formación absurda de gobierno, dijo Kristersson.

     

    Agregó que destituirá a Löfven apenas tenga la oportunidad, incluso si esto significa hacer causa común con el partido de Izquierda.

     

    La líder del partido Democratacristiano, Ebba Bush Thor,  también fue implacable en sus declaraciones:

    - Esta es una alianza profana. Todas las aseveraciones de que el partido de Izquierda no tendría injerencia, han demostrado ser falsas. Este grupo de los cinco no tiene ninguna dirección ni plan para enfrentar el futuro. Tienen un acuerdo roto.

     


    Ebba Bush Thor. 

     

    Y, al igual que Kristersson, manifestó su voluntad de destituir a Löfven apenas se dieran las condiciones.

     

    Vale decir: este nuevo Gobierno de Stefan Löfven recibe amenazas desde todos los flancos. Pero esto parece no incomodarle. Con este acuerdo consigue dos cosas que se había propuesto: romper la Alianza de derecha, y mantenerse en el puesto de primer ministro. La pregunta es a qué precio. “Nada es gratis”, ha recalcado varias veces Annie Lööf.

    - Tenemos que poner punto final a cuatro meses de inseguridad. Ahora hemos llegado a un acuerdo entre cuatro partidos. Está instalado, y es la mejor garantía para tener un gobierno eficaz, dijo Löfven el miércoles.

     

    En la rueda de prensa de la una de la tarde, cuando fue nominado como candidato a Primer ministro por Andreas Norlén, Löfven esquivó las preguntas sobre el mentado acuerdo con Sjöstedt. Solo dijo que ambos mantendrían conversaciones, como siempre, en temas que no tocaran los puntos del convenio.

    Un acuerdo que se compone de 16 páginas y 73 puntos.

     

     

    Rossana Dinamarca: "Una equivocación histórica"

     

    Para emitir un voto de censura se requieren 35 mandatos. Vale decir, los 28 mandatos del partido de Izquierda no son suficientes. Para ganar el voto de censura se necesitan más de 175, la mitad de los mandatos en la cámara. O sea, tampoco alcanzan los escaños de los Moderados (70) y los Democratacristianos (22).

     

    Por ende, necesitaría, además, del apoyo de la extrema derecha, los Demócratas de Suecia (62 mandatos).

     

    ¿Harían causa común los Demócratas de Suecia y el partido de Izquierda?

     

    Cosas raras han ocurrido, este otoño-invierno. La líder del Centro, por ejemplo, Annie Lööf, había dicho anteriormente que “antes de colaborar con Stefan Löfven, se comería su zapato derecho”.

     

    No faltaron los memes al respecto.

     

    Ni tampoco los alusivos a la decisión de Jonas Sjöstedt, a quien una parte de su partido critica, por haberse dejado tratar como un “limpiapiés”.

     

    Una de las críticas viene de parte de la ex parlamentaria, Rossana Dinamarca, quien afirma que el partido de Izquierda dejó pasar una valiosa oportunidad de influir en la política sueca. Deberían, al menos, tratado cambiar algún punto del acuerdo. “Pero lo aceptaron sin cambiar una coma”, dijo.

     

    En sus redes sociales escribió:

     

    “La decisión del partido de Izquierda es una equivocación histórica. La chance de injerencia se nos ha ido de las manos. Ahora el partido de Izquierda permite un gobierno de derecha liderado por la Socialdemocracia sin recibir nada a cambio. Acuerdos de palabra sobre que Löfven va a luchar para que reformas que ha promovido el partido vuelvan, durante esta administración, no es para nada suficiente para un partido que podía mover la balanza en una u otra dirección. La amenaza de un voto de censura que requiere de más diputados que con los que tiene el partido de Izquierda no son nada más que palabras vacías".

     

    La votación en la cámara de diputados se llevará a cabo este viernes a las 09.00 de la mañana. Alrededor de las 09:30, Andreas Norlén ofrecerá una conferencia de prensa para comunicar el resultado. En este enlace la puede seguir en vivo y en directo - haga clic. 

     

     
    El presidente del parlamento, Andreas Norlén, y el presidente de la Socialdemocracia, Stefan Löfven. 

     

  • Cámara rechaza a Stefan Löfven (S) como primer ministro

    Con 200 votos en contra, 116 a favor y 28 de abstención, el Parlamento rechazó este viernes la propuesta de elegir a Stefan Löfven (S) como primer ministro de Suecia.

    Esta segunda votación significa que se acorta el plazo para nuevas elecciones. Después del cuarto sufragio en la cámara, y según lo establece la constitución, se llama a nuevos comicios

    Andreas Norlén, presidente del parlamento, inició de inmediato conversaciones con la Oficina Electoral y, durante el fin de semana, sostendrá nuevos encuentros con los líderes de los partidos.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Una vez más la cámara de diputados sueca votó en contra del líder de la Socialdemocracia, Stefan Löfven, para impedirle que asuma el cargo de primer ministro del país.

     

    La votación del viernes por la mañana arrojó el siguiente resultado:

     

    • No: 200 
    • Si: 116
    • Abstención: 28
    • Ausentes: 5

     

    Como consecuencia, el talmanAndreas Norlén comenzó de inmediato las conversaciones con la Oficina Electoral, y agendó nuevas conversaciones – una vez más – con los líderes de los ocho partidos parlamentarios

    - Si los partidos eligen nuevas elecciones ante actuar de modo que Suecia logre tener un nuevo Gobierno, no me voy a interponer a ellos, dijo un frustrado Andreas Norlén.

     

    Antes de la votación, representantes de todos los ocho partidos hicieron uso de la palabra y explicaron las razones de su voto.

    El primero fue Anders Ygeman, jefe del grupo Socialdemócrata en el Parlamento (S), quien recordó que la participación electoral reciente había sido la más grande en 33 años, por lo tanto, “los electores tienen derecho a exigir que podamos abordar el resultado”. Manifestó su repudio frente a los Demócratas de Suecia (SD), a quien calificó de “un partido nacionalista y populista, que amenaza nuestra democracia liberal” y que, por lo tanto, una mayoría en el parlamento había decidido no colaborar ni depender de este. Lamentó que no se haya llegado a un acuerdo con el partido del Centro y los Liberales, pero que “la puerta está siempre abierta”. Los Socialdemócratas votan “Sí” a Stefan Löfven, porque representa al partido más grande que obtuvo la mayor votación.

    El jefe de grupo de los Moderados, Tobias Billström, por su parte, recalcó tanto al comenzar como al terminar su alocución, y con énfasis, que su partido votaba “No”a Stefan Löfven. Recordó que recientemente la cámara había aprobado la propuesta de presupuesto de su partido, junto a los Democratacristianos (KD) y que esta era la política económica que el país necesitaba. “Suecia requiere un Gobierno, pero requiere un Gobierno correcto”, dijo.

     

    Annie Lööf: “La Socialdemocracia no fue capaz de aceptar las reformas liberales”

     

    La siguiente en hablar fue Annie Lööf ( C). Dijo que ella había trabajado día y noche, desde las elecciones, para lograr una fórmula de gobierno. En este contexto, el partido del Centro estaba dispuesto a colaborar con la Socialdemocracia, pero, aunque la respuesta de Stefan Löfven a su lista de exigencias, había sido “vaga y poco convincente”, le había dado una oportunidad más. Sin embargo, dijo, “la Socialdemocracia no fue capaz de aceptar las reformas liberales, y no fue capaz de romper con el partido de Izquierda". Para Lööf, al igual que para Björklund, los Demócratas de Suecia son tan extremistas y tan peligrosos como el partido de Izquierda (V). "Nosotros tuvimos toda la buena voluntad. Otros no”, dijo, y declaró que el partido del Centro votaba No.

    El líder del otro partido clave, en la fórmula de formación de un Gobierno del centro, Jan Björklund (L), explicó que su partido, el Liberal, estaba dispuesto a colaborar con la Socialdemocracia, solo si esta hacía un fuerte giro a la derecha. “Desgraciadamente, las diferencias son demasiado grandes para lograr un gobierno de centro que no dependa de la influencia del partido de Izquierda ni de los Demócratas de Suecia. No fue posible”, dijo, y declaró que su partido votaba No. 

    Le siguió el turno el partido que todos nombran, pero con el que nadie quiere colaborar (aunque M y KD aceptan su apoyo): los Demócratas de Suecia. Mattias Karlsson atacó al gobierno de Stefan Löfven afirmando que su administración había tenido enormes falencias, lo que había resultado en que varios ministros se habían visto obligados a dimitir. Agregó que este mismo gobierno no había tenido el suficiente apoyo en reformas fundamentales, que no había logrado resolver el problema de la inmigración y que las balaceras en los suburbios “se asemejaban a los carteles narcotráfico de México”. También culpó al gobierno de Löfven del atentado terrorista en Drottninggatan, y comparó a primer ministro con "un carpintero que había destruido la casa".

    Maria Ferm, jefa de grupo del partido Medioambientalista, o Verde (MP) se refirió a las elecciones de septiembre recordando que un 87 % votó por los representantes que ahora ocupan escaños en el parlamento sueco. “El bloque S+MP+V obtuvo 144 mandatos, el bloque de la Alianza obtuvo 143 mandatos y los Demócratas de Suecia 63 mandatos. Nosotros hemos levantado el medioambiente y el humanitarismo. Existen razones suficientes para votar “No” a un pequeño grupo conservador compuesto por M + KD + SD, esta forma de gobierno estaría dependiendo, cada vez que haya votación, del apoyo de los Demócratas de Suecia. Pero la Suecia que quieren ellos es totalmente distinta a la Suecia que conocemos todos”, dijo. Agregó que el partido Verde quiere formar gobierno con la Socialdemocracia, por lo tanto, vota “Sí”.

    En una alocución muy breve, la representante del partido de Izquierda, Mia Sydow Mölleby (V), expresó que su partido apoyaba a Löfven, en un proceso que saque adelante al país. No obstante, su partido exige tener influencia en el gobierno, por lo tanto, se abstenían.

    La ultima en tomar la palabra fue Ebba Bush Thor, presidenta del partido de la Democracia Cristiana(KD). Recordó que en el parlamento se había efectuado la votación por el presupuesto, y que la propuesta de su partido y del partido Moderado había ganado. Su partido, obviamente, le decía “No” a Stefan Löfven.

     

    Justamente este punto fue tomado por otros parlamentarios, incluso por el mismo Löfven, quien declaró, ante la votación del viernes, que lo más lógico era que fuera sometido a votación Ulf Kristersson (M), puesto que su proposición de presupuesto había ganado en la cámara.

    En Suecia, si un gobierno no tiene el apoyo en la propuesta de presupuesto en el parlamento, puede ser depuesto, y esto fue lo que estuvo a punto de pasar a poco correr la administración de la Socialdemocracia junto al partido Verde, a fines del 2014. En esa ocasión, seis de los ocho partidos se pusieron de acuerdo para bloquear a los Demócratas de Suecia, que amenazaban a “derrocar a cualquier gobierno que no siga la línea de SD respecto a la política migratoria”. A este pacto se le llamó “Acuerdo de diciembre”, Decemberöverenskommelsen. La idea era que tuviera vigencia hasta el año 2022, sin embargo, ya a los nueve meses se había disuelto.

    ¿Cuál fue el partido que ocasionó la disolución del pacto de diciembre? Los democratacristianos, con Ebba Bush Thor a la cabeza.  

     

    Stefan Löfven: “Era lo esperado, pero lo lamento”

     

    El primer ministro de este gobierno en transición, Stefan Löfven, no estuvo presente en la votación del viernes, algo por lo que fue criticado por algunos. El premier sueco se encontraba en Bruselas, en una cumbre agendada desde hacía tiempo. “Cumplo mejor mi deber representando a Suecia en la cumbre de la Unión Europea, que estando presente en una votación en la que no puedo influir y en la que ya se sabe el resultado”, había dicho antes de viajar.

    En entrevista con la televisión sueca, SVT, después de la votación, Löfven comentó:

    - Suecia necesita un gobierno efectivo, y los votantes tienen derecho a esperar que podamos manejar esta situación. El parlamento ha sometido a votación a un candidato a primer ministro y una vez más no ha llegado a una solución gubernamental. A pesar de que se sabía el resultado, lo lamento, por supuesto.

    Agregó que quería decir que los políticos deberían ser capaces de hacer frente al resultado que los votantes les otorgaron.

    - Vamos a seguir esforzándonos y hacer todo lo posible para lograr un gobierno que funcione correctamente sin que haya necesidad de ir a nuevas elecciones, subrayó.

     

     

    ¿Quién/quiénes ganan con nuevas elecciones?

    A ninguno de los partidos le conviene que se efectúen nuevos comicios, pero los partidos que más riesgo corren son el Liberal (L) y el Verde (MP), que corren el riesgo de quedar fuera del parlamento, puesto que logran menos de un 4 %.

    Aunque la Socialdemocracia (S) ha subido algo en sus cifras, hay un solamente un partido que lleva todas las de ganar, e, incluso, ocupar el segundo lugar: los Demócratas de Suecia (SD).

     

    Aquí, los más recientes resultados, en una encuesta de Aftonbladet/Inizio:

     

    Partido de Izquierda

    Socialdemocracia

    Partido Verde 

    Democratacristianos

    Partido del Centro

    Liberales

    Moderados

    Demócratas de Suecia 

    Otros

    Alianza

    Coalición rojiverde

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español