Viernes, 23 Febrero 2018 | Login
Atentado terrorista en el corazón de Barcelona Atentado terrorista en Barcelona. Foto: Aftonbladet.

Atentado terrorista en el corazón de Barcelona

Trece fallecidos y un centenar de heridos fue el saldo del atentado terrorista ocurrido en La Rambla de Barcelona este jueves a las cinco de la tarde, cuando una furgoneta a toda velocidad arrolló a una multitud. Entre las víctimas fatales se encuentran cinco niños. Quince personas se encuentran en estado grave.

La policía barcelonesa activó el operativo ”Jaula” y ”Cronos”. Dos personas han sido detenidas, pero el conductor de la furgoneta se encuentra huido. El hecho se vincula a la explosión del miércoles en la ciudad de Alcanar, y se sospecha que se haya planeado un atentado aún mayor.

El Daesh (Estado Islámico) ha asumido la autoría del atentado.

 

Por: Magazín Latino

 

Trece muertos, más de cien heridos y mucho miedo fue el balance del atentado terrorista ocurrido en el punto turístico más popular de Barcelona, La Rambla, cuando un individuo conduciendo una furgoneta blanca arrolló a todo cuanto tuvo por delante, acelerando y en zig zag, con el fin de embestir al mayor número de víctimas. El vehículo se desplazó unos 600 metros, desde la Plaça de Catalunya hasta el Gran Teatre del Liceu.

 

De esta manera, el terror se apoderó del corazón mismo de Barcelona.

 

Más tarde, el hombre se bajó del vehículo y se dio a la fuga. La policia barcelonesa, los Mossos d'Esquadra, evacuaron rápidamente el lugar acordonando la Plaza Catalunya, Ronda Universitat y Pelayo, al mismo tiempo que las tiendas , los restaurantes se cerraron, al igual que las estaciones del metro.

 

Según las declaraciones de el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, la cifra de 13 víctimas fatales puede aumentar, debido a que quince de las personas heridas se encuentran en estado grave.

 

El presidente español, Mariano Rajoy, hizo una comparecencia pasadas las doce de la noche del jueves, luego de haberse trasladado a Barcelona, y de haberse reunido con las autoridades de la ciudad.

 

- Quiero que mis primeras palabras esta noche en Barcelona sean de duelo, de recuerdo y de solidaridad para las víctimas de este atentado y para sus familiares y sus amigos. Ellos son, en estos momentos, nuestra primera prioridad.

 

Hasta ese momento, nadie había hablado de qué clase de terror se trataba. Sin embargo, el mandatario español nombró de inmediato al terrorismo yihadista.

 

- Quiero expresar también la solidaridad de toda España con la ciudad de Barcelona, hoy golpeada por el terrorismo yihadista, como antes lo fueron otras ciudades en todo el mundo. Los vecinos de lugares como Madrid, París, Niza, Bruselas, Berlín o Londres han experimentado el mismo dolor y la misma incertidumbre que hoy sufren los barceloneses y yo quiero que estas primeras palabras sean para ellos. Para transmitirles el cariño, la solidaridad y la cercanía dr toda España y del resto del mundo, dijo Rajoy.

 

A través de la agencia Amaq, el autodenominado Estado Islámico (Daesh, por sus siglas en árabe) había asumido la autoría del atentado.

 

El mandatario comunicó además que el gobierno decretó un luto oficial de tres días.

 

Rajoy calificó el atentado como ”un golpe terrible”y destacó a la policía española y a los servicios de inteligencia, por su ”labor abnegada” que durante muchos años ”ha conseguido protegernos durante mucho tiempo y desbaratar multitud de planes criminales. Sin duda lo seguirán haciendo en el futuro”, dijo.

 

 

España tiene una larga experiencia, en lo que se refiere a atentados terroristas, como lo recordó el mandatario:

 

- Lamentablemente los españoles conocemos muy bien el terror absurdo que causa el terrorismo. Hemos sufrido zarpazos como este en nuestra historia más reciente. Pero también sabemos que a los terroristas se les vence, se les vence con unidad institucional, con cooperación policial, con prevención, con apoyo internacional y con la firme determinación de defender los valores de nuestra civilización: la democracia, la libertad, los derechos de las personas.

 

 

También expresó que prontamente se convocará el pacto antiterrorista, un acuerdo amplio entre los partidos políticos.

 

Y agradeció las muestras de solidaridad internacional.

 

- Esta terrible tragedia que hoy hemos vivido en Barcelona nos hermana en el dolor con tantos otros países del mundo. Hoy España, y más concretamente Barcelona, recibe el cariño y la solidaridad que en otros momentos nosotros hemos compartido con otras ciudades y con otros países golpeados por la misma barbarie terrorista.

 

- No solo estamos unidos en el duelo, sino también y sobre todo en la voluntad de vencer a quienes quieren arrebatarnos nuestros valores y nuestro modelo de vida, subrayó Rajoy.

 

 

 

Para los suecos, este nuevo atentado terrorista trae a la memoria el de Drottninggatan, el pasado 7 de abril.

 

El primer ministro sueco, Stefan Löfven, hizo la siguiente declaración:

 

”Estoy consternado de otra ciudad en Europa haya sido afectada por el dolor y la angustia, luego de un temido atentado terrorista. Mis pensamientos están con quienes han perdido familiares tienen familiares heridos y con todos quienes aún no han tenido contacto con sus seres queridos.

Seguimos con anetción el desarrollo de los hechos. El Departamento del Exterior está en contacto con la Embajada en Madrid y el Consulado en Barcelona que están preparados para ayudar a los ciudadanos suecos que se encuentran en el lugar”.

 

El Ministerio del Exterior dio a conocer los números telefónicos a los cuales se puede llamar para preguntar por familiares: +34 93 214 21 24 y +34 900400012.

 

 

 

El presidente norteamericano, Donald Trump, por su parte, reaccionó, como es habitual en él, tuiteando una declaración:

 

"Estados Unidos condena el ataque terrorista de Barcelona (España) y hará lo que sea necesario para ayudar. Sed fuertes y duros. ¡Os queremos!", escribió primero en Twitter.

 

Pero a la hora después, cambió de táctica, sugiriendo matar al sospechoso detenido en Barcelona:

 

 "Estudiad lo que el general estadounidense Pershing le hacía a los terroristas cuando los capturaba. ¡No hubo más terrorismo islamista en 35 años!", escribió Trump. 

 

 

 

Más información:

 

Durante la madrugada del viernes, los medios españoles dieron a conocer que agentes de la policía habían abortado un nuevo atentado en la ciudad de Cambrils.

 

”Los agentes abaten a cuatro terroristas que querían repetir en esta localidad de Tarragona el atropello de Barcelona, que ha causado, al menos, 13 muertos y un centenar de heridos. Pasadas la 1.30 de la madrugada, la policía catalana ha alertado de que estaba llevando a cabo un “operativo policial” en la población “por un posible atentado terrorista”, escribe El País.

 

 

 

 

About Author

Related items

  • Comienza juicio histórico en Suecia -Akilov enfrenta cargos de terrorismo

    Este martes 13 de febrero a las 09.15 de la mañana comenzó el juicio más extenso de la historia reciente de Suecia. Rakhmat Akilov está acusado de haber cometido un atentado terrorista en pleno centro de la capital sueca.

    El fiscal, Hans Ihrman, comenzó la presentación del proceso con un doloroso resumen:

    - 500 metros, 40 segundos, 12,5 toneladas de metal a una velocidad media de 60 kilómetros por hora en una calle peatonal llena de gente indefensa. El proceso trata, sustancialmente, de 40 segundos que por siempre cambiaron la vida de muchos más que quienes se encontraban en Drottninggatan.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Este martes por la mañana comenzó el juicio más grande que se ha tenido lugar en el Tribunal de Primera Instancia de Estocolmo.

    A pesar de la gran cantidad de querellantes: 150, las audiencias no parecieron despertar el interés que se había esperado. La vida continúa, aunque para el millar de personas que se encontraban en la calle Drottninggatan el viernes 7 de abril de 2017, será algo imposible de olvidar.

    No solo fallecieron cinco personas, otras 10 resultaron con lesiones de por vida.

    Otros, luchan pos complejos de culpa. ¿El no haber actuado diferente, el haber hecho algo más?

    Y, a pesar de que este primer día de audiencias fue intensivo, se avecinan momentos fuertes, cuando los testigos cuenten con sus propias palabras sus experiencias. 

    Por primera se vio en persona a Rakhmat Akilov. Ingresó a la sala, esposado y flanqueado por guardias de seguridad. Vestía un buzo de color verde, propio del establecimiento penal. Apenas miró a su alrededor, antes de tomar asiento, cabizbajo, de frente a los jueces, de espalda a los asistentes en la sala de audiencias y a nosotros, los periodistas en la sala de prensa. A su derecha su abogado, Johan Eriksson, a su izquierda uno de los tres intérpretes que de cuando en cuando se iban turnando para traducir, del sueco al ruso.  

    El uzbeco de 39 años (cumple 40 hoy, 14 de febrero), ha adelgazado bastante. Se dejó crecer la barba, sin bigotes, y es de tez más clara que lo que se aprecia en las fotos que se han publicado anteriormente de él. Se mostró tranquilo y estuvo atento a todo lo que se decía en la corte.

    El fiscal Hans Ihrman comenzó la presentación del juicio haciendo un resumen de lo ocurrido el 7 de abril del año pasado:

    - 500 metros, 40 segundos, 12,5 toneladas de metal a una velocidad media de 60 kilómetros por hora en una calle peatonal llena de gente indefensa. El proceso trata, sustancialmente, de 40 segundos que por siempre cambiaron la vida de muchas más personas que las que se encontraban en Drottninggatan.

     

    Y explicó los motivos que – según la fiscalía – tuvo Akilov:

    - La acusación es delito de terrorismo e intento de delito de terrorismo o, en su defecto, poner en peligro la vida de terceras personas. Este crimen habría podido dañar seriamente a Suecia, y Rakhmat Akilov lo perpetró con la intención de intimidar gravemente a la población sueca. Además, e, indebidamente, obligar al gobierno y al parlamento de Suecia a cesar su participación en la misión educativa de la coalición global contra el Estado Islámico en Irak.

     

    Seguidamente, la fiscalía presentó testimonios y resultados del peritaje técnico. Detalladamente se mostró una serie de evidencias consistentes en conversaciones en distintas aplicaciones para celular, imágenes de Akilov en la ciudad de Estocolmo, las búsquedas que había realizado en Internet, etc. Un completo monitoreo desde el 16 de enero del 2017, hasta el día antes del 7 de abril.

    El material muestra que Akilov planeó concienzudamente su ataque. Primero había tenido la idea de atacar la parada gay. Más tarde buscó distintos lugares donde llevar a cabo su plan y eligió, al fin, el lugar apropiado para hacer más daño y causar más pánico en la población.

    Utilizó Google Translate para traducir frases como: “¡Bájate del camión o te mato!” o “Boletos para un crucero”, o “Gay club”. Y también para como adquirir material para fabricar una bomba.

     

    La tensión subió en la sala, cuando se reprodujo el audio de la llamada a SOS (urgencia), de una mujer que clamaba pidiendo ayuda, al ver como las personas caían a su alrededor. Era el día del atentado.

    - Hay un loco que ha arrollado a un montón de personas en Drottninggatan. Manden todo lo que puedan!, decía, tratando al mismo tiempo de mantener la calma, sin lograrlo.

    Seguidamente, el fiscal explicó detalladamente el recorrido de Rakhmat Akilov, desde Adolf Fredriks Kyrkogata, hasta que el camión se estrella en los escaparates de la multitienda Åhlens. De cómo, al no detonar la bomba que llevaba consigo, abandona el camión, baja al metro, sale, más allá por la calle Vasagatan y luego toma el tren a Arlanda. Se baja en la estación de Märsta, toma un bus local. Poco después se baja y comienza a deambular sin rumbo fijo hasta que, a las 19.55 es aprehendido por una patrulla de policía. Lo primero que hace es confesarse culpable de haber conducido el camión que arrolló a transeúntes en Drottninggatan.

    Su plan era morir en el intento. Carecía de plan B.

    La similitud con los atentados en otras ciudades europeas, como lo muestra la fiscalía, es evidente. Akilov mira con atención cuando el fiscal presenta videos de estos atentados.

    Luego se suceden algunas de las conversaciones (chats) mantenidas por Akilov en diferentes aplicaciones (Zello, Whatsapp, Telegram, Facebook) en su celular incautado. También fueron incautadas USB memorias conteniendo fotos y videos. La gran mayoría de este material audiovisual había sido borrado por Akilov, pero los expertos lograron recuperarlos.

    Ocho archivadores con conversaciones en chats. Más de 9000 mensajes.

    - Comenzando el 16 de febrero y hasta perpetrar el atentado terrorista, en una serie de conversaciones de chat, Rakhmat Akilov se ha ofrecido a perpetrar el atentado terrorista a nombre del Estado Islámico. Él ha recopilado información y ha adquirido el material necesario para fabricar una bomba, dijo Ihrman.

    El fiscal leyó algunos de los mensajes de los chats.

    “Hermano mío, quiero perpetrar una operación mártir aquí en Suecia en los próximos días. Pueden darme un poco de guía espiritual. Necesito de vuestro apoyo, hermano mío”.

    “Si Dios quiere, llevo a cabo la operación mártir en contra de los infieles”.

    “Cómo se hace el juramento de fidelidad, hermano mío. Después de jurar, planeo hacer una operación mártir en nombre del Estado Islámico”.

    “Esa calle está llena de infieles. De maricones y de lesbianas, hermano mío”.

    “Yo quiero aterrorizar a los infieles e inmolarme”.

    “Quiero arrollar a gente en Centralen y asegurarme un lugar en el Paraíso. Tengo todo. Ahora entiendo mejor el Corán. Ahora quiero encontrarme con Dios”.

    “Suecia da billones a la OTAN, para que nos ataquen”.

     

    Estos son algunos de los mensajes rescatados en distintas conversaciones en ruso, árabe y otros idiomas con usuarios que, según explicó el fiscal, no se encuentran en Suecia.

    De las conversaciones se desprende, además, que cuando Akilov comenzaba a dudar de cometer la acción, estos usuarios lo instaban a seguir. Como cuando, por ejemplo, aduce a que sus hijos serán atacados, o cuando recuerda que Suecia no es miembro de la OTAN y además ha acogido a muchos refugiados, entre estos, gente de su misma religión.

    “Mi querido hermano, yo sé que puede escocer y causar dolor, pero lo hacemos de todas maneras, por el Islam”, le responden.

    También lo instan a enviar un video donde jura fidelidad al Estado Islámico (Daesh) cosa que Akilov al final hace y envía el día anterior al atentado. Y que por primera vez se hizo público.

    “La paz sea contigo, hermano mío. Recibe el video con el juramento”, escribe Akilov, y envía un vídeo a dos de sus contactos, donde jura fidelidad a los príncipes del EI.

    Su abogado defensor, Johan Eriksson, explicó que su cliente se declara culpable de los cargos que se le imputan, acepta la sentencia que pide el fiscal y también el ser deportado a su país.

    Al final del día, pareciera como que todo está claro y no hay nada más que alegar. No obstante, el hecho de que Rakhmat Akilov se haya declarado culpable – según la jurisprudencia sueca – no basta. Todo lo que haya dicho hasta la fecha no tiene, en realidad, mucha importancia. El fiscal deberá demostrar – más allá de toda duda – que se trata de un delito de terrorismo.

    También se debe demostrar de si Akilov actuó por iniciativa propia, o si recibió órdenes del Estado Islámico que, cabe recordar, no reivindicó el acto, ya sea por las “escasas” víctimas, porque Akilov no logró morir en el acto, o por otras razones.

     

    Este caso muestra, sea como sea, la espantosa realidad de que una persona, gracias a un celular, sus aplicaciones y las instrucciones que recibe a través de este, logre cometer un ataque de esta magnitud “a distancia”.

    Se sabe que Akilov nunca logró su meta inicial: la de viajar a Irak a combatir por el Estado Islámico.

    Pero, ¿es un terrorista? Esa es la pregunta que la corte tiene tres meses para dilucidar.

     

    El abogado defensor, este martes en la corte de Estocolmo. Johan Eriksson. Rakhmat Akilov antes de perpetrar el atentado del 7 de abril de 2017. 

     

     

  • Los mismos que crearon la gran crisis social han creado la crisis nacional

    "En realidad, durante 2016, el último año del gobierno de Junts pel Sí (la alianza de dos partidos independentistas PDeCAT –la antigua Convergència- y ERC), la pobreza, la pobreza laboral (pobreza entre trabajadores), la precariedad y las desigualdades sociales han continuado subiendo en Cataluña, resultado de las políticas neoliberales aplicadas por el gobierno Rajoy en España, y por el gobierno Puigdemont en Cataluña", escribe el profesor Vicenç Navarro en esta columna, que trata el tema de la campaña electoral del 21D en Catalunya. 

     

     Por: Vicenç Navarro

     

    La noticia más importante hoy en Catalunya es la enorme crisis social, una crisis de tales magnitudes que no tiene precedente en la época democrática de nuestro país. Y no hay plena conciencia de ello en el establishment político-mediático de Catalunya (todavía menos en el de España) de la gravedad de la situación. Por el contrario, este establishment catalán, como también lo hace el establishment español, está promoviendo la imagen de la recuperación económica, intentando difundir que estamos “saliendo de la recesión”. Para mostrarlo utilizan indicadores de carácter macroeconómico, como el indicador del crecimiento económico, pero lo que no dicen es que el crecimiento de la riqueza beneficia sólo a unos pocos sin que beneficie a la gran mayoría de la población. En realidad, durante 2016, el último año del gobierno de Junts pel Sí (la alianza de dos partidos independentistas PDeCAT –la antigua Convergència- y ERC), la pobreza, la pobreza laboral (pobreza entre trabajadores), la precariedad y las desigualdades sociales han continuado subiendo en Cataluña, resultado de las políticas neoliberales aplicadas por el gobierno Rajoy en España, y por el gobierno Puigdemont en Cataluña. Un dato resume la enorme crisis social que está afectando a la población catalana. Hoy en Cataluña, el 40% de los catalanes no vive mejor que sus padres. El enorme sueño de esperanza, que los hijos vivirían mejor que sus padres, ya no es verdad para el 40% de los catalanes.

     

    Esta crisis social no ha centrado la campaña electoral

    Sin embargo, esta enorme crisis social no ha aparecido ni en la primera ni en la última página de los mayores medios de comunicación. De hecho, no aparece casi en ninguna parte, lo cual es sorprendente. Y pongo sorprendente porque lo más lógico es que fuera noticia de primera página. En realidad, debiera centrar el debate electoral que ha existido en Cataluña. En cambio, el tema central de la campaña no ha sido el desastre social. En su lugar, ha sido el tema nacional. Las banderas han ocupado la centralidad del debate: en un lado, los independentistas enarbolando la bandera independentista –la estelada-; y por el otro el lado unionista, cuya bandera es la de la monarquía, es decir, la bandera borbónica. Repito, por un lado, los partidos independentistas, PDeCAT, ERC y la CUP, que desean separarse de España y que a fin de alcanzar tal objetivo declararon ya la independencia, en nombre, en teoría, del pueblo catalán, aun cuando la mayoría del pueblo catalán nunca ha votado a favor de la independencia. Los votantes a favor de los partidos independentistas han sido siempre una minoría, que ha conseguido la mayoría parlamentaria, como consecuencia de una Ley electoral que discrimina a la clase trabajadora (ley diseñada en la época pre democrática por la Asamblea del Movimiento Nacional que impuso esta norma como condición para que desapareciera, ley que fue modificada más tarde por el Estado democrático español aunque tal Estado, temeroso también del poder de dicha clase, hizo pocas variaciones para corregir esta discriminación. Más tarde, el señor Pujol y su partido, la hizo suya con el mismo objetivo: el de discriminar a la clase trabajadora la cual, en su mayoría en Catalunya, es de habla castellana y nunca fue favorable al pujolismo ni lo es ahora al independentismo).

     

    Los unionistas además de ser monárquicos y favorables al 155, también apoyaron al 135: la máxima expresión del neoliberalismo

    Por el otro lado, están los partidos que dicen defender la unidad de España, la ley 155, que ha significado que el presidente Rajoy, dirigente de un partido minoritario en Catalunya, sea en la práctica presidente de Catalunya. Estos partidos son Ciudadanos, el PP y el PSC-PSOE. Hay que tener en cuenta que son también los que apoyaron el artículo 135 de la Constitución que fue aprobado con nocturnidad y alevosía por el gobierno Zapatero y por el Partido Popular, con el posterior apoyo de Ciudadanos. A partir de este cambio en la Constitución, los partidos “súper patriotas españolistas” firmaron un artículo de la Constitución forzando al Estado español a que diera prioridad al pago de los intereses a la banca extranjera por delante del gasto público requerido para atender las necesidades de la población española. Y estos “súper patriotas” han llevado a cabo toda una serie de políticas neoliberales, como las reformas laborales, que han disminuido los salarios y han aumentado la precariedad, imponiendo también recortes a los fondos públicos para los servicios (como sanidad, educación, vivienda social, servicios sociales, escuelas de infancia, servicios domiciliarios a personas con dependencia y otros) y transferencias (como las pensiones) públicas del Estado del bienestar, causas todas ellas de la enorme crisis social en Catalunya y en España. Estos partidos apoyan ahora el 155, como ayer apoyaron al 135. El PP y Ciudadanos son las derechas de siempre (que en el panorama de la derecha europea encajan en la ultraderecha). En esta categoría de unionista y de neoliberal (en realidad social liberal) está también el PSC-PSOE que en realidad fue el gobierno que inició tales políticas neoliberales.

     

    El lado independentista (Junts pel Sí) también comulgó con el neoliberalismo

    El gran secreto en Catalunya es que en el lado independentista la derecha catalana representada por Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) (que ha gobernado la mayoría del período democrático, en alianza con Unió Democràtica –UD- hoy en la lista del PSC) lidera la coalición con ERC, un partido que se define de centroizquierda, pero ha aprobado unos presupuestos que reproducen las políticas neoliberales. Todo ello con el apoyo también de un partido que se autodefine como revolucionario, que como consecuencia de anteponer siempre el objetivo de la independencia por delante del bienestar de las clases populares, ha sostenido al gobierno Junts pel Sí. Ello ha incluido apoyo a la derecha catalana, hoy rebautizada como PDeCAT, el partido más parecido al PP en Catalunya: es un partido clientelar, con un nacionalismo patrimonialista, que considera el Estado de la Generalitat como propiedad suya, corrupto hasta la médula y financiado como el PP, a base del famoso 3%.

     

    Las incongruencias del debate de las banderas

    Esta realidad, reflejada en la lucha de las banderas, alcanza una situación que aparenta un conflicto, en el que se excluye a la mayoría de la población. En realidad, la estelada no es la bandera de la mayoría de los catalanes. Ésta es la senyera. Y la borbónica, para millones de españoles, no es su bandera tampoco, pues se sienten emotivamente más ligados a la bandera republicana que a la bandera monárquica.

    La otra situación es que las banderas están siendo utilizadas por las fuerzas neoliberales para ocultar sus políticas claramente dañinas al bienestar de la población. No es por casualidad que los dos líderes en Catalunya que lideran las banderas (Ciudadanos el unionista y PDeCAT el secesionista) son miembros de la misma familia liberal europea. Oponen sus banderas a la vez que, en privado, firman las mismas leyes neoliberales.

    Y la tercera situación es que las únicas fuerzas que han sido coherentes y siempre han denunciado las políticas neoliberales, y que han aplicado políticas alternativas cuando han gobernado, como en el caso del Ayuntamiento de Barcelona, han sido las mismas izquierdas que se presentaron como Catalunya en Comú-Podem y lo que es importante subrayar es que fueron y continúan siendo las herederas de las izquierdas que conjugaron siempre en Catalunya la lucha por la identidad catalana, con la lucha por el bienestar y justicia social, considerando la lucha por la identidad catalana, y por la justicia social, parte de una misma lucha. La dificultad que tuvieron estas nuevas izquierdas fue la de no tener los recursos incluyendo medios de comunicación para poder equilibrar y revertir la temática central de la campaña electoral, forzaron una visibilidad del tema social pero sin que ello se convirtiera en el tema central. Y las banderas continuaron ondeando.

     

     

  • Cataluña tiene dos ganadores y un perdedor

    La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, consiguió una victoria histórica en las elecciones autonómicas que se celebraron este jueves en Cataluña.  

    Pero su triunfo es agridulce. El 25 % de los votos y los 37 parlamentarios conseguidos este jueves no le dan para la presidencia de la Generalitat, donde los separatistas revalidaron la mayoría absoluta. “Es un sistema injusto”, repitió varias veces la noche del jueves Inés Arrimadas. Pero se considera ganadora. “Por primera vez ha ganado en Cataluña un partido constitucionalista” dijo.

    Por su parte, Carles Puigdemont, también se siente ganador. “La república catalana ha ganado a la monarquía del 155. Que lo entiendan bien. Que tomen nota”, sentenció, desde Bruselas.

     

     Por: Magazín Latino

     

    En completa normalidad se desarrolló la jornada electoral en Cataluña, que contó con una participación de más del ochenta por ciento de votantes y que, pasadas las once de la noche del jueves, tenía no tan solo dos ganadores, sino también claros perdedores.

     

    La apuesta de Mariano Rajoy, de invocar el artículo 155 de la Constitución española, permitió destituir al gobierno catalán luego de que los independentistas, con Carles Puigdemont a la cabeza, declararan la independencia catalana en octubre.

     

    Desde entonces se ha sucedido un tira y afloja que resultó con la huida de Puigdemont a Bruselas, junto a sus consejeros, y con otros legisladores separatistas en prisión.

     

    La esperanza que tenía el presidente Mariano Rajoy, de que los catalanes castigaran a los separatistas terminó en que lo castigaron a él. Su partido, el Partido Popular, se hizo con solo 4 escaños en el Parlamento catalán, mientras que JuntsxCat, ERC y CUP obtuvieron 70 de los 135 escaños en el parlamento catalán, con 34, 32 y 4 cada uno.

     

    Vale decir, el Partido Popular de Rajoy se convirtió en el menos votado, en las elecciones autonómicas catalanas, en tanto que su rival, Ciudadanos, salió vencedor.

     

    Inés Arrimadas se mostró triunfante, aunque decepcionada de que los unionistas no tengan mayoría en el parlamento, lo que le daría la posibilidad de ser presidenta del mismo.

     

    En una comparecencia, el jueves por la noche, se quejó de “una ley electoral injusta” que no le permite gobernar en el parlamento catalán. Pero también se mostró agradecida por el más de un millón de votos que resultaron en 37 escaños.

    - Este es un mensaje al mundo de que en Cataluña no hay una mayoría independentista. Los resultados visibilizan que el independentismo habla con menos apoyo y menos escaños, dijo Arrimadas, enfatizando la necesidad de una buena convivencia y de superar la fractura social en Cataluña.

     

     

    Desde Bruselas, en tanto, Carles Puigdemont se declaraba ganador absoluto de estas elecciones, con los 2.050.000 votos a favor de la independencia que significan casi el 48 % de aprobación.

    - La república catalana ha ganado a la monarquía del 155. Que lo entiendan bien. Que tomen nota. Y el Estado español ha sido derrotado. Rajoy y sus alianzas han perdido el plebiscito que necesitaban ganar para dar un golpe de Estado, sentenció en un tono que fue calificado por algunos comentaristas de “belicoso”.

     

     

    Sea como sea, los resultados del 21D no cambian el clima de división en la golpeada Cataluña, donde la fractura social se mantiene, entre Madrid y Cataluña, entre independentistas y constitucionalistas.

     

    La profesora de Derecho de la universidad de Barcelona, Elisenda García, explicó que “este resultado no hace nada para resolver el conflicto, sino que refuerza a los extremistas de ambos lados”.

     

    Y la pregunta ahora es qué va a pasar cuando Carles Puigdemont decida volver a España, será investido como presidente de la Generalitat, ¿o irá a prisión?

     

    Se podría decir que Cataluña vuelve a estar donde estaba antes de este jueves de elecciones.

     

    Los resultados de las elecciones autonómicas de Cataluña. Foto: captura de pantalla de la televisión española. 

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español