Miércoles, 19 Febrero 2020 | Login
Administrador

Administrador

La respuesta que diera Jonas Sjöstedt, líder del Partido de Izquierda en una entrevista con el canal de televisión estatal, SVT, despertó polémica dentro de la izquierda sueca. Militantes del partido con raíces en Latinoamérica se han manifestado en diversos medios respecto a las simpatías de Jonas Sjöstedt, por EE.UU. y el redactor del semanario Flamman responde el artículo publicado en este el 21 del mes en curso.

"Escoger a EE.UU. ante Venezuela - ahí está el límite de lo que un líder de izquierda puede decir sin aniquilar el pensamiento de su propio movimiento. Ahí la táctica bordea el oportunismo", escribe Jonas Thunberg, en Flamman.

 

 

02 de mayo de 2015 | AMÉRICA LATINA |

 

La Séptima Cumbre de las Américas en Panamá escribió historia. Por primera vez desde el triunfo de la revolución en Cuba en 1959 se reunieron los presidentes de Cuba y EEUU oficialmente y se dieron la mano.

 

Fuente: Flamman/16-04-2015/Dick Emanuelsson. Traducción: Magazín Latino

 

Solo unos meses después del triunfo de la revolución, el 1 de enero de 1959, Fidel Castro voló a Washington, donde puso flores en la tumba de Abraham Lincoln y Thomas Jefferson. El líder revolucionario cubano se reunió también con el entonces vicepresidente Richard Nixon. Nueve meses después el presidente Dwight Eisenhower dio la orden de iniciar un entrenamiento militar secreto para refugiados cubanos militares. Al mismo tiempo, la Casa Blanca prohibió toda la exportación e importación desde y hacia Cuba. En enero de 1961, EE.UU. rompió las relaciones diplomáticas.

 

El rol de la OEA

EE.UU. culminó sus hostilidades contra Cuba con la invasión a la Bahía de Cochinos. Mil quinientos exiliados cubanos militares entrenados y armados, desembarcaron en Cuba el 16 de abril de 1961. Aviones norteamericanos habían el día anterior bombardeado aeropuertos y otros lugares estratégicos en Cuba.

La meta era establecer un puente militar en la Bahía de Cochinos en Cuba y mantenerlo por lo menos durante 72 horas. El plan era proclamar un nuevo gobierno cubano que a través de la organización controlada por los EE.UU., la OEA, apoyaría a ese gobierno como el legítimo.
El 19 de abril de 1961 la derrota de la invasión era un hecho y se inició el bloqueo a Cuba.

Solo el 17 de diciembre de 2014, un serio Barack Obama declaraba que esa política había fracasado. Y esta semana Cuba estaba de regreso en la Cumbre en Panamá, organización de la cual el país había sido dejado fuera el 31 de enero de 1962. EE.UU. y Cuba restablecerán las relaciones diplomáticas entre ambos Estados, lo que se ve como una gran victoria en La Habana.

 

En la lista de EEUU de terroristas

Fue un Obama un tanto alicaído el que habló en Panamá. Después de su discurso él y Raúl Castro de Cuba dieron una conferencia de prensa que terminó con ambos dándose la mano. Luego Obama regresó a Washington mientras Raúl Castro participó en la "Reunión de los Pueblos" en Ciudad de Panamá.

- Hemos expresado nuestra voluntad de sostener un diálogo respetuoso sobre una coexistencia civilizada entre ambos estados a pesar de nuestras profundas diferencias, dijo Raúl Castro en su discurso ante 34 Jefes de Estado.

El Jefe de Estado cubano dio la bienvenida a la decisión de Obama de quitar a Cuba de la lista de países que financian y apoyan el terrorismo, "una lista establecida por el Presidente Ronald Reagan".

- ¿Un país terrorista? Hemos estado rodeados y atacados sin cesar y solo quedaba una alternativa: darse por vencido o pelear. Ustedes saben lo que nosotros con el apoyo de nuestro pueblo escogimos.

 

El bloqueo continúa

Obama no es responsable por la política exterior que diez presidentes anteriores han conducido contra Cuba, subrayó Raúl Castro. Al mismo tiempo rogó a la reunión en Panamá que dieran a Obama todo el apoyo para que se deroguen las leyes del bloqueo contra Cuba que solo el Congreso de EEUU puede hacer.

Obama no tenía una tarea fácil en Panamá. Su decreto que declara a Venezuela una amenaza contra la seguridad de EEUU y la política exterior, desató una crítica masiva y fue condenada prácticamente por toda Latinoamérica y el Caribe. En la Cumbre de Panamá uno tras otro de los Jefes de Estado se pararon y condenaron en diversos grados la decisión de EE.UU. Nadie declaró su apoyo al decreto.

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, explicó que hasta el momento once millones de venezolanos adultos han firmado exigiendo que Obama lo anule.

- La aplicación de los derechos humanos por parte de EEUU no siempre ha sido consecuente.
Estoy muy consciente que existen capítulos oscuros en nuestra historia donde no se han visto los principios e ideales sobre los que nuestro país fue fundado, dijo Obama.

Fue una respuesta al Presidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien en su discurso acusó a EE.UU. por señalar y castigar a otros países por supuestas violaciones de los derechos humanos mientras EE.UU. abiertamente viola los principios de los tribunales Interamericanos.

- Nuestros pueblos nunca más aceptarán la tutela, la injerencia ni las intervenciones. Ha llegado la hora de la segunda y definitiva independencia de América Latina, dijo el Presidente ecuatoriano.

 

 

 

Notas relacionadas:

 

"Cuba ha ganado una victoria moral sobre EEUU"

Cuba se estrena en la Cumbre de las Américas

Raúl Castro y Barack Obama se reunieron en Panamá

 

 

Miércoles, 03 Junio 2015 23:17

Marco Venegas: "La clave es la inclusión"

12 de mayo de 2015  | ENTREVISTA |

 

* Magazín Latino entrevistó al diputado por la provincia de Sörmland, Marco Venegas

ESTOCOLMO: En las recientes elecciones de septiembre del año en curso, el Partido Verde obtuvo 25 escaños en el Parlamento. Uno de estos pasó a ser ocupado por el diputado de origen chileno Marco Venegas, quien resultó elegido gracias al sistema de voto personal, es decir que, estando en el segundo lugar de la lista al Parlamento, saltó al primero, por haber obtenido más votos.

Esto a pesar de que nunca dijo: "Voten por mí". No lo necesitó, Marco Venegas es tan conocido en su ciudad, Nyköping, gracias a su perseverante trabajo social, que este fue su mejor campaña electoral.

Liberación conversó con el flamante diputado el mismo día que se instalara en su nuevo lugar de trabajo: el Parlamento sueco.

 

Por: Marisol Aliaga

 

Poco después que el nuevo Primer Ministro sueco, Stefan Löfven, presentara su gabinete, el 4 de octubre en el Parlamento, me encuentro con Marco Venegas en su oficina. Quería saber cómo se sentía el diputado en su primer día de trabajo.

Este periodo son dos los parlamentarios de origen chileno en el Parlamento, Rossana Dinamarca, del Partido de Izquierda (V), quien nuevamente fue elegida para este periodo, y Marco Venegas, del Partido Verde (MP).

 

Recién llegado a su nuevo trabajo, Venegas tiene, antes de todo, dar con su oficina. Luego de pasar la garita de los guardias, nos dirigimos a la sección donde se encuentran las dependencias de los diputados del Partido Verde. En los pasillos se percibe olor a pintura fresca y por todas partes se encuentran cajas con material por desempacar.

Y no es fácil encontrar. Después de perdernos en diversos recovecos, en busca de la cocina, nos instalamos al cabo de un rato con sendas tazas de café en su oficina, en la que los estantes vacíos y la computadora apagada dan testimonio de que el trabajo aun no ha comenzado. No me cabe la menor duda que este es la calma que antecede la tormenta.

Pero Marco Venegas es un hombre de acción. Y llama la atención su amabilidad y sencillez que hacen que una se siente cómoda en su compañía. Ya el día antes habíamos charlado junto a su esposa, Michelle, durante la recepción (mingel) que tuvo lugar en el Parlamento, a la que asistieron numerosas personalidades, políticos, diplomáticos, trabajadores de la cultura, y las artes y, por supuesto, periodistas.

Hoy me cuenta acerca de su vida, la cual no ha estado exenta de dificultades, pero que ha sabido superar una tras otra, desde muy pequeño. Lo que más me llama la atención son sus experiencias respecto al trabajo con las pandillas juveniles, las temidas "maras", pero este es tema para otra entrevista.

 

¿Cómo te sientes en este tu primer día de trabajo?

- Es una alegría inmensa el poder llegar a ocupar un escaño en el Parlamento sueco. Quiero además, tomarlo con humildad, porque conlleva una gran responsabilidad no sólo para mí, sino también para mucha gente que creyó en mí. Y también hay otro tipo de sentimientos entremezclados, el haber llegado aquí como adulto, como refugiado, a los 22 años, viniendo de una familia de la clase obrera.

 

Me cuenta que fue criado por sus abuelos, ya que su madre murió cuando él sólo tenía tres años de edad, y por esa fecha su padre también los abandonó.

 

Das la impresión de ser una persona muy fuerte…

- Sí, mira, lo que he hecho en la vida tal vez se deba a esta pérdida; la de los seres queridos, la pérdida del país. El alejamiento también es necesario, pero no como un obstáculo, sino como una fuente de inspiración, ya sea en lo personal como también para ayudar a otra gente.

 

A su llegada a Suecia en 1985, fue destinado a un campamento para refugiados en Växjö y más tarde a la ciudad de Nyköping, en la provincia de Södermanland, donde aún reside. Cursó estudios para "socionom" (trabajador social formado profesionalmente) en la Universidad de Estocolmo, y después de haber terminado la carrera, trabajó un tiempo en Suecia. Más tarde se fue de voluntario a El Salvador, Centroamérica, para trabajar con la problemática de las pandillas juveniles, más conocidas como las "maras".


En El Salvador se quedó tres años y allí conoció a su esposa, Michelle, con quien regresó a Chile y donde nació su hija mayor. La menor nacería en Suecia, luego de que el 2000 volvieran a Nyköping.


En Suecia ha trabajado siempre en proyectos culturales, de integración y del mercado laboral dirigidos tanto a jóvenes inmigrantes como a suecos que viven en los suburbios de la ciudad.

 

 

¿Cómo comenzaste en la política?

- Yo he estado siempre participando en política. Comencé en Chile a los 15 años en un movimiento juvenil en contra de la dictadura, y al llegar a Suecia me integré al trabajo político. En el 90 comencé a militar en el Partido de Izquierda, lo que duró hasta el año 2006. Más tarde me integré al Partido Verde. Ahora, ¿por qué la gente me eligió? Iba en el segundo lugar en la lista, teníamos un solo representante de la región de Sörmland, y salí primero por votación personal. Alcancé el 5 % exigido por la ley para ser elegido por voto personal si es que el número 1 no tenía más votos que el segundo. Yo saqué como 40 votos más que la persona que estaba en primer lugar en la lista y alcancé el 5,07 %, algo así.

 

¿A qué le atribuyes esto?

- Yo he trabajado un poco como se trabajaba en los años 70. Aprendí que el trabajo social se hace en terreno, donde está la gente, ayudándoles en sus problemas cotidianos. A veces me he sentido un poco como el cura del pueblo [riendo]. Siempre he tenido buenos resultados en las elecciones municipales y en el Landsting (diputación provincial), pero jamás he impulsado una campaña personal. Incluso jamás le digo a la gente que vote por mí, pero yo creo que muchos han visto que he estado trabajando independientemente que sea año electoral o no. Tal vez he sido el único político que ha trabajado durante todo el periodo, sin importar si son elecciones o no.

 

Y lo haces porque realmente te gusta la labor social…

- Yo tengo una pasión extraordinariamente grande por el trabajo social. Y creo que el trabajo social y la política están totalmente entrelazados, me es difícil entender este sin un interés político, porque se trata de las transformaciones en la sociedad, de cómo crear las condiciones para que a la gente le vaya bien. El lema de mi vida ha sido siempre el de que toda la gente tiene que cumplir su sueño, independientemente si este es chiquito o es grande, porque creo que la finalidad de la vida tiene que ser el ser feliz. Y uno es feliz cuando logra cumplir su sueño.

 

¿Cómo llegaste al Partido Verde? Pertenecías antes al Partido de Izquierda…

- Si, antes era del Partido de Izquierda pero luego de una pelea - es una historia muy larga - me expulsaron del partido. Así que no siempre soy como cura [riendo]. Tal vez la gente haya confiado en mí porque cuando tengo que decir las cosas las digo. Tengo que estar muy de acuerdo conmigo mismo para poder realizar cosas, y no necesariamente estar bien con toda la gente. Cuando uno está en una posición política tiene amigos y enemigos, es difícil responder a las preguntas personales de todos y tienes que adoptar una línea con la que te sientas bien contigo mismo, con la que puedas salir con tu cuerpo erguido de donde estás. Yo estoy en una posición más de izquierda del Partido Verde, y eso lo sabe la mayoría.

 

¿Qué opinas que Stefan Löfven le haya cerrado la puerta al Partido de Izquierda?

-La verdad es que a veces uno no entiende mucho la política, no sólo porque uno sea político puede entender todo, y creo que había alguna estrategia detrás de esto, ¿no? Pero no pude visualizar cual era. Ahora espero que se puedan llegar a acuerdos aún sin estar ellos dentro del gobierno. Yo no sé si el Partido de Izquierda venía con unas exigencias muy extremas desde un principio, porque tanto la Socialdemocracia como el Partido Verde estaban de acuerdo en que se hiciera algo para contrarrestar el lucro en los servicios públicos.

 

¿Y respecto a que los Demócratas de Suecia hayan sacado prácticamente un 13 % de los votos?

- Eso es síntoma de algo. Todos los partidos políticos tenemos la responsabilidad de hacer un análisis profundo, no superficial, como se ha hecho hasta ahora, demasiado catalizadores y que no han servido de nada. No ha servido, por ejemplo, decir que son racistas, o que algunos tienen problemas con la justicia. Yo creo que hay un problema de fondo y que los partidos tenemos que mirar hacia adentro y preguntarnos en qué hemos fallado, porqué el mensaje no llega a la gente. Creo que allí tenemos una tremenda responsabilidad que asumir. A mí me cuesta mucho acusar a los Demócratas de Suecia de que son todos racistas porque eso es imposible.

 

¿Te refieres a que habría que diferenciar entre el 13 % de electores que votaron por ellos y los políticos que conforman el partido?

- Si decimos que todos los políticos SD son racistas creo que estamos exagerando. Lo que pasa es que - y le pasa a mucha gente que está en listas de partidos - a lo mejor se interesó por el partido para estar ahí, se pusieron e en el número 8 - 9 solamente para estar en la lista. Pero de repente el partido sacó tantos votos que los incluyeron. Es por eso que en estos cuatro años hubo cantidades de sillas vacías, de gente del SD, que no quiso ocupar sus puestos. Por eso no quiero ser tan categórico ya que entonces caímos en lo mismo. Tenemos que enfrentar esta situación, histórica en Suecia, porque esto no es lo mismo que fue Ny Demokrati (Nueva Democracia) en su tiempo. Tenemos que enfrentarlo con la cabeza fría y llegar a la raíz del problema. Personalmente pienso que esto de dejar tanta gente fuera del sistema crea condiciones para que la gente no crea en el sistema político actual y manifieste su disgusto de una u otra manera, y lamentablemente estos últimos años no han sido los mejores para los grupos periféricos de la sociedad. Entonces, la inclusión es el único camino para que la gente vuelva a creer en los partidos políticos tradicionales. Es necesario incluir a la gente - y no solamente a extranjeros - que están fuera del sistema. Le hemos dado demasiada publicidad a este fenómeno, y también los medios de comunicación han sido una ayuda para ellos.

 

Se ha debatido nuevamente en los medios, el si darles espacio o ignorarlos. Por otra parte, los SD tuvieron más éxito en las provincias, en zonas que están muy abandonadas, ¿tal vez sea esta una clave?

- Se da un fenómeno de ciudad contra campo. La gente que vive en el campo - sin estigmatizarla por supuesto - votó más por SD que la gente de las grandes ciudades, más acostumbradas a este multiculturalismo. A mí lo que más me extraña es que, por lo menos en mi región, la gente que votó más por los SD fueron quienes menos contacto tienen con extranjeros. Es un contacto ínfimo, por no decir nulo. O sea que, de alguna manera el mensaje de que los extranjeros son algo negativo, que cuestan dinero, que vienen solamente a recibir ayuda, fue recibido bastante bien en las partes donde no tienen contacto con los extranjeros, esto es bastante curioso. Y creo que si se hubiera enfocado más en resaltar lo positivo de la inmigración tal vez se habrían logrado mejores resultados. Si se hubiese hablado del aporte laboral de los 700.000 extranjeros que trabajan tiempo completo, de los 250.000 que trabajan medio tiempo, por ejemplo, esa parte de la historia no estuvo jamás contemplada en los debates políticos. Creo que es importante dar vuelta la tortilla y comenzar a hablar de lo que ha significado la inmigración para este país, sería diferente y habría un cambio de actitud.

 

A pesar de lo complicado de tema, tú irradias optimismo…

- Si. Y tengo mucho optimismo también en que el desarrollo de Suecia va a ser bastante positivo. Pero tenemos que ver qué hace la gran mayoría. Un ejemplo de mi región: una mujer sola viene con sus seis hijos de Somalia, hace 12 - 13 años atrás; le ayudé en todo cuanto estuvo a mi alcance. Los seis hijos han ido a la universidad, algunos ya se recibieron. Ahora, si no ayudamos a estas personas a cumplir sus sueños, no van a ser un aporte sino una carga. Por eso soy optimista, porque estoy trabajando a diario con esto y siento que hay un futuro bueno, un futuro diferente, con mucho color [sonrisa].

 

¿Y, para terminar, cual va a ser tu primera moción?

- Antes de resultar elegido yo estaba como presidente de una comisión política en mi ciudad, la comisión de educación, mercado laboral e integración. Ahí no escribía mociones, sino que había que echar a andar lo que habíamos acordado en este conglomerado político. Entonces, no tengo moción, pero sí ideas de lo que quiero hacer. Tengo que ver en qué comisión voy a trabajar, pero yo soy una persona de..de…

 

De acción…

- De acción, dice Marco Venegas, sonriendo.

 

 

 

Marco Venega y Michelle
Marco Venegas junto a su esposa, Michelle. Foto: Marisol Aliaga.
Marco Venega con amigos
Michelle y Marco Venegas, el Encargado de Negocios de Nicaragua, Francisco Chavarría, el Embajador de Bolivia, Milton R. Soto Santiesteban, junto a dos colegas parlamentarias. Foto: Marisol Aliaga.
Parlamento sueco - Riksdagen
Imagen del Parlamento sueco - Riksdagen, entre la Ciudad Vieja y el centro de Estocolmo. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

10 de abril de 2015 | CULTURA |

 

Este siete de abril se cumplieron 126 años del nacimiento de Gabriela Mistral.

Y este año se cumplen 70 años de la entrega del Premio Nobel de Literatura a la poetisa chilena, a quien la Academia Sueca reconociera, en 1945, como "la voz de América".

Hasta la fecha sigue siendo la única escritora latinoamericana en la larga lista de los Nobeles de Literatura.

En este ensayo, la escritora y periodista chilena, Marina Latorre Uribe, escribe sobre la creación de “Desolación", que Mistral escribiera en Magallanes, la región más austral e inhóspita de Chile. Y nos cuenta nuevos aspectos de una poetisa a quien muchos "ningunearon" por el sólo hecho de ser mujer.

Es hora ya de reivindicar la figura de esta gran poeta y educadora popular autodidacta ya que, ante el rechazo de la escuela, tuvo que hacerse cargo de su propia enseñanza. Con ello, aprendió desde muy joven, el delicado arte de la educación y luchó por los derechos de los niños.

 

Por: Marina Latorre Uribe

 

“Desolación”, su primer libro, Gabriela Mistral lo pudo crear sólo en Magallanes: “Esa tierra que no tiene primavera” ese “Mundo rebanado por la indiferencia”.

Gabriela Mistral vivió en Punta Arenas y Última Esperanza entre los años 1918 y principios de 1920.

Ella ya no estaba durante los acontecimientos gremiales y el incendio de la Federación Obrera de Magallanes que marcó un hito importante para varias generaciones de magallánicos por sus dolorosas consecuencias. Los enemigos incendiarios no repararon que en ese recinto estaban reunidos cientos de trabajadores con sus esposas y niños en una velada cultural. Algunos lograron salvarse y un número indeterminado pereció en ese incendio que los recuerda en una tumba en el cementerio de Punta Arenas.

Inicio este ensayo con una muestra del contexto que le tocó vivir a nuestra poeta en esa desolada tierra del confín del mundo.

Gabriela se encontró en Punta Arenas con un entorno de trabajadores de absolutamente recta conciencia de sus responsabilidades, pero imbuidos de su rol. Estas circunstancias deben haber provocado en ella, pienso, por una parte, adhesión enorme como experiencia humana y desconcierto en su condición de mujer, un poco o bastante discriminada. Se destacó por lo mismo.

Para las familias acomodadas debe haberles chocado esta joven intrusa que llegaba a hacer conciencia de algunas o muchas injusticias que observó desde el primer día. Llegó a la austral ciudad a un mundo completamente distinto desde un sanador calor de Los Andes, al más estremecedor frío de la tierra. La distancia física de su mundo habitual se le convirtió en perspectiva para verse y juzgar lo nacional, y esa distancia resucitó todas las nostalgias para querer cambiar la dura realidad social que la rodeaba.

Escribe: “su clima cainita, tenía a la necesidad por dura madre espartana, y si calaba mis huesos solares con su hielo para siempre y velaba, más que la noche larga, mi ventana con la esperma dura de la escarcha, como si deseara recluirme en la prisión de mi misma con los antiguos fantasmas, me templaba el alma, apostólicamente, en esa nueva realidad social de frutos pálidos que hacían cuerpos torcidos como sus árboles ante el viento”.

La más profunda motivación fue para esta exiliada “el recluirse en la prisión de sí misma”. Y escribir usando de la distancia natural, el recuerdo y el presente. “Algunos se engañaron, pensando que el poema nace del instante en que vivió, como fruto inmediato de la experiencia que es su germen; pero yo soy de aquellas que, como nunca olvidan, se me viene el mundo pasado, al canto, muchas veces.”

Hay muchas reflexiones sobre lo mismo que pueden ser perfectamente demostradas. Gabriela remarca su catarsis en esa tierra de “diamante- hielo” “donde esta “Desolación”, termina “solicitando aquellos perdones por su amargura”.

Una tierra desolada, discriminadora, sometedora; para emplear un término actual, completamente machista, que la deja afuera de toda actividad que a ella le encantaba o le interesaba. Me parece justo esta observación de mi parte. En Punta Arenas nadie lo dice. Me parece que desde siempre se estableció un silencio cómplice para negarla. Yo estudié en ese Liceo que ella dirigió y jamás escuché en mi infancia mencionar ese hecho. No había ni una sola fotografía de ella en las oficinas, en las salas de clase, ni en lugar alguno ni tampoco su nombre o un verso de ella.

Sin duda, Gabriela llevó ya sea escritos o por terminar la mayoría de los poemas de “Desolación” que los crea y recrea en esa “reclusión de si misma”.

Allá escribe “Canción del Destierro”, motivada y perdidas las esperanzas “de volver a contemplar ese sol que había regado generosamente mis entrañas”, “aquel tiempo en que, por vez primera, los vientos me acuchillaban la garganta”.

La terrible soledad, el frío, la escarcha, la nieve, no sólo la hieren a ella, sino que le agregan sufrimiento por los niños de las escuelas municipales, que en gran porcentaje por estas condiciones climáticas padecen de raquitismo, afecciones broncopulmonares y escrófulas. Quiso implantar, entonces vacaciones de invierno y compensar esa ausencia de clase en tiempos de verano, pero las autoridades educacionales, privadas y estatales del territorio, le contestaron con algo que “me remeció el tuétano del alma”. Los niños necesitaban el tiempo bueno para trabajar en el campo y así ayudar económicamente a sus familiares. Entonces transformó este fracaso en clases populares, en visitas a las cárceles, a los hospitales, dice, “fue el paliativo, Yo, la mujer de dolores.”

Por todo esto confiesa:

“Escribí para no morirme”

Hasta este verso inmortal se lo apropian otros como propio.

Y sigue escribiendo para no morirse, para no morirse:

“Desterrados nostálgicos , que sentíamos las barreras de las manos gigantescas del viento , la traición resbaladiza de la escarcha, los sudarios mortales de las anchas nevazones o teníamos que tener los ojos abiertos porque, por los diciembres, las claridades no nos permitían el reposo y se nos metían por entre los párpados desvelados. Y el silencio de ambas tajadas del día en las estaciones -la oscura y la radiante- nos daban una longitud y una densidad temporal para pensar haciendo o escribir pensando”.

Siempre en las noches días de oscuridad total del invierno o de claridad total del verano ella se desvela escribiendo, pensando y escuchando música clásica en su fonógrafo a cuerda.

Mi tesis sostiene
que sólo en esa tierra madrastra pudo concebir su primer libro: “Desolación”, por el contexto que la rodeó, y que a su vez la salva.

Ella lo cuenta, tiene la ilusión que su soledad “era mentira”, lo que la impulsa a entregarse de lleno a la enseñanza popular.

Y esta nueva visión la hace crear el Liceo Nocturno para trabajadores. Claro que para tamaña hazaña tenía que convencerse que no estaba sola.

Yo creo que sintió la presencia de ese enorme conglomerado que necesitaba instruirse. Sin embargo tuvo que oponerse a la resistencia que encontró para que esto no se realizase, aduciendo los señores del poder que aparte de no ser necesario, eso implicaría costos en luz, atenciones de personal y sobre todo de calefacción. Hay que saber que en Magallanes no se puede vivir sin ella, casi día y noche.

Nada, ni nadie logró desanimarla. Lo desafió todo. Las clases las hizo ella misma y los gastos los cubrió de su escasa renta.

Hoy me pregunto, cómo, si ella estuvo tan cerca de los trabajadores, por qué mi padre que era lector infinito, dirigente sindical, director de diarios (en 1918, para una población de veinticinco mil habitantes existían cuatro diarios y catorce periódicos y revistas) y que estoy casi segura, estuvo enterado y participó de las mismas intenciones, jamás me habló ni me contó nada de la estancia de ella en la región.

Creo que fue un ninguneo general por el sólo hecho de ser mujer.

En Magallanes los hombres hacen una intensa vida de clubs. Existían para todos, sindicatos de obreros, de empleados, de bomberos; para los ricos, el Club Magallanes, una especie del Club de La Unión de Santiago; después instalaron uno en Magallanes.

Esta inquietud me la respondo ahora: el clima extremo hace que los hombres se reúnan en distintos recintos cerrados, naturalmente sólo hombres. ¿Cómo podría Gabriela acceder a esos lugares? La habrían llevado presa, la habrían condenado al infierno, la habrían expulsado del Liceo. Y esto que parece anormal hoy, a veces sigue igual, sólo hombres compartiendo en bares y distintos escenarios.

Gabriela transforma su soledad en solidaridad, en amistad, en responsabilidad.

En “esta tierra que no tiene primavera”, dice: “Tuve miedo que el frío me helara el alma y perdiera la capacidad de canto”.

Crea, aunque pocos lo saben, la revista “Mireya” que se publicó entre mayo y noviembre de 1919, magníficamente impresa, seis números de un Mensuario de actualidades, sociología y arte, en grueso papel satinado. La impresión del texto va en letras azules, orlados de un rojo pálido, algunos poemas en encuadre con matices de verde, morado o amarillo anaranjado. Publica en ella varios poemas allá creados para su libro “Desolación”.

Del capítulo, “Pasajes de la Patagonia” dejamos aquí la evidencia de nuestra tesis.

Transcribimos algunas estrofas del poema del mismo nombre que da título al libro “Desolación”: “La bruma espesa, eterna, para que olvide dónde / me ha arrojado la mar en su ola de salmuera. / La tierra a la que vine no tiene primavera: / tiene su noche larga que cual madre me esconde. /
El viento hace a mi casa su ronda de sollozos/ y de alarido, y quiebra, como un cristal, mi grito. /Y en la llanura blanca, de horizonte infinito / miro morir inmensos ocasos dolorosos/”.

Su sensibilidad ecológica, adelantada, sufre al saber de la quema de árboles para transformar la tierra en oveja. En “Árbol muerto”, acusa: “De su bosque el que ardió sólo dejaron/ de escarnio, su fantasma. / Una llama alcanzó hasta su costado / y lo lamió, como el amor mi alma. / ¡Y sube de la herida un purpurino / musgo, como una estrofa ensangrentada! ”
“Este árbol muerto, roto, mordido de llagas, que lo dejaron como un fantasma, como escarnio, mientras los que amó y le ceñían si cayeron, todavía sus raíces, torturadas, tantean por el césped, en su búsqueda, con una angustia humana”. “Esa soledad de los bosques quemados para que la naturaleza puesta por Dios se haga oveja, me dolía como mi propia ausencia”.

Y más dolor y soledad expresa en el poema “Tres árboles”: “Tres árboles caídos / quedaron a la orilla del sendero./ El leñador los olvidó , y conversan,/ apretados de amor , como tres ciegos. La noche / vendrá. Estaré con ellos. / Recibiré en mi corazón sus mansas / resinas. Me serán como de fuego,/ ¡ y mudos y ceñidos ,/ nos halle el día en un montón de duelo! ”

Estos poemas los publicó en la revista “Mireya” primeramente, escritos allá en La Patagonia para su libro de dolores y soledad.

La preciosa revista, “Mireya”, allá creada, en verdad yo tuve la felicidad de tocarlas , verlas , mirarlas, a través de una atención muy especial de mis maestros en la universidad . Me parece que en la Biblioteca Nacional hay uno o dos ejemplares de cada número y sólo se pueden ver no los originales, sino los digitalizados.

 

Acostumbrada al verdor, Gabriela sufre del destrozo de la naturaleza en ese clima en que también sufren los árboles por el rigor del viento y por lo que muchos de ellos, crecen horizontales. Millones de hectáreas de campo arrasadas por el fuego por decisión e iniciativa del hombre. Para compensar en parte esa situación que la trastorna, planta un árbol junto al Liceo e invita a que cada alumno lo haga y cuide y se preocupe de ese árbol hijo. La avenida Colón, de Punta Arenas, con frondosos árboles que resisten el viento más despiadado que se lleva los techos de las casas y que en oportunidades arrasa con todo a su paso, ha respetado esos árboles que plantó nuestra Gabriela.

Así llegamos a lo medular de lo que queremos demostrar: El libro “Desolación” lo pudo crear sólo en Magallanes, en “esa tierra que no tiene primavera”, en ese “mundo rebanado por la indiferencia”.

Transformó su “Desolación” en acciones, desde la fundación de liceos nocturnos para trabajadores; defensa y plantación de árboles; ternura infinita por la infancia; defensa intransable para evitar el trabajo a que eran sometidos los niños en tiempos de esquila, actuando como velloneros u otros trabajos más pesados; creación de su revista “Mireya”; invitación permanente por el estudio y la lectura.

Esperanzas y desesperanzas anidadas, cultivadas, superadas quizá, en esa tierra maltratadora donde paradojalmente confiesa: “lo que más quiero de mi país es Magallanes”, donde además, encontró el título, la definición esencial de su obra: “Desolación” y “donde guardaba “El inmenso beso” que no tenía a quién dar”.

 

Otro otrosí: En su voto final de la edición de Nascimento Gabriela pide: “Dios me perdone este libro amargo y los hombres que sienten la vida como dulzura me lo perdonen también” .
“En estos cien poemas queda sangrando un pasado doloroso, en el cual la canción se ensangrentó para aliviarme. Lo dejo tras de mí como a la hondonada sombría y por laderas más clementes subo hacia las mesetas espirituales donde una ancha luz caerá por fin, sobre mis días, Yo cantaré desde ellas las palabras de la esperanza, sin volver a mirar mi corazón; cantaré como lo quiso un misericordioso, para “consolar a los hombres”. A los treinta años cuando escribí el “Decálogo del Artista”, dije este Voto:

Dios y la Vida me dejen cumplirlo en los días que me quedan por los caminos… G.M.

 

Para terminar, como broche de oro, nuestra ingratitud nacional: “Desolación” se publica por primera vez en Nueva York, en 1922, editado bajo el auspicio del Instituto de las Españas a iniciativa de su Director Federico de Onís.

Al año siguiente, 1923, en Chile. Leo en esta primera edición chilena una nota tal vez desconocida por muchos, lo siguiente: “Con esta obra se iniciaron los trabajos de los talleres gráficos de la Editorial Nascimento. Se concluyó la impresión a los XXI días del mes de Mayo del año de MCMXXIII.”

Explicación necesaria y para no olvidar: “Desolación”, se publicó primero en E.E. U. U. en 1922.

Al año siguiente: 1923, en Chile, por Editorial Nascimento y lo muy importante, con este libro se inician los talleres de esa editorial.

 

 

Marina Latorre Uribe

Marina Latorre

Marina Latorre Uribe, escritora, poeta y periodista, nació en Punta Arenas, tierra que será temáticamente importante en su creación literaria. Profesora de literatura y Licenciada en Comunicación Social. Aparte de su olabor literaria, fundó y dirigió la Galería "BOLT", donde expusieron artistas chilenos y extranjeros de categoría mundial.

 

Nota relacionada:

Google rinde homenaje a Gabriela Mistral

 

Nota anterior:

Organización africana obtiene Premio Alma

 

 

 

 

Miércoles, 03 Junio 2015 21:59

Roque Dalton, el poeta asesinado

10 de mayo de 2015 | CULTURA |

Este 10 de mayo de 2015, se cumplen 40 años del asesinato del poeta salvadoreño Roque Dalton, considerado uno de los máximos exponentes de la poesía revolucionaria de América Latina.

En esta crónica, el escritor colombiano Víctor Rojas nos cuenta acerca de su propia forma de familiarizarse con la obra de Roque Dalton. Sobre la muerte del poeta, y sobre el sectarismo, Rojas escribe:

"Cuando supe esto, Roque Dalton dejó de ser para mí el poeta del lenguaje directo, para convertirse en un símbolo político, que habría de asociar para siempre con los dolores que el sectarismo de nuestras izquierdas nos han causado".

 

Por: Víctor Rojas

 

Vine a saber del poeta Roque Dalton en el verano del 84, unos días después de mi arribo al campamento para refugiados políticos de Moheda, en el sur de Suecia. En aquel estío de pronto quedé condenado a escuchar todos los días y a todo volumen, el Poema de amor, interpretado por un grupo salvadoreño que tocaba canciones de protesta, cuyas letras rayaban las fronteras del panfleto.

Los que ampliaron el Canal de Panamá
(y fueron clasificados como “silver roll” y no como “golden roll”),
los que repararon la flota del Pacífico en las bases de California,
los que se pudrieron en las cárceles de Guatemala, México,
Honduras, Nicaragua por ladrones, por contrabandistas,
por estafadores, por hambrientos
los siempre sospechosos de todo
(“me permito remitirle al interfecto por esquinero sospechoso,
con el agravante de ser salvadoreño”),
las que llenaron los bares y los burdeles de todos los puertos
y las capitales de la zona
(“La gruta azul”, “El Calzoncito”, “Happyland”),
los sembradores de maíz en plena selva extranjera,
los reyes de la página roja,
los que nunca sabe nadie de dónde son,
los mejores artesanos del mundo,
los que fueron cosidos a balazos al cruzar la frontera,
los que murieron de paludismo de las picadas del escorpión
o la barba amarilla en el infierno de las bananeras,
los que lloraran borrachos por el himno nacional
bajo el ciclón del Pacífico o la nieve del norte,
los arrimados, los mendigos, los marihuaneros,
los guanacos hijos de la gran puta,
los que apenitas pudieron regresar,
los que tuvieron un poco más de suerte,
los eternos indocumentados,
los hacelotodo, los vendelotodo, los comelotodo,
los primeros en sacar el cuchillo,
los tristes más tristes del mundo,
mis compatriotas,
mis hermanos.

 

Con este poema aprendí que la palabra guanaco era sinónimo de salvadoreño, y que un buen verso se podía lograr con palabras sencillas, que expresaran hechos cotidianos. Sin embargo sería años más tarde, cuando habría de comprender la esencia de la poesía de Roque, quien a pesar de la influencia de Pablo Neruda, contradice el método del poeta chileno y propone en cambio “una poesía que, en lugar de cantar, plantee los problemas, los conflictos, las ideas, que son muchísimo más eficaces que los himnos, para hacer que el hombre cobre conciencia de sus problemas en la lucha de liberación de nuestros pueblos”.

Con el paso de los días sentí necesidad de saber sobre la vida del poeta y su obra. Me daba vergüenza no saber nada del que escribió los versos más politizados de nuestro continente. Entonces, me contaron mis vecinos salvadoreños que Roque había pertenecido a un grupo guerrillero (fanático y extremista) liderado por un joven lampiño, ambicioso y egoísta, y que por discrepancias políticas del poeta con el dirigente, éste ordenó ajusticiar a Roque en nombre del pueblo y de la revolución. Cuando supe esto, Roque Dalton dejó de ser para mí el poeta del lenguaje directo, para convertirse en un símbolo político, que habría de asociar para siempre con los dolores que el sectarismo de nuestras izquierdas nos han causado.

El frío final de Roque me recordó los ajusticiamientos que varias organizaciones de mi patria llevaron a cabo contra sus militantes y que luego justificaron en comunicados o en video-casetes enviados a los noticieros. Y todo porque era necesaria la “erradicación del revisionismo en nuestras filas” o, porque era imperante la “limpieza de infiltrados” o, porque ya era hora de acabar con las “desviaciones ideológicas antagónicas a la línea del Partido”.

En fin... El primer libro que adquirí del inmolado poeta lo compré en la ciudad de Lund, en una librería que llevaba su nombre. Era un poemario de carátula negra con letras rojas: Taberna y otros lugares. Debajo de las letras había dos fotografías suyas, la primera de perfil y la segunda de frente. Después me enteré que esas fotos le fueron tomadas por la policía, la segunda vez que lo llevaron preso. El mismo Roque recuperaría más tarde esas fotos del archivo policial.

En el prólogo del libro se cuenta una anécdota que le pasó en Chile.

Terminada la secundaria, Roque se fue a estudiar a una universidad de Santiago. En esos días, llegó a Chile el pintor Diego Rivera. Entonces intentó entrevistarlo, sin saber a ciencia cierta quién era ese hombre cuya apariencia física recordaba a un batracio. La entrevista no hubiera sido posible si no es porque el muralista mexicano le pregunta primero a Roque:

 

-¿Cuántos años tienes?

-Dieciocho.

-¿Has leído algún libro de Marx?

-No.

-Entonces tienes dieciocho años de ser un imbécil.

 

En este mes se cumplen 80 años de su nacimiento y 40 de su muerte absurda. Durante este tiempo, alrededor de cien mil salvadoreños entregaron, a la fuerza, sus huesos a la tierra. Esa fue la cuenta de cobro que pasó la guerra. Esa cifra hubiera sido al menos objeto de una línea más en el «Poema de Amor», si Roque existiera, si en el río de nuestra esperanza no se hubieran orinado tantos canallas. Pero no, en El Salvador, en el Pulgarcito de América nada ha pasado. “La vida no es muy seria en sus cosas”, escribió un día Juan Rulfo. Tal vez por ello, el poeta Roque Dalton prefería la chifladura a la seriedad.

 

 

Alta hora de la noche

Roque Dalton

Cuando sepas que he muerto no pronuncies mi nombre
porque se detendrá la muerte y el reposo.

Tu voz, que es la campana de los cinco sentidos,
sería el tenue faro buscado por mi niebla.

Cuando sepas que he muerto di sílabas extrañas.
Pronuncia flor, abeja, lágrima, pan, tormenta.

No dejes que tus labios hallen mis once letras.
Tengo sueño, he amado, he ganado el silencio.

No pronuncies mi nombre cuando sepas que he muerto
desde la oscura tierra vendría por tu voz.

No pronuncies mi nombre, no pronuncies mi nombre,
Cuando sepas que he muerto no pronuncies mi nombre.

 

 

 

 

Nota anterior:

Gabriela Mistral: “Escribí para no morirme”

 

 

 

05 de mayo de 2015 | SUECIA |

 

ESTOCOLMO: Por primera vez, desde el 2006, la Socialdemocracia celebró el Día Internacional de los Trabajadores siendo el partido oficialista.

En su discurso en Sudsvall, el primer ministro Stefan Löfven mantuvo su promesa de, a más tardar el 2020, presentar los índices de cesantía más bajos dentro de la Unión Europea.

El líder del Partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt, no nombró esta vez el lucro con dineros fiscales, en su discurso en Uppsala, y el presidente de la LO, Karl-Petter Thorwaldsson, en Norrköping, se preguntó repetidas veces: "¿Qué tan difícil es?"

En Estocolmo, los latinoamericanos demostraron su apoyo a Venezuela, en protesta a las elección de Jonas Sjöstedt, de peferir a USA antes que a Venezuela.

 

Por: Marisol Aliaga

 

Este primero de mayo se cumplieron 125 años desde que unas 50.000 personas se congregaran en Gärdet, Estocolmo, para celebrar el Día de los Trabajadores. Sin embargo, el interés que se viera entonces pertenece a las glorias pasadas del partido de los trabajadores, la Socialdemocracia.

Pero a pesar de que los tiempos de Hjalmar Branting no pueden sentirse más lejanos, hay algo que no ha cambiado: la importancia de un puesto de trabajo.

Este año las parolas de la Socialdemocracia fueron Conocimiento, Libertad, Futuro.

Tres fueron los oradores principales de la jornada, Stefan Löfven, en Sundsvall, Karl-Petter Thorwaldsson, en Norrköping, y Jonas Sjöstedt, en Uppsala.

En Norrköping, una lluvia torrencial obligó al jefe de la LO, Karl-Petter Thorwaldsson, a estar bajo techo, lo que no impidió que pronunciara un encendido discurso colmado de cifras pero también de anécdotas personales, como su historia familiar, de su madre, de escasos recursos, y de Gertrud, la anciana que a sus 90 años, logró por fin un lugar en una casa de reposo escribiendo una columna en el vespertino Aftonbladet.

Y contó que cada vez que se encontraba con Gertrud, ella le hacía la misma pregunta: "¿Quién saca la voz a nombre de quienes no son publicados en las páginas de debate de los diarios?"


Thorwaldsson recordó que la Suecia de hoy es una Suecia donde se mantienen las diferencias de clase. O, estas nuevamente han hecho su aparición, sobre todo luego de los últimos ocho años de gobierno burgués.

- En las últimas décadas hemos visto un retroceso hacia una mayor inseguridad, una creciente pobreza y un aumento de la brecha entre clases, dijo.

Y recordó que hace poco la LO presentó el informe anual sobre las diferencias de salarios en Suecia. Esta mide la diferencia de sueldos entre la llamada "élite del poder" - o sea, los directores - y el de los trabajadores comunes y corrientes.

- Hace 35 años atrás, en 1980, el ingreso de la élite del poder era 4,9 veces el sueldo de un trabajador. Hoy en día es 16,8 veces el sueldo de un trabajador. Suecia presenta la brecha que crece más rápidamente dentro de los países de la OCDE. Algo ha sucedido. Nuestro país ha comenzado a ser desgarrado.

Thorwaldsson tocó también el tema de la educación, nombrando los catastrofales resultados de las escuelas en los últimos informes de PISA.

También nombró algo que Suecia tenía en común con Chile:

- Suecia es por cierto el único país en el mundo que permite que colegios financiados por los contribuyentes puedan hacer jugosas ganancias. Anteriormente compartíamos esta posición única con Chile, pero el año pasado la presidenta socialista de Chile, Michelle Bachelet, puso fin al lucro en la educación.

Y agregó que ahora Suecia es el único país que permite que la educación de los niños sea un taller experimental lucrativo.

"La igualdad es nuestro principal objetivo, enfatizó Thorwaldsson y, dada su brillante retórica, su carisma y su procedencia humilde, sin duda que dan ganas de creer en lo que dice, porque, en realidad, ¿qué tan difícil es?

 

"Give 'em hell"

 

La pregunta pendía en el aire, y seguramente alcanzó velozmente Stefan Löfven, que por su parte había viajado a la norteña ciudad de Sundsvall para pronunciar su primer discurso allí y por primera vez en su cargo de primer ministro.

- Claro, ¿qué tan difícil es?, contestó, bromeando, a la reportera de Aftonbladet cuando ella le preguntó, al finalizar su discurso, si había dado órdenes de que hiciera buen tiempo en la ciudad.

Y, ante la pregunta de lo "casi agresivo" de su discurso, contestó que estaba cansado de que el gobierno anterior, de la Alianza priorizara durante ocho años la reducción de impuestos en lugar de invertir en el empleo y en la educación.

La medida del gobierno burgués, para disminuir la cesantía juvenil: la reducción de impuestos al contratar jóvenes, la calificó de cara y de ineficaz: "idiotez total", dijo.

En su discurso resaltó el tema de los jóvenes que no estudian ni trabajan. Entre ellos, la cesantía sube a un cuarenta por ciento. Alrededor de unos 86.500 jóvenes de entre 15 y 24 años estarían en esta situación. Reconoció que poco se sabe acerca de ellos, pero que la sociedad hace muy poco para llegar a ellos.

- Un 60 - 70 por ciento de estos jóvenes que no estudian ni trabajan corren el riesgo de encontrarse en la misma situación el año que viene. Por lo tanto es de suma importancia que hagamos algo al respecto, dijo Löfven.

Y anunció que el gobierno designará un coordinador nacional que supervisará las labores para poner a estudiar o a trabajar a esta juventud.

Según él, se trata de un esfuerzo mancomunado a nivel nacional para que alrededor de 90.000 jóvenes sean nuevamente incluidos en la sociedad.

- Debemos dar a todos ellos un buen comienzo en la vida, no podemos dejarlos desamparados, dijo Stefan Löfven.

Muchos comentaristas políticos se extrañaron del tono "casi agresivo" del primer ministro, quien comenzó su discurso con un ataque frontal en contra de la Alianza, y lo que esta dejara después de ocho años en el poder.

Sin embargo, a pesar de lo que digan los politólogos, las cifras hablan por sí solas: la cesantía ha aumentado, la educación nunca había estado peor y el déficit presupuestario se ha disparado.

- Suecia es un país fuerte. Podemos superar crisis y catástrofes. ¡Pero nadie sabe si hubiéramos aguantado cuatro años más con un gobierno burgués! Exclamó Löfven.

Y explicó lo ocurrido el año pasado, cuando, a punto de concretarse el cambio de presupuesto del gobierno, desde su casa el líder de los Demócratas de Suecia, Jimmie Åkesson, en un mensaje de texto les dio las instrucciones a sus camaradas de partido para que votaran por el presupuesto de la derecha, con el propósito de echar abajo el gobierno recientemente y democráticamente elegido.

"Give 'em hell" (Dénles un infierno) decía el cínico mensaje del líder del partido racista, dando a entender que los SD cumplirían sus amenazas de hacer caer al gobierno. A esto le seguirían unos días de caos pocas veces antes visto en Suecia.

- Y lo lograron. Les dieron un infierno a todos los enfermos que quedaron sin seguro de enfermedad, a todos los jóvenes que esperaban nuevas oportunidades educativas, a todas las familias con hijos que dependían de un mejor bienestar, a todos los pensionados que ansiaban una mejor economía, a todos los desempleados que tuvieron que permanecer en la "Fase 3", explicó Stefan Löfven, con rabia contenida.

Vale decir que, a pesar del "infierno" que Åkesson quiso dar a una gran parte de la población sueca, el partido sigue creciendo en las encuestas de opinión, mientras que la Socialdemocracia sigue bajando.

Tal vez en parte ayude el hecho de que la derecha sigue acusando al gobierno de incompetente, y criticando las medidas actuales - o sea sus propias medidas - ya que en la actualidad el gobierno de la Socialdemocracia y el Partido Verde se rige por el presupuesto de la Alianza - gracias a los Demócratas de Suecia.

- Han demostrado, en estos meses en el poder, que son incapaces de gobernar, dijo Anna Kinberg Batra en una entrevista reciente en la televisión, refiriéndose al gobierno de Stefan Löfven. Pero omitió que el presupuesto de Löfven aún no ha comenzado a regir.

Sin duda que a la Socialdemocracia le haría falta algo de la falta de vergüenza de los líderes de la Alianza.

Aunque un dardo bien dirigido lanzó Löfven en contra del ex ministro de educación, Jan Björklund:

- Durante ocho años, la escuela sueca ha sido dirigida de acuerdo al parecer personal de un mayor [cargo que tuvo en la Armada Björklund], y bajo un solo principio económico: las grandes sumas van a los recortes de impuestos y las migajas a los escolares de Suecia.

Al final de su discurso el primer ministro recordó las luchas internacionales de la Socialdemocracia en décadas anteriores señalando la posición actual del gobierno frente a Palestina, y recordó la importancia de la acción ciudadana en la lucha en contra de la desigualdad a todo nivel, en la sociedad sueca.

 

Sjöstedt prefiere a Venezuela

 

Por su parte el dirigente del Partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt, decidió viajar a Uppsala, al norte de Estocolmo, este 1 de mayo. En su discurso destacó, al igual que Thorwaldsson y Löfven, el tema laboral y la política al respecto del gobierno anterior.

- Después de ocho años de política de derechas, el mercado de trabajo está hecho pedazos. Fredrik Reinfeldt prometió acabar con la exclusión, pero el desempleo era mayor cuando se retiró que cuando asumió. Para muchos jóvenes es casi imposible encontrar hoy un trabajo fijo. Contratos permanentes son subcontratados y rigen los contratos flexibles. En lugar de luchar contra el desempleo, la derecha eligió combatir a los desempleados, y rebajar la Caja de Cesantía que yo y otros necesitábamos, dijo Sjöstedt.

A diferencia de su discurso de la campaña electoral, del año pasado, ahora el líder de la Izquierda no nombró su anterior punto principal: las ganancias en el sistema de bienestar. En cambio nombró tres tópicos de importancia: El próximo año poner fin al contrato temporario de trabajo, el 2007 poner fin a que las agencias de colocaciones suplan las necesidades permanentes de un lugar de trabajo y, en el 2018 a más tardar, que se promueva la ley del derecho al tiempo laboral completo.

Medidas concretas que no cabe duda abogan por mejores condiciones de trabajo. No obstante, las palabras de Jonas Sjöstedt le sonaron este año a más de algún latinoamericano de izquierda como vacías, luego de que éste, en una entrevista con la televisión sueca contestara que prefería a EE.UU. antes que a Venezuela.

La entrevista fue transmitida recientemente por el canal estatal sueco en el programa Partiledaren, donde los dirigentes de todos los partidos han sido entrevistados. Al final del programa, el entrevistador hace una serie de preguntas cortas, y el entrevistado puede elegir solamente entre dos alternativas. Obviamente las alternativas son elegidas con el máximo de perspicacia para poner en aprietos al líder de turno.

Al término del programa, el conductor le pregunta, entre otros temas, qué prefiere, USA o Venezuela - sin ninguna explicación de por medio - a lo cual Sjöstedt responde rápidamente y sin titubear: USA. (Vale decir que Anna Kinberg Batra no contestó ni lo uno ni lo otro a ninguna de las preguntas, cuando le tocó el turno a ella).

La elección de Jonas Sjöstedt ocasionó una ola de malestar dentro de correligionarios y simpatizantes y un debate en las redes sociales que hasta la fecha aún no cesa.

"Pero ahora el líder del partido de Izquierda, Míster Jonas Sjöstedt, ha cruzado una línea que no puedo aceptar. Ha tomado partido a favor de todo lo que hemos luchado en contra desde diferentes trincheras durante todas nuestras vidas. Al escoger a EE.UU. ante Venezuela, escogió a un país que ha estado involucrado en prácticamente todos los conflictos bélicos de los tiempos modernos. Ha invadido, provocado conflictos y en todos los lugares donde se ha metido ha dejado tras sí un caos. Pienso en Chile, la primavera árabe, Libia, Honduras, Siria, por mencionar algunos", escribe en Facebook y en Magazín Latino la columnista Sara Olave.

Gabriel Pérez Santiago, miembro del Partido de Izquierda de Malmö, escribe, por su parte, en el diario digital Alltid.se, que no se puede dejar de lado las experiencias de la izquierda latinoamericana.

"Exijo una explicación de por qué Jonas Sjöstedt eligió los Estados Unidos frente a Venezuela. Porque la elección consciente que Jonas Sjöstedt hizo en el programa "Partiledaren" no es sólo una declaración sobre en qué país uno mismo, literalmente, quiere vivir. Eso es hacerse más tonto de lo que se es. ¿Una pregunta interesante para Jonas Sjöstedt sería qué significa el socialismo y la solidaridad internacional para él?", escribe Gabriel Pérez Santiago.

 

Hasta el momento el líder del Partido de Izquierda no ha contestado la crítica. ¿Tal vez ni siquiera se haya enterado?

 

En el 2012 fue criticado, para esta misma fecha, luego de que declarara que no quiere ver retratos ni de Lenin ni del Che Guevara en la marcha del Día de los Trabajadores.

 

Nota anterior - SUECIA:

 

Ebba Busch Thor es la nueva líder del partido Demócrata Cristiano

 

 

 

Caracas, 02 Jun. AVN.- La Academia Bjornstjerne Bjornson de Noruega otorgó este martes el premio de la libertad de expresión a Edward Snowden, exanalista de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) y de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), en reconocimiento al riesgo personal que asumió al revelar los programas masivos de espionaje por parte de Estados Unidos.

 

 ESTOCOLMO: Ayer (08 de octubre de 2014) se dieron a conocer los laureados con el Premio Nobel de Física 2014, recayendo el honor en tres científicos que se han dedicado a investigar los diodos azules, o bombillas LED.

 

Fuente: Nobelprize.org. 07-10-14. Traducción: Magazín Latino

 

Comunicado de prensa: Premio Nobel de Física 2014

7 de octubre de 2014

La Real Academia sueca de Ciencias (Kungliga Vetenskapsakademin) ha decidido otorgar el Premio Nobel de Física 2014 a

Isamu Akasaki, Meijo University, Nagoya, Japan and Nagoya University, Japan, Hiroshi Amano, Nagoya University, Japan;  y Shuji Nakamura
University of California, Santa Barbara, CA, USA "por la invención de los eficientes diodos azules que han hecho posible fuentes de luz blanca brillantes y de ahorro energético".

 

 

Las bombillas LED arrojan mueva luz sobre el mundo

 

Los galardonados de este año son premiados por haber inventado una nueva fuente de luz de ahorro energético e inocuo al medio ambiente - la bombilla azul LED. En el spiritu de Alfred Nobel, el premio va a un invento de gran utilidad para la humanidad: gracias a la bombilla LED luz blanca se puede crear de una nueva forma. Con las nuevas bombillas LED hemos conseguido alternativas más durables y más efectivas a las antiguas fuentes de luz.

Cuando Isamu Akasaki, Hiroshi Amano y Shuji Nakamura, al principio de la década de los 90, lograron los fuertes rayos azules de sus semiconductores, abrieron el camino a la evolución de la tecnología de iluminación desde la base. Los diodos rojos y verdes habían existido durante mucho tiempo, pero sin la luz azul no era posible crear luz blanca. A pesar de grandes esfuerzos tanto dentro de la comunidad de investigación como de la industria, el LED azul continuó siendo un desafío durante tres décadas.

Ellos tuvieron éxito donde los demás han fracasado. Akasaki trabajó junto con Amano en la Universidad de Nagoya, mientras que Nakamura era empleado en por Nichia Chemicals, una pequeña empresa de Tokushima. Sus inventos fueron revolucionarios. La bombilla común y corriente iluminó todo el siglo XX; la bombilla LED iluminará el siglo XXI.

Las bombillas LED iluminan con una luz blanca potente, tienen larga duración y consumen poca energía. Se están desarrollando constantemente y son cada vez más eficientes con mayor potencia lumínica (medida en lúmenes) por la potencia de entrada (medido en watts). El record más reciente es más de 300 lumen por wat, comparada con 16, de bombillas comunes y alrededor de 70, en las bombillas de luz fluorescente.

Grandes esperanzas se suman a la capacidad de la bombilla LED de elevar la calidad de vida de más de 1,5 mil millones de seres humanos que alrededor del mundo carecen de redes eléctricas: el bajo requerimiento de energía permite que las bombillas pueden ser sustentadas por energía solar barata y local.

La invención del LED azul no tiene más de veinte años, pero ya ha ayudado a crear luz blanca en una forma completamente nueva, para el beneficio de todos nosotros.

 

 

The Nobel Prize in Physics 2014
Foto: The Official Web Site of the Nobel Prize.
The Nobel Prize in Physics 2014
Foto: The Official Web Site of the Nobel Prize.

 

 

 

 Para ver el comunicado en sueco - haga clic

En inglés - haga clic

 

 

 

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español