Viernes, 23 Abril 2021 | Login
Tomás Vidiella: “Lo único que quiero es que se abran los teatros” El gran actor chileno Tomás Vidiella (26 octubre 1937 – 10 marzo 2021). Foto: Twitter.

Tomás Vidiella: “Lo único que quiero es que se abran los teatros”

Después de una vida entera dedicada a las artes escénicas, el 10 de marzo falleció el connotado actor chileno Tomás Vidiella, a los 83 años, debido a la covid.

Galardonado nacional e internacionalmente, en febrero había recibido el premio “Caleuche”, un reconocimiento de sus compañeros del Teatro. En esa ocasión, feliz y emocionado, Tomás dejó ver que su gran amor por la actuación fue el motor de su vida. “He hecho una carrera por amor, a punta de esfuerzo”, expresó. Ahora, las tablas lamentarán su ausencia.

  

 Por: Lilian Aliaga

 

Por estos días en que a causa de la Covid-19 la muerte de miles de personas ha pasado a ser parte del escenario al que nos hemos habituado, la noticia del fallecimiento del actor chileno Tomás Vidiella impactó profundamente en el alma nacional.

 

A muchos y muchas nos hizo volver a la memoria esos aciagos días de la dictadura militar. 1976 y la paradoja de un personaje tan entrañable como provocador: “Lulú”, un travesti que con su sola presencia desafiaba los estrictos cánones de la época, representado magistralmente por Vidiella en la obra del dramaturgo argentino Alfredo Zemma, “Cabaret Bijoux”, en el Teatro Caupolicán de la capital.

 

Su partida se produjo el 10 de marzo, a sus 83 años, luego de haber internado dos días en cuidados intensivos.

 

“Había unas ganas de volver, una ansiedad, una alegría, una felicidad de poder encontrarnos en el escenario, que es lo que más nos hace felices a los que nos dedicamos al teatro (…). Fue un gran inicio y un gran final para Tomás, que terminó en su naturaleza, ¿no? Una persona de teatro finalmente nos dejó arriba del escenario”, expresó entonces a La Tercera Álvaro Viguera, director de “Orquesta de señoritas”.

 

En tanto que Cristián Campos, del mismo elenco, y que también se contagió con el coronavirus, agregó: “Nosotros estábamos agradecidos de tener público después de tanto tiempo. Y el público se notaba también agradecido de tener una experiencia artística, todo siguiendo los protocolos, de modo que nos sentíamos muy seguros”.

 

Tomás Vidiella dedicó toda una vida a la actuación. Fue actor, director de teatro, gestor cultural y más que todo, un referente para varias generaciones de artistas. Este último tiempo se encontraba participando en la obra “Orquesta de Señoritas”, un clásico del teatro francés. Tal vez sintiéndose seguro al estar cumpliendo todos los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud para espectáculos públicos y con un aforo limitado.

 La obra se estaba presentando en el Teatro Oriente de Santiago y se había programado seis funciones a partir del 27 de febrero. Solamente el estreno y una función más alcanzaron a recibir la ovación del público. El día 3 de marzo hubo de ser suspendida al ser diagnosticado con PCR positivo un miembro del elenco. Entonces, el destino de un grande estaba sellado.

 

En virtud de su versatilidad desde los años 60, en que trabajaba en las fotonovelas de la época, Vidiella pasó a formar parte del quehacer cultural y de entretenimiento, llegando masivamente a los hogares chilenos con el advenimiento de las teleseries, por los años 80. Protagonizó innumerables roles, llegando al “peak”, si se puede decir, con una obra chilena que tuvo un éxito sin precedentes en las últimas décadas: “Viejos de Mierda”, junto a connotados artistas como Coco Legrand y Jaime Vadell y que se presentó durante los años 2017 y 2018. (Enlace a entrevista en Mentiras Verdaderas). Por causa de la pandemia del coronavirus, esta obra fue nuevamente puesta en escena, esta vez  vía “on line”, y también con gran éxito.

 

Galardoneado nacional e internacionalmente, en febrero de este año recibió el premio “Caleuche” a la trayectoria, entregado por sus pares en una ceremonia virtual. Un emocionado Tomás expresó su felicidad por este reconocimiento y en sus palabras dejó ver que su gran amor por la actuación fue el motor de su vida. También expresó: “lo único que quiero es que se abran los teatros”.

Lamentablemente el cumplimiento de este deseo trajo consigo el término de una larga trayectoria aún plena a sus 83 años. En circunstancias diferentes, su vida tal vez hubiese podido prolongarse por varios años más.

El teatro chileno está de luto. Las tablas lo echarán de menos. 

 


El gran actor chileno Tomás Vidiella (26 octubre 1937 – 10 marzo 2021). Foto: Twitter.

 


Media

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español