Martes, 16 Octubre 2018 | Login
Genocidio en Myanmar será investigado por el Tribunal de La Haya Foto: Amnesty International.

Genocidio en Myanmar será investigado por el Tribunal de La Haya

Este martes, la ONU dio a conocer un informe sobre el genocidio de la comunidad musulmana rohingya.

“La violencia del ejército birmano contra los rohingyas es tan brutal, que es difícil de entender, dijo Marzuki Darusman”, investigador especial de la ONU.

- Los hombres fueron asesinados sistemáticamente. Los niños fueron fusilados y arrojados al río o quemados. Las mujeres y las niñas fueron violadas en grupo.

 

 Por: Magazín Latino

 

La Corte Penal Internacional de La Haya, ICC, ha abierto una investigación preliminar con relación a las atrocidades perpetradas por los militares birmanos contra la población rohingya en Myanmar (antes Birmania).

 

Esto sucede el mismo día en que la ONU publica un informe completo sobre el genocidio de los rohingyas y de cómo cientos de miles fueron deportados de Myanmar.

 

El informe se puede leer en su totalidad en este enlace

 

A fines de agosto del año en curso, la ONU calificó estos crímenes como un genocidio. Ahora, los investigadores han pasado 15 meses investigando estas barbaridades.

 

Al presentar el informe, este martes, el investigador especial de la ONU, Marzuki Darusman, declaró que: “La violencia del ejército birmano contra los rohingyas es tan brutal, que es difícil de entender”.

 

- Los hombres fueron asesinados sistemáticamente. Los niños fueron fusilados y arrojados al río o quemados. Las mujeres y las niñas fueron violadas en grupo, agregó.

 

Según el relator, los militares deberían estar separados del poder político en Myanmar, y los generales responsables de las atrocidades tendrían que enfrentar la justicia.

- Las circunstancias son tales, que justifican la conclusión de que se trató de un genocidio intencional, sentenció.

 

Los militares, por su parte, se defienden asegurando que ellos solo querían “detener a insurgentes musulmanes”. Sin embargo, los investigadores han constatado anteriormente que los militares birmanos han perpetrado masacres y violaciones a los rohingyas con el fin de llevar a cabo una “limpieza étnica”.

 

Según muestra el documento, pueblos enteros fueron reducidos a cenizas. En uno de estos, los militares apartaron a todos los hombres, jóvenes y niños, y los mataron. En el pueblo de MinGyi, las mujeres y niñas fueron víctimas de violaciones en grupo y después las mataron o las dejaron gravemente heridas. Los cuerpos fueron trasladados del lugar en jeeps y arrojados a fosas comunes.

 

La barbarie no tuvo límite, muchos fueron fusilados, otros muertos a golpe de machetes, luego de experimentar horribles torturas.

 

- Nunca antes me he enfrentado a crímenes tan horrendos como estos, declaró Marzuki Darusman al diario británico The Guardian.

 

El gobierno de Myanmar, con Aung San Suu Kyi a la cabeza (o gobernando en las sombras) no dio autorización a los investigadores de la ONU para realizar sus indagaciones en Myanmar, por lo que éstos se vieron obligados a entrevistar en Bangladesh a 875 testigos que han huido del país, consigna The Guardian.

 

Según el informe, alrededor de 10.000 rohingyas han sido asesinados ,y se redujeron a cenizas más de 400 poblados.

 

En una parte del informe se puede leer:

“Con las casas que no podían arder con facilidad, los soldados del Tatmadaw echaron gasolina por toda la casa y luego les prendieron fuego. Usaron un palo con hierba seca en la parte superior, le echaron gasolina, lo prendieron y luego arrojaron el palo ardiente a las casas. Había de 50 a 60 casas en mi pueblo, y todas fueron incendiadas. Les tomó a los soldados solo dos o tres horas en quemar todo el pueblo. Algunos aldeanos murieron en el incendio”. (Página 197).

 

Los casos de tortura, con el propósito de que los detenidos se declararan culpables, fueron prácticamente sistemáticos:

 

“Los agentes de SaYaPa me torturaron durante aproximadamente una semana. Insistieron en que yo era un miembro de KIA. Seguí repitiendo que no, pero me torturaron más. Me quemaron en el estómago con un cuchillo caliente y vertieron cera caliente de una vela en mi cara. Me hicieron comer piedras y me quemaron los brazos con colillas de cigarro. También me hicieron arrodillarme sobre piedras pequeñas durante horas. Tomaron dos palos de bambú y los ataron entre mis piernas.Me apuñalaron en los muslos con un cuchillo. Tengo 15 cicatrices en una pierna y cinco cicatrices en la otra. Se turnaron para patearme en el pecho. Me ataron a una silla y me golpearon con una vara de bambú. Me desvanecí por el dolor en algún momento. Mi visión estaba borrosa porque me golpearon repetidamente. También presionaron mis globos oculares por un largo tiempo y sentí que se reventarían. Realmente pensé que me iban a matar. Cavaron un agujero detrás de la oficina de SaYaPa y pensé que arrojarían mi cadáver en él. Entonces, finalmente dije que era un soldado de KIA”. (Página 273).

 

Más de 725.000 rohingyas, hombres, mujeres y niños, han huido a Bangladesh, donde viven en la actualidad en campos de refugiados. Pero muchos se quedaron en el camino, no resistieron las condiciones del éxodo, otros fueron atacados nuevamente por los militares.  

 

La líder birmana Aung San Suu Kyi, Premio Nobel de la Paz, ha recibido duras críticas por no haber hecho nada para detener este genocidio.

 


La líder birmana Aung San Suu Kyi. Foto: Marisol Aliaga.

 

En este enlace se puede ver un desgarrador documental sobre los crímenes de lesa humanidad que se han cometido contra el pueblo rohingya.

 

 

About Author

Related items

  • “The Lady” de visita en Estocolmo 

    La líder birmana Aung San Suu Kyi realiza una visita oficial de dos días en la capital sueca. Este lunes dio una rueda de prensa junto al Primer Ministro sueco, Stefan Löfven, luego de haber sido recibida en el Ministerio de Relaciones Exteriores por la canciller Margot Wallström.

     - Es un honor recibir en Estocolmo a la Asesora de Estado Aung San Suu Kyi. Este es un hito importante en las relaciones bilaterales de nuestros países. Myanmar ha conseguido importantes logros en pos de la democracia, después de serios conflictos a lo largo de su historia, dijo el premier sueco.

    Löfven expresó además que está consciente de que los cambios toman tiempo y manifestó que Suecia apoya a Myanmar (Birmania) en el progreso logrado hasta ahora.

    Suu Kyi, por su parte, reconoció que aún falta mucho para lograr la Paz duradera.  

    - Durante 70 años, desde nuestra independencia, en 1941, hemos tratado de resolver los conflictos internos. Sabemos que aún tenemos mucho que hacer, nunca pensamos que el camino a la paz y la democracia sería fácil.

     

      Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos. 

     

    Esta es la primera visita que “The Lady”, como ha sido llamada la líder birmana Aung San Suu Kyi, hace a Estocolmo. El lunes por la tarde recibió oficialmente el Premio Olof Palme, que le fuera otorgado en el 2005, por su lucha pacífica frente a la opresión de la junta militar que la obligó a un arresto domiciliario de 15 años.

     

    En 1991, cuando fue condecorada con el Premio Nobel de la Paz, se le prohibió viajar a Noruega a recibirlo. En su representación acudió su hijo Alexander. A estos se suman numerosas condecoraciones internacionales.

     

    Aung San Suu Kyi es considerada un ícono de la lucha pacífica contra la opresión, inspirada en la política de “no violencia”, de Mahatma Ghandi. Y en su padre, Aung San, uno de los gestores de la independencia birmana, quien fuera asesinado en 1947 por sectores nacionalistas radicales.

     

    A pesar de que el partido liderado por Suu Kyi ganó las elecciones en Birmania, el 2015, el país se rige por la Constitución redactada por los militares, quienes asintieron en que ella ocupara el cargo de canciller y Asesora de Estado, pero no de presidenta.

     

    Sin embargo,  es considerada como la líder de facto de Birmania. Pero los militares se mantienen en alerta, de hecho controlan el Ministerio del Interior, de Defensa y el Control de Fronteras.

     

    Las expectativas que recaían sobre Aung San Suu Kyi  eran, tal vez,  demasiado grandes. Últimamente ha sido criticada por organismos y personalidades internacionales – entre estos 13 Premios Nobel – por no haber impedido lo que ha sido calificado como una “limpieza étnica” en contra de la minoría musulmana rohingya, en su país.  

     

    En una carta que suscribieron 13 Premios Nobel y otras personalidades, afirman que lo que sucede en Birmania es “una tragedia humana que puede calificarse de limpieza étnica y crímenes contra la humanidad”.

     

    El llamado es para evitar el genocidio de una minoría musulmana en el país que es mayoritariamente budista.  

     

    Por lo tanto, se esperaba que la prensa tocara el tema, en la rueda de prensa de la líder birmana y el primer ministro sueco, en el gabinete, este lunes después del mediodía.

     

     

    ¿Qué medidas en concreto ha tomado Ud. para detener la persecución del pueblo rohingya? Le preguntó el reportero de la televisión sueca, SVT.

    - Tenemos campamentos internos de refugiados en todo el país, no sólo en Rakhine. Hemos comenzado a desmontar una cantidad de campamentos y trabajamos en ello en forma sistemática. Tratamos de hacerlo lo más rápido posible, para que la gente retorne pronto a sus hogares, fue la respuesta de Suu Kyi.

     

    ¿También es el caso de los campamentos rohingya?

    - De todos los campamentos. En realidad, pienso que se han cerrado más campamentos en Rakhine, que en otros lugares del país.

     

     

    Las respuestas de la lideresa no han tranquilizado, hasta el momento, a la prensa internacional.

     

    Incluso desde el Centro Internacional Olof Palme vino una crítica:

    - Los conflictos étnicos son aún peores que en mucho tiempo y existe una desilusión sobre la actuación de Aung San Suu Kyi, dijo a la agencia noticiosa TT Anna Sundström, secretaria general del centro.

     

    Ella opina que un ícono y defensora de los DD.HH. debería haber hecho mucho más para detener los abusos en contra de los rohingyas.

     

    No obstante, y a pesar de esto, Sundström opina que es “fantástico” que Suu Kyi visite Suecia.

     

     

    El presidente del Parlamento Sueco, en cambio, mostró más comprensión por la situación de la líder birmana, quien se debe enfrentar tanto a los militares como a los nacionalistas radicales.

    - Hay que tomar en consideración que los militares ocupan aún los puestos claves, y pueden cambiar el desarrollo del país de un día para otro. Ella se encuentra en una situación muy difícil, declaró Urban Ahlin (Socialdemócrata) a TT.

     

     Ahlin cree que es injusto exigir más, considerando además que Suu Kyi solo ha ocupado su cargo durante un año.

    - Para mí, ella es todavía la esperanza de un desarrollo democrático, dijo el presidente del Parlamento, donde este martes la líder birmana hará una intervención.

     

     

     

    El gobierno sueco se ha planteado una estrategia de cinco años de ayuda económica a Birmania, que comenzará el 2018. Esta incluye un incremento de la ayuda al desarrollo, de 70-90 millones de coronas suecas al año, a 200-300 millones anuales.

     

    La meta es colaborar al desarrollo de la paz en Birmania, respecto a los numerosos conflictos étnicos – existen 238 minorías étnicas en el país – mejorar la salud de las mujeres y los niños y promover el desarrollo de una prensa libre.

     

     

     

     

     

     

    Aung San Suu Kyi junto a la Ministra de Relaciones Exteriores, Margot Wallström. Foto: Marisol Aliaga.

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español