Miércoles, 27 Octubre 2021 | Login
Erdogan: ”Le cortaremos la cabeza a esos traidores” El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan. Foto: Omni.

Erdogan: ”Le cortaremos la cabeza a esos traidores”

Estas fueron las palabras que usó el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, al cumplirse un año del fallido golpe de Estado. Erdoğan culpa al predicador Fethullah Gülen, quien reside en Estados Unidos y niega toda participación.

- Antes que nada, le cortaremos la cabeza a esos traidores, dijo Erdoğan, ante los vítores de simpatizantes, este sábado en Estambul.

 

 Fuente: TT-AFP-REUTERS. 15-07-2017. Traducción: Magazin Latino

 

Voces a favor de que se restaure la pena de muerte han surgido desde la multitud en Estambul, que escucha el discurso de Erdoğan, una exigencia que se plantea a menudo en debates sobre el castigo a los golpistas.

- Yo lo firmaré, reitera Erdoğan, con la reserva de que Parlamento primero tiene que aceptar ese proyecto de ley.

 

Además, el presidente turco  rindió tributo a las personas que murieron tratando de detener el golpe de Estado.

- Pagamos un precio, pero no hay ningún precio por la independencia y la libertad que nos dieron a cambio de ese sacrificio, dijo.

 

 

Cientos de miles de personas

 

Después de su discurso en Estambul , Erdoğan retorna a Ankara para pronunciar un discurso en el Parlamento a la medianoche (hora sueca), a la misma hora que este fuera bombardeado el año pasado.

Cientos de miles de personas se habían congregado en el puente y en sus proximidades, sobre el estrecho del Bósforo. El mismo lugar donde civiles, el año pasado, se pararon frente a los tanques de los golpistas para escuchar al presidente. Con mítines y eventos solemnes, el presidente Recep Tayyip Erdoğan quiere hacer del 15 de julio de 2016 un punto de inflexión histórico a la par de la fundación de la república moderna, en 1923.

 

El primer ministro, Binali Yildirim, se había referido al aniversario el sábado por la mañana, en un discurso en el Parlamento turco en Ankara, donde llamó el 15 de julio de 2016 "una segunda guerra de la independencia".

- Nuestro pueblo no dejó la independencia a sus enemigos, sino que se mantuvo aferrado a la democracia hasta la muerte, dijo Yildirim.

 

Decenas de miles han sido condenados

 

El intento de golpe fue reprimido por la policía y por soldados leales al régimen en un par de horas. Al menos 249 personas murieron, además de un número desconocido de golpistas, y resultaron heridas más de 2 000 personas.

 

El año que siguió al fallido golpe de Estado se ha caracterizado por las contramedidas de Erdoğan. Más de 100 000 funcionarios estatales han sido despedidos o suspendidos de sus puestos de trabajo en la policía, ejército, tribunales y centros educativos. Alrededor de 50 000 personas han sido detenidas, entre éstas 200 periodistas.

 

Apenas unas horas antes de la celebración del aniversario, otros 7 563 funcionarios recibieron la noticia de que sus servicios ya no eran necesarios.

 

En abril de este año, Erdoğan ganó un referéndum que amplia los poderes de la presidencia.

 

 

Plantea exigencias a USA

 

El movimiento de Gülen, cuyos líderes viven en exilio en los Estados Unidos, ha sido señalado como responsable de la tentativa del golpe de Estado, y las personas despedidas de sus puestos de trabajo, así como los detenidos, como seguidores de Gülen.

 

Fethullah Gülen – quien anteriormente fue uno de los aliados de Erdoğan – niega toda implicación.  Pero el embajador de Turquía en los Estados Unidos insta, en una entrevista con Reuters, a las autoridades estadounidenses a monitorear los equipos de comunicación con el fin de encontrar pruebas suficientes de que él tenía un rol de liderazgo.

 

 

 

 

 

About Author

Related items

  • Jimmie Åkesson partió a repartir volantes y fue deportado de Turquía

    El 4 de marzo el líder de los Demócratas de Suecia, Jimmie Åkesson, viajó a la frontera greco-turca para repartir volantes entre los refugiados que se encuentran en ese lugar, en condiciones paupérrimas.

    “Suecia está completa” decía el volante, firmado a nombre del “pueblo sueco”.

    Antes de que el avión despegara, Åkesson posteó en su cuenta de Instagram: “Última carta a casa cool Micke y yo nos lanzamos hacia nuevas aventuras. ¡Estén atentos!".

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Desde que el presidente turco, Recep Erdogan, decidió usar a los inmigrantes como fichas en un juego cínico, miles de refugiados se han agolpado en la frontera entre Grecia y Turquía, con la esperanza de viajar a Europa en busca de una vida mejor.

    En la frontera han sido detenidos, repelidos con bombas lacrimógenas, con balines de goma, han sido incluso hasta baleados, y se desconoce si han resultado refugiados fallecidos. Pero lo que sí se sabe es que esto es un infierno en la tierra.

    - Erdogan nos dijo que la frontera estaba abierta. Vinimos a Edirne, pero la policía [turca] nos paró. Nos dijo que no podíamos ir al paso fronterizo de Pazarkule, y nos dirigió hacia el río, donde hay botes para pasar al otro lado. Pero del otro lado los griegos te roban todo y te devuelven a Turquía, explicó al diario El País Muhammed Hussein, un refugiado afgano.

    A ese lugar, donde hombres, mujeres y niños que están en la más profunda desolación, y que solo anhelan poder salir de allí, viajó el líder del partido de extrema derecha (Demócratas de Suecia, SD), Jimmie Åkesson. A decirles, en sus caras, que no eran bienvenidos a Suecia. Porque Suecia ya estaba completa.

     


    Foto: Pantallazo de TV4. 

     

    Suecia está completa.
    ¡No vengan donde nosotros!
    Nosotros no podemos darles dinero o alojamiento.
    Disculpen este mensaje.
    El Pueblo de Suecia. Demócratas suecos.

     

    El debate no tardó en llegar. En todos los medios se discutió el actuar de Åkesson, quien, antes de que el avión despegara, con destino a Turquía, posteó en su cuenta de Instagram una foto:

     
    Foto: Instagram. 

     El texto: “Última carta a casa cool . Micke y yo nos lanzamos hacia nuevas aventuras. ¡Estén atentos!".

     

    Incluso la líder del partido que más se ha acercado a los SD manifestó su repudio por el actuar de Åkesson. Ebba Bush Thor calificó la jugada de Åkesson como “poco seria” y “frívola”.

    También Anders W Jonsson, vicepresidente del partido del Centro (C ) reaccionó – entre otros – por la forma de Åkesson de hacer política repartiendo volantes, en lugar de estar en el congreso.

    “Esto no es digno de un líder de un partido sueco. Me indigna cómo Jimmy Åkesson y los demócratas suecos utilizan personas vulnerables en un juego político. Además, adjudicarse ser el portavoz de todo el pueblo sueco es completamente inaceptable”, expresó en un comentario escrito al diario Expressen.

    La ex ministra de Cultura, y actual europarlamentaria del Partido Ecologista (MP), Alice Bah Kuhnke, también repudió la actiditud de Åkesson. Ella escribe en sus redes:

    “Desde lo más profundo de mi corazón, siento tristeza y vergüenza de un político sueco esté tan desesperado por llamar la atención, que recorre cientos de kilómetros para humillar a personas desesperadas, mujeres, niños, que han huido por sus vidas”.

     

    Jimmie Åkesson tenía que haber estado presente en la cámara esta semana, para discutir la crisis migratoria.

    Según él, es necesario que Suecia aporte con personal y recursos para mantener cerradas las fronteras de Europa. “Antes de que venga el caos”.

    El presidente del partido conservador (Moderaterna), por su parte, Ulf Kristersson, no se ha manifestado al respecto, pero en su cuenta de Twitter había anteriormente – en el marco de las medidas de Erdogan - publicado una foto que dice más que mil palabras.

     

     
    Foto: Twitter. Texto: "Fortalecer las fronteras!". "La crisis migratoria del 2015 no se puede repetir". Ulf Kristersson, presidente del partido conservador, Moderaterna, posa en traje de cazador.

     

    Lo que pasó después es difícil de explicar. El departamento de prensa de los Demócratas de Suecia publicó, el viernes, que Åkesson había sido “apresado por la policía turca”, y que posteriormente “había sido deportado”.

    Al poco tiempo después, lo desmintieron. De modo que se desconoce si Åkesson fue deportado, o si solamente tuvo que prestar declaraciones ante la policía turca antes de – voluntariamente – abandonar el país.

    En un video que la televisión sueca ha publicado, se ve al líder sueco rodeado de policías y fotógrafos turcos, a los que increpa, arrogantemente, en el aeropuerto de Estambul.

     

    Åkesson: - Qué medios?

    - Turkish media (Medios turcos)

    Åkesson: - Medios turcos. ¿Qué medios turcos? [levantando los brazos]…[silencio]...Son…solamente medios turcos? ¿Uds. tal vez no tengan muchos?

     

    Luego les da la espalda y, después de haber sido obligado por la policía de seguridad y el control en la ventanilla del aeropuerto a sacarse la boina y las gafas, para ser fotografiado, comienza a sacarse selfies con una sonrisa de oreja a oreja.

    Antes había filmado a los periodistas y a los agentes de la policía turca.

    Más tarde aseguró a los medios que “nunca más podría regresar a Turquía”.

    Y en un video en sus redes sociales, Åkesson dice:  

    “No sé qué está pasando aquí, pero tengo una escolta de un señor y diez más, de todos modos (...) No soy bienvenido de regreso. (...) Por alguna razón, no me quieren aquí”.

     

    El encargado de prensa de su partido, Henrik Gustafsson, quien primero comunicó sobre la deportación de Åkesson y que después desmintió, aseguró que “Turquía es un Estado canalla que no debiera, en lo absoluto influenciar en la política migratoria de la UE”.

    El actuar de Åkesson encendió las redes. Miles de internautas calificaron su apuesta de “vergonzosa” y uno de los grupos en Facebook formado recientemente cuenta ya con más de 100.000 miembros, y sigue creciendo. “SD (Siglas del partido) no me representa”, es su nombre.

    También se han creado listas en Internet para que las personas que no se sientan identificadas como “el pueblo sueco” de Åkesson manifiesten su repudio.

    Por su parte, el abogado Behrang Eslami presentó una demanda policial en contra de Jimmie Åkesson, porque éste miente cuando dice que representa al “pueblo sueco”.

     


    Jimmie Åkesson en la frontera greco-turca. Foto: Pantallazos de Instagram y Twitter. 


    Jimmie Åkesson en la frontera greco-turca, tomándose selfies entre refugiados. Foto: Pantallazo de TV4.


    Jimmie Åkesson antes de embarcarse en el avión de regreso a Suecia. Foto: Pantallazo de Expressen.

  • Erdogan se consolida en el poder

    Los resultados del referéndum del domingo en Turquía arrojaron una escasa victoria para el ”Sí”, con un 51,3 por ciento, contra un 48,7 por ciento del ”No”.

    El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se mostró conforme. Dijo que la reforma es la más importante en la historia de Turquía, y que todos deben respetar el resultado, sobre todo los aliados de Turquía. El cambio significa que el poder de Erdogan ahora puede permanecer como presidente hasta 2029.  

    Los partidos de oposición más importantes, CHP y HDP, exigen un recuento  de los votos, debido a que  el comité electoral aceptara – a última hora – votos que carecían del sello oficial. 

     

     Por: Magazín Latino

     

     

    Este domingo los turcos acudieron a las urnas para dar el ”Sí” o el ”No” a una reforma constitucional de 18 puntos que amplía los poderes del Ejecutivo y cambia el modelo parlamentario por uno presidencial.

     

    Con un 51,3 contra un 48,7 por ciento ganó el ”Sí”, en unas elecciones con alrededor  de un 80 por ciento de participación en el país de más de 75 millones de habitantes.

     

    El resultado significa una ampliación sustancial de los poderes del presidente y que Recep Tayyip Erdogan ahora tiene la oportunidad de permanecer como presidente hasta 2029.

     

    - Esta es una decisión del pueblo. Se ha abierto una nueva página en nuestra historia democrática, dijo el primer ministro turco Binali Yildirim, a las 20.30 de la noche, al anunciar el triunfo del ”Sí” en la sede del partido AKP, en Ankara.

     

    Y agregó que el resultado del referéndum es la mejor respuesta a quienes estuvieron detrás de la tentativa de golpe de Estado del año pasado, a los oponentes kurdos y a las fuerzas anti-turcas en el extranjero.

     

    - Turquía, por primera vez en la historia, ha decidido un cambio tan importante a través del Parlamento y la voluntad del pueblo, dijo, por su parte, el presidente turco.

     

    También manifestó su deseo de discutir el restablecimiento de la pena de muerte con Yildirim y con el líder del partido de oposición, Devlet Bahceli. Algo que no facilitará su ingreso a la Unión Europea.

     

    Turquía extiende, además, el estado de emergencia impuesto tras el fallido golpe de Estado del 2016, informaron los canales turcos de televisión CNN Turk y NTV.

     

    No obstante, no todos están de acuerdo con que fueron unas elecciones limpias. Los partidos de oposición más importantes, CHP y HDP, exigen un recuento de los votos, porque el comité electoral aceptó – a última hora – votos que carecían del sello oficial y que, por lo tanto, no pueden ser contados como válidos. La oposición teme que se haya producido manipulación en el conejo de votos.

     

    Además, este lunes  la agencia noticiosa AFP informó que, según los observadores internacionales de las elecciones, ”el referéndum para ampliar los poderes presidenciales de Erdogan se llevó a cabo en condiciones abusivas”. Los cambios de último momento "eliminan los factores claves de seguridad", dijo Cezar Florin Freda, vocero de la OSCE y de la Comisión de la UE, y los observadores del Parlamento Europeo.

     

     

    Turcos en Suecia votaron en contra

     

    Según la experta en Turquía del Centro Palme, Helin Sahin, la comunidad turca y kurda en Suecia votó por el ”No” en un 60 por ciento.

     

    Aunque la participación en las urnas fue escasa, se calcula en un 27 por ciento.

     

    En otros países europeos el resultado fue a favor de Erdogan. En Alemania el ”Sí” obtuvo un 63 por ciento, en Holanda un 70 por ciento y en Bélgica un 75 por ciento, informó la radio sueca.

     

    En Suiza, en cambio, solamente un 38 por ciento votó por ampliar el poder al presidente.

     

    Turcos residentes en Suecia manifestaron ”un gran vacío” y ”tristeza”, refiriéndose a los resultados del referéndum.

      

    - ¿Qué se puede decir? Es absolutamente deplorable. Esto significa muchos pasos hacia atrás. [Erdogan] Se convierte en un gobernante autocrático, dice la escritora y periodista de origen kurdo, Dilsa Demirbag-Sten, en Svenska Dagbladet.

     

    Su colega, también de origen kurdo, está de acuerdo:

     

    - Estoy muy triste por este resultado. Veo un mar de banderas rojas y gente gritando de alegría hasta quedar sin voz. Pero pienso solamente: pobres desdichados, eligen ustedes mismos la opresión, dice Mustafa Can. Y agrega que no está sorprendido.

     

     

    Erdogan: "Fascistas y nazistas"

     

    Vale decir que las elecciones fueron precedidas por un clima de fuertes hostilidades entre Turquía y varios países europeos. Erdogan acusó a Alemania y a Holanda de mostrar ”métodos fascistas y nazistas”, luego de que las autoridades se negaran a que ministros turcos llevaran a cabo campañas de propaganda en ambos países.

     

    Este lunes, Angela Merkel insta a Erdogan a un ”diálogo respetuoso”.

     

    En una entrevista con el matutino Svenska Dagbladet, Helin Sahin, expresó que la polarización de la sociedad turca, después del referéndum, se va a manifestar también en Suecia.

     

    - Mientras más polarizada esté Turquía, más polarizados estarán los grupos de la diáspora en otros países. Se va a percibir aquí tambien, afirmó Sahin.

     

    La experta explica que siempre ha habido una discusión sobre el fraude electoral que rodea las elecciones en Turquía.  Y el ambiente de polarización no solo existe dentro del país. En marzo, la Radio Sueca informó que el régimen turco registra y documenta a los turcos disidentes que residen en Suecia. Dilsa Demirbag-Sten expresó a Svenska Dagbladet que ella teme que las diferencias entre distintos grupos aumenten y  puedan conducir a crímenes de odio.

     

    -El monitoreo que desde ya existe es preocupante, dijo Demirbag-Sten.

     

    Por su parte, el columnista del mismo diario, Per Gudmunson, escribe, en un artículo de opinión:

    ”Nadie puede no haberse percatado de lo que estaba pasando. Erdogan ha estado a la cabeza de su país desde su victoria electoral, en 2002. Hasta el 2014, fue el primer ministro, y después se convirtió en presidente del país – un cargo que lo mandó a hacer a su justa medida”.

     

    Y concluye, en el artículo titulado: ”El hombre enfermo de Europa ha fallecido”:

     

    ”Si el antiguo Imperio Otomano aún podía verse ser como el hombre enfermo de Europa, Erdogan ha matado la última ilusión de que Turquía puediera ser una parte de Europa”.

     

     

     

    El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, celebra el triunfo. Foto: Omni. 

     

     

    Las elecciones del domingo en Turquía: Foto: SR.

     

     

    Más datos

     

    Propuesta de una nueva constitución turca

     

    ▪ Sustituye el gobierno parlamentario de hoy con un régimen presidencial.

    ▪ Otorga al presidente la facultad de nombrar a los ministros y jefes de organismos.

    ▪ Otorga al presidente el poder de nombrar a la mayoría de los jueces más importantes del país.

    ▪ Otorga al presidente el poder de gobernar por decreto en áreas donde no existe legislación.

    ▪ Suprime el puesto del primer ministro y otorga al presidente el poder de nombrar uno o más vicepresidentes.

    ▪ Otorga al presidente el poder extendido de imponer estado de emergencia.

    ▪ Extiende el número de diputados de 550 a 600.

    ▪ Estipula que las elecciones parlamentarias se celebrarán cada cinco años (en lugar de cada cuatro). Las elecciones parlamentarias se llevarán a cabo al mismo tiempo que las elecciones presidenciales.

    ▪ Reduce la capacidad del Parlamento de controlar al gobierno y al presidente, esto mediante de que el requisito de que el gobierno debe ser aprobado por el parlamento es abolido.

    ▪ Otorga al presidente la posibilidad de permanecer en el poder durante 15 años, lo que significa que Erdogan, quien asumió en el 2014, puede permanecer en el cargo hasta el 2029.

    Fuentes: Aftonbladet. AFP. 

     

     

  • ¿Cómo ha sido posible la victoria de Trump?

    El día siguiente de las elecciones en Estados Unidos, el mundo entero se despierta ante el hecho de que Donald Trump, a pesar de que todas las encuestas lo daban como perdedor, es el nuevo presidente de los EE.UU.

     

    El discurso del nuevo presidente norteamericano fue ahora más conciliador que el que ofreció durante la campaña electoral, que se caracterizó por lo sucia, enconada y plena de golpes bajos.

     

    Su contrincante, Hillary Clinton, demoró en su discurso, pero cuando lo hizo  fue también en tono conciliador y recordándole a los jóvenes que ”nunca dejéis de luchar por lo que está bien, vale la pena”.

     

    Barack Obama por su parte, recordó lo mismo agregando que no se trata de ser republicanos o demócratas, se trata de que son todos  americanos.

     

    La pregunta que cabe hacerse, en un un día como hoy, es cómo fue posible que Donald Trump llegara a la presidencia de los Estados Unidos. El columnista del diario Público, Carlos Enrique Bayo, nos da la respuesta.

     

    Fuente: Publico.es

     

    Una vez más, ni los sondeos ni los expertos en demoscopia fueron capaces de prever el desastre. Porque, probablemente, sus presunciones fundamentales les llevaron a errar en cuanto a la importancia de la diversidad racial y demográfica de EEUU, así como a sobrestimar la reacción de las mujeres norteamericanas frente al descaro machista de Trump… y a subestimar la ira ciudadana contra el establishment de Washington y los políticos profesionales frente a los que ha triunfado el candidato populista republicano.

    Las encuestas estadounidenses siempre se han cocinado en función de los sondeos a pie de urna de las elecciones anteriores, dando por supuesto que la distribución socio-económica y demográfica de los votantes corresponde casi exactamente con esos resultados. Suposición clave para elaborar los cálculos, ya que la elevadísima abstención en todas las citas electorales del país obliga a estimar con precisión la clase social, el origen étnico, la edad, el sexo y la formación de los que sí acuden a depositar su voto, tras efectuar los complicados trámites para registrarse y buscar algún momento para votar sin saltarse ni un minuto de su jornada laboral.

    Hasta el pasado verano, esas estimaciones daban por supuesto que Obama arrolló en 2012 gracias a los votos de las minorías (hispanos, negros, etc.), mientras que la mayor parte del voto de los blancos con escasa formación y avanzada edad fue a parar a su rival Romney. Sin embargo, cálculos mucho más precisos y fundados en los datos de la Oficina del Censo, así como en los del instituto demoscópico Catalist, descubrieron que en realidad votaron muchos más blancos sin estudios mayores de 45 años de lo que se creía (unos 10 millones más) y que una gran proporción de ellos apoyó al candidato demócrata, hoy presidente saliente.

    Así que Trump tenía un granero de votantes dispuestos a abrazar su mensaje xenófobo y racista mucho más grande de lo que se pensaba, estimando equivocadamente que eran muchos menos los trabajadores blancos sin estudios que acudían a las urnas. Precisamente los que se han convertido en ejército de frustrados seguidores del multimillonario, castigados por la crisis con la pérdida de casi toda esperanza de ver cumplido el sueño americano de prosperidad creciente y decepcionados con la clase política que controla los resortes del poder, contra la que ha arremetido Trump furiosamente como si él no se hubiera aprovechado más que nadie de ese régimen injusto de desigualdades desaforadas.

    Los analistas tampoco fueron capaces de comprender la intensidad de la indignación de los electores con el establishment, encarnado a la perfección en Hillary Clinton, que no sólo ha formado parte de esa casta desde que era esposa del gobernador de Arkansas hace un cuarto de siglo, sino que prácticamente ha pasado por todos los estadios del político profesional: actuando como primera dama con poder de gestión gubernamental, como senadora por Nueva York representando los intereses de Wall Street y como secretaria de Estado al cargo de la diplomacia de la ya única superpotencia militar.

    En esa larga carrera, Clinton se ha granjeado –con su soberbia intelectual y falta de carisma popular– mucho más odio que admiración entre las clases trabajadoras estadounidenses… incluidas, por supuesto, las mujeres. Por tanto, la esperada movilización femenina contra Trump no se ha transformado en una afluencia masiva de votantes por Hillary –como se ha descubierto con sorpresa en los sondeos a pie de urna–, porque muchas estadounidenses no le tienen ninguna simpatía… y seguramente fueron engañadas por las encuestas que daban casi por segura su victoria, con lo que optaron por ahorrarse apoyar a alguien que detestan.

    En cualquier caso, al iniciarse la jornada electoral el New York Times afirmaba que Clinton tenía un 85% de probabilidades de ganar la Presidencia. Otros grandes medios llegaron a estimar sus opciones en un 90%. Pocas veces en la historia moderna de EEUU se han equivocado tanto las estimaciones demoscópicas. Igual que pocas veces el resultado de las presidenciales ha sido tan ajustado… salvo el caso de George W. Bush ganando a Al Gore gracias a sus amigos los jueces de Miami pese a que obtuvo medio millón de votos menos que su rival.

    ¿Cómo se explica todo esto? Pues con la misma lógica con la que se ha destruido a la clase media que siempre formó la base socio-económica de la estabilidad política estadounidense. Cuando se arrincona a la gente entre la pobreza y la explotación, mientras puede ver a su alrededor a los poquísimos que ostentan fortunas fabulosas a cambio de su miseria, se les impulsa a arrojarse en los brazos de cualquiera que les prometa cambiarlo todo. Y si antes se ha procurado que su formación política e intelectual sea la mínima posible, la receta para el desastre es explosiva.

    Tras la catastrófica victoria de Trump, el mundo entero tiembla ante las inimaginables consecuencias de semejante disparate. Pronto se empezará a buscar culpables y justificaciones. Pero la raíz de este despropósito yace en las entrañas del mismo sistema que tanto tratan de convencernos que es el único posible.

    Bienvenidos a la era Trump. Ellos lo han querido.

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español