Lunes, 09 Diciembre 2019 | Login

Suecia no firmará el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares

El viernes pasado, el gobierno declaró que Suecia no firmará el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares de la ONU.

Según la canciller sueca, Margot Wallström, el acuerdo tiene deficiencias. Por otra parte, el gobierno carece del apoyo del Parlamento, para suscribir el tratado.

- Desearía que tuviésemos una convención que se pueda firmar, pero también he visto cómo se ve esto. Debemos ser realistas, dijo Wallström en rueda de prensa.

 

 Por: Magazín Latino

 

Luego de dos años de discutir el tema, el gobierno sueco decidió no firmar el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares.

 

Esto, a pesar de que la canciller sueca, Margot Wallström, declaró, en rueda de prensa el viernes pasado, que Suecia considera que la proliferación de las armas nucleares es una de las amenazas para el mundo. Añadió que Suecia seguiría de observador.

 

- Me habría gustado tener una convención que fuera posible suscribir y que abarcara bien el asunto. Pero debemos ser realistas, dijo la ministra de Exteriores, en la conferencia de prensa del viernes, agregando que Suecia va a seguir siendo una “fuerte voz en un mundo sin armas nucleares”.

 

Según ella, este es el mejor camino a seguir, dadas las circunstancias actuales. Recordó que Suecia fue uno de los países que trabajó en la elaboración del tratado y que, por lo tanto, quiere seguir trabajando en esto. “Dejamos la puerta entreabierta”, dijo Wallström.

- Cuando comparamos esta imagen con la amenaza de las armas nucleares y la meta de un mundo sin estas, la situación es complicada, dijo.

 

Explicó que había ambigüedad en el acuerdo, que no estaba bien especificado de qué armas se trataba ni tampoco cómo se verificaría el desarme. Tampoco detalla qué relación tiene con los tratados ya existentes. Y enfatizó la necesidad de una convención que sea tanto “normativa, como una herramienta práctica”.

 

“Una convención que se pueda usar en la práctica”, dijo Wallström.

 

Fuera de estas razones, la canciller repitió varias veces que no existe el apoyo necesario de la cámara para ratificar el tratado.

 

Los partidos de derecha dijeron que votarían en contra de la suscripción del tratado. El partido de Izquierda es el único que claramente ha declarado que Suecia debe firmar el acuerdo, y el partido Verde exigió que se adoptara un rol de observador.

 

Como observador, Suecia supervisará y contribuirá al desarrollo del acuerdo. Puede opinar y dar sugerencias, pero no está habilitado para votar.

 

El investigador especial encargado por el gobierno, Lars-Erik Lundin, quien presentó su informe en enero del año en curso, consideró que el acuerdo “no es claro”. Que “debe desarrollarse”, y aconsejó no firmar.

 

Cuando 122 de los 192 Estados miembros de las Naciones Unidas votaron a favor del acuerdo, el 7 de julio de 2017, Suecia votó a favor. Pero no suscribió nada.

 

¿La razón? En el país comenzó un debate interno en el que también líderes de EE.UU. y la NATO se pronunciaron.

 

Además, Francia y Gran Bretaña han advertido, desde entonces, que la cooperación con Suecia se vería perjudicada si Suecia suscribía el acuerdo, que tampoco ha sido firmado por los países vecinos.

 

Por su parte el ministro de Defensa, Peter Hultkvist, ha dicho que la cooperación con otros países no puede aventurarse.

 

Aunque la canciller quiso remarcar que las decisiones al respecto las toma solamente Suecia.  

- Tomamos nuestras decisiones de política de seguridad como países no alineados. Nadie más nos va a dictar o amenazar con diferentes cosas. Decidimos en base a una evaluación general de todos los argumentos presentados, y eso es lo que hemos hecho, subrayó Wallström, en entrevista con Dagens Nyheter.

 

Añadió que Suecia continuaría con la cooperación con distintos países y organizaciones, “por la importancia que esto tiene en la política de seguridad”.

 


Beatrice Fihn. Foto: Twitter.

  

Beatrice Fihn: “Se sigue a Trump”

La organización Ican obtuvo el 2017 el Premio Nobel de la Paz por su labor en contra de las armas nucleares. La secretaria de la organización, la sueca Beatrice Fihn, se mostró el viernes muy desilusionada de la postura de Suecia.

 

La calificó de "contravención histórica en contra de la política de seguridad sueca", en momentos en que el riesgo de usar armas nucleares en el mundo está aumentando.

 

- Estamos extremadamente decepcionados y preocupados por este mensaje del gobierno sueco, expresó Fihn a la televisión sueca, SVT.

 

Agregó que la investigación encargada por el gobierno – que aconsejó no firmar – ha recibido muchas críticas de parte de expertos en el tema. Que la verdad es que “se ponen nerviosos frente a USA”. Y que esto debilita a Suecia.  

 

- Las armas nucleares son una amenaza para nosotros, pero el gobierno ahora elige legitimar estas armas y aceptarlas en lugar de pararlas, no siguiendo la política tradicional sueca, dijo Beatrice Fihn.

 

Según ella, las razones de no suscribir el acuerdo son otras:

- Estas son solamente excusas. Están nerviosos ante los Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia, las potencias nucleares. Se sigue a Trump, en lugar de seguir las directrices suecas.

 

Más información: 

El tratado se abrió para la firma el 20 de septiembre de 2017, en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, y entrará en vigor 90 días después de que 50 naciones lo ratifiquen. Hasta la fecha lo han ratificado 23 países.

 

Las nueve potencias nucleares: Estados Unidos, Rusia, el Reino Unido, Francia, China, Corea del Norte, India, Pakistán e Israel no participaron en las negociaciones del tratado. De estas, cinco son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: Rusia, Reino Unido, China, EE. UU. y Francia.

 


La Ministra de Exteriores, Margot Wallström, en la conferencia de prensa del viernes. Foto: captura de pantalla, Regeringen.se.

 

Published in Actualidad

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español