Lunes, 28 Mayo 2018 | Login
Conferencia sobre el Día Internacional de la Mujer Encuentro con las embajadoras de Cuba, Venezuela y El Salvador, con motivo del Día Internacional de la Mujer. De Izquierda a derecha: Eva Björklund, Rosario Navas, Milena Santana, Anita Escher y Alejandra Pizarro. Foto: Marisol Aliaga.

Conferencia sobre el Día Internacional de la Mujer

17 de marzo de 2016 | REPORTAJES |

 

ESTOCOLMO: Las embajadoras de Cuba, Venezuela y El Salvador participaron en el encuentro por el Día Internacional de la Mujer, que se llevó a cabo en Kafé Marx, el viernes 11 de marzo pasado.

En el evento, organizado por la asociación 8 de marzo, las diplomáticas hicieron un análisis de la situación de la mujer en sus respectivos países, resaltando los logros conseguidos y las tareas pendientes.

Porque, a pesar que la sociedad ha avanzado, respecto a la equidad de género, aún queda un largo trecho por recorrer.

 

Por: Marisol Aliaga

 

"Hugo Chávez decía que cuando una mujer se entrega de lleno a una causa, esa causa es invencible", dijo la Embajadora de Venezuela en Suecia, Milena Santana en su discurso, sentada junto a las embajadoras de Cuba, Rosario Navas, y de El Salvador, Anita Escher.

Cada una de las diplomáticas se refirió a la situación de la mujer, en sus respectivos países, en el encuentro del viernes pasado en el Kafé Marx, en Estocolmo.

Alejandra Pizarro dio la partida al evento, organizado por la asociación 8 de marzo, haciendo una reseña histórica. También rindió un homenaje a las mujeres mártires y a quienes inspiraron, en un comienzo, la lucha feminista.

 

Día Internacional de la Mujer
Encuentro con las embajadoras de Cuba, Venezuela y El Salvador, con motivo del Día Internacional de la Mujer. Foto: Marisol Aliaga.

 

La Embajadora de Cuba, Rosario Navas, presentó cifras recientes que avalan el éxito del proyecto político revolucionario que ha logrado que la mujer cubana tenga un lugar destacado en Latinoamérica y en el resto del mundo.

También destacó que el desafío fundamental que hay que resolver es el enfrentamiento entre dos patrones culturales, el machista, que aún sobrevive en la sociedad, y uno nuevo, que valoriza los derechos de la mujer y le ofrece igualdad de oportunidades.

 

 

Rosario Navas
Embajadora de Cuba en Suecia, Rosario Navas. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

La Embajadora de Venezuela, Milena Santana, por su parte, destacó que, con el comienzo de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez convirtió la igualdad y equidad de género en una política de Estado.

En 2007, por ejemplo, se dictó la ley que da Derecho a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la cual consagra nada menos que 19 tipos distintos de violencia de género. Esto coloca a Venezuela en la vanguardia legislativa a nivel mundial.

 

Milena Santana
Embajadora de Venezuela en Suecia, Milena Santana. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

La Embajadora de El Salvador, Anita Escher, informó que, en el Día Internacional de la Mujer, el presidente Salvador Sánchez Cerén firmó el Pacto por la Igualdad. "En este se reconocen los importantes avances en el cumplimiento de los derechos de la mujer salvadoreña y se hace un llamado a intensificar los esfuerzos para alcanzar, de forma articulada, su máximo desarrollo con inclusión y equidad".

Anita Escher explicó que este es un esfuerzo más del gobierno de izquierda por "garantizar la autonomía económica de las mujeres, su empoderamiento en la sociedad y el respeto irrestricto a sus derechos" y agregó: "hemos tenido grandes logros, como el Programa Ciudad Mujer, por ejemplo, que ha brindado apoyo a más de un millón de mujeres en el área de la violencia intrafamiliar y la prevención de violencia de género.

 

Anita Escher
Embajadora de El Salvador en Suecia, Anita Escher. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

Al término de los discursos, Eva Björklund agradeció a las panelistas y al público presente por su participación y constató que "estamos todas en la misma línea, en lograr la equidad de género y en acabar con la violencia y el machismo. Ha sido una experiencia muy variada y muy rica, todo muy interesante e inspirador". También agradeció al Partido de Izquierda, Vänsterpartiet, por haber facilitado su local.

 

Embajadoras y Eva
Rosario Navas, Milena Santana, Anita Escher y Eva Björklund. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

En resumen, no se necesita hacer un análisis muy profundo para darse cuenta que, en todo el mundo, los movimientos de izquierda son los que han ido a la vanguardia, respecto a la lucha feminista, mientras la derecha solo quiere volver al pasado. En otras palabras, el género y la clase están íntimamente ligados.

 

 

Incluso en Suecia, un país que es modelo de inspiración para tantos otros, aún queda mucho por hacer. Esto se nota en la actualidad sobre todo en los salarios. Las mujeres académicas, por ejemplo ganan, a lo largo de toda una vida laboral, un promedio de 2,6 millones de coronas menos, que sus colegas masculinos. Y esta diferencia se encuentra en todas las aéreas laborales, con pequeñas variaciones. También al jubilarse, la mujer percibe menos que el hombre, con una diferencia de hasta 5.000 coronas al mes, dependiendo de la profesión.

Vale la pena hacerse la pregunta de si esto es justo.

Vale la pena preguntarse el porqué este 8 de marzo de 2016, la lucha por la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres sigue tan vigente como hace décadas atrás.

La respuesta es que las estructuras patriarcales siguen asentadas en lo más profundo de la sociedad, y, como lo dijera la embajadora de Venezuela, Milena Santana, estas deben ser derribadas con el esfuerzo de todas y todos.

Personalmente, yo diría que sobre todo los hombres deben entender que esta no es solamente una lucha de las mujeres, sino también de ellos. Ya que el día en que los hombres se unan a la lucha, a cambiar las estructuras y las injusticias, se habrá ganado la batalla.

Y que entonces, y solo entonces, habrá razones para celebrar.

Mientras tanto, la lucha continúa.


 

Embajadoras y Eva
Anita Escher, Rosario Navas, Eva Björklund y Milena Santana. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

 

 

 

Nota anterior - REPORTAJES:

 

¿Qué significa el bloqueo de Estados Unidos a Cuba?

 

 

 

About Author

Related items

  • Carta abierta al diputado UDI, Ignacio Urrutia

    “Ud. también es cómplice de lo que ocurrió en Chile en dictadura. Es cómplice de ese Terrorismo de Estado, al igual que sus admiradores/as pinochetistas, como el patético ejemplo de Patricia Maldonado, quien fue, es y será una vergüenza para las mujeres y hombres honestos de nuestro país”, escriben el diputado del Partido Verde (Miljöpartiet, en sueco), Marco Venegas, y la periodista Marisol Aliaga, en una carta abierta al diputado UDI, Ignacio Urrutia.

     

     Por: Marco Venegas y Marisol Aliaga



    La semana pasada tuvimos conocimiento de las afirmaciones vertidas por el diputado de la Unión Democrática Independiente (UDI), Ignacio Urrutia, en el Congreso, en relación a las víctimas de la dictadura sangrienta de Augusto Pinochet.

    Las aseveraciones de Urrutia, de que los exiliados son “terroristas” que pretenden “usufructuar del Estado”, constituyen un grave insulto a todo el exilio chileno.


    La negación de las atrocidades cometidas por la dictadura cívico-militar, por parte del diputado Urrutia, es solo una jugada maquiavélica de un sector de la derecha intransigente para no asumir la responsabilidad que les corresponde en los asesinatos, torturas, violaciones y el exilio de miles y miles de chilenos y chilenas quienes, en su mayoría, eran jóvenes idealistas que soñaban con un Chile más justo, más digno y más incluyente.

    El diputado de la UDI pretende, con estas acusaciones sin fundamentos, hacer creer a nuestros compatriotas que la hazaña fascista de Pinochet salvó al país del terrorismo.

    Señor Urrutia, los únicos terroristas que hubo en Chile en esa época oscura fueron quienes protagonizaron la Caravana De La Muerte, la Operación Cóndor, el caso Degollados:  Nattino, Parada y Guerrero. Fueron quienes quemaron vivos a Rodrigo Rojas De Negri y a Carmen Quintana, quienes lanzaron a detenidos desaparecidos atados a rieles en alta mar, desde helicópteros de la Fuerza Aérea de Chile. Por nombrar algunos casos.

    ¡ESO SÍ ES TERRORISMO, Sr. Urrutia! Y esos son los terroristas que hoy en día siguen recibiendo millonarias pensiones por parte del Estado de Chile. No confunda a las víctimas con los agresores.

    Ud. también es cómplice de lo que ocurrió en Chile en dictadura. Es cómplice de ese Terrorismo de Estado, al igual que sus admiradores/as pinochetistas, como el patético ejemplo de Patricia Maldonado, quien fue, es y será una vergüenza para las mujeres y hombres honestos de nuestro país, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

    Señor Urrutia, es vergonzoso y lamentable que, en su calidad de diputado, no sea capaz de aportar constructivamente al país, con miras a que se haga justicia respecto a los crímenes cometidos. Justicia que, sin duda, contribuiría a cimentar el proceso de reconciliación entre los chilenos, algo que tanta falta le hace a Chile.

    Ud., en cambio, elige la confrontación y fomenta el odio. Con ello, lo único que consigue es dificultar la sanación de las profundas heridas causadas por la dictadura, que hasta el día de hoy, nos siguen penando.


    Esta odiosidad, que Ud. tan fervientemente manifiesta, es tóxica para nuestra juventud. Y la juventud no necesita veneno, necesita sueños.

    Para finalizar esta carta abierta dirigida al diputado Urrutia, quisiéramos apelar al ejemplo de Alemania, país que logró limpiar y sanar las profundas heridas inflingidas por su pasado nazi a través de un mea culpa: castigando a los culpables y reconociendo las sombras de su pasado.

     

    A nosotros, los chilenos, lamentablemente nos queda un largo camino por recorrer.

     

    Marco Venegas

    Marisol Aliaga

    Estocolmo, 23 de abril de 2018

     


     

    Observación: esta carta abierta también fue publicada por el medio chileno El Desconcierto. 

     

  • A un año del atentado terrorista en Estocolmo

    Este sábado se cumple un año del atentado terrorista en Drottninggatan, que acabó con la vida de cinco personas y dejó heridas a otras quince.

    Además de misas del recuerdo en las iglesias de Adolf Fredrik y Sant Jacobs, y de una manifestación en Sergels torg, se llevará a cabo un concierto en Kungsträdgården, “en memoria de las víctimas y de sus familiares, así como también para demostrar que Estocolmo es, y será, una ciudad abierta y democrática”, según lo expresa la ciudad de Estocolmo en su sitio web.  

     

     Por: Magazín Latino

     

    La municipalidad de Estocolmo, junto al Gobierno, organizaron para este sábado una serie de actividades en memoria de las víctimas del atentado terrorista del 7 de abril del año pasado.

    En la iglesia de Adolf Fredrik se celebrará un oficio religioso para invitados especiales junto a representantes oficiales. Más tarde se llevarán a cabo servicios religiosos en distintas iglesias de Estocolmo.

    El concierto en Kungsträdgården incluye actuaciones de los artistas Malena Ernman, Sanna Nielsen, Lars Winnerbäck, Stephen Simmonds, Menke y GET UP Soul Choir.

    Mark Levengood , será el maestro de ceremonias, y entre los temas musicales, se presentarán testimonios de algunas de las personas que participaron en las labores de rescate, el día del atentado. Héroes anónimos que, en lugar de huir, decidieron ayudar al prójimo.  

    El programa incluye, además, un discurso del primer ministro, Stefan Löfven.

    En la Casa de la Cultura, por la tarde, tendrá lugar un concierto en memoria de Ebba Åkerlund, la niña de once años que perdió la vida en el atentado. El concierto es en beneficio de la fundación Los Ángeles de Ebba, que creara la madre de la niña, Jeanette Åkerlund.

    Para la manifestación en Sergels torg, los organizadores instan a llevar una flor para depositar sobre la escala de la plaza.

     


    El primer ministro, Stefan Löfven, rinde homenaje a las víctimas del atentado en Drottninggatan. Foto: Regeringen.se. 

      

    HORARIOS

     

    12.00 Misa del recuerdo para invitados especiales en la iglesia de Adolf Fredrik

     

    13.00 – 15.00 Manifestación en Sergels torg

     

    14.15 – 15.00 Concierto conmemorativo en Kungsträdgården

     

    15.00 Misa del recuerdo para todo el público, en la iglesia de Adolf Fredrik y de Sant Jacob

     

    17.00 Concierto en memoria de Ebba Åkerlund, en Stadsteatern, en la Casa de la Cultura

     

     

     

  • Homenaje a Gabriel García Márquez en el Museo Nobel de Estocolmo

    Al cumplirse 91 años del nacimiento del escritor colombiano Gabriel García Márquez, el pasado 6 de marzo, se celebró un homenaje en su honor en el Museo Nobel de Estocolmo.

    En esta ocasión, la Embajadora de Colombia en Suecia, Sra. Sonia Durán, hizo entrega al director del museo, Olov Amelin, de dos gafas, un maletín y un reloj pulsera, para ser incorporados a la colección de objetos personales del Museo Nobel. Objetos que fueron donados por la viuda de “Gabo”, Mercedes Barcha.

     

     Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos. 

     

    Desde el 6 de marzo pasados, los visitantes del Museo Nobel, ubicado en el corazón mismo de la Ciudad Vieja, en Estocolmo, tienen la oportunidad de apreciar objetos personales que han sido usados por el gran novelista colombiano Gabriel García Márquez.

     

    Se trata de dos pares de gafas, unas grandes, con marco negro, que usaba a diario el escritor, además de otras, más pequeñas, que usaba en ocasiones especiales. Un maletín, donde guardaba el periódico, un libro y una libreta donde anotar las ideas que le venían a la cabeza. “Él decía que había que estar siempre listo para anotarlo, cada vez que se encuentra con un detalle para una historia”, dijo, durante la ceremonia, el escritor y cineasta colombiano Juan Pablo Bustamante.

     

    En la ceremonia hicieron también uso de la palabra, entre otros, el director del museo, Olov Amelin, y la Embajadora de Colombia en Suecia, Sonia Durán.

     

    Los objetos personales del Nobel colombiano fueron donados al Museo Nobel por su viuda y compañera de toda su vida, Mercedes Barcha.

     

     

    Magazín Latino tuvo la oportunidad de conversar, en esta ocasión con el director del Museo Nobel, Olov Amelin.

    - Es realmente fantástico. Tanto porque hemos recibido esta donación, y porque podemos contar más y mejor sobre Gabriel García Márquez, uno de los escritores más grandes del mundo. Que ahora lo podamos honrar de esta manera, no podía ser mejor, nos comenta Olov Amelin.

     

    ¿Cuándo comenzó el museo a recolectar estos “artefactos”, como se les llama en inglés?

    - Creo que comenzamos hace unos diez años atrás. Entonces, fueron los laureados de ese año a quienes les pedimos que trajeran algún objeto para el museo. Y significa que tenemos objetos de los Nobeles más recientes, del año 2000, 2005 en adelante, podemos decir. Cuando se trata de premios anteriores es más esporádico, dependiendo de quienes hemos podido contactar, ya sean ellos mismos o su familia.

     

    ¿Y cómo fue el caso con los objetos que hoy se agregan a la colección?

    - [Risas] Es una historia larga y fantástica. Pero el caso fue que una persona que era conocida de la viuda de Gabo estaba de visita en Estocolmo, como turista, fue al museo y se preguntó por qué no había más material sobre Gabriel García Márquez y así comenzó todo.

     

    ¿Cuál de estos objetos le llama más la atención?

    - Pienso que son fantásticas las dos gafas, puesto que reflejan tanto su personalidad como su herramienta de trabajo, que seguramente usaba cuando  escribía sus grandes obras. Estos objetos se sienten muy cercanos a él, así que es tal vez es lo que siento más fascinante.

     

    ¿Cuál es su libro favorito de Gabriel García Márquez?

    Cien años de soledad, porque dentro de sus obras, fue el que leí primero y que me conmovió mucho. Yo era entonces un adolescente, tenía 18- 19 años cuando lo leí, y fue una experiencia fantástica de lectura.

      

     
    El director del Museo Nobel, Olov Amelin, y la Embajadora de Colombia en Suecia, Sonia Durán. 

     

    También conversamos con la Embajadora de Colombia en Suecia, Sonia Durán:

     

    ¿Qué le pareció el evento de hoy?

    - Muy emocionante, el tener la oportunidad de entregar, finalmente, los objetos que donó la familia de Gabo, después de que se abrió esta belleza de museo, en el 2001.

     

    ¿Cómo se pudieron traer los objetos?

    - Con Marta habíamos tratado infructuosamente, el año pasado, de traer algunos objetos, pero no encontrábamos la forma más segura, porque cualquier transportadora no se compromete a asegurar objetos personales de un Premio Nobel. Pero finalmente encontramos a la persona ideal, Juan Pablo Bustamante, lo que nos dio una grata sorpresa. Él es hijo de la mejor amiga de la viuda del maestro, Mercedes Barcha. La madre de él se llama Cecilia Restrepo. Estamos muy contentos de que se haya solucionado de esta forma y que los objetos donados por Gabriel García Márquez se alojen en este templo estupendo de los Nobel.

     

    ¿Cómo fue la elección de estos?

    - Fue directamente escogencia de la familia. De Mercedes Barcha y uno de sus hijos, que fue también quien los llevó a Cartagena. Juan Pablo estaba en esta ciudad, y la universidad donde estaba terminando sus estudios le dio la oportunidad de escoger un lugar para estudiar y escribir su próxima novela. Él estaba muy interesado en esta criminología de las novelas negras suecas y quería venir a entenderlas desde Estocolmo, desde Suecia, entonces, está alojado aquí como estudiante, y él los trajo.

     

    ¿Cuál es su libro favorito de Gabriel García Márquez?

    - Son varios. Me he paseado por su obra, desde luego Cien años de soledad. Pero hay una que me encanta porque es una obra muy especial, y es El otoño del patriarca, que relata la vida del general y hace una referencia a los dictadores en América Latina. Fue un libro que leí en la universidad, a finales de los 70, soy científica política, y me encantó desde el punto de vista político de la época en que él lo escribió. Pero he leído muchos, El amor en los tiempos del cólera, en fin, tengo muchos favoritos. Y también su autobiografía me ha gustado mucho, por eso comencé mis palabras esta tarde con esa frase histórica de Gabo, de su autobiografía.

      

    La embajadora se refería a la frase con la que el padre del realismo mágico comienza Vivir para contarla:

     

    “La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla”.

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español