Lunes, 22 Abril 2019 | Login
La ministra de Inmigración noruega Sylvi Listhaug enoja a Suecia La Ministra de Inmigración noruega, Sylvi Listhaug. Foto: Radiolatinamerika.no

La ministra de Inmigración noruega Sylvi Listhaug enoja a Suecia

La Ministra de Inmigración de Noruega, estuvo recientemente de visita en Suecia.

Sylvi Listhaug tenía planeado reunirse con su colega sueca, Helene Fritzon, en el barrio periférico de Rinkeby. Sin embargo, apenas arribar a Estocolmo, la ministra del partido de extrema derecha noruego se enteró que su homóloga sueca había cancelado el encuentro. 

"Una vez más la ministra de Inmigración noruega, Sylvi Listhaug, vuelve a ser el foco de la polémica. En esta ocasión, en plena campaña electoral, la controversia ha trascendido las fronteras, causando desavenencias con el Gobierno de Suecia" escribe el portal noruego Radiolatinamerika.no. 

 

 Fuente: Radiolatinamerika.no. María Fluxá. 31-08-2017

 

El pasado lunes la ministra del populista Partido del Progreso fue plantada por su homóloga sueca, Heléne Fritzon. Listhaug había viajado a Estocolmo y según aterrizó en Arlanda se enteró de que la ministra socialdemócrata había cancelado un encuentro acordado hace semanas.

 

“Recientemente ha quedado muy claro que la visita de Lishaug forma parte de la campaña electoral noruega”, justificó Fritzon en referencia a los comicios generales del próximo 11 de septiembre. “Listhaug parece más interesada en difundir una imagen equivocada de Suecia”, añadió.

 

Oficialmente el viaje de Listhaug aspiraba a conocer cómo el país vecino, que cuenta con la mayor población inmigrante de Europa en términos per capita, gestiona su integración. Sin embargo, en declaraciones al diario VG, la víspera, fue más explícita: “Estoy aquí para ver cómo las cosas no deberían hacerse en Noruega”, dijo al diario.

 

Según Listhaug, muy dada a los comentarios políticamente incorrectos, existen en Suecia “sociedades paralelas” y hay al menos “60 zonas prohibidas” porque la integración ha fallado. Esto “no tiene sentido”, según Fritzon, quien en un comunicado añadió que estaría encantada de reunirse con su colega de Noruega, pero una vez pasadas las elecciones.

 

Preguntada al respecto, la primera ministra noruega, Erna Solberg, que gobierna en coalición con el Partido del Progreso de Listhaug, explicó “no tener demasiados comentarios” al respecto. Sin embargo, cuando el periodista de VG le insistió en los comentarios de Listhaug sobre esas 60 zonas fuera de la ley en Suecia, Solberg puntualizó que “Listhaug debería asegurarse de que lo que dice está de acuerdo con lo que las autoridades locales piensan al respecto”.

 

El líder laborista, Jonas Gahr Støre, aprovechó la polémica para, en el debate televisivo del martes, echarle en cara a Solberg de haber incorporado a un partido de extrema derecha (el Partido del Progreso) al gobierno. El asunto podría haber quedado zanjado aquí; sin embargo, Listhaug como tenía previsto, visitó el barrio inmigrante de Rinkeby, en Estocolmo.

 

Este hecho no ha sentado bien en Suecia, tal y como dejaron claras las declaraciones del primer ministro, Stefan Lövfen. “Es importante que se dé una imagen correcta (de Suecia). Nosotros no nos metemos en la situación de otro país. Estamos lidiando con nuestros problemas y eso depende de nosotros”, declaró el socialdemócrata al diario VG.

 

 

La  Ministra de Inmigración noruega, Sylvi Listhaug. Foto: Radiolatinamerika.no

 

 

 

La Ministra de Inmigración sueca, Heléne Fritzon. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

Se lanzó al mar para sentirse como refugiada: Sylvi Lishtaug, se convirtió en abril de 2016 en el hazmerreír de los noruegos, después de llevar a cabo una particular maniobra con la que pretendía concienciar sobre la situación de los refugiados sirios.

 

 

About Author

Related items

  • Julian Assange: ¿No les dije?

    El jueves por la mañana, agentes británicos de civil irrumpieron en la Embajada de Ecuador en Londres y sacaron en volandas al fundador de Wikileaks, Julian Assange. A los pocos minutos, la noticia recorrió los medios de todo el mundo.

    ¿No se los había dicho? Alcanzó a decir el periodista australiano, precipitadamente, cuando los agentes lo introducían al furgón policial, ante las protestas de personas que le gritaban “¡traidor!”, al embajador ecuatoriano.

    Se refería a que, durante todos estos años, los EE. UU. ha exigido la cabeza de Assange.

     

     Por: Magazín Latino

     

    La noticia estalló durante la mañana del jueves, en el lapso de minutos, los titulares inundaban los medios nacionales e internacionales.

     

    Una espera de siete años había llegado a su fin. El presidente del Ecuador, Lenin Moreno, decidió retirar la protección, el asilo y la nacionalidad a Julian Assange, por “su mala conducta”.

     

    - Le hemos quitado el asilo a este malcriado y ventajosamente nos hemos librado de una piedra en el zapato, declaró a los medios Lenin Moreno, agregando incluso que Assange había “manchado con sus excrementos la Embajada de Ecuador en Londres”.

     

    Los rumores de que Julian Assange sería desalojado de su refugio habían circulado desde hacía tiempo, pero, al parecer lo que llevó a este desenlace fueron las recientes publicaciones de Wikileaks, sobre la supuesta corrupción del presidente Moreno. Estos datos desvelaron comprometedores detalles que figuran en los “Panamá Papers”, respecto al mandatario.

     

    El expresidente Rafael Correa se ha pronunciado sobre el tema repetidas veces, dando, incluso, el numero de la cuenta bancaria de Moreno. “Todo está ahí. Pueden corroborarlo”, ha dicho Correa.

     

    En entrevista con RT, el expresidente declaró:

     

    - Me da vergüenza por mi país. Porque se ha violado la institución sagrada del asilo. Si un asilado se vuelve “incómodo”, hay que darle un salvoconducto, pero no caer en la canallada de entregarlo a sus verdugos. Lo que dice Lenin Moreno me da náuseas. Es un mentiroso compulsivo.

     

    Según Correa, lo sucedido este jueves en la Embajada de su país en Londres es “un día de luto para la humanidad”. Reconoce que, si bien es una operación completamente “inaudita” e “indignante”, no le sorprende, puesto que “Moreno ya había negociado la cabeza de Assange con los Estados Unidos”.

     

    Él sostiene que el presidente ecuatoriano Lenin Moreno ha entregado a Assange a USA en venganza.

     

    Durante la jornada del jueves se confirmó que los temores de Assange eran fundados. A las pocas horas de su arresto, el Departamento de Justicia de EE. UU. pidió su extradición.

     

    Arriesga una pena de cinco años, por “conspiración para cometer intrusión informática”. No obstante, el abogado sueco del australiano, per E Samuelson, explicó a la televisión sueca que “esta es una forma de posibilitar su entrega”. Nadie dice que, una vez concedida la extradición, corra el riesgo de una pena mucho mayor, incluso la pena capital.

     

     

     

  • Aumentan a 50 las víctimas mortales del atentado terrorista en Nueva Zelanda

    La policía de Christchurch, de Nueva Zelanda, comunicó el sábado que el número de víctimas mortales del ataque a dos mezquitas de la ciudad había ascendido a 50 personas. Entre las víctimas se encuentran un niño de tres años y otro de 14. Otras víctimas se encuentran aún en estado crítico.

    La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern calificó el hecho como un “atentado terrorista”. El presunto culpable, un australiano de 28 años, retransmitió en directo el ataque en Facebook. Asegura que quiso vengar, entre otros, a la niña de 11 años que perdiera la vida en el atentado terrorista en Estocolmo.

     

     Por: Magazín Latino

     

    El atentado terrorista perpetrado supuestamente por el ciudadano australiano de 28 años, Brendon Tarrant, el viernes pasado tiene similitudes con el consumado por el terrorista noruego Anders Behring Breivik, quien diera muerte a 77 personas en Utoya y Oslo, en Noruega en 2011.

     

    Con la siniestra diferencia que el australiano retransmitió en directo el ataque: en un video de 17 minutos que se pudo ver en Facebook. La red social recibió fuertes críticas por la demora en retirar el video de sus servidores.

     

    Al igual que el terrorista noruego, el australiano publicó además un manifiesto antes del ataque. Un manifiesto lleno de propaganda de extrema derecha, supremacista y anti-musulmana.

     

    A las 13.40 horas del viernes pasado, el individuo, armado de varias armas automáticas, ingresó a la mezquita de Masjid Al Noor, en la zona central de Christchurch y abrió fuego cuando los asistentes al culto del viernes se encontraban en plena oración. Dio muerte a una treintena de personas. Acto seguido, tomó su vehículo, condujo a la mezquita de Linwoody alcanzó a dar muerte a una veintena más, antes de ser abatido por los agentes.

     

    El sábado pasado, la cifra de víctimas fatales se elevó a 50 personas. En tanto que otras personas, entre ellas una niña pequeña, se encuentran en estado grave y con riesgo vital.

    - Este ha sido uno de los días más oscuros de nuestra historia, dijo la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, quien calificó el hecho como un “atentado terrorista” y prometió restricciones en la ley de posesión de armas de fuego.

     

    Nueva Zelanda ha sido siempre calificado como un país extremadamente seguro, un verdadero paraíso. Hasta ahora.

     

    El terrorista se había paseado por distintos países europeos, antes de llegar a Nueva Zelanda. En el manifiesto que publicara antes del ataque, afirma que fue el atentado terrorista en Estocolmo, en 2017, lo que lo hizo llegar a la conclusión de que el “problema con los intrusos” (musulmanes y no-blancos) no se podía solucionar en forma democrática o política.  

     

    Y escribe que el ataque es “una venganza por Ebba”, la niña de 11 años que falleciera en el atentado en Drottninggatan.

     

    En la metralleta que portaba en la primera masacre, había escrito con pintura blanca sobre el metal negro el nombre y el apellido de la niña.

     

    Y en el manifiesto elogia también a Anton Lundin Pettersson, quien dio muerte a tres personas en el ataque a una escuela en Trollhättan (al sur de Suecia), en 2015.

     

    Los padres de Ebba se mostraron choqueados, cuando supieron que el terrorista había usado el nombre de la niña.

     

    “Es profundamente trágico que se abuse del nombre de Ebba con fines de propaganda política”, comentó, en un mensaje escrito, la madre de Ebba, al vespertino Aftonbladet.

     

    El padre de la niña reaccionó con indignación.

     

    - Comencé a sudar helado tan pronto vi que había portado rifles con el nombre de mi hija. ¿Cómo diablos vamos a poder llevar nuestro luto en paz?, declaró a Aftonbladet.

     

    Para él es completamente absurdo que el terrorista australiano nombrara a su hija.

     

      

  • Margot Wallström: “Estamos indignados”

    La canciller sueca Margot Wallström se pronunció hoy sobre la actuación de la embajadora de Suecia en China, Anna Lindstedt. Ella había sostenido una reunión secreta en Estocolmo con Angela Gui, hija del editor sueco-chino encarcelado, Gui Minhai, y con hombres de negocios chinos, sin informar antes a sus superiores.

    - Obviamente que estamos sumamente indignados por lo ocurrido. Nosotros no nos enteramos de esto, dijo Wallström, este viernes, a periodistas del parlamento.

    Debido a la gravedad del caso, la policía de Seguridad Sueca, Säpo, abrió una investigación al respecto.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Un insólito hecho que empeora aún más las gélidas relaciones entre Suecia y China se ha venido desarrollando esta semana, cuando se supo que la embajadora de China en Suecia, Anna Lindstedt, había invitado a Angela Gui, hija del editor sueco-chino Gui Minhai, a una reunión con hombres de negocios chinos, en Estocolmo.

    ¿El motivo de la reunión? Que la hija del editor crítico al régimen chino y desaparecido desde el 2015 cesara en su lucha por lograr la libertad de su padre. Y de silenciar a los medios suecos que han mostrado interés en el caso.

    Tanto Angela Gui, como el activista y escritor Kurdo Baksi, quien la acompañara a los encuentros sostenidos en un lujoso hotel de la capital sueca, dieron por sentado que el Ministerio de Relaciones Exteriores sueco estaba al tanto del asunto. Lo cual no era así.

    La embajadora Lindestedt actuó sin antes consultar a sus superiores, con lo cual cometió un grave error, según explicó un vocero de la cancillería sueca.

    Varios políticos han criticado lo ocurrido y han exigido que “se pongan todas las cartas sobre la mesa”.

    - Esto no facilita para nada la liberación de un ciudadano sueco que ha sido encarcelado por China, al contrario, la dificulta, dijo el presidente del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt.

    El Ministerio de Relaciones Exteriores, por su parte, ha dado explicaciones distintas sobre el hecho. Patric Nilsson, jefe de prensa del Departamento de Exteriores, UD, dijo a la prensa en un principio que la embajadora Lindstedt había cometido un error.

    - Ella no informó a UD. Por ende, ha actuado erróneamente. Ahora debemos seguir la investigación en curso y no adelantarnos a sacar conclusiones. Existe una razón para que llamemos a la embajadora a consultas y para que se inicie una investigación, afirmó Nilsson, y aseguró primero que nadie del departamento sabía de este encuentro, pero más tarde cambió a: “nadie que trabaje en el caso estaba informado”.

    En tanto, al ser consultada sobre el episodio, la canciller sueca, Margot Wallström, se mostró muy molesta.

    - Obviamente que estamos sumamente indignados por lo ocurrido. Nosotros no tuvimos ningún conocimiento previo a esto, dijo Wallström a la agencia noticiosa TT.

    TT: ¿Cómo es posible que la embajadora sueca en China se encuentre en Estocolmo sin que el Ministerio de Relaciones Exteriores se entere?

    - Precisamente por eso es muy indignante, y el hecho de que no supimos nada sobre estos acontecimientos con anterioridad. Nosotros no sabíamos nada sobre esto, dijo Wallström a TT.

    Agregó que la investigación que estaba llevando a cabo la cancillería se suspende, puesto que la policía de seguridad sueca, Säpo, ha abierto una investigación preliminar al respecto y UD debe esperar los resultados de esta.

    La embajadora está siendo investigada por Säpo por sospecha de haber cometido el delito de “procedimiento arbitrario en negociaciones con una potencia extranjera”, falta que puede significar una condena de hasta dos años de prisión.

     


    Margot Wallström, Gui Minhai, Anna Lindstedt. Foto: Magasin Latino/SVT.  

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español