Martes, 20 Febrero 2018 | Login
Caroline Edelstam: ”Mi abuelo fue un héroe” Participantes del seminario en honor a Harald Edelstam, en el Parlamento sueco. Caroline Edelstam es la primera de la derecha. Foto: Marisol Aliaga.

Caroline Edelstam: ”Mi abuelo fue un héroe”

El siete de diciembre pasado tuvo lugar un importante evento en la Segunda Cámara del Parlamento sueco, un seminario en honor a Harald Edelstam, Embajador de Suecia en Chile para el momento del golpe cívico-militar del 73. 

Marco Venegas, diputado del Partido Verde, estuvo a cargo del homenaje en el cual se recordó la figura y la acción del diplomático que salvó la vida de tantas personas, entre septiembre y diciembre de 1973, hasta que fuera expulsado por la dictadura militar, que lo declaró persona non gratta.

- Nosotros lo declaramos persona molto grata para toda la humanidad, dijo el Embajador de Chile en Suecia, José Goñi, agradeciendo el compromiso y la valentía de Harald Edelstam.

 

Por: Marisol Aliaga (texto y fotos)

 

El seminario sobre Harald Edelstam fue organizado por el diputado Marco Venegas, presidente del Grupo Parlamentario de Amistad con Chile, apoyado por el Instituto Latinoamericano de la Universidad de Estocolmo y la Embajada de Chile en Suecia. También contó con la participación del Instituto Sueco-Chileno de Cultura, que presentó el libro “Harald Edelstam – Hjälte då och nu”.

En el evento estuvieron presentes representantes de siete de los ocho partidos parlamentarios suecos: la Socialdemocracia, el Partido Liberal, el Partido de Izquierda, la Democracia Cristiana, los Moderados y el Partido de Centro.

"Un héroe que ha tenido una importancia enorme para Chile, Suecia y las relaciones entre ambos países", expresó Andrés Rivarola, director del Instituto Latinoamericano de la Universidad de Estocolmo, refiriéndose al diplomático sueco:

- Tal vez el homenaje a este nivel a una persona como Harald Edelstam haya tardado un poco. Pero las cosas a veces toman tiempo. Mario Benedetti ha dicho: "Existen muchos recuerdos, incluso en el olvido". Y el recuerdo de las buenas acciones que hizo Harald Edelstam han transcendido.

 

 

 

Andrés Rivarola, Mikael Wiehe, Annika Ben-David, Matilda Baraibar, David Maldonado, Jan Sandqvist, Tilde de Paula Eby, Barbro Westerholm, Marco Venegas, Eva Zetterberg.

 


El 2016 se saldó una deuda histórica que Chile tenía con Suecia. El gobierno chileno hizo un reconocimiento oficial por la valiente labor desempeñada por Harald Edelstam para el momento del golpe cívico-militar.

 

Durante su visita oficial a Suecia, la Presidenta Michelle Bachelet descubrió un busto de Harald Edelstam, hecho por el artista chileno radicado en Uppsala Luciano Escanilla. La escultura fue ubicada en una sala del Parlamento sueco llamada “La buena acción”, junto al busto de otro héroe nacional, Raoul Wallenberg.

 

El Embajador de Chile en Suecia, José Goñi, recordó la visita de la mandataria chilena, en mayo del 2016, y la entrega de la escultura al Estado sueco, en una ceremonia en la que participaron las autoridades máximas de Suecia, junto a la delegación chilena.

 

- Harald Edelstam es un héroe contemporáneo. Un ejemplo de la tradición democrática de  Suecia, que lo ubica junto a Raoul Wallenberg, Folke Bernadotte, Dag Hammarskjöld. La dictadura chilena lo declaró su enemigo acérrimo y lo expulsó del país como persona non grata. Nosotros lo declaramos hoy día  persona molto grata para toda la humanidad. Muchas gracias, embajador Edelstam, dijo José Goñi.

 

 

Annika Ben-David, Matilda Baraibar, David Maldonado, Jan Sandqvist, Tilde de Paula Eby, Barbro Westerholm, Marco Venegas, Eva Zetterberg, José Goñi, Caroline Edelstam. 

 

Al comienzo del seminario el presidente del Parlamento, Urban Ahlin, recordó la figura del embajador que, con su forma muy peculiar de trabajo diplomático, contribuyó a salvar la vida de muchas personas, al estallar el sangriento golpe militar en Chile. Enfatizó además que esta no era la primera vez que Edelstam se destacaba por su coraje, en el espíritu de lo que hoy en día se llama “la buena acción”.

- Él fue un embajador excepcional. Trabajó con determinación y compromiso para salvar vidas humanas después del golpe de Estado en Chile, y son muchos quienes pueden dar testimonio de su lucha por los Derechos Humanos, expresó Ahlin.

Harald Edelstam se había adjudicado el nombre de “El clavel negro” durante la Segunda Guerra Mundial, cuando, estando cumpliendo funciones en Noruega, contribuyó a salvar a judíos y a militantes de la resistencia de las tropas de Hitler.

Por haber distendido “a veces considerablemente” los márgenes de su labor diplomática, al llevar a cabo estas acciones humanitarias, se adjudicó las críticas de algunos. Pero trascendió el mensaje.

- Hoy en día se mantiene el recuerdo de su obra, de su convicción y su labor humanitaria. Harald Edelstam fue un hombre que con su actuar marcó la diferencia, y constituye una fuente de inspiración para visitantes y para quienes trabajamos en el parlamento, concluyó Ahlin.

 

 

Urban Ahlin.

 

Caroline Edelstam, nieta del diplomático sueco, y presidenta de la Fundación Harald Edelstam, comenzó su intervención con una reflexión del psicólogo William James: “el referirse al heroismo es referirse a uno de los misterios más grandes de la vida”, dijo.

- Hay muchas clases de héroes. Mi abuelo fue un verdadero héroe. Él rescató a personas que se encontraban en peligro en distintas ocasiones, en distintos lugares. Como diplomático en Italia, en Noruega, en Indonesia, Guatemala y, sobre todo, en Chile.

 

Contó que en todas partes donde su abuelo había servido a su país, había luchado en contra de las injusticias y en defensa de los DD.HH. Porque “los Derechos Humanos se han convertido en el lenguaje universal, en la lingua franca”, expresó.

 

Su abuelo fue declarado persona non grata por la dictadura de Pinochet, luego de un caótico incidente en que los militares habían intentado arrestar a una mujer enferma de cáncer, en un hospital de Santiago. Edelstam declaró que ella estaba bajo la protección del Reino de Suecia, y los uniformados se vieron en la obligación de dejarla en libertad.

 

Pero el diplomático debió abandonar el país. A su regreso a Suecia, lo esperaban en el aeropuerto de Arlanda algunas de las más de 1.500 personas a quienes él, junto a la  Embajada sueca, habían ayudado a salir de Chile.

 

Caroline Edelstam reflexionó sobre el tema el coraje civil. El “actuar no en defensa propia, sino en defensa de los demás. El optar por arriesgar la propia vida, para salvar a otros”:

- La pregunta que nos hacemos todos es: ¿qué habríamos hecho nosotros? ¿Qué quiere decir Williams James? Seguramente que: aquellos a quienes llamamos héroes nos enseñan algo sobre la esencia del ser humano, sobre la dignidad. Nos enseñan que sin libertad la vida no tiene sentido.

 

Caroline Edelstam, Mireya García, Marco Venegas.

 

La presidenta del Instituto Chileno-Sueco de Cultura, Eva Zetterberg, también hizo uso de la palabra, enviando un saludo de la organización, mientras que la vicepresidenta, Marta Inostroza, hizo una introducción al libro: “Harald Edelstam – hjälte då och nu”. En este se cuentan los hechos ocurridos después del golpe militar de 1973, en Santiago.

 

El seminario contó también con un panel de discusión, integrado por Ignacio Concha Ferriera, Jan Sandqvist, David Maldonado, Tilde de Paula Eby y Matilda Baraibar. En este se conversó sobre la importancia de Harald Edelstam y el significado de su figura en la sociedad contemporánea. Cada uno de los panelistas, se refirió a su experiencia personal respecto al diplomático sueco.

 

 

Ignacio Concha Ferriera, Jan Sandqvist, Matilda Baraibar, David Maldonado y Tilde de Paula Eby. 

 

 

La conocida conductora del canal 4 de televisión, Tilde de Paula Eby, contó que su familia había sido la primera en llegar a Suecia – la familia completa -  gracias a la ayuda de Edelstam. Ella constató, recordando el tiempo del golpe, y el apoyo que el embajador recibiera del entonces primer ministro sueco, Olof Palme:

-El coraje civil que Harald Edelstam demostró, en esa época, lo echo mucho de menos ahora. Porque hoy en día no tenemos ese tipo de políticos - o embajadores -  que cuando llaman por teléfono y dicen: “están matando gente”, sus superiores les responden: "¡salva a todos los que más puedas!". Hoy en día, nuestros políticos se preguntan cómo pueden evitar salvar vidas humanas. Esto es imperdonable. Es imperdonable que dejemos que mueran niños porque hemos decidido que hay fronteras que no se pueden traspasar.

 

 

 

Tilde de Paula Eby.

 

 

Y, tratándose de solidaridad internacional y universal, no podía faltar la música. El connotado cantautor nacional Mikael Wiehe interpretó: “Una canción a la valentía”.

 

Entre todo su gran repertorio, Wiehe no podía haber elegido un tema mejor.

 

 

 

Mikael Wiehe.

 

Mikael Wiehe y Eva Zetterberg.

 

 

 Para ver más imágenes, haga clic en este enlace.

 

 

 

About Author

Related items

  • Teodora sufrió un parto prematuro y fue condenada a 30 años de cárcel

    Teodora Vázquez lleva diez años recluida en una cárcel de alta seguridad en San Salvador.

    ¿Su crimen? Sufrió un parto prematuro y fue condenada por homicidio.

    El diputado Marco Venegas, del Partido Ambientalista sueco, viajó recientemente a El Salvador y se reunió con Teodora y otras mujeres que, al igual que ella, han sido condenadas a largos años de prisión por supuestos intentos de aborto. 

    - Esta es una violación a los derechos humanos y afecta solo a las mujeres de menos recursos en El Salvador, subraya el diputado medioambientalista.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Imagínese que está embarazada. Que, a los ochos meses de gestación, sufre un parto prematuro y da a luz a un niño muerto. Imagínese que, en lugar de recibir atención médica, la trasladan a la comisaría más cercana y más tarde la condenan a 30 años de cárcel. Por homicidio.

    Esta es la pesadilla que vive Teodora Vázquez, quien lleva recluida 10 años en Ilopango, una cárcel de mujeres, en San Salvador, capital salvadoreña.

    Le quedan por cumplir 20 años más, lo que significa que quedaría en libertad a los 54, que pasará los mejores años de su vida tras las rejas. En casa la esperan sus padres, ya mayores, y su hijo, que pronto será adolescente, y a quien solo le permiten ver una vez al año.

    El Salvador es uno de los países con las leyes más retrógradas del mundo respecto al aborto, que está totalmente prohibido, incluso después de una violación, o de haber sido víctima de incesto. Ni siquiera cuando la madre corre riesgo de morir al dar a luz, se permite interrumpir el embarazo.

    Las mujeres que sufren una pérdida o un parto prematuro, y pierden sus bebés, arriesgan hasta 40 años de prisión. La razón es que no son procesadas por aborto - que tiene como pena 8 años - sino que son acusadas por homicidio agravado de sus bebés. Como si esto fuera poco, el diputado Ricardo Velázquez Parker, del partido nacionalista de derecha, ARENA, propone incrementar las penas por aborto a 50 años de prisión.

    Si esto no es misoginia pura, vale la pena preguntarse qué motivos tiene este diputado para una proposición propia de tiempos medievales.   

     

    Teodora estaba embarazada de ocho meses y, a pesar de lo avanzado de su estado, continuaba cumpliendo con su jornada laboral, como tantas otras mujeres de escasos recursos. En el trabajo sufrió un parto prematuro, que, según el médico que la examinó más tarde, se produjo por malnutrición.

    El diputado Marco Venegas, del Partido Ambientalista sueco, se enteró de su caso y, en un viaje reciente a El Salvador se reunió con ella y con otras mujeres que están en su misma situación. También dialogó con organizaciones de mujeres que luchan por sus derechos en contra de las estructuras machistas que hacen de El Salvador un país poco igualitario que además viola tratados internacionales.

    El partido oficialista en El Salvador es el FMLN, un partido de izquierda. Sin embargo, la Asamblea Legislativa está dominada por la derecha, por lo tanto, no es fácil originar cambios.

     

    Lorena Peña, por ejemplo, ex presidenta de la Cámara de Diputados, y diputada del FMLN, ha intentado promover en La Asamblea Legislativa un cambio de ley para despenalizar el aborto en cuatro causales:
    1. Para salvar la vida y preservar la salud de la mujer embarazada. 2. Cuando el embarazo es producto de una violación o trata de personas. 3. Cuando existe malformación del feto, que haga imposible que viva al nacer. 4. En casos de violación a menores con consentimiento de los padres o tutores y de acuerdo con la Ley LEPINA.

     

    Al regreso de su viaje, Marco Venegas nos explica que la situación es complicada. Se requiere quorum para llevar a cabo los cambios de ley, y la pregunta es si se logrará conseguir. Se han presentado tres proposiciones de cambios a la ley, sin embargo, las próximas elecciones parlamentarias y de alcaldías, en marzo, atrasan este proceso.

    - La mayoría de quienes integran la comisión parlamentaria que investiga el tema del aborto opinan que la ley es horrible, pero nadie en El Salvador quiere hacer nada en la Asamblea Legislativa antes de las elecciones, dice el diputado.

    Gracias al material audiovisual recopilado por la documentalista Celina Escher, vimos fotos y vídeos de su visita al centro de reclusión para mujeres, Ilopango, donde Teodora está cumpliendo su condena. En las imágenes se puede apreciar el riguroso control de seguridad al que tienen que someterse todos quienes ingresan al recinto penitenciario.  

    Poco antes de que Venegas viajara al país, se había llevado a cabo un proceso de revisión de sentencia, y Teodora había tenido que declarar una vez más ante el tribunal. En diciembre de 2017, el juzgado se mantuvo firme en la sentencia condenatoria.

    Las imágenes de esta audiencia, donde se ve a Teodora entrando a la sala escoltada por dos fornidos guardias de seguridad, con sus manos esposadas como una peligrosa homicida, son impactantes.

    Sin embargo, la joven madre no se rinde. Y en los alrededores del tribunal, muchas mujeres la acompañan con cánticos y consignas de apoyo: “¡Teodora, no estás sola!”, gritan, para infundirle ánimo en esta lucha propia de un David contra Goliat.

    - El Estado salvadoreño nos ha discriminado, como mujeres. Pero tenemos la valentía para seguir luchando, dice en un vídeo, Teodora. Su defensa espera que se le reduzcan los años que debe permanecer en prisión por medio de una conmutación de pena.

     

    Teodora Vásquez cuando va a declarar a la corte. Foto: Edgar Romero/Amnesty International.

     

    Le preguntamos a Marco Venegas qué fue lo que más le impactó cuando conversó con Teodora

    Lo más impactante es el hecho de que esto esté ocurriendo ahora, el 2018. Cuando tú te confrontas con la gente afectada te haces consciente, por primera vez, de que esta es una situación real, por muy bizarra que te parezca. Aquí hay mujeres que están privadas de su libertad por estas razones, y es algo deleznable.

    - En un primer momento te da mucha rabia. Pero después entras a otra etapa y te preguntas qué puedes hacer tú, para poder eliminar esta injusticia. Y entonces ya no sientes rabia, sino que adquieres un compromiso, porque no te puedes quedar llorando, tienes que hacer algo, lo que puedas.

    El diputado confía en que, a raíz de la presión de parte de la comunidad internacional, El Salvador se verá en la obligación de revisar los casos. Y nombra las declaraciones del alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra´ad Hussein, quien pidió al país latinoamericano que retirara esta “ley draconiana”, en cumplimiento de la ley internacional de Derechos Humanos. También la Unión Europea ha manifestado su preocupación por el tema.

    - En algún momento El Salvador va a tener que reaccionar, sea quien sea que maneje el poder judicial. A estas mujeres no les respetaron sus derechos, que es lo elemental en un Estado de derecho: el derecho a un juicio justo.

    ¿También es este un problema de clase?

    - Así es, porque la sociedad patriarcal, en definitiva, muestra un desprecio contra las mujeres, pero sobre todo contra las mujeres pobres. ¿Por qué? Porque les conviene, porque así pueden seguir haciendo lo que quieren con ellas. Todos tocan su parte, y las mujeres pobres carecen de recursos para defender sus derechos cuando estos son violados. Una de las brutalidades más grandes, por ejemplo, era el “derecho a pernada”, algo que ha ocurrido en países de todo el mundo. Ahora se ven formas más sutiles de ejercer este derecho, pero no son por eso menos injustas.

    ¿Qué fue lo que lo llevó a Ud. a interesarse personalmente en la situación de Teodora?

    -He trabajado varios años en El Salvador, y mi señora es salvadoreña, por lo tanto, estamos al tanto de lo que sucede en el país. Además, siempre me han interesado los temas que tienen que ver con la justicia y con los Derechos Humanos.

    - También creo que tiene que ver con el hecho - excepcional, por cierto - de que crecí en una casa donde quien “llevaba las riendas” era mi abuela, la “Mama grande”. En mi casa había un matriarcado, completamente. Pero lo importante es vivir bajo la premisa de que, independientemente de la condición social, de género, o lo que sea, somos todos iguales y todos tenemos los mismos derechos.

     

    El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, el Partido Medioambientalista (MP), organiza un encuentro en el Parlamento sueco con el fin de discutir este delicado y urgente tema. Con  representantes de la gran mayoría de los partidos parlamentarios, se llevará a cabo un panel de debate junto a Amnesty International, Latinoamerikagruppen, Diakonia, AMUSADES y otras organizaciones.

     

     

    Teodora Vázquez y Marco Venegas, durante la visita del diputado al centro de reclusión para mujeres Ilopango, en San Salvador. Foto: Celina Escher. 

     

     

     

  • Apertura del Parlamento – a un año de las elecciones

    Este martes 12 de septiembre se dio inicio a un nuevo año de sesiones en el Parlamento sueco, con un nutrido programa que duró todo el día.

    La jornada comenzó con un Te Deum en la Catedral de Estocolmo, donde estuvo presente la familia real, el primer ministro, representantes de todos los partidos políticos, diplomáticos y otras personalidades.

    Pasadas las dos de la tarde, el Rey Carl Gustaf pronunció un discurso de apertura, al que le siguió la declaración gubernamental del primer ministro. Stefan Löfven se refirió a la situación actual, de bonanza económica y abordó, además, los desafíos que el país tiene por delante.

     

    Por: Marisol Aliaga. (Texto y fotos).

     

    Todos los años se repite el mismo protocolo. El Parlamento despierta de su letargo estival y comienzan nuevamente las sesiones en la cámara.

    Y, como todos los años, la jornada comenzó con un Te Deum en la catedral de Estocolmo, Storkyrkan, o Iglesia de San Nicolás, en Gamla Stan, la Ciudad Vieja, hasta donde llegaron los eminentes invitados, comenzando con la familia real, que llegó poco antes de comenzar la ceremonia, a las doce del día. El oficio religioso estuvo a cargo del deán Ulf Ulfvebrand y la capellana Kristina Ljungren.  La monja dominicana Madeleine Fredell fue la encargada de pronunciar el sermón de esta ocasión.

    En su discurso, la religiosa puso el foco en los refugiados. Un tema que se ha discutido a lo largo de todo el año, y que se seguirá discutiendo tal vez más aun, con motivo de las elecciones del próximo año.

    - En nuestras sociedades occidentales los huérfanos y las viudas gozan de una protección bastante buena, hoy en día. ¿Pero los refugiados? Tal vez el refugiado logre algo de protección en un campamento, y no se muera de hambre. ¿Pero vemos al refugiado como un hermano y una hermana, como uno de nuestros hermanos? Preguntó Madeleine Fredell.

    E instó a los asistentes a construir una sociedad en diversidad.

     

    Después del Te Deum, tuvo lugar la ceremonia de apertura en el Parlamento, Riksdagen. El rey Carl Gustaf y la reina Silvia arribaron a Riksplan en la carroza real, acompañados de sus tres hijos y el cónyuge de la princesa Victoria, Daniel. A la entrada fueron recibidos por el presidente del Parlamento, Urban Ahlin y el primer ministro Stefan Löfven.

     

    Luego del discurso de bienvenida del presidente del parlamento, el rey tomó la palabra.

    “Cada época tiene sus propias vicisitudes”, dijo, recordando que hace 100 años atrás, en 1917, Europa se encontraba en guerra. Aunque Suecia no fue a la guerra, sufrió una gran escasez de alimentos y suministros. Más tarde, el país se vio afectado por la gripe española, en la que murieron miles de personas. Y, hace 50 años atrás, la guerra fría estaba en pleno apogeo, explicó el monarca.

    - Hoy en día nos enfrentamos a nuevos desafíos, otras amenazas a la paz, la seguridad, la prosperidad, la salud y el medio ambiente, dijo.

    Resaltó el rol que Suecia juega en las Naciones Unidas, donde ocupa un lugar en el Consejo de Seguridad, lo que significa una oportunidad importante para contribuir a soluciones pacificas en los conflictos internacionales.  

    El rey expresó que "la historia da razones para ser optimista", puesto que se ha logrado paz, se han curado las epidemias, ha crecido la prosperidad y se han fortalecido los derechos humanos. Pero constató también que es necesario resolver los temas medioambientales

    - La pregunta ya no es si podemos lograr un desarrollo más sostenible. De otra manera, cómo vamos a ir hacia adelante. Con qué rapidez, qué tecnología y a qué costo. En este contexto, ¡hay muchas razones para ver el futuro con confianza!, dijo.

    Subrayó además la importancia del “respeto”, un buen punto de partida para el discurso público. “El tratarse con respeto, aun cuando se piensa en forma diferente”, expresó el monarca.  

    Y deseó a los representantes del pueblo sueco “fuerza, coraje y sabiduría” en sus decisiones, que afectan a tantos.

     

    El primer ministro, por su parte, destacó el hecho de que hoy en día Suecia goza de una buena economía, a pesar de haber heredado un déficit de 60 mil millones de coronas, del gobierno anterior de la derecha.

    Stefan Löfven explicó que el excedente económico actual, luego de tres años de su gobierno, hace posible nuevas inversiones en pro del bienestar de la nación y el disminuir la deuda externa.

    Se destinarán, por ejemplo, 750 millones de coronas en sistema de emergencia, SOS, en aduanas, en la policía de seguridad, Säpo, en la Fiscalía y en establecimientos penitenciarios.

    - No toquen a nuestros héroes, dijo, a propósito de las apuestas del gobierno para mejorar la protección del personal que trabaja en hospitales, en urgencia, y que han sido atacados en varias ocasiones, recientemente.

    El mandatario se refirió a los desafíos actuales: la amenaza nuclear de Corea del Norte, la catástrofe humanitaria de la guerra de Siria, la crisis medioambiental, las hambrunas en ciertas regiones de África.

    Löfven resaltó la importancia de la participación de las mujeres en las conversaciones de paz, en los conflictos armados alrededor del mundo y en el derecho de las mujeres a la salud sexual y reproductiva.

    Entre otros variados temas se refirió también al de los neonazis en Suecia.  

    - Tenemos la responsabilidad de recordar, puesto que si no recordamos las agresiones, la violencia y el odio nuevamente vencerán../../ El 1 de mayo se manifestaron alrededor de 500 nazis en Falun. El Movimiento de Resistencia Nórdico (NMR) se hizo presente en la semana política de Almedalen. Dentro de poco se reunirán en Gotemburgo. Esto es algo aterrador, expresó.

    El gobierno, explicó, hace un esfuerzo mancomunado en contra del racismo y los crímenes de odio a través de un plan de trabajo nacional. Se reincorporan los viajes a lugares que tienen que ver con la memoria histórica y el 2020 se llevará a cabo una conferencia internacional sobre este tema.

    Y, obviamente, el primer ministro se refirió también al medio ambiente.

    - La crisis climática está ocurriendo aquí y ahora… el clima no puede esperar. La transformación de la sociedad debe apresurarse, con el fin de asegurar las posibilidades para las nuevas generaciones.

     

     

     

    El Primer Ministro, Stefan Löfven, al momento de dar su discurso en el Parlamento sueco. 

     

    De izquierda a derecha: el presidente del Parlamento, Urban Ahlin, la reina Silvia, el rey Carl Gustaf, la princesa heredera del trono, Victoria, el príncipe Daniel (su esposo), el príncipe Carl Philip y la princesa Madeleine. 

     

     

     

  • Adda Miranda: “No quiero guardar silencio ni olvidar”

    A 44 años del golpe cívico-militar, ese fatídico episodio que marcó el país el 11 de septiembre de 1973, este sigue siendo una herida abierta en la sociedad chilena. Y Chile un país dividido entre quienes optan por el olvido y quienes exigen que se haga justicia. Que se condene a los culpables de las atrocidades cometidas en contra de sus propios compatriotas.

    Desde Chile nos llega esta nota sobre una artista chilena que no quiere ni olvidar ni guardar silencio. En su muestra artística “Amarras de la Memoria” Adda Miranda nos insta a no olvidar la brutalidad de la dictadura de Pinochet.

     

    Por: Lilian Aliaga

     

    Cuando nos enfrentamos a un nuevo aniversario de una fecha que cambió tan drásticamente la vida de nuestro país, y por ende la de muchas familias chilenas ocasionando secuelas que se arrastran en muchos casos penosamente hasta el día de hoy, hay quienes luchan por mantener viva la memoria.

    Aunque muchos quisieran olvidar, el hacerlo es un acto peligroso, puesto que conduce a la antesala propicia para que la historia se repita. Como tantas veces ha ocurrido ya, en nuestro país y en el mundo entero.

    Adda Miranda es una de esas personas que saben que debemos vivir el presente, pero sin olvidar el pasado. Ella es una artista chilena, exonerada y exiliada política, y nos dice: “con la inquietud de plasmar, de algún modo, el sufrimiento causado por la dictadura militar, yo no quería guardar silencio ni olvidar “.

    Es a través de trabajos en cerámica gres y textiles, en un retomar la forma y de algún modo hacer un paralelo entre nuestra historia reciente y la de los pueblos precolombinos que contaron la suya a través de estas formas de arte, como Adda se expresa, en un intento de liberación y de sanación. Ejercicio que, a pesar del enorme desgaste emocional y físico que conlleva, realiza con la energía propia de quienes desean seguir manteniendo vivo el sentimiento y el espíritu de los desarraigados, torturados, muertos y desaparecidos del Chile de 1973 y de todos quienes han sufrido junto a ellos.

    El tema de la mujer y también el del desarraigo han estado siempre presentes en la obra de esta artista marcada por el exilio, por ello su muestra anterior, “Huellas de Mujer”, presentada en el 2015, estuvo formada por torsos de mujeres que evocaban estos sentimientos. Su sueño a futuro es retomar la temática de la mujer con sus múltiples facetas.

    En la muestra actual la artista ha trabajado de la mano de su tutor, a quien agradece de manera especial: Arturo Duclos.

    Espacio Matta es el más importante Centro Cultural de la zona sur de Santiago, y su historia es el marco perfecto para la exposición de Adda Miranda.

    Este centro fue construido para acoger en su interior un mural grandes dimensiones: “El Primer Gol del Pueblo Chileno”, creado por el gran pintor surrealista chileno, Roberto Matta con la colaboración de la Brigada Muralista del Partido Comunista Ramona Parra, en el año 1971, para conmemorar el primer año de gobierno del presidente Salvador Allende.

    La historia del mural es muy significativa puesto que también es una muestra concreta de cómo la verdad siempre se impone. Siendo cubierto por 14 capas de pintura, durante la dictadura cívico militar, en un intento por borrarlo, pudo ser restaurado mediante el trabajo de un equipo multidisciplinario que tomó dos años en ello, a partir de 2005.

     

     

    Amarras de la memoria

    Esta muestra artística representa un sentimiento que a mucha gente le sobrecoge hasta hoy, en relación a ese período fatídico de nuestra historia. El de quedar atrapado en la crueldad de esos recuerdos y no poder dejarlos atrás.

    - Pero en el ejercicio de exorcizar este pasado inenarrable, liberamos el dolor y restauramos nuestra paz al compartir el relato del horror que fijamos en estas evocativas esculturas, que también nos conectan con el pasado aún más cruel de la colonización de nuestras tierras. A falta de verdad y justicia, el arte es nuestra sanación, ha dicho el artista Arturo Duclos.

     

    Los pueblos precolombinos supieron trasmitir su historia a través de diversas formas artísticas, especialmente en textil y cerámica. Contaron su historia como pueblo a través de su iconografía, hasta la llegada de los “conquistadores”, quienes arrasaron con sus creencias religiosas, el culto a sus muertos, su sabiduría, su cultura y su arte. Una América Precolombina cruelmente destruida por el fanatismo religioso, por el poder de las armas y por la codicia extrema.

    - El horror que significaron las prácticas genocidas ideológicas empleadas en Chile por la dictadura militar, me recuerda los terribles actos de violencia, represión, tortura y muerte sufridos por nuestros pueblos precolombinos en manos de los “conquistadores”. Como exiliada que se hizo artista, me pregunto ¿cómo representar el dolor humano? es casi imposible, pero me niego a ser cómplice del silencio o del olvido. He querido plasmar nuestra historia oscura, el Chile dictatorial, a través de esta instalación, que consta de esculturas en cerámica y textil que nos remontan al mundo precolombino, al pasado y al presente, expresa Adda Miranda.

    “Amarras de la Memoria” nos invita, como testigo o como víctimas, a no olvidar la brutalidad de la dictadura militar que se instauró en Chile en septiembre de 1973.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español