Lunes, 28 Septiembre 2020 | Login

Ante la cancelación de la COP25, Greta Thunberg, quien se encuentra en Los Angeles, USA, tiene que encontrar la manera de retornar a Europa.  

"Resulta que he viajado al otro lado del mundo, pero en la dirección equivocada", escribió este viernes la activista en su cuenta de Twitter, donde pidió ayuda para poder participar en la cumbre en Madrid. También envía un mensaje de apoyo al pueblo de Chile.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

El presidente Sebastián Piñera pretendía posicionarse como un líder internacional, con la APEC y COP25. En cambio, y ante el estallido social que detonó en Chile, se vio en la obligación de cancelar ambas.

 

Y Greta Thunberg ahora debe encontrar la forma de retornar a Europa. Sin viajar en avión, para evitar emisiones que afectan al medio ambiente.

 

Se rumoreaba que España relevaría a Chile en la cumbre climática COP25, y este viernes se confirmó que, efectivamente, se llevará a cabo no en Santiago, pero sí en Madrid. La información fue confirmada por las Naciones Unidas.

 

“Vemos con gusto que España de un paso adelante para ser el anfitrión”, comentó la ministra sueca de Medio Ambiente y Clima, Isabella Lövin, al diario Dagens Nyheter, este viernes. 

 

La cumbre se llevará a cabo, tal cual estaba planeado, entre el 2 y el 13 de diciembre.

 

Según el diario español El País, a menos de un día del anuncio de Piñera, éste y el presidente español en funciones, Pedro Sánchez, acordaron que la cumbre pasaría de Santiago a Madrid.

 

En una rueda de prensa, Piñera declaró que había sido “una decisión muy difícil, que nos ha causado mucho dolor”. Pero explicó que esta se basó en un sabio principio de sentido común. Cuando un padre tiene problemas, siempre tiene que privilegiar a su familia por sobre otras opciones; igual un presidente siempre tiene que poner por delante a sus propios compatriotas por encima de cualquier otra consideración”, según informa el medio chileno El Mostrador.

 

No obstante, Chile mantendrá la presidencia de la cumbre, algo que asombra a quienes consideran que el presidente chileno debería renunciar también al encuentro que convoca a unos 200 países, con una asistencia de alrededor de 25.000 personas.

 

Al parecer, Piñera no quiere renunciar a su sueño de posicionarse como un importante líder mundial, y no renuncia a la presidencia de la COP25. Aunque un país entero está pidiendo su renuncia a la presidencia de Chile.   

 

Según una encuesta oficial – de principios de las protestas y de acuerdo con la entidad oficial – el mandatario cuenta con solo un 14 % de aprobación entre los chilenos, que han inundado las calles de numerosas ciudades de todo el país para manifestar su desacuerdo con las políticas del actual gobierno.

 

Por su parte la joven activista sueca Greta Thunberg, consecuente a su lema de no viajar en avión, había partido con rumbo a Nueva York el 14 de agosto pasado, en un velero que arribó a la ciudad estadounidense al cabo de dos semanas. A su llegada fue escoltada por una flotilla de las Naciones Unidas compuesta por 17 veleros que representaron las metas para el Desarrollo Sostenible que la ONU insta a sus países miembros a cumplir para el 2030. La idea era partir, tal vez nuevamente en velero, hacia el sur, para participar en la COP25 en Santiago, en diciembre. 

 

Ahora, ante el traslado de la cumbre, Greta deberá regresar a Europa para participar en la cita en Madrid.

 

 

“Como la cumbre climática se trasladó de Santiago a Madrid, necesito ayuda. Resulta que he viajado al otro lado del mundo, pero en la dirección equivocada, pero en la dirección equivocada J Ahora tengo que encontrar una manera de cruzar el Atlántico en noviembre…Si alguien me ayudara a encontrar un medio de transporte, le estaría muy agradecida”, escribió en su cuenta de Twitter este viernes.

 

Agrega que tenía muchas ganas de viajar a América Central y Sudamérica, pero que no se trata de sus experiencias, sino de la crisis climática y del medio ambiente.

 

Y envía un saludo de apoyo al pueblo de Chile.

 

Pero si bien en el tuit de Greta se intuía un dejo de desesperanza o de frustración, recibió inmediatamente respuestas de solidaridad y deseos de buena suerte en su retorno a Europa.

 

La ministra española para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, no tardó en darle una mano.

 

"Querida Greta, sería genial tenerte aquí en #Madrid. Has hecho un largo viaje y nos ayudas a todos a generar preocupación, abrir mentes y mejorar la acción. Nos encantaría ayudarte a cruzar el Atlántico de regreso. Dispuesta a ponerme en contacto para hacerlo posible", escribe Teresa Ribera, en su cuenta de Twitter. 

 

Hasta el momento, Greta no ha respondido a la oferta. Pero vale la pena recordar que el gobierno de Sánchez ya la había invitado anteriormente, invitación que la activista denegó, porque en Europa viaja solo en tren. Y estos viajes demandan su tiempo. 

 

La otra cumbre internacional, la APEC, que se realizaría entre el 16 y el 17 de noviembre, y donde se esperaba incluso que Donald Trump firmara un acuerdo preliminar comercial con China, también fue cancelada. En esta cumbre estaría no solo Trump, sino también Putin y otros líderes de las grandes potencias.

 

La imagen de Chile en el exterior sufrió un fuerte deterioro, luego de que Sebastián Piñera declarara que el país estaba “en guerra”. Las respuestas, tanto de eurodiputados como de congresistas del Reino Unido ha sido de profunda preocupación por las denuncias de graves violaciones a los Derechos Humanos que han ocurrido en Chile.

 

Hace algunos días, Magazín Latino envió una pregunta al Ministerio de Relaciones Exteriores de Suecia, para saber la posición de Suecia frente a lo que está ocurriendo en Chile, y sobre todo en relación a las violaciones a los DDHH, y las muertes por exceso de violencia de parte de Carabineros y militares. 

 

“Las muertes que ocurrieron en relación con las protestas, así como los numerosos heridos son algo extremadamente trágico. Como suele ser el caso, son los más vulnerables y los más pobres los más afectados por el saqueo y la violencia. Miles de personas han sido arrestadas. Los militares que patrullan las calles de Santiago durante los disturbios políticos son algo que no se había visto en Chile desde la dictadura de Augusto Pinochet. Por supuesto, esto trae a la memoria recuerdos desagradables para muchos chilenos, entre los aproximadamente 50,000 suecos de origen chileno. Muchos de ellos abandonaron Chile como refugiados políticos durante la dictadura militar y encontraron un refugio en Suecia”, respondió la cancillería.

 

Y señaló, además, que “El gobierno sueco, por supuesto, espera que se respeten los Derechos Humanos y que las denuncias de violaciones a estos se investiguen cuidadosamente”.

 


Fotos: Twitter. Montaje: Magazín Latino. 

 

Published in Actualidad

La fatídica decisión del presidente Sebastián Piñera de sacar los militares a la calle deja, hasta la fecha, un saldo de cinco muertos producto de la violencia de parte de carabineros o militares. A éstos se suman más de mil heridos.

La corresponsal de Radio Suecia informa desde Santiago que un solo hospital atiende a los jóvenes que han perdido la vista total o parcial, al ser impactados por los perdigones que disparan los carabineros.

 

 Por: Magazín Latino

 

El Instituto Nacional de Derechos Humanos presentó este domingo un reporte detallado sobre las cifras de heridos en Santiago, a raíz de la respuesta de los carabineros y militares ante la movilización ciudadana.

 

El informe especifica que las personas con heridas oculares ascienden a 126. Entre ellos, niños y adolescentes.

 

Foto: INDH. 

 

De esto fue testigo la corresponsal de Radio Suecia, Lotten Collin, quien conversó con jóvenes – y con sus madres - que fueron víctimas de la violencia desmedida de carabineros por haber participado en las protestas. Las fuerzas del orden les habían disparado con balas de goma.

 

- Tengo que esperar a que me operen, en una semana más, para ver si me pueden sacar el perdigón, si no, me van a tener que sacar el globo ocular completo, le expresó a la corresponsal sueca uno de los jóvenes que esperaba ser atendido Diego Jara.

 

Aún tiene incrustado el perdigón que le impactó en el ojo, resultando en que perdiera la vista.

 

- Yo estoy desde el domingo aquí, y he visto muchos niños menores que mi hijo sin sus ojos, dice Claudia Canales, mientras espera, angustiada, a que su niño sea operado.

 

Una bala de goma le entró por el orificio nasal alcanzando el globo ocular.

 

- Aunque digan que ellos estaban haciendo algo malo...¿Tal vez pero, si es así, por qué no disparan a las piernas? ¡No sé, pero no a su cara! Se pregunta.

 

Tardíamente, el presidente Sebastián Piñera ha tratado de apaciguar los ánimos. El domingo declaró - luego del repudio de la gran mayoría de la ciudadanía - el cese del toque de queda y el cambio de su gabinete en su totalidad. Este lunes se esperan cambios en La Moneda.

 

Aunque ninguno de sus ministros ha puesto su cargo a disposición, a pesar de que son los principales culpables de la grave crisis por la que atraviesa el país.

 

Piñera tuvo incluso el desparpajo de pedir un minuto de silencio por los fallecidos (que hasta la fecha ascienden a 19 personas), añadiendo que “en algunos casos se trataba de personas inocentes”.

 

La oposición – y el país entero – exige ahora su renuncia.

 

Según una encuesta reciente, el presidente chileno cuenta solo con un 14 % de aprobación.

 

Enlace externo – 1200 personas atendidas por perdigones en hospitales – haga clic

 


A Diego Jara se le incrustó un perdigón en su ojo izquierdo. Perdió la vista. Foto: Lotten Collin/Sveriges Radio

 

Published in Mundo

Actualizado: 4 de marzo de 2017

Este martes 28 de febrero se cumplen 31 años del magnicidio del líder socialdemócrata, Olof Palme. Como todos los años, hoy su partido le rindió un homenaje en su tumba, en el cementerio de la Iglesia de Adolf Fredrik, a pocos metros del lugar donde fuera asesinado. El alevoso crimen sigue impune, y el trauma en la sociedad sueca sigue vigente.  

 ”Cuando las velas se hayan apagado, vamos a llevar la llama dentro de nosotros para seguir luchando por la paz, la igualdad y la democracia, en el espíritu de Olof Palme”, reza el mensaje de la Socialdemocracia en su grupo en Facebook.

 A más de tres décadas de su muerte, el mundo necesita más que nunca de sus ideales y de políticos como él: valientes y consecuentes.

 



Por: Marisol Aliaga

 

El 28 de febrero es una fecha fatídica en la memoria colectiva sueca. Nadie, que haya vivido esa mañana del 1 de marzo de 1986, ha podido olvidar donde y cuando se enteró de la noticia de que el primer ministro había sido asesinado. En pleno centro de la capital.

 

A todos nos pilló de sorpresa. Muchos pensamos – equivocándonos en la fecha – que era una broma de mal gusto del 1 de abril. Pero la realidad era otra. Era que los enemigos de Palme habían al final conseguido lo que hace tiempo estaban deseando: que dejara de existir. Palme se había convertido en un estorbo, y tenía bastantes detractores. Detractores con poder y con dinero.

 

Ahora, a 31 años del magnicidio, Suecia es un país completamente diferente al de tiempos de Olof Palme, a quien se sigue recordando con nostalgia y pesar. La gran mayoría de los suecos desearían que el crimen se aclarara, para poder poner punto final a este trauma nacional. Sin embargo, pocos creen en que esto se cumpla.

 

Y con cada año que pasa, se pierde aún más la esperanza. El tiempo va borrando recuerdos y detalles importantes, y cada vez son menos quienes tienen algo que aportar para ayudar a que se resuelva el caso.

 

También están quienes consideran que el crimen ya fue aclarado. Un hombre fue considerado culpable: Christer Pettersson, un personaje que rápidamente figuró entre los sospechosos, y a quien Lisbet Palme señalara como el hombre que le disparó a su marido, a la salida de una función de cine, cuando paseaban rumbo a casa. La primera bala que percutara el asesino esa noche del 28 de febrero de 1986 le dio en la espalda a Olof Palme, quien se desplomó de inmediato y falleció a las horas después. La segunda bala rozó el hombro de Lisbet, quien tuvo un ”ángel de la guarda” y se libró, por muy poco, de correr la misma suerte que su marido.

 

Pero, el tribunal de apelaciones desestimó el fallo anterior, y determinó la inocencia de Petterson. Seguidamente, el Tribunal Supremo se negó a tomar el caso, por lo que el fallo se mantuvo y Pettersson salió de la cárcel como un hombre libre. A pesar de que a varios de sus amigos les había confesado – en secreto – que él había cometido el magnicidio. Detalle que en realidad no aporta mucho, Pettersson no era de las personas que se ajustaban a la verdad.

 

El primer ministro, Stefan Löfven, es uno de quienes dan por cerrado el caso. Al cumplirse las tres décadas del asesinato de Palme, el año pasado, declaró:

 

- Hay una persona que fue condenada y después absuelta. Lisbet Palme asegura que fue Christer Pettersson, por tanto yo creo en esto.

 

 

La declaración pasó casi inadvertida, a pesar de lo controversial de su postulado: el primer ministro sueco desestima un fallo de la corte de apelaciones. Esto quiere decir que no cree en el juicio. No cree que se hizo justicia. Cree que Pettersson fue quien acabó con la vida del principal líder de la Socialdemocracia, su propio partido que nunca se recuperó de la ausencia de Palme. Existe un antes y un después de Olof Palme, en la Socialdemocracia.

 

No deja de ser extraña la declaración de Löfven. Uno querría escuchar (ya que él considera que no se hizo justicia): ”vamos a hacer todo lo posible para que este crimen se resuelva, pase el tiempo que pase”. Pero no. Stefan Löfven considera que el caso ya está resuelto. Aunque el sospechoso haya sido absuelto.

 

Porque las dudas no se han resuelto. Según fuentes, el hombre que le disparó a la pareja Palme era fornido y atlético. Y fue certero, una sola bala le bastó para terminar con la vida de Palme, y por poco también acaba con la de Lisbet. El fanfarrón de Pettersson poco o nada tenía que ver con estas características. Dedicado al alcohol, las drogas y crímenes de poca monta, se hace difícil creer que hubiera actuado con la pericia del perpetrador y que haya tenido la preparación física del asesino.

 

Se sabe que Lisbet Palme, al señalar a Christer Pettersson como culpable, a los tres años de ocurrido el hecho, se dejó influenciar por sus prejuicios. ”Es él. El que tiene aspecto de alcohólico. Todos saben como se ve un alcohólico”, dijo, apuntando a uno de los hombres detrás de la ventana, a Christer Pettersson, en el careo. Esta fue una de las razones de más peso para que el tribunal de apelaciones no considerara válido su testimonio.

 

La pregunta que queda es, si no fue Pettersson, ¿quien fue?  

 

En la actualidad se barajan tres posibles autores del crimen: Pettersson; agentes sudafricanos; la policía secreta sueca. Se han escrito libros y se han hecho innumerables reportajes al respecto, pero, hasta la fecha, no se ha logrado demostrar nada. El arma nunca ha sido encontrada, y sin esta, imposible encontrar al culpable.

 

Y ya han pasado más de tres décadas.

 

El 2010, se cumplía el tiempo de prescripción del delito, el caso corría el riesgo de ser cerrado, pero el Parlamento Sueco determinó que este crimen no se archivaría nunca, al igual que otros crímenes de lesa humanidad. Esto cambió las condiciones legales para evitar la impunidad de la que gozaban genocidas que se habían refugiado en Suecia. Un gran punto para la justicia y algo que, por ejemplo el partido racista Demócratas de Suecia parece haber olvidado, que afirman lo contrario.

 

 

Algo que lamentan quienes se han interiorizado en el tema, es que el asesinato de Olof Palme le restó importancia al político y a su legado. Se han publicado varios libros sobre el asesinato, los posibles culpables y las distintas teorías, pero poco se ha escrito - para todo lector - sobre el cambio experimentado en la Socialdemocracia, sin Palme.  

 

Habría sido interesante ver cuál habría sido la postura de Palme respecto a la administración de Donald Trump. Olof Palme no era una persona que se guardara sus opiniones, tenía una agudeza excepcional y no dudaba de ponerse al lado de los más débiles. Su lucha en contra del Apartheid resultó que Suecia se levantara mundialmente como una poderosa voz de defensa de los Derechos Humanos. Lo mismo frente a las dictaduras en Latinoamérica y en otras partes del mundo.

 

 

Palme ayudó a muchos chilenos y latinoamericanos, después del golpe de Estado en Chile, al ofrecer refugio a miles de exiliados.

 

 

La semana próxima, en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, en Santiago de Chile, se le rendirá un merecido homenaje, con la inauguración de la exposición ”Olof Palme o la solidaridad urgente”.

 

El miércoles 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, por lo tanto la fecha calza muy bien, Palme fue un reconocido feminista.

 

”El día en que los hombres se den cuenta de que ser feminista también les conviene a ellos, habremos avanzado mucho”, acostumbraba decir Olof Palme, respecto al tema.

 

 

 

Entrevista con David Frost, 1969 (en inglés) - haga clic  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Published in Sociedad

31 de mayo de 2015 | COLUMNA |

 

Por:  Lilian Aliaga

 

Está llegando a su fin el otoñal mes de mayo, que este año se presentó con extremos climáticos históricos en Chile. La más alta temperatura, desde que se efectúan mediciones, se registró en Santiago el día 19 de mayo, alcanzando los 31.6° grados Celsius. Hacia fin de mes el frío también ha sido inusual para la época en una amplia zona del centro sur del país, llegando la temperatura mínima a 5 grados bajo 0, en la madrugada del 23 de mayo en la ciudad de Santa Cruz.

Pareciera esto un reflejo de la polaridad de nuestra sociedad actualmente.

Penoso resulta leer las noticias o conocer las opiniones de una amplia gama de personas frente a hechos tan deplorables como han sido los registrados durante este mes en nuestro país:

El fallecimiento de dos jóvenes universitarios el jueves 14 de mayo en la ciudad de Valparaíso, finalizada una marcha estudiantil en demanda de mayor participación en las reformas educacionales impulsadas por el gobierno de la presidenta Bachelet.

Los jóvenes, de 18 y 24 años respectivamente, murieron al ser alcanzados por balazos efectuados por otro joven hombre, de 22 años de edad, quien, según testigos e información de prensa, les habría disparado en el contexto de una discusión y pelea entre su padre y unos chicos que estaban efectuando rayados en las paredes del edificio en el cual vivían. Lo paradójico es que quienes resultaron fallecidos no fueron los directamente involucrados en el altercado sino otros estudiantes, que se encontraban a cierta distancia de estos hechos, después de haber participado en la marcha estudiantil.

Las reacciones frente a esto han sido contrapuestas, especialmente entre quienes le han dado una interpretación netamente política a un hecho que tuvo un carácter más bien delictual, esto debido a la militancia en el Partido Comunista de los estudiantes fallecidos. También esa connotación le dio a lo acontecido la mayor parte de la prensa internacional. En este contexto, en las redes sociales se ha podido leer comentarios muy diversos: están quienes, increíblemente, dicen alegrarse de que haya “dos comunistas menos” o que “han muerto en su ley”, y por otra parte aquellos que sostienen que los jóvenes son mártires víctimas del resultado de “una política neoliberal en la cual se valora más la propiedad privada, que la vida humana”.

Estos deplorables hechos, que significaron la pérdida de la vida de dos estudiantes y la de un derrumbe total en la vida del tercero implicado, con terribles secuelas para las tres familias involucradas son una dolorosa muestra de la violencia y la falta de respeto por el otro que lamentablemente afecta actualmente a nuestro país. Es común saber de reacciones desmedidas en la vida cotidiana, en diversas situaciones y lugares a lo largo de nuestro país.

Pareciera que demasiadas personas arrastran una gran dosis de ira contenida y a punto de estallar, frente a cualquier situación surge la polarización, que afecta a nuestro país desde los aciagos días del golpe militar, como un verdadero estigma en nuestra sociedad.

Lamentablemente en estos momentos también la vida de otro joven estudiante universitario está en riesgo. Rodrigo Avilés, de 28 años, estudiante de Letras en la Universidad Católica de Santiago, se debate entre la vida y la muerte. Ello, a raíz de un grave traumatismo cerebral debido a un fuerte golpe en la cabeza tras sufrir una violenta caída al ser impactado a corta distancia por el potente chorro de agua del carro policial lanza agua, conocido como “guanaco”. El hecho se produjo durante las manifestaciones y posteriores disturbios en ocasión del mensaje anual al país de la presidenta Bachelet, el día 21 de mayo en el Congreso, en Valparaíso. Este hecho, repudiado por amplios sectores y justificado por otros, está siendo motivo de investigación, y el padre del joven afectado ha llegado hasta La Moneda para conversar con la presidenta no sólo para pedir justicia para su hijo, sino además para pedir, como abogado, que se revisen los procedimientos policiales de represión a las manifestaciones públicas.

Las imágenes de otra joven estudiante, siendo brutalmente empujada y golpeada por dos policías, en esa misma manifestación, han sido ampliamente difundidas en los medios y en las redes sociales.

El sentir de muchos, pero no de todos, obviamente, es que no es posible que en democracia la fuerza policial actúe con la misma violencia con que lo hizo en dictadura.

Lo más grave, a juicio del padre de Rodrigo, es la reacción de la institución policial, cuyos altos mandos negaron en un primer momento que el accidente de su hijo se debiera a la acción de sus funcionarios, a pesar de los numerosos testigos que decían lo contrario. Recién casi una semana después de lo ocurrido y ante las impactantes imágenes aéreas obtenidas mediante un dron por una agencia de noticias y hechas públicas por Televisión Nacional, la institución reconoció su responsabilidad dando de baja al policía responsable de la manipulación del sistema lanza agua (pitonero) e iniciando un sumario para establecer otras responsabilidades. Las imágenes muestran claramente como el chorro de agua es lanzado a gran presión directamente hacia el joven, a unos cuatro metros de distancia, haciéndolo caer violentamente de espaldas. Los hechos están ahora, además, en manos del Ministerio Público, siendo la Fiscalía Nacional la encargada de esclarecerlos.

Y para finalizar un “mes para el olvido” el día jueves, distintas organizaciones de estudiantes convocaron a tres marchas durante el día, siendo la más controvertida la organizada por los universitarios (Confech) que fue autorizada para realizarse en la Alameda Bernardo O'Higgins de Santiago, contra todo lo que el sentido común dijese, a las 20 hrs., es decir, prácticamente por la noche, con los resultados temidos por toda la ciudadanía y especialmente por los comerciantes de los sectores aledaños que sabían que sufrirían las consecuencias del vandalismo con el cual, como es habitual, terminan todas las convocatorias estudiantiles. Más aún cuando en virtud de los últimos acontecimientos, carabineros tenía órdenes de ser moderados en su acción y mantenerse a distancia de los manifestantes.

La paradoja es que el motivo de esas convocatorias era justamente reclamar por el uso excesivo de la fuerza policial.

¿A quién reclamar por la delincuencia desatada al amparo de las manifestaciones estudiantiles o de cualquier otro estamento social?, sabido es que todas estas convocatorias son aprovechadas por los “encapuchados de siempre”, delincuentes organizados, para destrozar y saquear todo a su paso. Es la pregunta que queda sin repuesta. Por otra parte, hay quienes sostienes que esos encapuchados son contratados y pagados por quienes quieren crear inestabilidad y desconfianza.
Esta vez, sin embargo, las críticas al Intendente de la Región Metropolitana, han venido de todos los sectores, incluso de partidarios del gobierno. Nadie puede entender que se haya brindado al lumpen la ocasión de delinquir al amparo de la obscuridad y en condiciones especialmente ventajosas. El Intendente Orrego se defiende diciendo que "Son los estudiantes quienes deben reflexionar acerca del horario en que llaman a sus movilizaciones", por su parte estos responden que les fue sugerido este horario por el propio aludido pues ellos la programaban para las 19 hrs. Sea como fuere, una hora no habría hecho diferencia, es lo más probable.

Lamentablemente lo que fue la más grande convocatoria estudiantil en lo que va del año, terminó siendo también, la de mayor violencia, con más de veinte locales comerciales saqueados, tres de ellos con destrucción total, tras ser incendiados. Numerosos daños al patrimonio público e histórico. Doce carabineros heridos, dos de ellos con graves quemaduras, y más de un centenar de detenidos.

Queda atrás un mes de mayo marcado por estos tristes acontecimientos que contrastan con la belleza de un otoño que ya deja paso al frío invernal. No pierdo la esperanza que las bajas temperaturas contribuyan a enfriar los ánimos, que la vida de nuestro país se desarrolle en mayor armonía y respeto y no tengamos que lamentar más pérdidas de vidas humanas. Sé que puede parecer un corolario simplista, pero no quiero adherir a los que vaticinan que vamos por un despeñadero “igual que en los 70”. Se dice que “la esperanza es lo último que se pierde”, y quiero mantener la fe en que todos los sectores reflexionen y unan sus voluntades para logremos tener un país en el que tengan cabida todas las expresiones, en un marco de respeto por la vida y también por el patrimonio de todos.

 

 

 

 

Published in América Latina

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español