Print this page
Políticos latinoamericanos abogan por la libertad de Assange John Shipton, padre de Julian Assange, en una manifestación en Estocolmo, en septiembre de 2019. Foto: Marisol Aliaga.

Políticos latinoamericanos abogan por la libertad de Assange

Varios políticos latinoamericanos, entre ellos los presidentes de Argentina y Venezuela firmaron una petición online a favor de la libertad del fundador de Wikileaks Julian Assange, informaron hoy los promotores de la iniciativa.

De acuerdo con la organización Lawyers for Assange (Abogados por Assange), además de los mandatarios Alberto Fernández y Nicolás Maduro, la lista de firmantes incluye a la vicepresidenta argentina Cristina Fernández, y a los expresidentes Dilma Rousseff y Luis Inacio Lula da Silva, de Brasil, al ecuatoriano Rafael Correa, y a Evo Morales, de Bolivia.

 

 Fuente: Prensa Latina. 21-09-2020

 

José Mujica (Uruguay), Martín Torrijos (Panamá), Ernesto Samper (Colombia), Fernando Lugo, de Paraguay, y el dominicano Leonel Fernández completan la lista de expresidentes latinoamericanos a favor de la liberación del periodista australiano, a quien Estados Unidos busca extraditar desde el Reino Unido para juzgarlo por publicar miles de documentos clasificados de la diplomacia y el Ejército norteamericanos.



Lawyers for Assange lanzó la iniciativa a mediados de agosto pasado, para exigir al gobierno británico que detenga el proceso de extradición en marcha en un tribunal de Londres, y ponga en libertad al fundador de Wikileaks. Lo exhortamos a actuar acorde con el derecho nacional e internacional, los derechos humanos y la ley, y poner fin al actual juicio de extradición del señor Assange, y concederle la libertad que le deben desde hace tiempo, afirmó la organización internacional en la carta enviada al primer ministro Boris Johnson y otras autoridades británicas.



En opinión de los expertos legales, la entrega de Assange, quien permanece encerrado en una cárcel británica de máxima seguridad londinense desde que fue arrestado en la embajada de Ecuador en esta capital en abril de 2019, sería ilegal, porque el tratado firmado por Londres y Washington prohíbe la extradición por motivos políticos.



Advierten además que de ser extraditado a Estados Unidos, donde enfrenta 17 cargos de espionaje y uno de piratería informática que en total conllevan una sentencia a 175 años de cárcel, el fundador de Wikileaks sería sometido a torturas o a un tratamiento inhumano y degradante.



La petición, respaldada hasta el momento por 167 personalidades de 27 países, recoge también las rúbricas del exvicepresidente boliviano Álvaro García Linera y del Premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel, además del expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.



El juicio de extradición de Assange se reanudó el 7 de septiembre pasado en el tribunal londinense de Old Bailey, luego de una demora de varios meses debido a la pandemia de Covid-19.



Al igual que en la primera parte del proceso celebrado en febrero pasado, el fundador de Wikileaks asiste al proceso en su contra desde un cubículo encristalado al fondo de la sala, custodiado por dos guardias de seguridad, y sin tener contacto directo con sus abogados.



La defensa intenta demostrar que las revelaciones sobre los crímenes de guerra cometidos por los militares estadounidenses en Iraq y Afganistán no pusieron en peligro la vida de los informantes del Ejército, como asegura la fiscalía, y que de ser condenado en Estados Unidos, su cliente de 49 años de edad moriría en prisión.

 


John Shipton, padre de Julian Assange, en una manifestación en Estocolmo, en septiembre de 2019. Foto: Marisol Aliaga.

 

About Author

Related items