Jueves, 23 Septiembre 2021 | Login
Humoristas rusos le jugaron una broma a Ann Linde Foto: Pantallazo de YouTube.

Humoristas rusos le jugaron una broma a Ann Linde

Los bromistas rusos Vovan y Lexus nuevamente hicieron de las suyas. Esta vez le jugaron una mala pasada a la canciller sueca Ann Linde. Los rusos se hicieron pasar por la esposa de Aleksej Navalny, Julia Navalnaja, y por su hombre de confianza, Leonid Volkov.

Creyendo que hablaba con ellos, Linde se fue de lengua. Dijo que la Unión Europea nunca tomará sanciones contra el gasoducto ruso Nord Stream 2, porque está dividida en este punto. Y nombró la cifra de 38 millones de euros, para “apoyo a la sociedad civil y la defensa de los DD.HH."

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Lo que más llama la atención en esta nueva arremetida de los bromistas rusos es la jovial actitud de Ann Linde, estando convencida de que hablaba con la esposa de Aleksej Navalny y con su hombre de confianza, Leonid Volkov, miembros de la oposición rusa.

Al final de la conversaci√≥n telef√≥nica, y cuando ‚ÄúJulia Navalnaja‚ÄĚ afirma que ‚Äúno tendr√≠a reparos en ser la nueva presidenta de Rusia‚ÄĚ, Ann Linde estalla en una carcajada, pero a continuaci√≥n le desea mucha suerte y que ‚Äútengan la fortaleza de seguir adelante‚ÄĚ.

Tambi√©n asombra la facilidad con que la canciller√≠a sueca cae en la trampa de los embaucadores¬†Vovan y Lexus. Sus¬†nombres verdaderos son Vladimir Kuznetsov y Alexey Stolyarov y desde hace m√°s de 10 a√Īos se dedican a tomarle el pelo a¬†personalidades internacionales.

Entre sus ‚Äúv√≠ctimas‚ÄĚ se encuentran¬†Justin Trudeau, Emmanuel Macron, Recep Tayyip Erdońüan, Elton John, Amnist√≠a Internacional. Tambi√©n embaucaron a Juan Guaid√≥, haci√©ndole creer¬†que hablaba con el presidente de Suiza. (Al parecer Guaid√≥ no sab√≠a que Suiza es un pa√≠s federalista).

- Solo nos comunicamos con la cancillería y solicitamos una entrevista, haciéndonos pasar por Julia Navalnaja, y Leonid Volkov, dijeron lo humoristas a Radio Suecia, respecto a cómo lograron comunicarse directamente con la canciller sueca.

En este caso, uno de ellos fue reemplazado por una comediante, quien se hizo pasar por la esposa de Navalny.

- La ministra Linde estaba muy complacida de hablar con nosotros, seguramente debido a¬†que la situaci√≥n de Aleksej Navalny ha tenido connotaci√≥n internacional este √ļltimo tiempo, agregaron.

 

Vale la pena se√Īalar que obtener una entrevista con Ann Linde es pr√°cticamente imposible, incluso despu√©s de una rueda de prensa convocada por su mismo equipo, y por un tiempo muy breve. [Este medio lo ha intentado, en algunas ocasiones].

En este caso, la entrevista duró más de 10 minutos, y la grabación fue colgada más tarde en el canal de los humoristas, en YouTube.

Entre otras cosas, Linde da su opinión sobre el gasoducto ruso Nord Stream 2, algo que se viene debatiendo en Europa desde hace tiempo.  

- Nunca tendremos una actitud unificada para detener al Nord Stream 2 en la actualidad. Esto dejará en claro que la Unión Europea está dividida, y esto debilitará a la UE y fortalecerá a Rusia, dice la canciller, en un pasaje de la conversación.

El medio ruso Sputnik se hizo de inmediato eco de las palabras de la canciller.

La cancillería sueca, en tanto, ha tratado de bajarle el perfil al asunto. En una respuesta por escrito al diario Expressen sostienen que "las relaciones entre ambos países no se han visto afectadas". Sin embargo, la embajada de Rusia en Suecia publicó un airado posteo en Facebook, manifestando su malestar. Etiquetando a la cancillería sueca, Ann Linde, y diversos medios de comunicación, el posteo subraya, al terminar: 

"Nos gustaría que los redactores de comunicados de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores se percataran de que su profunda conclusión de que "las relaciones de política exterior no se han visto afectadas" (vale decir, las relaciones sueco-rusas) es incorrecta.

Tales propuestas en apoyo de una supuesta "oposici√≥n" constituyen, gentiles se√Īores, un claro ejemplo de una intervenci√≥n en los asuntos internos de la vecina Rusia y no pueden ser consideradas de otra manera que como directamente perjudiciales para nuestras relaciones bilaterales".

 


Foto: Pantallazo de YouTube. 

 

 

About Author

Related items

  • La primera v√≠ctima de la guerra medi√°tica es la verdad

    El matutino SvD public√≥ el 19 de marzo el art√≠culo Los problemas de Astra ‚Äď un sue√Īo dorado para las f√°bricas de trolles rusos (*), en el que plantea que Rusia dirige una campa√Īa de desinformaci√≥n contra la vacuna de AstraZeneca. Y que uno de sus aliados en esta maniobra ser√≠a el profesor em√©rito en epidemiolog√≠a, Marcello Ferrada de Noli.

    El medio se contact√≥ con el profesor Ferrada, quien concedi√≥ una entrevista v√≠a por e-mail. Pero de las extensas respuestas del epidemi√≥logo, SvD publica solamente una frase y un tuit suyo, tergiversado. Y la imagen de un mono con bata blanca y una jeringuilla en la mano.¬†¬ŅD√≥nde qued√≥ la √©tica period√≠stica de Svenska Dagbladet?

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    ‚ÄúLo mejor es tener un medio propio‚Ä̬†me aconsej√≥, hace muchos a√Īos atr√°s, el legendario periodista chileno Mario G√≥mez L√≥pez.

    Sin embargo, frente a los medios de masas establecidos, los medios independientes somos un David frente a un Goliat.

    Una excepción podría ser la publicación The Indicter, cuyo editor en jefe es el mismo profesor Ferrada de Noli, que cuenta con más de medio millón de visitas, de acuerdo a las estadísticas publicadas. 

    La libertad de expresión en Suecia dice estar a un nivel muy alto. En la práctica no es tan así, los grandes monopolios, como en nuestros países, controlan la gran mayoría, sino todo el flujo mediático en el país.  Fuera de eso, la pandemia dejó en evidencia que el llamado Public Service que se supone debe ser totalmente independiente - muchas veces se comporta solo como un megáfono del poder.

    ‚ÄúNo existe el periodista imparcial‚ÄĚ, dec√≠a Stieg Larsson. Ten√≠a toda la raz√≥n, el creer otra cosa es ingenuidad. Pero s√≠ existe la √©tica period√≠stica, el rigor, el esforzarse en llegar a la verdad. Y aqu√≠ se me vino a la mente la expresi√≥n tan consagrada de que ‚ÄúLa primera v√≠ctima de la guerra es la verdad‚ÄĚ, y tambi√©n la guerra medi√°tica, donde se aplican las mismas expresiones de ‚Äúofensiva‚ÄĚ ‚Äúfrancotiradores‚ÄĚ, ‚Äúestar bajo ataque‚ÄĚ etc. ¬†¬†

    Dagens Nyheter publicó el 2013 la editorial Bienvenido a Skellefteå, Polygono. Les escribí informándoles que "Polígono" no era un pueblo, sino un sector de la ciudad de Arica. Les envié incluso un documento que me enviaron desde allá que lo acreditaba. El autor me dio las gracias. Y no cambió nada. Durante un tiempo les recordé el error en la sección comentarios, de su sitio en la web. Más tarde los borraron todos y la nota mantiene su titular.

    Con Svenska Dagbladet he tenido algunos encontrones, por las publicaciones de Mauricio Rojas. El editor respondi√≥ a mis quejas diciendo que ‚Äúsab√≠a que era una persona controversial‚ÄĚ, y punto. Afortunadamente cuando √©ste hizo una fugaz pasada por el Ministerio de las Culturas en Chile, pudimos comprobar que hab√≠a mentido, entre otras cosas respecto a su militancia en el MIR.

    Este caso se me vino nuevamente a la mente, al leer el art√≠culo titulado en un principio Los problemas de Astra ‚Äď un sue√Īo dorado para las f√°bricas de trolles rusos, y tambi√©n la sensaci√≥n de impotencia al sentir que yo tengo la raz√≥n, pero ellos el poder. Porque la primera reacci√≥n que tengo, al leer el difamatorio art√≠culo, es contactarme con el diario y preguntarles en qu√© se basan para emitir esas burdas acusaciones. Para recordarles su falta de √©tica profesional. ¬ŅPero ganar√≠a algo? Bas√°ndome en la experiencia emp√≠rica sobre el actuar de SvD, nada.

     

    Contexto:

    El programa de vacunación contra la covid-19 en Europa va lento, por no decir que ha sido un fracaso. La gran mayoría de países no han vacunado a su población en la medida que habían planeado, y los problemas por falta de vacunas han causado gran frustración, desde los ciudadanos de a pie, hasta las más altas esferas en la Unión Europea. Paralelamente con este problema, han surgido otros, como las implicaciones geopolíticas de la vacunación. La información que llega a los ciudadanos está sesgada e influenciada por los medios de cada país y este y oeste se acusan mutuamente de desprestigiar sus vacunas.

    La vacuna de AstraZeneca contra la covid-19 ¬†ha sufrido una serie de reveses que en las √ļltimas semanas han ido en aumento. Varios pa√≠ses europeos suspendieron la vacunaci√≥n con el suero de la empresa brit√°nica-sueca luego de muertes asociadas a la inoculaci√≥n. M√°s tarde, algunos pa√≠ses la reanudaron, otros no. La Agencia de Salud P√ļblica en Suecia decidi√≥, el jueves, administrarla solamente a los mayores de 65 a√Īos, cuando hasta hace poco hab√≠a desaconsejado su administraci√≥n para personas justamente en este rango et√°reo. Esto ha llevado a que algunos mayores se sienten como conejillos de Indias. ¬†

    En este contexto de dudas e incertidumbres sobre la vacuna de AstraZeneca, un periodista del matutino sueco Svenska Dagbladet se contacta con el Profesor Marcello Ferrada de Noli, y le solicita una entrevista. Más tarde, Mattias Magnusson escribe:

    ‚ÄúSvD se comunica con el profesor por tel√©fono desde Italia. A Marcello Ferrada de Noli le gusta hablar, pero prefiere responder preguntas por correo electr√≥nico‚ÄĚ.

    Como si fuera algo extra√Īo que el entrevistado responda las preguntas por mail. Pr√°cticamente todas las entrevistas, y sobre todo con las autoridades suecas se hacen via mail.

    Agrega que el profesor Ferrada niega estar siendo utilizado con fines propagand√≠sticos rusos, pero que ‚Äúlos medios suecos le llevan la contraria‚ÄĚ. Y cita al profesor, con la frase:

    ‚Äú¬īLa principal preocupaci√≥n de todos los periodistas honestos como Ud.¬†deber√≠a ser el contenido de lo que digo y con qu√© evidencia cient√≠fica se basa. No donde finalmente se publicaron o difundieron mis opiniones¬ī, escribe el profesor‚ÄĚ.

    Vale decir, una entrevista por correo electrónico que se extiende por tres días y que comprende al menos nueve preguntas y respuestas, donde el profesor Ferrada aclara pacientemente y con lujo de explicaciones las contra preguntas del reportero, se condensa en una sola frase.

    Y de los miles de tuits del del profesor¬†en Twitter, Magnusson elige uno solo, lo tergiversa y dice que lo que afirma el profesor ‚Äúmuy bien podr√≠a venir de una f√°brica de trolles rusos‚ÄĚ. ¬ŅY qu√© pruebas da? Ninguna. Ni un solo enlace a fuentes, ni siquiera a fuentes tan amarillentas como su nota.

    En lugar, cita a un jefe de la Agencia de Contingencias Civiles de Suecia (MSB), Mikael Tuvesson (el diario escribe, err√≥neamente, Tufvesson) cinco veces directamente¬†y otras tantas, indirectamente. "El a√Īo pasado se trat√≥ mucho de la¬†covid-19 y la estrategia¬†sueca. En oto√Īo, empezaron a aparecer las vacunas. Los problemas que preocupan a la gente son los que se utilizan. En este momento, la vacuna es la herramienta", dice Tuvesson, en el art√≠culo.¬†

    Vale decir, Svenska Dagbladet contacta a un experto en epidemiolog√≠a en B√©rgamo, Italia, para una entrevista. Pero en lugar de citar las preguntas y respuestas del extenso material que obtiene - desde una de las primeras ciudades en el mundo afectadas por la covid-19, por lo tanto, interesante para cualquier periodista realmente interesado en el tema - publica un art√≠culo difamatorio donde, tomando afirmaciones de otra persona, presenta al entrevistado como un ‚Äútroll‚Ä̬†que est√° a las √≥rdenes de la propaganda rusa‚Ķ

    Yo me pregunto, en la soledad de mi cuarentena, como periodista independiente y directora de un modesto medio alternativo, ¬Ņhar√≠a yo una cosa as√≠?

    Me respondo:

    En el ejercicio de mi profesión he hecho innumerables entrevistas, muchas veces a personas que nunca pensé llegar a conocer. Pero una cosa ha tenido siempre la mayor importancia: el respeto al entrevistado. Como periodista es necesario tener en cuenta algo: el entrevistado deposita en uno toda su confianza, yo estoy ocupando su tiempo, y de mí depende el ser capaz de transcribir lo mejor posible lo que éste me quiere decir. Se trata de ética profesional y de algo que seguramente se tiene o no se tiene. Así de simple.

    Al parecer el articulista de Svenska Dagbladet carece de esta br√ļjula moral.

     

    (*) La nota se titul√≥ as√≠ en un principio. Despu√©s cambi√≥ de titular dos veces, desde: "Los problemas de Astra ‚Äď un sue√Īo dorado para las f√°bricas de trolles rusos", pasando por: "El nuevo problema¬†de AstraZeneca es el sue√Īo dorado¬†de los desinformadores", hasta, el titular final, m√°s¬†sobrio: "¬ŅQui√©n¬†tiene fuerzas para¬†ser cr√≠tico y controlar las fuentes, a un a√Īo despu√©s de la pandemia?".

     

     

    Notas al margen:

    El profesor Marcello Ferrada de Noli public√≥ un extenso art√≠culo en el medio que dirige, The Indicter, donde reproduce en su totalidad el texto enviado a Mattias Magnusson. Como esta nota est√° en ingl√©s, no ha sido posible para Magaz√≠n Latino publicar a√ļn su contenido (espero hacerlo m√°s adelante). No obstante, el lector interesado puede acceder a esta en el enlace.

    Del extenso artículo podemos incluir, no obstante, algunos párrafos, como:

    ‚ÄúAlgunas cosas sobre m√≠, a las que se hace referencia en el art√≠culo de SvD, no solo son completamente difamatorias sino tambi√©n completamente falsas. La informaci√≥n de Magnusson sobre lo que le habr√≠a respondido durante la entrevista - que afortunadamente fue registrada v√≠a e-mail - no se corresponde con lo que realmente le dije y le expliqu√©‚ÄĚ, explica el profesor Ferrada.

    ‚ÄúDe los mil tweets y los art√≠culos que he publicado sobre el tema, a partir de una respuesta de entrevista detallada de 13 p√°ginas y la informaci√≥n que envi√© a SvD, el periodista elige seleccionar un rengl√≥n de un tuit (y tambi√©n distorsionar su significado) y hacerla representativa de una historia sobre desinformaci√≥n y propaganda rusa. Esto no es solo un fracaso estad√≠stico (en t√©rminos de selecci√≥n representativa) sino tambi√©n muy poco √©tico en t√©rminos de pr√°ctica profesional y / o period√≠stica.‚ÄĚ

    El profesor expresa además que ha cursado una demanda a la entidad que se encarga de examinar las infracciones de parte de los medios de comunicación.

    Otro p√°rrafo que nos gustar√≠a a√Īadir a la nota tiene relaci√≥n con algo que Marcello Ferrada nombra al final de su art√≠culo, de cuando √©l quiso ayudar a los adultos mayores de la localidad donde actualmente reside, B√©rgamo, conocido por ser el epicentro de la pandemia. Algo que ha sido citado por medios internacionales, y m√°s recientemente en este ‚Äď enlace.

    “Hoy, 19 de marzo de 2021, más de tres meses después de mi iniciativa, que pudo haber resultado en la vacunación de todos los ancianos en la población de la ciudad afectada por la pandemia, solo menos de la mitad de los ancianos sobrevivientes han podido vacunarse. debido a la accesibilidad y distribución provocada por los fabricantes", escribe el Dr. Ferrada en The Indicter.

    Seguramente Mattias Magnusson no sabe, porque nunca lo averigu√≥, que el Profesor Ferrada, en diciembre del a√Īo pasado, al ver la devastaci√≥n en la ciudad de B√©rgamo, lleg√≥ a la conclusi√≥n de¬†que la mejor manera de ayudar a sus vecinos de la localidad del norte de Italia era adquirir una vacuna. Y luego de examinar la evidencia cient√≠fica, la elecci√≥n recay√≥ en Sputnik V. La vacuna rusa, ha sido vilipendiada por los medios europeos, sin embargo, hoy se perfila como una alternativa segura, y se ha anunciado que incluso hay planes de iniciar su producci√≥n en Suecia.

    ‚ÄúHoy, 19 de marzo de 2021, m√°s de tres meses despu√©s de mi iniciativa, que pudo haber resultado en la vacunaci√≥n de todos los ancianos en la poblaci√≥n de la ciudad afectada por la pandemia, solo menos de la mitad de los ancianos sobrevivientes han podido vacunarse. debido a la accesibilidad y distribuci√≥n provocada por los fabricantes.‚ÄĚ

    Sus palabras son un fiel reflejo de la necesidad que existe de dejar las ideolog√≠as y las razones geopol√≠ticas de lado, frente a un enemigo en com√ļn, y de preocuparse, en cambio, de la salud de los ciudadanos.

     


    Marcello Ferrada de Noli, Dr. en Medicina y Psiquiatría, Profesor Emérito de Epidemiología. Pantallazo de SvD. 


    Svenska Dagbladet ilustra su nota con un meme. Foto: Pantallazo, portal del matutino Svenska Dagbladet. 

     

  • No, los suecos no siguen las recomendaciones para evitar las infecciones

    La apuesta sueca frente a la pandemia se ha basado en recomendaciones y no obligaciones y las autoridades han recalcado a menudo que la ciudadan√≠a sigue las instrucciones al pie de la letra. ¬ŅSin embargo, es as√≠?

    ‚ÄúEstudios sobre la obediencia c√≠vica de la poblaci√≥n respecto a las recomendaciones de las autoridades demuestran que los suecos no han sido buenos para seguirlas. Anders Tegnell deber√≠a estar enterado de esto‚ÄĚ, escribe Markus Bal√°zs G√∂ransson.

     

     Fuente: Aftonbladet. 04 noviembre 2020

     

    DEBATE. Los estudios sobre el cumplimiento de la ciudadanía a los consejos de las autoridades para evitar infecciones no muestran que los suecos hayan sido buenos para seguir estos durante la pandemia. Es importante que no alimentemos falsas esperanzas dando una falsa sensación de seguridad de que se están siguiendo los consejos. Esto puede llevar a decisiones incorrectas en el manejo de la infección.

     

    Es una verdad general y aceptada que los suecos han seguido bien los consejos de la Agencia Sueca de Salud P√ļblica¬†para evitar infecciones. Esta convicci√≥n parece estar bien asentada en los pol√≠ticos y funcionarios suecos.

     

    La canciller Ann Linde ha declarado que "m√°s del 80 por ciento de la gente sigue las recomendaciones". MSB [la Agencia Sueca de Contingencias Civiles, por sus siglas en sueco] ha dicho que "ocho de cada diez contin√ļan siguiendo las recomendaciones". La Agencia Sueca de Salud P√ļblica [FHM], ha afirmado que ‚Äúuna gran mayor√≠a de la poblaci√≥n sigue los consejos‚ÄĚ. Rara vez se han escuchado voces disidentes.

     

    Una parte de los medios de comunicaci√≥n han estado de acuerdo. Dagens Nyheter ha escrito que "las encuestas muestran que ocho de cada diez suecos siguen las recomendaciones de FHM". Emma Frans, de SvD, ha declarado que "la mayor√≠a parece que contin√ļan siguiendo las recomendaciones de las autoridades". Expressen ha se√Īalado que "la mayor√≠a" de los suecos viven de acuerdo con los consejos.

     

    Los más jóvenes a veces han recibido una o dos reprimendas. Pero en su mayor parte, los informes han transmitido que la ciudadanía sigue los consejos.

     

    Sin embargo, la evidencia ha sido escasa. Recuerda un poco a los atuendos reales de cierto cuento infantil danés. Muchos han afirmado que los suecos siguen las recomendaciones, pero pocos han examinado acuciosamente las afirmaciones.

     

    Si lo hubieran hecho, habrían descubierto muchos cabos sueltos.

     

    Tomemos, por ejemplo, al epidemiólogo estatal Anders Tegnell, quien en una conferencia de prensa el 23 de junio dijo:

     

    "Una gran mayoría de la población sigue verdaderamente estas pautas".

     

    Las palabras eran hermosas, pero lamentablemente no son ciertas.

     

    En las semanas previas a la conferencia de prensa, FHM, en colaboración con Novus, había examinado el cumplimiento de las recomendaciones por parte de los suecos. El material recolectado se clasificó como material de trabajo interno y no fue accesible, en un comienzo.  Pero después de un perseverante intercambio de correos electrónicos y una advertencia de que se llevara el caso a las Cortes, finalmente obtuve la información.

     

    La documentación no mostraba en absoluto que una "gran mayoría (...) realmente" siguiera las recomendaciones. Los datos indicaban que solo el 35 por ciento había respondido que habían seguido completamente las recomendaciones.

     

    Un epidemiólogo estatal debe saber que el 35 por ciento no es una gran mayoría.

     

    Otro estudio que se ha reproducido incorrectamente es una encuesta de Kantar Sifo. El estudio se ha destacado como evidencia de que la población sigue las recomendaciones, pero adolece de graves deficiencias que lo hacen inutilizable para lograr una evaluación.  

     

    De hecho, el estudio no mide en absoluto el cumplimiento de las recomendaciones. Lo que mide es si las personas han cambiado su comportamiento durante la pandemia. Por ejemplo, analiza si las personas se han lavado las manos con m√°s frecuencia que antes, no si siguen los consejos sobre el lavado de manos, que es una diferencia crucial.

     

    Hacer algo con m√°s frecuencia no significa hacerlo con la suficiente frecuencia, al igual que el fumar menos no significa dejar de fumar o proteger los pulmones de posibles da√Īos.

     

    Probablemente, muchos m√°s han cambiado su comportamiento, que aquellos que siguen los consejos al pie de la letra. Por tanto, existe un riesgo inminente de que el dise√Īo del estudio haya dado lugar a cifras excesivamente elevadas que no reflejan el grado real del cumplimiento de las recomendaciones.

     

    Es muy preocupante que el estudio se haya utilizado para fundamentar las afirmaciones de que las recomendaciones se cumplen.

     

    Otros estudios han dado un panorama m√°s sombr√≠o. En mayo, Novus descubri√≥ que hasta el 36 por ciento de los suecos que ten√≠an s√≠ntomas de resfriado iban a trabajar. En julio, una recopilaci√≥n de informes sobre la situaci√≥n en 19 de las 21 administraciones provinciales de Suecia declar√≥ que "un gran n√ļmero de municipios han identificado graves deficiencias en el cumplimiento" de las recomendaciones.

     

    Esto rima mal con las afirmaciones de un alto grado de cumplimiento de los consejos.

     

    La gestión sueca de la pandemia se basa en la responsabilidad individual. La esencia de esto es que la población sigue los consejos de las autoridades para protegerse de los contagios.

     

    El hecho de que representantes gubernamentales, funcionarios gubernamentales y periodistas describan incorrectamente la evidencia sobre el comportamiento de los suecos puede habernos adormecido en una falsa sensación de seguridad.

     

    Esto puede haber contribuido a que no se introdujeran determinadas medidas, por ejemplo, recomendaciones sobre mascarillas en el transporte p√ļblico, por la creencia de que la poblaci√≥n ya sigue los consejos de mantener la distancia y de quedarse en casa en caso de presentar s√≠ntomas.

     

    También puede haber llevado a un enfoque excesivo en el comportamiento individual, en lugar de en factores más amplios, como explicaciones de pautas en la propagación de la infección.

     

    El hecho de que la propagaci√≥n de la infecci√≥n disminuy√≥ durante el verano y aument√≥ durante el oto√Īo probablemente se debi√≥ menos a los cambios en las elecciones individuales de las personas que a, por ejemplo, la transici√≥n al teletrabajo, las condiciones clim√°ticas, las largas vacaciones y el cierre/apertura de universidades e institutos.

     

    Se sabe que la ignorancia no es una fortaleza. Ya es hora de que se realicen estudios científicos serios sobre el seguimiento de las recomendaciones para evitar infecciones y que examinemos las afirmaciones que se hacen, para saber si están respaldadas por la evidencia.

     

    Markus Balázs Göransson es profesor titular del Colegio de Defensa Nacional de Suecia y Ph.D. dr en Política Internacional. Columnista en la página editorial de VLT.

     


    Estudios sobre la obediencia cívica de la población respecto a las recomendaciones de las autoridades demuestran que los suecos no han sido buenos para seguirlos. Anders Tegnell debería estar enterado de eso, escribe Markus Balázs Göransson. Foto: VLT/Aftonbladet. Montaje: Magazin Latino. 

  • Canciller sueca: ‚ÄúHemos aplanado la curva‚ÄĚ

    En una criticada entrevista con Deutsche Welle la canciller sueca Ann Linde defendió la estrategia sueca frente al coronavirus, a pesar de que Suecia presenta cinco veces más fallecidos que sus tres vecinos juntos.

    ‚ÄúHemos logrado aplanar la curva‚ÄĚ, sostuvo Linde. Pero un informe reciente la ECDC se√Īala que Suecia y Polonia son los √ļnicos pa√≠ses europeos que a√ļn no han llegado al punto m√°ximo de la pandemia, y siguen lamentando decesos diarios.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    A pesar de que la Ministra de Relaciones Exteriores se retractó, más tarde, de las declaraciones vertidas en la controvertida entrevista con el medio alemán Deutsche Welle, el jueves de la semana pasada, sus explicaciones no cayeron en buena tierra.

     

    - Es posible que una pueda ser un poco más amable, sonreír más y tal vez ser más femenina, deberé pensarlo, dijo Linde a la agencia noticiosa TT.

     

    Pero las críticas, que le llovieron a poco de ser difundida la entrevista en Suecia, poco tuvieron que ver con que si Linde era más o menos coqueta.

     

    Se trata más bien de la forma y el contenido, puesto que, en un arrogante y displicente tono, la ministra faltó a la verdad en varias ocasiones.

     

    Como las siguientes:

     

    Linde: ‚ÄúLa verdad, hemos aplanado la curva y nunca tuvimos problemas en derivar los enfermos a la atenci√≥n hospitalaria‚ÄĚ, respondi√≥ Linde ante la pregunta de si realmente la estrategia sueca estaba dando buenos resultados.

     

    Hechos: En su √ļltimo informe, el Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC) afirma que Suecia y Polonia a√ļn no han alcanzado el ‚Äúpeak‚ÄĚ de la pandemia. Este viernes 26 de junio, Suecia registr√≥ 50 nuevos fallecimientos en tanto que Polonia 17.

     

    En un art√≠culo de Svenska Dagbladet¬†del 30 de abril el epidemi√≥logo estatal Anders Tegnell, a quien la canciller cita repetidas veces en la entrevista, afirm√≥ que ‚ÄúLa estimaci√≥n de que entre 8,000 y 20,000 suecos pueden morir por el virus corona no es del todo irracional‚ÄĚ y que todo depender√° de lo bien que Suecia logre proteger a sus ancianos.

     

    Algo que hasta el momento no lo ha hecho bien. El mismo Tegnell ha reconocido p√ļblicamente el fracaso.

     

    Familiares de adultos mayores que no fueron remitidos a los servicios de urgencia han presentado denuncias a la entidad que controla las irregularidades en el servicio de atención sanitaria, IVO. Las denuncias ascienden a miles.

     

     

    Linde: ‚ÄúEl gobierno ha introducido medidas legalmente vinculantes. Por ejemplo, el consejo de mantener la distancia social, de trabajar desde casa y de lavarse las manos no es solamente un consejo, es una regulaci√≥n que todos los ciudadanos deben seguir, es legalmente vinculante y m√°s del 80 % de la poblaci√≥n las sigue‚ÄĚ.

     

    Hechos: Como la Agencia de Salud P√ļblica, Folkh√§lsomyndigheten lo ha aclarado todo el tiempo: estos son solo recomendaciones que se basan en la confianza de los suecos en sus autoridades. El desobedecerlas no es penado por la ley. En realidad, muchos han hecho o√≠dos sordos a la supuesta distancia de dos metros, sobre todo con la llegada del verano, y en las manifestaciones en apoyo al movimiento ‚ÄúBlack lives matter‚ÄĚ, por ejemplo, se reunieron en las grandes ciudades suecas miles de personas, muchas m√°s de las 50 aconsejadas por las autoridades.

     

    Respecto a la norma del teletrabajo, Anders Tegnell se opuso en un principio, hasta que las empresas comenzaron a aplicarlo por cuenta propia. La objeci√≥n que tuvo entonces el epidemi√≥logo estatal fue que: ‚Äúel teletrabajo no es igualitario‚ÄĚ.

     

     

    Linde, sobre la sobre mortalidad en las residencias de ancianos: ‚ÄúCada muerte es tr√°gica‚ÄĚ ‚Ķ ‚ÄĚPero el problema principal est√° en la atenci√≥n privada de los ancianos, porque m√°s personas han muerto en hogares de ancianos de gesti√≥n privada‚ÄĚ.

     

    Hechos: La gran mayor√≠a de los fallecidos en Suecia son adultos mayores. Sin embargo, no existe evidencia que corrobore que los fallecidos en las residencias privadas superan a los de las estatales. M√°s del 50 % de las residencias son de gesti√≥n estatal, y la empresa V√•rdf√∂retagarna, por ejemplo, exigi√≥ que Linde se retractara de haber se√Īalado a las empresas privadas como las culpables de la mortandad en las casas de reposo.

     

    - No es propio que la canciller haga acusaciones infundadas contra la atención privada de ancianos. Esperamos una explicación de parte de la ministra. En Suecia, alrededor del 20 por ciento de las personas mayores viven en viviendas para personas mayores administradas de forma privada, dijo la directora asociada de Vårdföretagarna, Antje Dedering, quienes enviaron una carta al ministerio, pidiendo explicaciones.

     

    Respecto al mismo tema, la conductora del programa quiso saber qu√© parte le cab√≠a al gobierno sueco respecto a la mortandad en las casas de reposo, recordando las palabras de la ex epidemi√≥loga estatal. Annika Linde, quien dijo que ‚ÄúNo hab√≠a ninguna estrategia para el cuidado de los mayores. No entiendo c√≥mo ahora pueden afirmar que el nivel de preparaci√≥n fue bueno cuando en realidad fue p√©simo‚ÄĚ.¬†

     

    DW: La gran mayor√≠a de los fallecidos son adultos mayores, pareciera que la estrategia sueca es solo para los j√≥venes, ¬Ņno es cierto? ¬ŅNo es esto vergonzoso?

     

    - Bueno, son sus palabras. Ud. Está actuando como si se tratara de una competencia mundial sobre quien tiene la enfermedad y quien no…/... de hecho, es preciso aclarar, en medios internacionales, que el aumento de los contagiados se debe a que se testea más../..Pero ha habido irregularidades, por la organización de administración regional estableció que más del 40 % de los empleados que no tenían suficientes conocimientos sobre cuidados de higiene básicos, como por ejemplo de cómo lavarse las manos. Por eso hemos capacitado más de 1.400 personas.  

     

     

    Linde: ‚ÄúTodos, incluso quienes presenten el m√°s m√≠nimo s√≠ntoma, se pueden hacer la prueba del covid-19‚ÄĚ.

     

    Hecho: La semana pasada arrancó recién el testeo masivo que el gobierno había prometido hace tiempo atrás con 100.000 pruebas a la semana. Sin embargo, solamente las personas que presentan síntomas se pueden hacer la prueba. Linde explicó más tarde que ella se refirió solamente a la región de Estocolmo.  

     

     

    Arrogancia y ‚Äúmatar al mensajero‚ÄĚ

     

    En las redes sociales uno de los comentarios más frecuentes fue la arrogancia con que Ann Linde respondió a las preguntas de la conductora Sarah Kelly.

     

    Por¬†ejemplo, ante la pregunta por qu√© Suecia, junto a otros tres pa√≠ses de la UE se hab√≠a opuesto a un fondo europeo de salvataje para los pa√≠ses m√°s afectados econ√≥micamente, Linde respondi√≥: ‚Äú¬°Pareciera que Usted quiere echar a Suecia de la Uni√≥n Europea!‚ÄĚ

     

    Y ante la pregunta de por qu√© Suecia hab√≠a optado por un camino diferente a todos los otros pa√≠ses y de que, si Suecia ten√≠a ‚Äúla ciencia correcta sobre la inmunidad‚ÄĚ, la respuesta fue:

     

    - Bueno, en realidad yo soy la ministra de Asuntos Exteriores, as√≠ es que yo no s√© si nosotros tenemos los conocimientos correctos sobre la inmunidad de reba√Īo o lo que sea. Y espero que Ud. Tambi√©n entreviste a los epidemi√≥logos y a la ministra de asuntos sociales, quienes est√°n mas capacitados para responder esos temas.

     

     

    Más tarde, en la televisión estatal sueca, SVT, Linde afirmó que la conductora había sido la agresiva y que ella había querido aclarar cómo era la situación en Suecia.  

     

    - Si se insiste visible y agresivamente en que Suecia no piensa en lo mejor para su gente, entonces reacciono con fuerza, tal vez demasiado fuertemente, pero creo que hay que tener en cuenta toda la situación, dijo el lunes.

     

     

    El presidente¬†del partido conservador, Ulf Kristersson (Moderaterna), tiene otra opini√≥n y acusa a Linde de ‚Äúponer en peligro la reputaci√≥n de Suecia‚ÄĚ.

     

    ‚ÄúRespuestas arrogantes y autosuficientes a las preguntas razonables del exterior sobre las altas tasas de mortalidad suecas. Declaraciones mal fundamentadas sobre la causa de la propagaci√≥n de la infecci√≥n y muertes en las viviendas para ancianos del pa√≠s‚ÄĚ, escribi√≥ Kristersson en Facebook.

     

     

    En la reuni√≥n de l√≠deres de los partidos pol√≠ticos en el¬†Parlamento sueco de esta semana, los dirigentes¬†de la oposici√≥n tocaron el tema de la entrevista de la canciller. Seg√ļn afirm√≥ m√°s tarde a los medios la l√≠der de la Democracia Cristiana, Eba Bush, el primer ministro Stefan L√∂fven no hab√≠a querido hablar m√°s del tema.

     

    En declaraciones a la agencia TT, Stefan Löfven respaldó a Linde expresando:

     

    - La Ministra de Asuntos Exteriores también está haciendo un fantástico trabajo para defender a Suecia.



    Sarah Kelly, periodista del medio alemán Deutsche Welle (DW) y la canciller sueca Ann Linde. 

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magaz√≠n Latino te informa en espa√Īol