Lunes, 30 Marzo 2020 | Login
Padre de Julian Assange: “Están destruyendo a mi hijo” El padre de Julian Assange, frente a Konserthuset, en Estocolmo, luego de la marcha por la liberación de su hijo, por las calles de Estocolmo, este jueves. Foto: Marisol Aliaga.

Padre de Julian Assange: “Están destruyendo a mi hijo”

El padre de Julian Assange, John Shipton, estuvo de visita en Estocolmo antes de viajar a Londres a visitar a su hijo en la cárcel de alta seguridad de Belmarsh. El fundador de WikiLeaks arriesga ser extraditado a EE. UU., donde le esperaría una larga condena.

- 175 años equivale a la pena de muerte. Es una forma de sadismo. Los constantes abusos en contra de mi hijo son pruebas suficientes de que las potencias están tratando de aplastarlo, de destruirlo, dijo John Shipton en un punto de prensa en el parlamento sueco, este jueves.

 

 Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos. 

 

Es un hombre suave y discreto pero cálido, John Shipton, el padre de Julian Assange. Habla en un tono bajo y sosegado. A pesar de sus ojos tristes, la sonrisa aflora a sus labios constantemente. Está abatido, pero no vencido.

 

Sobre sus hombros pesa la preocupación de que el Estado más poderoso del planeta, Estados Unidos, exige la cabeza de su hijo, el editor y fundador de WikiLeaks, Julian Assange. Para ello cuenta, además, con el apoyo de Reino Unido, Ecuador y Suecia.

 

Todos recordamos las fuertes imágenes de cuando Assange fue sacado en andas de la Embajada de Ecuador en Londres, luego de que el actual presidente del Ecuador, Lenin Moreno, diera el visto bueno para que los policías británicos irrumpieran en la legación, lo metieran a un van y lo trasladaran a la temida prisión de Belmarsh. Allí se encuentra, actualmente, completamente incomunicado, al igual que peligrosos terroristas o depredadores sexuales.

 

No tiene acceso a diarios, ni a Internet (obviamente no puede usar un ordenador). Las visitas son restringidas a dos horas dos veces al mes. Solamente la familia o alguien muy cercano.

 

Su padre se encuentra en un recorrido por algunos países europeos: Irlanda, Austria, Alemania, Francia, España, Suiza, Noruega y Suecia. La meta es lograr apoyo y presionar por la libertad de su hijo.

 

Pero en Suecia la presencia del padre de Assange no ocasionó interés alguno en los medios establecidos, a diferencia de los llamados “alternativos”, que sí se interesaron y se han interesado en su caso.

- Los medios de comunicación establecidos no le prestan atención. En cambio, los medios alternativos son mucho más enérgicos, constató, con un dejo de amargura en la conferencia de prensa convocada por la Red de Apoyo a Julian Assange. Esta fue posible llevar a cabo en una sala del parlamento sueco gracias a la diputada Amineh Kakabave, anterior representante del partido de Izquierda, ahora independiente.

 

Asistieron un columnista y un fotógrafo del vespertino Aftonbladet. El otro vespertino, Expressen, realizó una mini entrevista, un video, con John Shipton, el día anterior. La única cobertura de los medios suecos establecidos.

 

El resultado de los dos participantes de Aftonbladet en la rueda de prensa fue una nota de opinión en la cual el columnista se mofa de la conferencia, de los participantes, de Assange y de su padre.

 

Un buen reflejo de cómo la prensa sueca trata, en la actualidad, al wistleblower (alertador) que dejó al descubierto, por ejemplo, el llamado “colateral murder”, un video que muestra la matanza de civiles desde un helicóptero Apache estadounidense, en la guerra en Irak, en 2007.  Entre risas, los militares aprietan el botón que apaga las vidas de un ser humano tras otro.  Doce almas en total, dos de ellos fotógrafos de la agencia Reuters.

 

En 2010, Julian Assange visitó Suecia. Y fue recibido como un héroe. El director de Aftonbladet, en ese entonces, Jan Hellin (ahora jefe en la televisión estatal, SVT), se deshizo en halagos a “una de las mentes más brillantes del planeta”. Y le ofreció trabajo en su medio.

 

Ahora lo único que produce el vespertino es una columna mofándose del otrora héroe, ahora villano. Para el medio.

 


John Shipton durante el conversatorio en el Parlamento Sueco.  

 

El hecho de que Julian Assange esté consumiéndose en vida en la más implacable de las cárceles del Reino Unido, compartiendo con asesinos en masa y terroristas como si fuera un criminal de alta peligrosidad parece no inquietarles mucho. A tal punto de que son capaces de reírse - a espaldas, eso sí - de un padre que lucha por salvar la vida de su hijo.  

 

Los medios suecos han condenado a Assange. No fue necesario un proceso legal, y nadie quiere recordar las mil y una vueltas del caso que, por lo demás, ha dejado a Suecia muy mal parada, en términos de violaciones a los derechos humanos.  

 

Incluso el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Tortura, Nils Melzer, ha declarado que Julian Assange ha sido sometido a tratos crueles e inhumanos. Luego de su visita al fundador de Wikileaks, Melzer aseguró que éste “presenta todos los síntomas de tortura psicológica” a la que ha sido expuesto durante años.

 

“¡La persecución colectiva a Julian Assange debe finalizar ahora!”, enfatizó el también profesor de Derecho Internacional.

 

En la conferencia de prensa, John Shipton habló sobre esto:

 

- Julian pasó nueve años en la embajada de Ecuador, bajo una tortura que fue en aumento, con el fin de convencerlo de que abandonara la legación. Y su salud se ha empeorado rápidamente, ha bajado 15 kilos de peso. Se ha elaborado un informe especial de la ONU sobre esto, pero no ha sido publicado, porque puede ser problemático para algunas personas.

 

Su hijo ha asegurado todos estos años que temía venir a Suecia a declarar sobre el caso del que fue acusado aquí, por el temor de ser extraditado a Estados Unidos (lo que no significa que se haya negado a ser interrogado fuera de Suecia. Quien se negó fue la fiscal del caso, Marianne Ny). 

 

“Suecia es un Estado de derecho”, Assange nunca va a ser extraditado a EE. UU., dijo la prensa sueca. Burlándose de sus temores.

 

Ahora se demuestra que Julian Assange tenía razón. Estados Unidos exige su extradición, y lo acusa de “espionaje” en 18 cargos, lo que puede resultar en 175 años de cárcel.

 

- 175 años de prisión es lo mismo que la pena capital. Julian tiene hijos, a quienes no puede ver. La familia está destrozada. Esta es una forma de sadismo. Su madre, Christine, ha luchado constantemente contra los abusos perpetrados contra su hijo, dice John Shipton.

 

Y asegura de que, a pesar de que trata de ser lo más objetivo posible, es imposible no ver las pruebas de que las grandes potencias (Estados Unidos, a la cabeza) quieren destruir a su hijo. Por el solo hecho de haber desvelado incómodas verdades.

 

Verdades que en su momento fueron publicadas por todos los grandes medios internacionales.

 

- Julian ha recibido 16 premios por sus logros periodísticos. Recientemente fui a buscar el Premio Wistleblower, en su lugar. De lo que se le acusa es de algo que los grandes medios de comunicación de todo el mundo han publicado, dice.

 

Personalmente, y debido a la actitud de los medios suecos respecto a él, tengo una sola pregunta para el padre de Assange:

 

¿Qué opina de la forma en que la prensa sueca ha tratado el caso de su hijo?

 

Pero su respuesta es conciliatoria. No sé, al fin y al cabo, si está al tanto de todo lo que dice la prensa sueca sobre su hijo, y tampoco hay tiempo para ahondar en el asunto.

 

- No quiero criticar a Suecia. Muchos aquí presentes critican severamente a Suecia, por sus errores. Y yo hago lo mismo, en mi país. Pero no estoy aquí para criticar a Suecia, estoy aquí para abogar por la libertad de Julian. Todos los otros temas pueden esperar, responde, sonriendo.

 

 

Terminado el punto de prensa, John Shipton se encontró con los activistas que lo esperaban afuera del edificio del parlamento, y marchó junto a ellos por la calle Drottninggatan, hasta la Casa de Conciertos. Las consignas fueron, entre otras: “The one right desition: No extradition”, “Libertad para Assange. ¡Ahora!”, entre muchas otras.

 

En compañía de los activistas, la gran mayoría latinoamericanos – que bien conocen el tema del terrorismo de Estado – John Shipman se notó más esperanzado, recibiendo numerosas muestras de cariño y solidaridad, en el trayecto por un asoleado Estocolmo.  

 

Ya frente a la Casa de Conciertos, mi segunda pregunta para él fue en transmisión directa para Radio Bahía, que quería saber qué podíamos hacer todos nosotros, para apoyar a su hijo.  

 

- Se han formado, en varios países, comités de ayuda a Julian. Se está formando una coalición internacional en apoyo a mi hijo. El presionar desde estas plataformas es la forma más concreta de ayudarlo, respondió.

 

O, como dijera anteriormente, toda ayuda, por pequeña que sea, es valiosa:  

 

- Aceptemos la realidad. Ellos quieren destruir a este hombre, y la única forma de hacerlo es a través de nosotros. Tal vez uno se siente pequeño, pero no es así porque, si miras el océano, está compuesto de gotitas de lluvia. No te preocupes por ser pequeño, solo haz lo que puedas.

 

 

 


El padre de Julian Assange, frente a Konserthuset, en Estocolmo, luego de la marcha por la liberación de su hijo, por las calles de Estocolmo, este jueves. 

 

 

About Author

Related items

  • Coronavirus: 5 lugares que han aplicado estrategias exitosas contra la pandemia del covid-19

    La BBC Mundo hace un recuento de las estrategias de países que han realizado las estrategias más exitosas en la lucha contra el coronavirus. Entre estos destaca Corea del Sur, Alemania, Japón y un pueblo italiano.

    La clave del éxito parece ser los análisis en masa y no solo a los enfermos de gravedad, totalmente en discordancia con las medidas adoptadas por el gobierno sueco, que sigue las instrucciones de la Agencia de Salud Pública, Folkhälsomyndigheten, y que diferencian a Suecia del resto de países, no solo europeos, sino a nivel global.

     

     Fuente: BBC Mundo 

     

    Enlace externo al artículo en BBC Mundo - haga clic 

     

     

  • Director de Sanidad de región Estocolmo: “Estamos en medio de la tormenta”

    El director de Sanidad de la provincia de Estocolmo declaró ayer por la tarde que esta región es la más afectada por la pandemia del Covid-19 en Suecia.

    En las últimas 24 horas, 18 personas fallecieron en Estocolmo debido al Covid-19 y el número de contagiados aumentó con 111 personas.

    "Nunca habíamos visto algo así", declaró Björn Eriksson, y pidió la ayuda del personal sanitario jubilado. “Necesitamos toda la ayuda posible", enfatizó.

    Actualización: este viernes el gobierno sueco decretó la prohibición de reuniones de más de 50 personas (500 anteriormente), que entrará a regir desde el próximo lunes 30 de marzo. 

     

     Por: Magazín Latino

     

    "Estamos enfrentando un desafío sanitario único", dijo este miércoles por la tarde en rueda de prensa el director de Sanidad de la provincia de Estocolmo, Björn Eriksson.

     

    Hace una semana atrás se había referido a la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19 como “una tormenta”.

     

    - Comparé esta infección con una tormenta a principios de esta semana. Ahora puedo decir que la tormenta está aquí, dijo, en una dramática rueda de prensa.

     

    Dio a conocer las cifras de la pandemia en la provincia de Estocolmo, donde, hasta ayer se registraban 1070 personas contagiadas, con un aumento de 111 personas en un solo día. 300 se encuentran hospitalizadas, un incremento de 64 nuevos pacientes y 18 fallecidos en un día.

     

    El sistema sanitario sueco se encuentra ante una tremenda presión, con falta de recursos y falta de personal.

     

    - Nos enfrentamos a un desafío sanitario único. Estamos haciendo un cambio histórico en el sistema de salud en solo unas pocas semanas.

     

    Explicó que lo más urgente en estos momentos en la región de Estocolmo es:

     

    - Por un lado, suficientes equipos de protección individual y por otro, contar con personal suficiente para aumentar la capacidad.

     

    Hizo un llamado a todas las personas que tengan preparación médica a ponerse a disposición de los servicios sanitarios. “Estamos recibiendo toda la ayuda que podemos obtener porque ahora es necesaria”, dijo.

     

    "Necesitamos la ayuda de todos para combatir la pandemia", enfatizó.

     

    Y, a pesar de lo grave de la situación, explicó que esto es solo el comienzo. “Va a ser peor”.

     

    También se refirió al foco infeccioso de en la zona de Järva, en las comunas periféricas de Estocolmo de Rinkeby, Kista, Spånga. Según él, la sobrerrepresentación de personas fallecidas procedentes de esta zona - en Estocolmo - se debe a que aquí se encuentran los grupos socioeconómicos más vulnerables, que son los más afectados en todo tipo de crisis.

     

    Las autoridades trabajan desde ayer en difundir información en distintos idiomas sobre el coronavirus en esta zona.

     

    También se está habilitando la feria de eventos Stockholmsmässan, en Älvsjö, en las afueras de Estocolmo, para que pueda recibir a 600 pacientes, y las autoridades trabajan al cien por cien para distribuir equipos de protección individual y proveer a los hospitales de los insumos necesarios.

     

    El foco principal del brote infeccioso en Suecia se encuentra en la provincia de Estocolmo, y es donde ha aumentado más, pero se teme que esto se repita en el resto del país.

     

    El primer caso de Covid-19 en Suecia se registró el 31 de enero.

     

    A diferencia de las medidas de contención demostradas por el resto de los países europeos, Suecia no ha cerrado sus fronteras y los colegios de primaria permanecen abiertos. En Suecia no se han dictado prohibiciones, se han dado recomendaciones. La medida de autorizar reuniones hasta 500 personas ha sido criticada y ha distinguido a Suecia del resto de países. (*)

     

    - Pensamos que se consigue más apelando a la responsabilidad individual de los ciudadanos que imponiendo medidas drásticas, ha dicho el epidemiólogo estatal Anders Tegnell.

     

    Suecia ha seguido su propio camino en la lucha contra el virus, siendo criticada en ocasiones por la OMS y por China.

     

    (*) Actualización: este viernes el gobierno sueco decretó la prohibición de reuniones de más de 50 personas (500 anteriormente). 

     

    Y sigue la escalada hacia el pico de la curva. En estos momentos se registran:

     

    2855 casos constatados, en todo el país.

    16 se han recuperado.

    200 pacientes en cuidados intensivos.

    319 nuevos casos hoy (jueves 26 marzo). (Ayer se registraron 237 casos nuevos).

    Fallecidos: 77 en total en todo el país.

    Suecia tiene alrededor de 10 millones de habitantes.

     


    El director de Sanidad de la provincia de Estocolmo, Björn Eriksson. Foto: SVT.se.

     

  • Agencia de Salud Pública: "Existe una propagación general de la infección"

    En conferencia de prensa este lunes, el infectólogo estatal Anders Tegnell, junto a otras entidades sanitarias informó sobre la situación general en Suecia respecto al coronavirus.

    “Es extremadamente importante proteger a los ancianos y a los grupos de alto riesgo”, dijo. Agregó que el teletrabajo es una buena alternativa, que las personas que muestren incluso leves síntomas deben permanecer en casa y que los mayores de 80 años traten de no salir.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Luego de un caótico fin de semana, con múltiples noticias sobre el coronavirus que cada vez se tornaban más alarmantes, Suecia se enfrenta a una nueva situación respecto a la pandemia que asola el mundo y cuyo epicentro se encuentra – por el momento – en Europa.

     

    En la rueda de prensa del sábado, el primer ministro Stefan Löfven apeló a la responsabilidad individual y cívica, con el fin de que la población tome conciencia de lo grave de la situación y contribuya a apaliar esta.

     

    El fin de semana la cancillería sueca (UD) recomendó, además, no viajar a ningún país. Recomendación sin precedentes en la historia reciente de Suecia.

     

    - Lo hacemos por el bien de nuestros connacionales. No podemos garantizar que quienes viajan puedan volver a casa según lo planeado, dijo un vocero de UD.

     

    No pasaron muchas horas y el infectólogo estatal Anders Tegnell criticó la advertencia.

     

    Sin embargo, este lunes Tegnell se mostró mucho más severo en sus recomendaciones. Luego de haber criticado recientemente el teletrabajo, porque “no todos tenían la posibilidad de trabajar a distancia”, ahora lo promueve.

     

    - Ahora estamos en una situación tal que podría marcar la diferencia. Esto puede ser importante, sobre todo para la atención sanitaria.

     

    Y ante la pregunta de si los mayores de 80 deberían al menos salir a hacer las compras, respondió que era más conveniente no hacerlo.

     

    Hasta hoy, más de un millar (1000) se han contagiado en Suecia, y hay 6 muertos. Tres pacientes que estaban siendo tratados en cuidados intensivos fallecieron ayer en Estocolmo, uno en el hospital de Danderyd, otro en el de Söder y otro en el hospital universitario Karolinska. Las víctimas eran todas desde alrededor de 70 años y la mayoría presentaban otras complicaciones, lo que agravó sus cuadros médicos.

     

    Los números, no obstante, con inciertos, puesto que actualmente Suecia no monitorea día a día la situación. Además, actualmente solo se le hace la prueba a las personas que pertenecen a los grupos de alto riesgo. Esto, por priorizar el cuidado de los enfermos y proteger los grupos de alto riesgo.

     

    La autoridades sanitarias suecas tampoco han entregado las cifras de cuántos cupos de emergencia dispone el país ni de cuántos equipamientos de protección individual se dispone. Tanto la OMS, como médicos italianos, quienes enfrentan una crisis antes nunca vista, han criticado la actuación de las entidades suecas. También China, que afirmó que Suecia se está comportando "irresponsablemente". 

     

     


    El infectólogo estatal Anders Tegnell en la conferencia de prensa de este lunes. Foto: Pantallazo de Aftonbladet. 

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español