Miércoles, 30 Septiembre 2020 | Login
Administrador

Administrador

Este martes y por apenas dos votos a su favor, el líder socialista Pedro Sánchez fue investido presidente de Gobierno de España.

La segunda votación en el Congreso se saldó con 167 votos a su favor, 165 en contra y 18 abstenciones.  El secretario general del PSOE formará con Unidas Podemos el primer Gobierno de coalición en la historia reciente de España. A las 11:00 horas del miércoles tomará posesión de su cargo.

 

 Por: Magazín Latino

 

Luego de casi nueve meses ejerciendo como presidente en funciones, Pedro Sánchez Pérez-Castejón, secretario general del PSOE fue investido este martes presidente del Gobierno español.

En segundas votaciones en el Congreso, Sánchez fue elegido con la abstención de los independentistas catalanes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y de EH Bildu.

El líder socialista tuvo el apoyo de 167 parlamentarios: 120 del PSOE; 35 de Unidas Podemos; 6 del PNV; 3 de Más País-Compromís; 1 de Nueva Canarias; 1 de BNG; y 1 de Teruel Existe.

En su contra votaron 165: 88 del PP; 52 de VOX; 10 de Ciudadanos; 8 de Junts per Catalunya; 2 de CUP; 2 de UPN; 1 de CC; 1 de  Foro Asturias y 1 de PRC.

Las abstenciones sumaron: 13 de ERC; y 5 de EH Bildu.

En la sesión de investidura estuvieron presentes los 350 diputados. El domingo pasado la parlamentaria Aina Vidal, de En Comú-Podem por Barcelona no pudo asistir, por motivos de salud. Este martes protagonizó uno de los momentos más emotivos de la jornada, al recibir los aplausos de sus colegas y un ramo de flores de manos de Pablo Iglesias y su pareja y portavoz de Unidas Podemos, Irene Montero.

Pablo Iglesias se emocionó también hasta las lágrimas, al abrazar a su compañero Pablo Echenique, quien sustituirá a Irene Montero como nuevo portavoz del grupo parlamentario. Montero pasará a asumir el puesto de ministra de Igualdad en el gabinete de Sánchez.

Pero en general se vivió este martes una sesión muy tensa, con numerosas acusaciones entre las distintas agrupaciones. Pedro Sánchez lamentó la "crispación" y el tono de la derecha. "O gobiernan las derechas o no hay Gobierno en España, siempre hacen ustedes lo mismo. No les compensa seguir en el berrinche indefinidamente", dijo. 

No obstante, este Gobierno de coalición progresista no lo va a tener fácil, y ha sido calificado de "inestable" y "frágil".

Pablo Iglesias dijo que: "No nos van a atacar por lo que hagamos, sino por lo que somos" y pidió a Sánchez "la mejor firmeza democrática", frente a los ataques de sus adversarios.

Este miércoles a las 11.00 horas, en el Palacio de la Zarzuela, Pedro Sánchez prometerá ante el Rey Felipe VI y hará posesión de su cargo.

 

 

 

Jueves, 02 Enero 2020 23:04

Lena Endre dio la bienvenida al 2020

La connotada actriz Lena Endre fue la encargada esta Nochevieja de declamar el clásico poema “Campanas de Año Nuevo” en el escenario de Solliden, en Skansen.

Sin dudar un segundo recitó de memoria el poema de Alfred Tennyson, siguiendo una tradición que data de 1895.

Seguidamente coreó, junto a la cantante y conductora Sanna Nielsen, los últimos diez segundos del 2019, dando la bienvenida al 2020 con un: “Gott Nytt År!”

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Y entramos a una nueva década, la del 2020, de la mano de la actriz Lena Endre. Luego de declamar “Campanas de Año Nuevo”, con un minuto de ventaja, contó al público de Skansen que desde hace dos meses ha estado ensayando. 

- Me gusta estar bien preparada, confesó la actriz, riendo. Ella forma parte del elenco del Dramaten y es conocida en el extranjero por su rol en Millenium, la película basada en la novela de Stieg Larsson. También trabajó con Ingmar Bergman.

 

Quien no ha visto en la televisión la fiesta de Nochevieja en Skansen. Una tradición en Suecia desde que, en 1895, Nikolaus Bergendahl recitara por primera vez “Campanas de Año Nuevo”, del poeta británico Alfred Tennyson.

 

Los últimos años han declamado en Skansen Mikael Persbrandt (actor, actual con su interpretación de Harald Edelstam en la serie televisiva Invisible Heroes); Krister Henriksson; Pernilla August; y Malena Ernman (cantante lírica actualmente más conocida por ser la madre de Greta Thunberg), entre otros.  

 

Personalmente, y en honor a una década que comienza, esta vez tomo el toro por los cuernos y decido ver la celebración no en la pantalla chica, sino en vivo y en directo. Y parto para Skansen, (el museo al aire libre más antiguo del mundo, como lo dice su página web), donde cada año se lleva a cabo este evento.

 

Lo primero que me llama la atención es que, faltando tres horas para las doce, no muchos han tenido la misma idea. El metro hacia el centro de Estocolmo no está atiborrado de gente - como me temía - y el tranvía que me deja a la entrada del lugar, menos.

 

 

El espectáculo comienza a las 23:10, son las 21:30, de modo que tengo bastante tiempo para inspeccionar el lugar. Pero el tiempo se pasa volando, porque a mi colega Anna, se le ocurrió lo mismo, de modo que juntas recorremos los senderos del antiguo parque-museo, por primera vez, en una Nochevieja.

 

A excepción del escenario y sus alrededores, prácticamente todo el lugar está iluminado por velas y velones. Tomamos la escala mecánica – de día se puede tomar el funicular – hacia el sitio más elevado de Skansen, donde se encuentra el escenario de Solliden. Allí los técnicos de sonido, de iluminación y artistas se preparan para la transmisión televisiva del evento.

 

La vista panorámica desde arriba es espectacular. Si no fuera por la temperatura – dos grados sobre cero que se sienten como cinco bajo cero – podría uno sentarse tranquilamente a disfrutar la vista nocturna con las luces de la ciudad reflejadas en el lago que rodea la isla de Djurgården.

 

Al borde del sendero, a la derecha, un molino de viento resplandece en tonos azules. Huele a chimenea de casa de campo, el viento trae el humo de las fogatas que cada cierto tramo arden en la oscuridad y donde la gente se arrima para pasar el frío.  

 

 

Aquí, cada uno hace lo que más le apetezca. La gente va y viene, por los senderos en penumbras. Hacemos una fila para entrar al concierto de Nochevieja en la iglesia de Seglora (que data de 1729). En la obscuridad no podemos ver qué pasa más adelante en la fila, y al llegar nos damos cuenta de que las puertas de la iglesia ya están cerradas. Pero al final no importa mucho, en la fila se sentía menos el frío.

 

 

 

Sacamos el termo y tomamos un café bien caliente antes de dirigirnos a Solliden. En el escenario, Sanna Nielsen, y Rickard Söderberg interpretan el tema “Things”, y sus melodiosos acordes nos invitan a bailar. El jolgorio del público es grande.

 


Sanna Nielsen junto a Rickard Söderberg. Foto: Captura de pantalla. SVT. 

 

Faltando cuatro minutos para la medianoche, hace su entrada al escenario Lena Endre, y declama, con voz fuerte y clara, el clásico poema de Alfred Tennyson, “Campanas de Año Nuevo”.

 

El poema da la bienvenida al año que llega y despide al que se va. Al terminar, la actriz da unos pasos de baile, feliz: “We did it!” (¡lo logramos!), dice riendo antes de comenzar la cuenta regresiva junto a Sanna Nielsen.

Desde el público, seguimos la cuenta (en sueco): nio, åtta, sju, sex, fem...Gott Nytt År! (Feliz Año Nuevo!)

 


Foto: Captura de pantalla. SVT. 

 

Grandes estallidos. Los fuegos artificiales iluminan el cielo de Estocolmo y la fiesta sigue por unos 10 minutos más.

 

A las 00:15 la gran mayoría ha abandonado el lugar, a excepción de nosotros y unos cuantos más que se sacan selfies y siguen brindando.

 

Al despedirse, Sanna Nielsen invitó al público al evento de primavera y verano Allsång (cantemos juntos), “cuando se escuche el canto de los pájaros”.  

 

Quien sabe, tal vez volvamos para el verano, para disfrutar de esos interminables atardeceres nórdicos en los que el sol nunca se pone.

 

 

  
Lena Endre, en el momento de declamar “Campanas de Año Nuevo” en el escenario de Solliden, en Skansen. Foto: SVT. 

 

Enlace a la transmisión del programa en la televisión sueca, SVT

 

Aunque no es una palabra propiamente tal, los emoticones y emojis se alzaron como ´la palabra del año 2019´, según la Fundación del Español Urgente,

“Porque no hay que desdeñar lo que nos ayuda a comunicarnos mejor”, escribe la Fundéu BBVA. Entonces, no dude en acompañar sus mensajes de texto con una carita sonriente – o lo que corresponda  – cuando se comunique digitalmente, en esta década que comienza.

 

 Por: Magazín Latino

 

Para algunos son sumamente habitual. Otros son más reticentes en reforzar sus mensajes de texto o en correos electrónicos con caras o signos que demuestran el estado de ánimo. Sea como sea, ambos son ampliamente  muy. A menudo basta un solo pulgar para arriba o una sonrisa, para responder rápidamente a algún mensaje.

 

Por eso, porque nos ayudan a comunicarnos mejor, la Fundación del Español Urgente eligió los emoticonos y los emojis como ´la palabra del año 2019´. Muy de acuerdo con la evolución digital ocurrida en esta década que recién se nos fue.

 

¿Pero, sabía la diferencia entre un emoticono y un emoji? Así lo explica la fundación:

 

“La aparición en los años noventa de los emoticonos - pequeños dibujos creados con signos ortográficos que a menudo se leían inclinando la cabeza :-) - y su evolución ya en el siglo XXI hacia los emojis (pequeñas figuras dibujadas con valor simbólico) han supuesto un cambio evidente en el modo de comunicarnos”.

 

El coordinador general de la Fundéu BBVA, Javier Lascuráin, aclara:

 

” No se trata, por supuesto, de que los emoticonos y los emojis vengan a robarnos palabras o a pervertir nuestra lengua, que ha mostrado durante siglos su capacidad para adaptarse a los nuevos tiempos y a las tecnologías de cada época. Ni de que acabemos expresándonos solo con este tipo de elementos. Creemos más bien que constituyen un elemento más que contribuye a lograr el fin último de las lenguas: la comunicación entre las personas”.

 

Él explica el porqué muchos de nosotros recurrimos a los emojis, cuando nos comunicamos a través de la escritura:

 

“En un mundo marcado por la velocidad, los emoticonos aportan agilidad y concisión. Y en un entorno en el que buena parte de lo que escribimos, sobre todo en chats y sistemas de mensajería instantánea, es comunicación oral puesta por escrito, estos elementos nos permiten añadir matices gestuales y de intención que de otro modo se perderían”.

 

Y la Fundéu BBVA apunta “Porque no hay que desdeñar lo que nos ayuda a comunicarnos mejor” y “porque los empleamos cada día cientos de veces”.

 

Las ´palabras del año’ han sido: 2018: microplástico; 2017: aporofobia; 2016: populismo; 2015: refugiado; 2014: selfi; 2013: escrache

 

Mas información:

La Fundéu BBVA es una institución sin ánimo de lucro cuyo objetivo es promover el buen uso del español, en especial en los medios de comunicación. Para ello emite cada día recomendaciones lingüísticas vinculadas a la actualidad informativa y responde cientos de consultas a través del teléfono, el correo electrónico, la web y las redes sociales.

La elección de su palabra del año, que llega en este 2019 a su séptima edición, es el fruto de los debates de sus integrantes (filólogos y periodistas) tras un año de trabajo con el lenguaje más relacionado con la actualidad informativa.
(Fuente: Fundeu.es).

 


Foto: © Pixabay. (La imagen ha sido recortada).

Miércoles, 25 Diciembre 2019 18:35

¡Feliz Navidad 2019!

Aunque el 2018 ha sido un año lleno de sobresaltos y eventos nefastos, hemos constatado que en numerosos lugares del planeta se ha prendido una llama de esperanza por una sociedad más digna.

Hacemos un alto en nuestras labores para desear a nuestros lectores unas Navidades 2019 colmadas de amor, paz y armonía. Que la llama de la esperanza siga resplandeciendo y que ilumine la nueva década que está a punto de comenzar.

La Redacción.

 

 Por: Magazín Latino

 

 

Domingo, 22 Diciembre 2019 23:41

Ester y Catalina hacen huelga por el clima

Las estudiantes Ester y Catalina participaron este viernes en la huelga número 70 por el clima: #FridaysForFuture, iniciada por Greta Thunberg, hace un año y medio atrás.

La joven activista está de regreso en Suecia, luego de su viaje al continente americano. Este viernes se plantó nuevamente frente al parlamento sueco en Estocolmo.

La acompañaron una veintena de estudiantes, entre ellos, Ester y Catalina, con quienes conversamos.

 

 Por: Marisol Aliaga  

 

Al ser elegida ´la persona del año´ por la revista Time, Greta Thunberg enfatizó la importancia del movimiento que encabeza:  “Fridays for Future”.

 

- Realmente espero que signifique algo para el movimiento, que realmente es quien debería recibir este reconocimiento. Pero espero que pueda conducir a algún tipo de despertar, y que motive a más activistas climáticos. Quizás también contribuya a que la palabra ´activista climático´ ya no sea ve como un insulto, y que más activistas reciban reconocimientos, dijo Greta a los medios, a su llegada a Suecia.

 

Este viernes estuvimos en la plaza de La Moneda (Mynttorget), frente al parlamento sueco, y conversamos con dos estudiantes que han participado en varias manifestaciones por el medioambiente. Pertenecen al movimiento #FridaysForFuture y están preocupadas por los cambios climáticos.

 

- Yo creo que este es un problema que tenemos que resolver. Los países no están haciendo lo suficiente - por el momento - y queremos que hagan más, nos dice Ester Cortez, quien tiene 16 años y va en primero año de la secundaria.

 

Tiene un cartel que dice: “I want my future back” (Quiero que me devuelvan mi futuro).

 

Reconoce que el estar allí sentada “no va a cambiar nada en el mundo”, pero que es algo simbólico.

 

- Hemos dejado de ir a la escuela el viernes, pero queremos que los adultos hagan algo más por el medio ambiente.

 

¿Qué les respondes a quienes las critican y dicen que deberían estar en la escuela?

 

- Yo les pregunto: ¿De qué sirve ir a la escuela, si no hay un futuro?

 

Ester viajó a la cumbre climática que se celebró recientemente en Madrid, pero no quedó con los resultados de esta.

 

- Yo estuve en la COP25, pero no pasó nada. No hicieron nada. Quedé muy decepcionada.

 

Dos cosas le llamaron la atención. Junto a integrantes del movimiento FFF (#FridaysForFuture) realizaron el miércoles una acción por el clima. Las dejaron hacerla, pero fue todo.

- Dijeron que estaba divertida, pero no pasó nada más. Por la tarde vi que había representantes de comunidades indígenas que querían hacer una acción, pero dijeron que no estaba autorizada, y se tuvieron que ir.

 

¿De dónde eran?

 

- Eran de Ecuador, de Brasil y también de Canadá. Yo creo que la gente indígena sabe más que todos, y que deberían escucharlos. A nosotros nos dejaron manifestarnos, pero a ellos no.

 

Catalina Escobar tiene 15 años y cursa el noveno de la Primaria. Está de acuerdo con Ester en que las comunidades indígenas han sido postergadas, a pesar del conocimiento que estas poseen sobre el medioambiente.

 

- Yo creo que nosotros podemos aprender mucho de ellos porque ellos viven con la naturaleza y no de la naturaleza, como nosotros lo estamos haciendo ahora.

 

Tampoco tiene mucha fe en las cumbres climáticas, pero concuerda en que se requieren cambios fundamentales y que son urgentes. Y que lo que falta es la voluntad.

 

- Yo creo que sigue faltando la voluntad de cambiar todo, porque piensan más en la economía antes que en salvar el planeta, yo creo que ese es el gran problema.

 

Esta es la sexta vez que Catalina se ha manifestado afuera del Parlamento, junto a otros jóvenes activistas de su edad. También ha participado en las manifestaciones globales, el más reciente fue en Rinkeby.

 

- Estuvo muy bueno, me gustó mucho. Fueron muchos jóvenes y habían invitado a personas indígenas que hablaran, porque ellos viven en armonía con la naturaleza y nos pueden ayudar. Me gustó porque estaba bien organizado.

- De la COP25 solamente vi algunos discursos, el de Greta, por ejemplo, pero sé que fue una gran decepción para muchas personas. Yo no puedo decir más sobre las COP, porque no soy una experta, pero lo que yo quiero es que resolvamos esta crisis, nos dice.

 

¿Y cuál es la próxima actividad o acción?

 

- Greta y todas las otras personas que se han manifestado aquí todos los viernes van a seguir. Van a seguir hasta que Suecia esté en línea con el acuerdo que se tomó en París, que el recalentamiento global no debe pasar del límite de 1,5 grados centígrados y eso aún no se ha alcanzado, dice Catalina.

 

Y Ester acota:

 

- Si las emisiones de carbono siguen siendo las mismas, los países no están siguiendo el acuerdo de Paris. Y si no siguen este acuerdo, el planeta seguirá recalentándose. Es necesario detener las emisiones de carbono que resultan en que la temperatura aumenta.

 

A ninguna de ellas les preocupan las críticas a Greta Thunberg o al movimiento en el que participan ambas.

 

- En parte lo podemos tomar como algo positivo, porque hay quienes ya están asustados de lo grande que se ha hecho este movimiento y el impacto que está teniendo a nivel mundial. Entonces yo más bien lo veo como algo bueno, concluye Catalina. 

 

 
Ester Cortez (izquierda) tiene 16 años y va en el primer año de la Secundaria. Catalina Escobar (derecha) tiene 15 años y va en noveno de Primaria. Foto: Marisol Aliaga.


Ester y Catalina frente al parlamento sueco, en la plaza de La Moneda, en Estocolmo.  Foto: Marisol Aliaga.

 
Greta Thunberg tiene 16 años y esta es la 70 vez que hace huelga frente al parlamento. Foto: Instagram. 

 

La cumbre del clima en Madrid, COP25, fue calificada por expertos, activistas y participantes como “un fracaso total”, y muchos se preguntaron las razones por las que Chile se empeñó en no soltar la presidencia.

Al finalizar este domingo, luego de dos días extra de negociaciones, la ministra chilena del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, pasó un chasco al proponer a la Asamblea que las respuestas fueran enviadas electrónicamente. Obtuvo un contundente: “No”.

 

 Por: Magazín Latino

 

Muchos se han preguntado, tanto antes y después de la COP25, por qué Chile se empeñó en albergar la cumbre climática. Y al término de esta, la incapacidad del gobierno de Sebastián Piñera para liderar un evento de esta envergadura quedó plenamente de manifiesto.

 

Alden Mayer, veterano activista y líder de la Unión de Científicos preocupados por el Medioambiente, expresó a los medios:

 

- He venido a estas negociaciones del clima desde que se iniciaron, en 1991, y nunca había visto una total desconexión entre lo que hemos visto en esta COP25 y lo que la ciencia plantea y la gente demanda a nivel mundial. El planeta se está quemando, y nuestra ventana de escape se está haciendo cada vez más difícil de alcanzar entre más fallamos en actuar.

 

Las ONG defensoras del Medioambiente también se mostraron críticas ante la presidencia chilena y resaltaron su actitud frente a los países que se opusieron a medidas más contundentes.

- La distancia entre la realidad y la negociación tiene una razón de ser que hay que mencionar. Cada vez más países contaminantes como Brasil, China, India, EE.UU. y Australia están imponiendo sus intereses y retrasando el progreso. Los países vulnerables como Colombia tienen todo que perder. Ya no se trata de una negociación de países desarrollados contra países en desarrollo. Es cada vez más una negociación de países grandes contra pequeños, en la que los últimos están perdiendo”, dijo Isabel Cavelier, directora de Visión de Transforma.

 

Por su parte Jennifer Morgan, Directora Ejecutiva de Greenpeace y quien en un principio se había mostrado conforme con que Chile fuera sede de la cumbre, manifestó también su descontento respecto al acuerdo final. 

- El texto es completamente inaceptable y sería una traición a quienes sufren los impactos alrededor del mundo, y también a los que están pidiendo acciones. La presidencia de Chile tenía una tarea: proteger la integridad del acuerdo de Paris, no permitir que se rompiera por sí mismo y por codicia. En este momento está fallando. El enfoque que Chile ha tomado sobre este texto muestra como como ha escuchado a los contaminadores y no a la gente.

 

Tampoco el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, quedó conforme con los resultados de la reunión internacional. 

 

 “Estoy decepcionado con los resultados de la COP25. La comunidad internacional perdió una oportunidad importante para mostrar una mayor ambición en mitigación, adaptación y financiamiento para enfrentar la crisis climática. Pero no debemos rendirnos y no me rendiré”, escribió Guterres en su cuenta de Twitter.

 

El objetivo principal de la cumbre era implementar medidas concretas para cumplir el acuerdo de Paris. Uno de sus puntos principales es el de limitar a 1,5 grados centígrados el aumento de la temperatura media con respecto a los niveles preindustriales antes de final de siglo. Este año será el segundo o el tercero más caluroso desde que se tienen registros.

La ministra chilena del Medioambiente, Carolina Schmidt, quien presidió la cumbre en ausencia de Sebastián Piñera había declarado, antes del cambio de sede que “Chile está liderando una transformación hacia las energías limpias por su tremendo capital natural”, y que “nosotros queremos acelerar el paso a una energía limpia no solo en Chile, sino en el mundo entero”.

 

En Madrid se enfrentó con la realidad.

 

Después de maratónicas sesiones y dos días de retraso, por fin se logró un documento final el domingo pasado, cuando los delegados de los países más pobres ya habían tenido que volver a casa. 

 

“Chile-Madrid tiempo para la acción”, se tituló el documento.

 

No obstante, la presidencia chilena fue criticada, por su poca capacidad de liderazgo y falta de experiencia en el tema.

 

La molestia generada en contra de Carolina Schmidt tuvo su momento más álgido el domingo, cuando se trataba de alcanzar acuerdos en la asamblea de cierre de la cumbre. La ministra comenzó a decir:

 

- Considerando la hora y el hecho de que muchos tenemos prisa por llegar al aeropuerto, me gustaría plantear que las propuestas sean enviadas y subidas de forma electrónica…

 

No alcanzó a terminar la frase cuando fue interrumpida por delegados y delegadas que le respondieron: “No”.

 

Hecho que tuvo resonancia en los medios internacionales, tanto por la pobreza del acuerdo, como por la incapacidad de la secretaria de Estado.

 


Nuestro colaborador Angonoa, no vislumbraba buenos resultados. 

 

Uno de los medios que escribió sobre esto fue el diario español El Periódico, que en una crónica titulada “Lágrimas de cocodrilo en la cumbre del clima”, critica a Schmidt porque “rompió a llorar varias veces ante su incapacidad negociadora”.

 

“Algunos observadores y delegados de países europeos se preguntaban por qué Chile quiso presidir la COP25 si ha demostrado tanta torpeza y tan poco empeño en sacar su contenido adelante”, escribe el medio. 

 

"Cuando la tarde noche del sábado parecía que todo iba a irse al garete, Carolina Schmidt, reconoció entre lágrimas varias veces su incapacidad y traspasó a su homóloga española, Teresa Ribera, la negociación que había contribuido a envenenar", expone el autor de la nota y corresponsal de El Periódico en la cumbre, Manuel Villaseró. 

 

También subraya: “Para salir vivo de un evento en el que 196 países deben aprobar todo por unanimidad, hay que saber que el voto del más pequeño archipiélago puede llegar a valer tanto como el del país más poderoso. También hay que dominar un mínimo la endemoniada jerga técnica que a veces convierte a los documentos en jeroglíficos indescifrables. No basta con llevarse a un equipo de solventes especialistas, que sí los traía Chile”.

 

Critica la corta experiencia de la ministra en la cartera -  medio año -  y se refiere al compromiso del presidente chileno con el Medioambiente:

 

“Una de las 10 primeras fortunas de Chile, se hace llamar ‘conservacionista’ porque compró 115 mil hectáreas de un bosque reclamado por los nativos de la isla Grande de Chiloé y las abrió al público como parque natural. Esa es su vinculación al medio ambiente”.

 

En Suecia, la COP25 obtuvo también mala nota, la ministra sueca del Medio Ambiente, Isabella Lövin, dijo estar decepcionada e incluso molesta con los resultados: 

 

- No hemos avanzado como deberíamos haberlo hecho y me siento muy decepcionada y, por decir lo menos, molesta por eso.Teníamos dos cosas importantes que necesitábamos presentar durante esta reunión y una fue sobre cómo deberíamos obtener buenos informes sobre la cooperación internacional para reducir las emisiones. Y allí simplemente no hemos llegado hasta el final. 

- La segunda pregunta es, por supuesto, cómo expresamos que ahora necesitamos urgentemente elevar nuestras ambiciones para el próximo año. Aquí hemos recibido buenos textos sobre de que el próximo año haremos nuevos compromisos, pero no está tan claro como Suecia o la UE lo hubiesen deseado. Y es algo por lo que estoy muy preocupada. 

Por segunda vez el presidente estadounidense se burló de la activista climática Greta Thunberg. La razón esta vez fue que la revista ´Time´ nombró a Greta como la ´persona del año´, dejando de lado a Donald Trump y a Nancy Pelosi, entre otros.

“Ridículo. Greta debe trabajar para controlar su ira y luego ir al cine y ver una buena película con un amigo. ¡Relájate Greta, relájate!”, escribió Trump en Twitter, en tanto que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, la llamó “mocosa”.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

La revista Time elige anualmente a la ´persona del año´, a una persona u organización que por algún motivo se ha destacado internacionalmente durante los doce meses recién transcurridos. Este año figuraban entre los candidatos Donald Trump; Nancy Pelosi (presidenta de la Cámara de Representantes en USA); los participantes a las manifestaciones en Hong Kong y otras personalidades.

 

Y por primera vez el reconocimiento recae en una ciudadana sueca, la activista climática Greta Thunberg.

 

Time motivó el nombramiento explicando que Greta “ha logrado convertir una vaga preocupación sobre el planeta en un movimiento mundial que exige un cambio global”.

 

La revista acompañó a la joven quien regresó a Europa para asistir a la COP25 a bordo de un catamarán.

 

“Una simple verdad, presentada por una adolescente, en un momento crucial”, dice en un párrafo en un extenso reportaje del Time sobre Greta Thunberg, la persona más joven entre quienes han sido nombrados personas del año.

 

“¡Wow, esto es increíble!”, escribió Greta en Twitter, agregando que compartía ese “gran honor” con todos quienes participan en el movimiento #FridaysForFuture (viernes por el Clima) y con los activistas climáticos de todas partes.

 

Sin embargo, dos hombres – ambos presidentes - no estuvieron de acuerdo con la elección de Time, y descargaron su ira contra la adolescente sueca.

 

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, tiene 73 años. Apenas se enteró del nombramiento de Greta Thunberg como ´persona del año´, escribió en Twitter:

 

“Ridículo. Greta debe trabajar para controlar su ira y luego ir a ver una buena película con un amigo. ¡Relájate Greta, relájate!”.

 

 

 

Quien habla de “controlar su ira” …

 

La respuesta no tardó en llegar.  A la media hora, la joven había cambiado en la biografía de su cuenta de Twitter, escribiendo que ella es:

 

“Una adolescente que trabaja para controlar su ira. Actualmente relajándome y mirando una película antigua con un amigo”.

 

La vez anterior, cuando los caminos de la joven adolescente y el presidente estadounidense se cruzaron, Trump pasó por delante de ella, sin siquiera dirigirle la mirada. Fue durante la Cumbre Mundial sobre el Clima, en las Naciones Unidas, donde Greta pronunció un emotivo discurso. Entonces, Trump escribió en Twitter, con sarcasmo:

 

“Ella parece una niña joven y feliz que espera un futuro brillante y maravilloso. ¡Tan agradable de ver!”

 

 

Esa vez tampoco la respuesta de Greta tardó en llegar, y la joven ocupó las mismas palabras de Trump en su bio en Twitter.

 

Pero no es solo Trump quien se ríe de Greta, o la ningunea. El ultraconservador presidente brasileño, Jair Bolsonaro, de 64 años, también se molestó con la elección de Time, y se refirió a Greta como una “mocosa”:

 

- A todo lo que dice una mocosa, nuestra prensa – oh, ¡por el amor de Dios! – le da una relevancia enorme. Ahora está haciendo su showcito en la COP25, dijo Bolsonaro el miércoles pasado, en la ciudad de Brasilia.

 

Dos veteranos presidentes de sus países se burlan de una adolescente de 16 años que se ha convertido en la figura más prominente en la lucha contra los cambios climáticos. Y que además padece del síndrome de Asperger.

 

Greta Thunberg ha dicho que ve esta condición como un superpower. Y vaya que lo necesita.

 

Autor y © Copyright: Angonoa 


La portada de la revista Time. 

 

Olga Tokarczuk, Premio Nobel de Literatura 2018, visitó este miércoles la escuela de Rinkeby, donde la esperaban niños y niñas que durante todo el otoño se habían preparado para el encuentro.

Y la nota no pudo ser mejor. La autora polaca calificó el evento como “lo mejor de la semana Nobel”, y disfrutó de la compañía de sus jóvenes lectores.

- Querida Olga, sigue luchando por los derechos humanos, le dijo una niña, durante la presentación en la biblioteca de la escuela de Rinkeby.

  

 Por: Marisol Aliaga

 

Este año la tradicional visita del Nobel de Literatura a Rinkeby estuvo, en un principio, rodeada de incertidumbre. Olga Tokarczuk había comunicado que no asistiría, y tampoco se sabía el porqué de la cancelación de su visita. 

 

Por otra parte, el Premio Nobel de Literatura 2019, Peter Handke, no fue invitado, por el riesgo de que se llevaran a cabo manifestaciones en su contra.

- Los niños que participan este año tienen entre 10 y 15 años y ciertas cosas son muy complicadas para ellos, ha explicado la gestora de este evento, la escritora y pedagoga Gunilla Lundgren.

 

El Nobel en Rinkeby cumple 31 años de su fundación, en 1988.

- El Premio Nobel es un galardón literario internacional. En Rinkeby hay distintas nacionalidades y los niños hablan muchos idiomas, entonces pensamos que un encuentro podría ser una buena idea, contó Gunilla, antes del arribo de Olga Tokarczuk.

 

A su llegada a la biblioteca, la escritora fue recibida con fuertes aplausos. Pasó a tomar asiento y a presenciar el programa que los niños habían preparado en su honor, que incluyó una procesión de Santa Lucía, con las típicas canciones navideñas.

 

Este año participaron en el programa alumnos y alumnas de las escuelas Knutby, en Rinkeby, y Enbackssolan, en Tensta (municipio vecino), más de 60 en total.

 

Con el encanto de siempre, le contaron sus reflexiones respecto al libro que habían elegido para leer. Y le contaron anécdotas de la vida de Alfred Nobel.

 

Al terminar, le hicieron entrega de un retrato y un compendio, que Olga aceptó emocionada.

 

- De verdad que me faltan las palabras para expresar lo que siento. Pondré el retrato en el living de mi casa, en Polonia, dijo.

 

Acto seguido, una niña la tomó del brazo y la invitó a tomar el té con ellos. Tanto la escritora como sus interlocutores tenían mucho que conversar sobre temas de interés en común: equidad de género, la lucha por el medioambiente, los derechos de los animales.   

 

Una vez más el “Nobel en Rinkeby” fue todo un éxito.

 

Olga Tokarczuk nos comentó:

 

- Para mí, hoy es el mejor día de la semana Nobel.

 

Y los niños aplaudieron, encantados.

 


La Premio Nobel de Literatura 2018, Olga Tokarczuk, visitó este miércoles la escuela de Rinkeby, donde disfrutó de la compañía de los alumnos y alumnas. Foto: Marisol Aliaga.

 

Este martes 10 de diciembre Peter Handke, Premio Nobel de Literatura 2019, recibirá su medalla de manos del rey sueco Carl XVI Gustaf.

Al mismo tiempo se llevarán a cabo manifestaciones de protesta en Estocolmo. Muchos consideran desafortunada, incluso vergonzosa, la elección de la Academia Sueca.

Por su parte, el controvertido autor no destiñe. En la conferencia de prensa del viernes pasado ante la prensa internacional, expresó: “Prefiero el papel higiénico con mierda antes que sus preguntas vacías e ignorantes”.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

La Academia Sueca no afloja. Cuando por fin va cayendo en el olvido el escándalo ocasionado por los abusos sexuales de Jean-Claude Arnault, la concesión del Nobel de Literatura a Peter Handke volvió a encender la polémica. El autor austriaco ha sido fuertemente criticado por su negación o relativismo moral del genocidio de Srebrenica, durante la guerra de los Balcanes.  

 

El debate sobre el Nobel del Literatura 2019 se ha mantenido desde que fuera anunciado, en octubre de este año, cuando también se anunció el Nobel 2018, a la autora polaca Olga Tokarczuk.

 

Los dos, por separado, ofrecieron una conferencia de prensa el viernes pasado, en la antigua Casa de la Bolsa, en Estocolmo. Primero compareció ante la prensa - unas 100 personas -  Olga Tokarczuk. Ella explicó detalles de la fundación que quiere formar con el dinero del premio, para facilitar la labor de los traductores. Según la autora, ellos/ellas tienen gran importancia dentro de la Literatura, pero a menudo son olvidados.

 

A pesar de tener serias diferencias con el régimen nacionalista de su país, Olga Tokarczuk es una autora que goza de un tremendo prestigio internacional. Se la ha llamado “la voz libre de Polonia”.

 

La conferencia de prensa con ella se desarrolló en un ambiente agradable y relajado.

 

Pero en la segunda parte, cuando Peter Handke hizo su entrada al emblemático salón, el ambiente cambió por completo. Alguien entonó una canción de Feliz Cumpleaños, la que tuvo escasa convocatoria, pero logró arrancar una leve sonrisa en la faz del laureado.

 

Sin embargo, a poco de comenzar, Handke se puso a la defensiva, y más adelante se enfureció.

 

El autor ha sido criticado por negar el genocidio de Srebrenica, ocurrido en la guerra de los Balcanes. Rápidamente un reportero le hizo la pregunta de si había cambiado de opinión respecto a sus declaraciones anteriores.

 

- Yo nunca he tenido una opinión. Odio las opiniones. Me gusta la literatura, no las opiniones, respondió sarcásticamente. Y se negó también a responder qué opinaba respecto a las manifestaciones que se habían organizado en su contra.

 

Tampoco le gustan los expertos, ni confrontarse a los hechos. “la única forma de entender los hechos es la ficción”, ha dicho anteriormente.

 

Peter Maas, un periodista norteamericano que cubrió la guerra de los Balcanes, en los 90, era uno de los periodistas acreditados a la rueda de prensa. Le preguntó cual era su visión actual frente al genocidio en Srebrenica.

 

En julio de 1995, más de 8000 hombres y niños musulmanes fueron acribillados por las milicias serbias bajo el mando del general Ratko Mladic, quien más tarde fue condenado por el tribunal de La Haya, por su responsabilidad en el hecho. El genocidio que Handke no quiere reconocer como tal.

 

Provocativamente, el autor instó al periodista a hacer más preguntas: “siga preguntando. ¡Siga!”, le dijo, muy irritado. A lo que Maas le respondió que le bastaba con su respuesta a la primera.

 

Entonces, el Nobel se pudo a leer una carta de un admirador, que llevaba consigo. Según él, era de un periodista del New York Times. Al finalizar la lectura de la carta, dijo:

 

- Durante las ultimas semanas he recibido muchas cartas fantásticas de lectores. Una de estas, anónima, contenía un pedazo de papel higiénico con una suerte de caligrafía de…mierda. A Uds., que hacen ese tipo de preguntas, les quiero decir que prefiero el papel higiénico antes que sus preguntas vacías e ignorantes.

 

El presidente del comité Nobel, Anders Olsson, trató entonces, diplomáticamente de aplacar los ánimos, haciéndolo volver al tema, “a sus lectores”. Le dijo que esperaba que regresara a Estocolmo.

 

- Mis lectores son mi gente, ¡no Uds.!, continuó, airado, el Nobel, mirando con arrogancia a los periodistas allí presentes.

 

Al levantarse de su silla, tomó a Anders Olsson de la nuca y le dio dos efusivos besos, uno en cada mejilla. En Suecia el protocolo social es un apretón de manos, y se mantiene una buena distancia con el interlocutor.

 

Evidentemente el autor está muy honrado y contento de recibir el premio – dotado de nueve millones de coronas suecas – pero también está claro que las opiniones difieren, dentro de la Academia. Y que la lucha de poderes continúa, dentro del hermético círculo de ilustrados.

 

Se sabe además que Handke es un favorito de Horace Engdahl, uno de los más fervientes detractores de Sara Danius.

 

El exsecretario permanente de la Academia, Peter Englund, se desempeñó como corresponsal para el diario Dagens Nyheter y para Expressen, en los 90, y cubrió la guerra en Yugoslavia. Es el único de los miembros de la Academia que conoce a fondo el complicado tema de los Balcanes. Englund es escritor, historiador, y ha publicado varios libros.

 

Dos horas antes de la conferencia de prensa, el viernes, Peter Englund comunicó que este año boicotearía la semana Nobel.

 

- Celebrar el Premio Nobel de Peter Handke sería una gran hipocresía de mi parte, escribió en su cuenta de Instagram.

 

Desgraciadamente las anotaciones de lo que antecede a los nombramientos de los Nobeles de Literatura son datos protegidos, por lo tanto, deberán pasar 50 años para poder leer los entretelones que antecedieron a este controvertido Nobel. 

 



 

Lunes, 09 Diciembre 2019 14:44

El negocio de la salud en Chile

El neoliberalismo brutal que se implantó en Chile en los ochenta ha desangrado durante décadas a un país que ahora dice ¡BASTA! indignado de que le roben hasta sus derechos más básicos.

Desde allá nos llega el testimonio de lo que significa sufrir a diario el modelo económico que vendió todo: la salud, la educación, las pensiones. El gobierno se jacta de tener “la sanidad más eficiente de América Latina”. Pero la salud es un negocio donde los pacientes pasaron a ser clientes.

 

 Por: Lilian Aliaga, enfermera universitaria

 

Recuerdo con toda claridad el día en que siendo parte del equipo profesional de salud del departamento de pediatría del Hospital del Teniente, fuimos llamados a reunión por el médico jefe de Servicio. Dicho hospital atendía a trabajadores y familiares de la minería del cobre de la división El Teniente con sede en la localidad pre cordillerana de Coya, cercana a la ciudad de Rancagua.

 

A la fecha, a fines del  año 1982 yo llevaba nueve años ejerciendo como Enfermera Pediátrica.  Las palabras del  médico jefe:

 

- Estimados colaboradores, desde hoy se deja de usar el término paciente para referirse a nuestros usuarios, en adelante, serán llamados “clientes”.

 

Eso, y los cambios que se vendrían en adelante, al transformarse  nuestro querido y familiar hospital  en una ISAPRE (Institución de salud previsional), al amparo de la Constitución de 1980, y comenzar a recibir “clientes potencialmente ventajosos” -  económicamente hablando - supondrían tal antagonismo con mis principios, que empecé a considerar seriamente la posibilidad de dejar mi bien remunerado trabajo. Eso, en una época en que debido a la crisis económica del país, en plena dictadura, parecía a juicio de todo mi entorno una verdadera “locura”.

 

Afortunadamente conté, debo decirlo, con el apoyo incondicional de mi esposo, quien estuvo dispuesto a llevarse todo el peso de la carga familiar. Vale decir que todos los trabajadores fuimos obligados a ser parte de esta ISAPRE con un nuevo contrato de trabajo. Y los pocos que no cedieron a las medidas de presión y se negaron,  fueron enviados a puestos en condiciones muy  distintas y estresantes.

 

En mi caso, renuncié.

 

Todo lo anterior se me viene a la memoria cuando, como tantos y tantas compatriotas, me toca en suerte ver y sufrir de cerca lo que significa el actual modelo de salud en Chile implantado en aquella época:

 

Hace algunos días, mi mejor amiga y vecina, de 81 años de edad, sufrió un fuerte ataque de dolor abdominal, que no mejoró con los cuidados que recibió, razón por la que tuve que llevarla al servicio de urgencia del hospital local, a 35 kilómetros de nuestra localidad. 

 

Con todas las aprehensiones del caso, dada la situación que se vive en la mayoría de las ciudades “bajamos” a San Fernando a las 23 hrs llegando al hospital alrededor de las doce de la noche.  Allí, luego del correspondiente control de signos vitales, esperamos por más de tres horas la atención médica. Fueron horas angustiantes, en que con desesperación veía como mi amiga se retorcía de dolor, al igual que otros pacientes. Uno de ellos, incluso, golpeaba los muros, preso de impotencia y de intenso dolor.

 

A las 10 de la mañana, luego de exactamente 10 horas de internación y de los procedimientos y exámenes del caso, el médico cirujano de turno nos explica que el problema es una obstrucción de vías biliares. Es necesaria una o tal vez dos operaciones, pero, previamente debe hacerse un examen en forma particular, una resonancia magnética.

 

Los hospitales públicos no cuentan con estos equipos. Con dicho examen y la orden de consulta urgente en cirugía tendría -  supuestamente - asegurada la hora para la operación dentro de una semana. También y ante nuestra inquietud, nos explica que el dolor y molestias no cederán hasta que sea operada.

 

Ante esto, uno de los hijos de mi amiga, que vive en Santiago, vino a buscarla, y el día sábado se la llevó  directo a una reconocida clínica en Maipú, (Santiago).

 

Sin embargo, a las ocho de la noche, recibo un llamado de mi angustiada y aún muy dolorida amiga contándome que luego de una ecotomografía que le hicieron en la clínica, la doctora le había explicado que sus exámenes mostraban que corría el grave riesgo de sufrir ruptura de la vesícula, peritonitis, septicemia e incluso, morir.

 

Era necesario operarla de inmediato, la operación tendría el costo de siete millones de pesos. Me desespera sentirla tan angustiada por dinero al mismo tiempo que se encuentra sufriendo fuertes dolores. No es justo.

 

Pero cuando finalmente ella y su familia están dispuestos a endeudarse más allá de sus límites, con tal de que la operen a la brevedad, surge el más insólito de los problemas:

 

Para ser ingresada deben  hacer un pago de $1.500.000 en efectivo …no sirven de nada las buenas intenciones de un par de familiares solventes y residentes en el sur, dispuestos a hacer de inmediato una transferencia bancaria por la suma requerida, el pago debe ser en billetes.

 

¿Quién porta esa suma de dinero en efectivo un sábado por la noche? O ¿cómo se traslada de manera inmediata esa cantidad de dinero de un lugar a otro?

 

Resultado, el hijo de mi amiga, previo pago de $300.000, por las horas de estadía y exámenes, se ve obligado a sacarla de allí, incluso corriendo el riesgo de peligro de muerte, según le habían dicho, y la traslada al hospital público de Maipú.

 

A pesar de las carencias y como en todo servicio público, es recibida. Con el detalle de que debe esperar durante quince horas hospitalizada en una camilla, antes de tener la fortuna de acceder a una cama.

 

Hasta la fecha, mi  amiga lleva 10 días internada, y aunque recibe buena atención y está bien cuidada, todavía no ha logrado ser operada. Sigue con molestias y dolores que son paliados con fármacos. Cada día está en ayunas, a la espera de ser operada, y cada día surgen situaciones de enfermos en condiciones más urgentes que la de ella, que al menos está estabilizada. Estos pacientes son priorizados y ella sigue en espera de un cupo en pabellón, con un evidente deterioro de su salud, ya no tanto física sino mental. Percibo signos de depresión preocupantes en los mensajes que me envía día tras día.

 

Cuando las demandas ciudadanas por una salud digna, entre tantas otras demandas, se han tomado las calles, me ha parecido pertinente contar esta historia que es la de miles y miles de compatriotas.

 

Entre estas también está la mía. Este 10 de diciembre, y luego de más de dos años de espera, tengo cita con un especialista en otorrino-laringología y que dadas las circunstancias actuales, tal vez quede postergada indefinidamente.

 


Imagen de una de las tantas demandas del estallido social en Chile. Foto: Theclinic.cl.

 

 

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español