Print this page
Los nietos de Patricio Gálvez fueron evacuados -  “Se siente maravilloso” Patricio Gálvez junto al mayor y al menor de sus nietos y a Surkew Baker, representante de Bring hope. Foto: Bring hope.

Los nietos de Patricio Gálvez fueron evacuados - “Se siente maravilloso”

Luego de una larga y angustiosa espera en la ciudad de Arbil, al norte de Irak, Patricio Gálvez recuperó este martes a sus siete nietos, luego de que fueran evacuados del campamento de al-Hol, en Siria.

- Se siente maravilloso. Maravilloso. Estoy muy contento. Voy a llevarlos al hospital mañana. Tienen tos y otros problemas, pero no es grave, dijo a Radio Suecia el abuelo que ha luchado por recuperar a sus nietos huérfanos de padre y madre.

Dentro de una o dos semanas, la familia estaría arribando a Suecia.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

La espera del abuelo de los siete niños que quedaran huérfanos en Siria, luego de la caída del Estado Islámico, ha sido larga y dura. Desde marzo, cuando viajó al país árabe con el fin de lograr encontrar a sus nietos hasta ahora, que fueron evacuados del campamento de al-Hol, Patricio Gálvez se ha debatido entre la esperanza y la desesperación.

 

Pero ya la peor parte ha pasado. Los niños fueron evacuados del campamento este martes y se reunieron más tarde con su abuelo. Ahora se encuentran todos en un hotel en Erbil, en espera de que sus papeles estén en orden y puedan viajar a Suecia.

 

Y la angustia de la espera pasó a ser un caos. Los niños, a pesar de estar cansados luego del viaje, mantuvieron a su abuelo ocupado hasta que cayeron rendidos en sus camas, en la habitación del hotel.

 

Entonces, Patricio Gálvez aprovechó la ocasión para dar declaraciones a los medios suecos, que al igual que otros medios internacionales le han seguido la pista.   

- Sabes, no es fácil seguir a siete niños al mismo tiempo dijo a Dagens Nyheter, cansado pero aliviado.

 

A Radio Suecia declaró que era “maravilloso” estar por fin con ellos, y contó que los llevaría a un centro médico al día siguiente.

- El médico les tomó todo tipo de muestras, incluidas muestras de sangre, para descartar infecciones peligrosas. Ahora tenemos que esperar las respuestas, que nos las darán mañana. Todos los niños tienen diarrea, pero en general el médico no cree que estén muy enfermos, dijo a DN este miércoles.

 

También contó que cuando los niños salieron del consulado sueco en Arbil, el martes por la tarde, se encontraron con Surkew Baker, representante de la organización de ayuda sueco-kurda Bring hope, que es la organización que ha apoyado a Patricio Gálvez en esta cruzada por recuperar sus nietos.

- Los niños comenzaron de inmediato a decir que tenían hambre, y querían comer arroz. Pero como es ramadán, no había restaurantes abiertos, por lo que pasamos a una tienda y compramos galletas y jugos, dijo Surkew Baker a Dagens Nyheter.

 

Ni él ni Gálvez tuvieron conocimiento de la evacuación de los niños hasta que esta se había llevado a cabo.

- Fue una situación inesperada que llegó de repente. Una sorpresa total. Las autoridades han guardado silencio, tal vez por razones de seguridad. Todo esto es muy delicado. Pero hicieron la evacuación de una forma segura para los niños, es lo más importante, dijo Patricio Galvez a DN.

 

Los niños, por su parte, no entienden qué sucede, pero poco a poco van recuperando la confianza perdida en los avatares de una guerra cruel e incomprensible. 

- Cuando haya pasado algún tiempo espero que se puedan sentir seguros de que estoy con ellos. Anteriormente han pasado de una a otra persona. Los más chicos no entienden nada, pero el mayor, que tal vez ha visto de todo, está traumatizado. Él no dice nada sobre eso, pero yo me doy cuenta de que no se siente bien. Él piensa mucho.

 

 
Patricio Gálvez junto al mayor y al menor de sus nietos y a Surkew Baker, representante de Bring hope. Foto: Bring hope.

 

NOTA EN DESARROLLO

 

About Author

Related items