Sábado, 27 Noviembre 2021 | Login
Administrador

Administrador

En conferencia de prensa el viernes pasado, el infectólogo Anders Nystedt se mostró muy frustrado debido a la alta tasa de contagios de COVID-19 en su región, Norrbotten.

“¿Es que no podemos responder mejor?  ¡Pronto son solo la India y las Seychelles peores que nosotros! ¿Cómo vamos a iniciar una apertura, cuando tenemos esta situación?”, se preguntó. Suecia ha tenido últimamente las tasas de contagio más altas de Europa, y la zona norte del país es en estos momentos la más afectada.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Cuando la propagación de la COVID-19 disminuye en toda Europa, Suecia sigue mostrando una alta incidencia acumulada, y la región de Norrbotten ha presentado un aumento explosivo de casos.

En conferencia de prensa el viernes de la semana pasada, el virólogo Anders Nystedt manifestó su preocupación y frustración por este aumento. Las tasas de infección en Norrbotten se han mantenido altas desde febrero - marzo.

La incidencia en Norrbotten se encuentra actualmente en 779 casos por 100.000 habitantes, en comparación con el promedio en el resto de Suecia, con 545 casos por 100.000 habitantes, en los últimos 14 días.

- Esto nos distingue del resto de Suecia y Europa, que no seamos capaces de reducir la propagación de la infección. Norrbotten pronto será el segundo peor de Europa. ¿No es pésimo de parte de nosotros, norteños? No es tan difícil no contagiarse ni contagiar a otros. Quédese en casa si está enfermo y mantenga la distancia física, dijo Nystedt, con énfasis.

Y agregó:

- ¿Es que no podemos responder mejor? ¡Pronto son solo la India y las Seychelles que son peores que nosotros! ¿Cómo vamos a iniciar una apertura, su tenemos la peor situación de Europa? Debemos ayudarnos unos a otros.

Anders Nystedt se mostró irritado por este desarrollo en su región, según él, es triste el tener que compararse con países que tienen condiciones de vida muy por debajo de Suecia, por lo tanto, mucho más vulnerables. 

Según el facultativo, ahora son principalmente las personas en edad laboral y los jóvenes los responsables de la propagación de la infección en Norrbotten.

-- Entre las personas de entre 60, 70 y 80 años, la infección disminuye drásticamente gracias a la vacunación. Es una suerte, de lo contrario habríamos tenido tasas de mortalidad que habrían llegado al techo, resaltó.

La infección en la región es un 44 por ciento más alta que el promedio nacional y 83 por ciento más que la provincia vecina, Västerbotten.

El virólogo explicó que el aumento en los contagios se debe a que las personas no siguen las recomendaciones, por el contrario, siguen haciendo vida social prácticamente como de costumbre. Por eso, instó a los habitantes de su región a quedarse en casa.

- Las reuniones sociales crean muchísimas cadenas de infección. No estamos en tiempos de paz, estamos en tiempo de guerra. Por eso "¡Si te invitan a una fiesta, no vayas!".

 


Pantallazo del sitio web de Dagens Nyheter sobre la incidencia en un lapso de 14 días. Nótese el color burdeo de Suecia. 

 

Sin embargo, la situación en Norrbotten pone el foco en un punto bastante peliagudo. El tema de la estrategia sueca frente a la pandemia de COVID-19.

El infectólogo Anders Nystedt es un médico locuaz y con esa misma locuacidad que ahora insta, sobre todo a los jóvenes, a quedarse en casa, el año pasado había abogado por una apuesta completamente distinta: la de que los jóvenes se contagiaran “de a poquito”, con el fin de lograr la inmunidad de rebaño en la sociedad. Tal cual lo muestra este video (ENLACE). 

Esta estrategia ha sido una piedra en el zapato para el gobierno del socialdemócrata Stefan Löfven, quien ha seguido al pie de la letra las directrices de la Agencia Sueca de Salud Pública.

Una piedra en el zapato, porque los arquitectos de la estrategia sueca luego de repetir el concepto hasta el cansancio en medios nacionales e internacionales desde el comienzo de la pandemia, cuando la tasa de mortalidad se disparó, se retractaron y lo negaron.

Numerosos mails entre Johan Giesecke, Johan Carlsson, Anders Tegnell, y otros, dan cuenta de que lo contrario. Y no es solamente Anders Nystedt quien habla de este, también Tegnell y Giesecke lo nombran, en entrevistas.

Sin embargo, a tanto ha llegado la negación de la estrategia de la inmunidad de rebaño, que la ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren, afirmó, en una sesión en el Riksdagen, hace un tiempo atrás, que “Suecia no tenía una estrategia formal”.

A la semana siguiente, el primer ministro la contradecía, y afirmaba que Suecia sí tenía una estrategia, y era la de aplanar la curva y proteger a los ancianos. Y desmintió fehacientemente que la inmunidad de rebaño haya sido alguna vez la estrategia sueca.

Aquí es necesario hacer una aclaración. La OMS estipuló claramente el año pasado que "el dejar que la infección se propague en la sociedad para lograr la inmunidad colectiva, es una estrategia cruel que resultaría en una gran mortandad". Esto es muy distinto a la inmunidad de rebaño que se logra con la vacunación. Desgraciadamente se usa el mismo término, lo cual da pie para confusiones. 

Esto escribe la OMS, respecto a la "inmunidad colectiva", en su sitio web: 

 

"La inmunidad colectiva contra la COVID-19 debe lograrse protegiendo a las personas a través de la vacunación, no exponiéndolas al agente patógeno que causa la enfermedad. Si desea consultar información más detallada, lea la alocución que el Director General pronunció en la conferencia de prensa del 12 de octubre." 

 

Ahora, el cambio de actitud del virólogo de Norrbotten da para pensar. ¿Se habrá desvinculado de las directrices internas que emanan de la Agencia de Salud sueca?

Vale la pena recordar que la crítica de la Comisión Corona, en diciembre del año pasado, en contra de la gestión del gobierno frente a la pandemia fue contundente.

La labor de la comisión continúa. Aún falta su segundo informe.

Un dicho sueco reza: “Lo que se esconde en la nieve, emerge con la primavera”.

Ya estamos en primavera.

 
El virólogo Anders Nystedt durante la conferencia de prensa del 21 de mayo de 2021. Foto: Region Norrbotten.

  

Jueves, 20 Mayo 2021 17:45

Crisis humanitaria en Ceuta

“Desde hace unos días, España está ocupada en resolver una crisis humanitaria – que conlleva un problema diplomático y fronterizo -, provocada por el arribo masivo de personas (unas 8.000) a las playas de Ceuta, provincia española ubicada en el norte de África. La principal preocupación estos días ha sido salvar y dar cobijo a miles de ciudadanos marroquíes que, con la complicidad de la guardia fronteriza de Marruecos, han traspasado las vallas y se han lanzado al mar, a nado, con el fin de alcanzar la costa ceutí”, escribe, desde Barcelona, la escritora Thamar Álvarez Vega.

 

 Por: Thamar Álvarez Vega

  

Los problemas arrecian en España. Sin duda, al gobierno de Pedro Sánchez no le ha podido tocar peor época para un mandato que pretendía sacar al país de la corrupción y la falta de equidad socioeconómica tras 15 años de gobiernos de derecha. Primero, los tropiezos para formar gobierno, que obligó al electorado a votar en dos elecciones generales consecutivas; pocos meses después, una pandemia que conllevó graves dificultades sociales y económicas en España (y en el mundo entero) y ahora una crisis humanitaria provocada por la reacción del monarca dictatorial de Marruecos, más cercana al arrebato caprichoso de un niño que a la acción seria y madura de un estadista.

 

Desde hace unos días, España está ocupada en resolver una crisis humanitaria – que conlleva un problema diplomático y fronterizo -, provocada por el arribo masivo de personas (unas 8.000) a las playas de Ceuta, provincia española ubicada en el norte de África. La principal preocupación estos días ha sido salvar y dar cobijo a miles de ciudadanos marroquíes que, con la complicidad de la guardia fronteriza de Marruecos, han traspasado las vallas y se han lanzado al mar, a nado, con el fin de alcanzar la costa ceutí. Hombres, mujeres y niños. Estos últimos, algunos incluso bebés, en un número que alcanza los 2.000. Todos en busca de refugio y una mejor vida, huyendo de la miseria y la violencia que viven en Marruecos.

 

Ante esta irregular y sorpresiva situación, el presidente español Pedro Sánchez viajó de urgencia a Ceuta, reuniéndose con el presidente de la comunidad ceutí, Juan Jesús Vivas, y otras autoridades locales. Además de la necesidad de dar cobijo a los emigrantes, España ha debido desplegar un contingente policial y militar que impida nuevos ingresos y, tanto desde el país como desde Bruselas, se ha instado al rey Mohamed VI a frenar las salidas, pues “las fronteras españolas son fronteras europeas”. El monarca marroquí ha acatado esta advertencia, al menos de momento. Numerosas personas, incluyendo menores de edad, aún intentan llegar a las playas ceutíes. Otros, desalentados por el cierre de las rejas fronterizas, han decidido volver a sus lugares de origen. España ya ha devuelto a más de 4.000 adultos, pero mantiene en territorio español a unos 2.000 niños, respetando la legislación nacional e internacional con respecto a menores de edad en situación de vulnerabilidad.

 

El porqué de esta emigración sorpresiva y consecuencias

 

¿Las causas de esta acción por parte del rey Mohamed VI? El malestar ante el hecho de que las autoridades españolas hayan acogido, por razones humanitarias, al fundador del Frente Polisario, que lucha desde hace décadas por la independencia del Sáhara Occidental. Brahim Ghali llegó a España en abril de este año e ingresó en un hospital, enfermo de cáncer y aquejado de COVID-19. El líder saharaui entró con pasaporte argelino y bajo anonimato, dado el carácter sensible de su asilo. Marruecos y el Frente Polisario mantienen un duro enfrentamiento debido a la negativa del primero a conceder al Sáhara Occidental su autodeterminación, pese a que una resolución de la ONU de 1995 así lo exige.

 

A estas horas, pequeños grupos de jóvenes aún intentan ingresar a Ceuta por alguna de sus playas, sobre todo la de Tarajal. Y, en España, se desarrollan diferentes instancias para manejar la situación. Por un lado, la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha convocado reunión de urgencia del Consejo Territorial para evaluar la situación de los menores de edad ingresados con las comunidades autónomas, pues la respuesta de estas ha sido dispar. Hay comunidades, como las de País Vasco, Canarias, Galicia y Navarra que están dispuestos a acogerlos. Otras, como Cantabria, Asturias, Extremadura y Aragón piden tiempo para estudiar su respuesta. Por su parte, la comunidad de Andalucía ha expresado su negativa a acoger a ningún menor.

                     

Thamar Alvarez Vega, Barcelona, 19-05-2021


Inmigrantes marroquíes en las playas de Ceuta. Foto: Pantallazo, Yle. 


La punta de España y la de Marruecos. Foto: Pantallazo, DW.

 

"Pedimos a la ONU y al Consejo de Seguridad que, responsablemente y sin reservas, condenen y hagan responsable a Israel por repetidos ataques, peligrosos y profundamente irresponsables, contra instalaciones nucleares civiles y el asesinato de científicos iraníes. Además, instamos a los Estados miembros de la ONU a que se embarquen, con carácter de urgencia, en la tarea largamente postergada del desarme nuclear de Israel", escriben connotadas personalidades internacionales en una declaración publicada en Consortium News, USA. 

 

 Por: Firmantes. Time to End the Silence on Israel’s Nuclear Weapons, Consortium News, USA. 17-05-2021.

 

Nosotros, los abajo firmantes, condenamos enérgicamente el sabotaje en la planta de enriquecimiento nuclear de Natanz, en Irán, el 11 de abril de 2021 – una forma de terror nuclear.

 

Casi universalmente, e incluso por los medios israelíes, este ataque ha sido atribuido a Israel, y confirmado por funcionarios de inteligencia estadounidenses e israelíes. Dichos ataques conllevan un grave riesgo de fugas radiactivas de alto nivel que podrían poner en peligro la vida de miles de seres humanos inocentes, y contaminar irreparablemente el medio ambiente, causando malformaciones genéticas y enfermedades a largo plazo, con consecuencias destructivas de gran alcance en el futuro.

 

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha verificado repetidamente que el programa nuclear de Irán es pacífico y está sometido a un estricto régimen de vigilancia. Israel, por el contrario, es el único estado con armas nucleares en el Medio Oriente, ya que posee un gran arsenal de armas nucleares, razón por la cual ese país se niega a adherirse al Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares.

 

El silencio ensordecedor de la autoproclamada comunidad internacional en respuesta al terror nuclear de Israel podría sentar un precedente mortal. Su repetición puede convertirse en una cadena interminable de represalias y una carrera de armamentos en el Oriente Medio ya devastado por la guerra.

 

Por lo tanto, pedimos a la ONU y al Consejo de Seguridad que, responsablemente y sin reservas, condenen y hagan responsable a Israel por repetidos ataques, peligrosos y profundamente irresponsables, contra instalaciones nucleares civiles y el asesinato de científicos iraníes. Además, instamos a los Estados miembros de la ONU a que se embarquen, con carácter de urgencia, en la tarea largamente postergada del desarme nuclear de Israel, y coloquen su programa nuclear bajo la supervisión y vigilancia de la Agencia Internacional de Energía Atómica, en línea con la iniciativa –ya de larga data– de crear un Medio Oriente libre de armas nucleares.

 

Profesor Ervand Abrahamian, (profesor distinguido de historia, Baruch College y City University, NuevaYork)

Profesor Arshin Adib-Moghaddam, (profesor de Pensamiento Global y Filosofías Comparadas, Escuela de Estudios Orientales y Africanos, Londres)

Dr. Bahman Azad, (Secretario Ejecutivo, Consejo de Paz de EE. UU.)

Ajamu Baraka, (Organizador nacional, Black Alliance for Peace, EE. UU.)

Dra.Catherine Brown, (BA Cantab, MA, Londres, MSc Lond, PhD Cantab)

Dr. Raymond Brown, (FRCPych, psicoterapeuta consultor jubilado, Reino Unido)

Profesor Noam Chomsky, (profesor emérito del Instituto MIT, profesor laureado U. de Arizona)

Sheila Coombe, (activista, fundadora de Frome Stop War)

Dr. Raymond Deane, (compositor, autor, activista político, Irlanda)

Profesor Abbas Edalat, (profesor de informática y matemáticas, Imperial College, Londres, fundador de CASMII)

Profesor Marcello Ferrada de Noli, (Dr en psiquiatría, profesor emérito de epidemiología, fundador de la ONG Profesores y doctores suecos por los derechos humanos SWEDHR)

Dr. Norman Finkelstein, (politólogo, activista, exprofesor, autor)

Margaret Flowers, (Directora, Resistencia Popular, EE. UU.)

Roger Harris, (Miembro de la Junta del Grupo de Trabajo sobre las Américas)

Chris Hedges, (exjefe de la Oficina de Medio Oriente de The New York Times)

Joe Lauria, (Editor en jefe, Consortium News)

Alexander Mercouris, (Editor en jefe, The Duran)

Dr. Morteza, Mohit, M.D. (analista social y político, EE. UU.)

Gareth Porter, (periodista, historiador, autor)

Vijay Prashad, (historiador, periodista, director ejecutivo de Tricontinental: Institute for Social Research, editor en jefe LeftWord Books)

Dr. Sami Ramadani, (profesor de sociología, activista, autor)

Mehrnaz Shahabi, (activista por la paz y la cultura, Reino Unido)

Shahabi, Mehrdad (activista por la paz y la cultura, Irán)

Dr. Mohammadreza Taherian, (activista cultural, Irán)

Turner, Carol (Vicepresidente, Campaña para el Desarme Nuclear, Londres)

Vahedian Farshid (activista por la paz y la cultura, EE. UU.)

 

[Traducido de Time to End the Silence on Israel’s Nuclear Weapons, Consortium News, USA, 17 mayo 2021]

 

Una de las mayores sorpresas electorales de las elecciones del fin de semana fue el triunfo de la comunista Irací Hassler sobre Felipe Alessandri en Santiago. Aquí el perfil de la candidata, con nombre Guaraní, un padre de derecha, que hizo campaña territorial y de la que el alcalde de Recoleta Daniel Jadue proyectó una réplica de su fórmula popular: “Santiago se imagina viviendo mucho mejor con arriendo a precio justo en inmobiliario popular, con medicamentos a precio justo, con lentes a precio justo, cosas que hoy en esta comuna no existen”.

 

 Fuente: The Clinic. 17 mayo 2021 

 

Su nombre lo había decidido. Su hija se llamaría Irací Hassler. Suzzane Jacob, brasileña de nacimiento, bautizó con nombres indígenas de ese país a cada uno de sus hijos. El de Irací, proveniente de las lenguas tupí-guaraní tenía un significado especial: “reino de las abejas”. 

El origen de su apellido proviene de muy lejos. Su padre, Rolf Andres Hassler, es de ascendencia suiza.  Él no está relacionado con la actividad política y su pensamiento ideológico más bien es de derecha, pese a eso, decidió apoyar las candidaturas de su hija: primero como concejal de Santiago -cargo que desempeñó en el último período- y hoy como la primera comunista en llegar al emblemático municipio, desplazando al RN Felipe Alessandri.

Irací Hassler estudió en el liceo Suizo de Ñuñoa, donde egresó con un rendimiento brillante, un promedio 6.9 que le permitió ingresar a estudiar ingeniería comercial con mención en economía en la Universidad de Chile el año 2009. Como universitaria participó activamente en las movilizaciones estudiantiles del año 2011, fue consejera de escuela, comenzó a militar en las Juventudes Comunistas al mismo tiempo que Camila Vallejo presidía la Fech. 

En una entrevista realizada por El Siglo comentó que su acercamiento al comunismo se dio cuando empezó a leer El Capital, de Karl Marx, en la Universidad: “Vi aquello de cómo se obtenía la plusvalía de trabajadoras y trabajadores, y varios otros elementos. Para mí fue una revelación determinante que me instó a asumir una responsabilidad respecto de la lucha ante la apropiación del trabajo ajeno que hacen los capitalistas y que no permite el desarrollo de las y los trabajadores”, señaló.

El año 2014 además Irací fue dirigente de la FECH asumiendo como secretaria general. Además, también empezó a tener responsabilidades en las Juventudes Comunistas, donde  fue miembro de la dirección de estudiantes comunistas, del Comité Central de la “Jota” y su dirección ejecutiva. 

El año 2016 Irací fue electa como concejal de Santiago, con el 2,73% de las preferencias alcanzando los 1.650 votos. “Ha sido una experiencia de aprendizaje, harto debate, de poner elementos programáticos sobre la mesa, de mucha discusión con la alcaldía, con quien no compartimos varios elementos. Por tanto, son instancias de harta pelea –en el buen sentido de la palabra- y harto diálogo”, decía sobre su experiencia en el concejo en una entrevista realizada por la Universidad de Chile en mayo del 2019.

Su relación con el exalcalde Alessandri, a quien sorpresivamente derrotó ayer, fue tensa: “Obviamente nos saludamos cordialmente, pero creo que él tiene unos ribetes autoritarios, se le salen elementos de su autoritarismo, de su anticomunismo, hay ocasiones en que ni siquiera contesta preguntas o emplazamientos”, señaló a El Siglo.

Pese a las dificultades con Alessandri en su desempeño en el concejo, fue desde allí donde comenzó a cimentar su salto para competir como alcaldesa en las municipales. Participó en un inédito proceso de primarias ciudadanas que agrupó a más de 50 organizaciones sociales y políticas y donde resultó electa con 1.444 votos (55%) imponiéndose a Cynthia Vivallo del Partido Liberal, Gustavo Pacheco del Movimiento Dignidad Popular y José Osorio de la Asociación Chilena de Zonas y Barrios Patrimoniales.

Seguir leyendo - pulsa aquí

 

 

Una elección histórica se celebró en Chile este fin de semana. Histórica, porque por primera vez serán representantes del pueblo quienes redacten la Carta Magna, y no una élite de hombres y entre cuatro paredes. 

Porque los jóvenes que valientemente salieron a las calles para protestar no por un alza de 30 pesos, sino por 30 años de injusticia, lograron su objetivo: hacer polvo la Constitución del dictador. Y con reglas claras: paridad de sexo y cupos reservados a los pueblos originarios. A esos jóvenes – que lo dieron todo - debemos agradecer que nuestra historia se escriba, desde ahora, con la tinta de la dignidad.  

Aquí, un poema del Profesor Marcello Ferrada de Noli, dedicado "a los que seguirán combatiendo". (*)

 

 Por: Marcello Ferrada de Noli

 

Mujeres y sus hombres. Adelante, adelante

 

Los que llevan en sus manos

Las piedras y los palos

Y transportan en sus sueños

Una patria para todos

Los que yacen en el suelo

Con su cara sangrando

Y les sacan sus ojos

Los esbirros del gobierno

 

Y los dejan sordos

Las bombas vergonzantes

Carceleros de turno

Incomunican sus voces

 

Las cortes los sentencian

Al ver que en su argumento

Existe la justicia

Desechada por sus jueces

 

Inunda la bondad

Que no existe en el reino

De actores jurídicos

De acomodados

Y ricachentos

Y de curas

Y eclesiásticos

Y diputados corruptos

 

Un mundo al revés

De inmorales dictando

Las normas de ética

Del buen comportamiento

De obedecer a los tiranos

De alabar a los verdugos

De repetir la mentira

De dejar de ser humano

 

Obreros y estudiantes

Adelante, adelante

Mujeres y sus hombres

Adelante, adelante

Empuñen sus banderas

De frente, de frente

Ayer éramos menos

Adelante, adelante

Y muchos cayeron

De frente, de frente

La victoria será nuestra

Porque somos la conciencia

Y tenemos la razón

Y tenemos nuestra fuerza.

 

 (*) Este poema forma parte del libro recientemente publicado Si Bemol de Combate. San Giovanni Bianco, Bérgamo – Italia 2021. 

 

 

Hoy se cumplen 90 años desde que los militares mataron a tiros a cinco trabajadores, durante una marcha de protesta en Ådalen, el 14 de mayo de 193. El suceso quedó para siempre marcado en la conciencia colectiva del movimiento obrero sueco.

A continuación, un artículo publicado en el diario Arbetaren (El trabajador).

 

 Fuente: Arbetaren. Toivo Jokkala. 13 de mayo de 2016 Traducción: Magazín Latino

 

Aquí descansa un trabajador sueco

abatido en tiempos de paz.

Desarmado, indefenso.

Fusilado por balas desconocidas.

Su crimen fue el hambre.

No lo olvides nunca.  (Erik Blomberg)

 

Para recordar Ådalen de 1931 – de verdad

Sin duda, los acontecimientos de Ådalen de hace 85 [ahora 90] años pertenecen a una época diferente y, en muchos sentidos, más oscura. Pero con la iconización y petrificación de los eventos de Ådalen, tendemos a olvidar aspectos importantes relacionados con el tiempo en el que estamos viviendo.

El sábado 14 de mayo, se cumplen 85 años [ahora 90] desde que el ejército sueco abrió fuego contra una marcha de protesta en Lunde, en Ådalen, Ångermanland. Cinco trabajadores de entre 19 y 35 años fueron asesinados.

Al igual que otros eventos profundamente simbólicos, aquí el símbolo finalmente se ha vuelto más conocido que el curso de los mismos eventos. "Ådalen", a menudo resumido como lo que sucedió allí en mayo de 1931 en esta sola palabra - significa en la conciencia general del movimiento obrero la culminación y el punto final de la dominación de la clase insurgente, la violencia estatal y la injerencia militar en asuntos civiles. "Ådalen", ese fue el momento en que dispararon a los trabajadores.

El proceso, por muchos vagamente conocido fue, en sus principales características, este:

En la primavera de 1931, trabajadores de Ådalen se declararon en huelga de apoyo con los trabajadores de un aserradero de Hälsingland, a quienes se les había reducido el salario. Los negociantes de mano de obra respondieron contratando rompedores de huelgas. La sección local del Sindicato de Trabajadores del Transporte convocó a una reunión sindical en Kramfors, donde se decidió que todos los trabajadores realizarían una huelga general local hasta que se retirara a los que rompieron la huelga.

Antes de que finalizara la reunión, muchos de los que se habían convocado, entre 3.000 y 6.000 personas, comenzaron a marchar hacia el pueblo de Lunde, donde estaban apostados los rompehuelgas. En Lunde, fueron recibidos por un oficial militar de Sollefteå, que hizo disparos de advertencia al suelo.

Cuando se percutaron los disparos, la multitud se amontonó, ante la presión de los que estaban detrás, a lo que los soldados respondieron disparando directamente contra la multitud. Cinco personas cayeron, y si Tore Alespong - entonces apellidado Andersson - quien era el trompetista en el tren de demostración, no hubiera tocado espontáneamente la señal de cese el fuego, la tragedia probablemente habría sido aún mayor.

“Justo a mi lado, a solo un brazo de distancia, la joven Eira Söderberg cayó al suelo sangrando, mientras las salvas seguían. Entonces me di cuenta intuitivamente de la posibilidad de tocar el alto el fuego ", dijo Tore Alespong en un reportaje en el noticiero de SVT Aktuellt, en 1991. (De más está decir que Alespong fue sometido a juicio por usurpación arbitraria de tropas militares, pero fue absuelto).

Los eventos de Ådalen han sido canonizados por el posterior partido oficialista Socialdemócrata como un monumento a la era oscura de la que el partido sacó al país. Por tanto, puede ser valioso recordar que tanto la LO (Sindicato de Trabajadores) como los socialdemócratas estaban profundamente divididos en sus opiniones sobre lo que sucedió posteriormente. Sobre todo, en muchos lugares había una gran necesidad de distanciarse de las protestas de los trabajadores y definirlas como algo que tenía que ver principalmente con los comunistas y sindicalistas.

"Me atrevo a recalcar que todo el activismo comunista, y toda esta forma de explotar los sentimientos de indignación, significa que, cuando se buscan responsables, hay que poner a los comunistas del lado de los empresarios y los rompehuelgas de los transportistas", dijo, por ejemplo, el futuro socialdemócrata padre de la patria Per Albin Hansson, en la segunda cámara del Riksdag (Parlamento) el día después de los disparos.

Los militares implicados fueron absueltos en la más alta instancia, a excepción de tres días de arresto para uno de ellos (varios trabajadores recibieron penas de prisión), pero la Comisión Ådalen concluyó después que era inapropiado utilizar personal militar en disturbios, y después de esto nunca se han desplegado militares en situaciones semejantes en Suecia. Otra consecuencia de los hechos fue que en el país obtuvimos una policía estatal unificada.

Sin lugar a dudas, los acontecimientos de Ådalen pertenecen a una época diferente y, en muchos sentidos, más oscura. Los trabajadores de la Suecia actual rara vez viven en las condiciones de extrema pobreza en que vivían en el momento de los tiroteos en Ådalen, la sociedad es en muchos sentidos menos autoritaria y la gente común tiene más canales para hacer oír su voz en la sociedad. 

Pero con la iconización y petrificación de los eventos de Ådalen, tendemos a olvidar aspectos importantes relacionados con el tiempo en que nosotros mismos vivimos.

Los trabajadores que se manifestaban tenían una misión: detener la ruptura organizada de huelgas que amenazaba su lucha por la justicia social. Incluso hoy en día, los empleadores buscan enfrentar a los trabajadores entre sí, con la diferencia de que ahora también están tratando de hacer que el concepto de romper la huelga caiga en el olvido, como hemos visto ejemplos movimiento de negociaciones colectivas.

Los militares en Ådalen podían usar la fuerza letal sin ningún castigo, o con muy poco. Lamentablemente, la policía estatal, que hoy desempeña el papel de militares que actúan de forma civil, en la mayoría de los casos también tiene el privilegio de poder matar sin condena, como hemos informado repetidamente en Arbetaren. La sociedad se ha vuelto más abierta e igualitaria de lo que era en 1931, pero los más débiles de la sociedad todavía se encuentran, en situaciones extremas, en desventaja mortal, en comparación con los uniformados.  

Entonces, como ahora, muchas fuerzas "progresistas" establecidas también tenían una calibración básica que implicaba distanciarse inmediatamente de conflictos sociales que se sospechaba podían salpicarlos negativamente. Lo que hizo que la narrativa de Ådalen cambiara de apariencia no fue el palpitante corazón de la dirección del partido socialdemócrata, sino una masiva opinión popular que exigía justicia.

Toivo Jokkala

 


Imagen de la marcha de protesta tomada poco antes de las 15.00 horas del 14 de mayo de 1931. Unos minutos más tarde, los militares habían matado a tiros a cinco personas y otras tantas habían resultado heridas. Foto: TT. (La imagen está recortada).


El diario Svenska Dagbladet describía los acontecimientos en Ådalen con el titular: "Sangrientos disturbios en Ådalen. Los militares se ven en la obligación de abrir fuego. Cinco personas son abatidas." Y como subtítulo: "Los primeros disparos desde la masa. Despiadada propaganda de bloqueo termina en espantoso terror. Miles de personas contra un puñado de soldados".

 

Los informes recientes sobre el número real de muertes causadas por la pandemia de COVID-19, junto con el aumento galopante de nuevas infecciones en regiones ampliamente pobladas, instan urgentemente a todos los gobiernos a instituir esta prioridad única: expandir y aumentar drásticamente los programas de vacunación en todo el mundo, mediante el uso de todas las marcas disponibles. Esto, independientemente de las discriminaciones geopolíticas poco éticas y, sin tomar en cuenta la postura codiciosa de las corporaciones farmacéuticas occidentales sobre el tema de la liberación de patentes de vacunas.

 Por: Prof. Marcello Ferrada de Noli (*) 

El Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME), un centro independiente de investigación de la salud de la población en la Universidad de Washington UW Medicine, ha concluido en un estudio reciente (6 de mayo de 2021) que la COVID -19 ha causado 6,9 millones de muertes en todo el mundo, más del doble lo que han reconocido los informes oficiales.

 

Esto significaría que bien las infecciones por COVID -19 son reportadas de forma insuficiente, un fenómeno que he indicado anteriormente como correlacionado con las escasas pruebas de COVID-19, vale decir, PCR (reacción en cadena de la polimerasa) y pruebas serológicas, o que el informe sobre la diferencia entre el exceso de mortalidad y las muertes reportadas por Covid-19 también está viciado; o ambos.

 

Mientras tanto, a partir del 6 de mayo de 2021, el New York Times informa que se han administrado más de 1,21 mil millones de dosis de vacunas , contando todos los países. Esto significaría que solo una pequeña parte de la población mundial, que es de 7,9 mil millones, ha recibido la vacuna.

 

 

También debemos tomar nota de que tales cifras no representan a las personas inmunizadas hasta ahora en todo el mundo. Esto porque las cifras antes mencionadas de la vacuna se refieren al número total de dosis administradas, pero no identifica cuántas dosis corresponden a la cohorte de personas que ha recibido una sola inyección (por lo tanto, no está completamente inmunizada), y a las que también han recibido la segunda dosis. Como se sabe, generalmente se requieren dos dosis para lograr una protección suficiente, según lo estimado por los productores de la vacuna.

 

Extrapolando la proporción actual de personas completamente vacunadas (dos dosis) con respecto a todas las dosis administradas (por ejemplo, el 26,8 por ciento de la población de Suecia ha recibido una primera dosis, mientras que solo el 7,7 por ciento ha sido completamente vacunada, según el  rastreador de vacunas de vaccin tracker Blomberg del 7 de mayo ), una estimación epidemiológica aproximada sería la siguiente:

 

Hipotéticamente, (partiendo de las cifras suecas) solo un tercio de la población vacunada ha recibido dos dosis del total de 1,21 mil millones, para lograr el objetivo del 70 por ciento de personas vacunadas requeridas para la 'pan-inmunidad'. Y considerando solo la población adulta mundial (que son casi 6,6 mil millones) siendo población objetivo para una vacuna Covid-19 con eficacia “total” (dos dosis de vacuna), todavía nos faltan alrededor de 12 mil millones de dosis por administrar.

 

En la Unión Europea, sólo Hungría, que ha vacunado al 43% de su población y utiliza la vacuna Sputnik V, se encuentra entre los países líderes en administración de vacunas, según una lista publicada por el New York Times.

 

Un segundo tema importante que surge en este contexto es la respuesta de Moderna y Pfizer a la iniciativa de suspender temporalmente la propiedad intelectual o renunciar a las patentes de vacunas, que es una iniciativa que he defendido desde hace mucho tiempo. En un panel internacional de expertos transmitido en vivo por RT News, mis comentarios finales fueron, independientemente de la producción y distribución de vacunas, la salud pública de la población tiene que estar por sobre las ganancias de las corporaciones farmacéuticas.

 

Es por eso que, naturalmente, acojo con satisfacción el apoyo brindado recientemente por los líderes de Francia y la Federación de Rusia en nombre de una exención de patente de vacunas Covid-19. Aunque la canciller alemana Merkel dice que la propuesta estadounidense sobre la liberación   de patentes tendría "serias implicaciones" para la producción de vacunas, haciéndose eco de los argumentos de Moderna y Pfizer, cuyo socio BioNT es alemán.


Imagen: New York Times, 24 de abril de 2021. 

 

En momentos en que casi siete millones de seres humanos han muerto por causa de esta pandemia en tan solo un año y unos meses; y dónde surgen nuevas cepas de virus; y donde en ciertos países los casos diarios registrados de infección por Covid-19, como India , han llegado a más de 400.000 (30 de abril); y donde la gran mayoría de la población mundial – particularmente en países con economías más pobres – sigue siendo más necesitada, como consecuencia de la explotación a la que ha sido sometida por las corporaciones de los ricos; etc. En suma, conociendo este panorama de extrema vulnerabilidad, oponerse a la liberación de vacunas, como lo están haciendo Moderna y otros, implica serios problemas dentro de la ética médica.

 

Lo anterior, sumado a los conocidos efectos secundarios que ha causado Moderna, hace en conjunto incomprensible que precisamente Moderna haya sido nombrada “la mejor vacuna contra el coronavirus del mundo” en el Congreso Mundial de Vacunas de Washington (posteriormente denominado WVCW).

                  

¿Cuáles fueron los criterios que utilizó WVCW para este premio? Según lo mejor de mis conocimientos (y mis esfuerzos por obtenerlos), no se ha proporcionado información la opinión pública. ¿Cuál fue el fundamente en este caso, que explica que WVCW entregó el premio a Moderna? ¿Cuáles fueron las razones establecidas para no otorgar el premio, por ejemplo, a Sputnik V, una vacuna con superioridad demostrada en términos de seguridad, distribución y almacenamiento, así como en eficacia, y que también fue preseleccionada?

 

He tratado sin éxito de obtener información sobre las razones que tuvo dicho Congreso para esa decisión, o sobre el grupo de expertos que habría decidido el premio. Ni el sitio web de la organización, ni el de dicha Conferencia , brindan información alguna. El sitio que representa la organización de la Conferencia ni siquiera responde a las llamadas. ¿Qué sucedió realmente?

 

Dejaré las conclusiones a los lectores de esta columna. Por mi parte únicamente manifestaré los siguientes hechos:

 

La conferencia contó con 182 participantes. Después de que el lector verificara el paradero del primer tercio de los oradores en el orden en que aparecieron en la lista , se revelará que un 70 por ciento pertenece al sector corporativo farmacéutico de EE. UU. Directamente asociado con la producción de vacunas (la mayoría), y a en mucha menor medida (11 por ciento), a las universidades estadounidenses que investigan en el campo. Los representantes de agencias gubernamentales de Estados Unidos también están en la lista.

 

Moderna fue la empresa más representada en esa lista de participantes, seguida de Pfizer.

 

LaJunta Asesora Científica ” de la WVCW está compuesta por 26 miembros, 23 de ellos afiliados o que representan a las industrias farmacéuticas estadounidenses –incluido un vicepresidente de Pfizer– o académicos de universidades estadounidenses con investigaciones directamente asociadas con la producción de vacunas. Se agregó un representante de una agencia del gobierno de los Estados Unidos (USDA), otro de la Fundación Billy Gates y un profesor de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

 

¿Tendría la Sputnik V alguna posibilidad de que sus características positivas fueran elogiadas objetivamente en la institución de Washington? Probablemente no. Y Alexander Gintsburg, director de la institución de investigación que desarrolló la vacuna Sputnik V, tenía razón cuando afirmó:

“Puedo decir que no está del todo claro cómo se evaluó todo esto, dada la alta tasa de mortalidad de las vacunas de mRNA”.

 

¿A los del mundo codicioso de la industria farmacéutica occidental les importarían esos hechos? Difícilmente. La postura ética de sus gerentes e inversionistas ha sido ahora reconocida claramente por la opinión pública, más allá de todas las fronteras: está privada de toda compasión, decencia y humanidad.

 

Y como epílogo:

 

A raíz del premio otorgado por la WVCW a Moderna, Reuters informó que la compañía farmacéutica "elevó su pronóstico de ventas para 2021 por su vacuna contra la COVID-19 en un 4,3% a $ 19,2 mil millones".

 

Ein Gespenst geht um en Europa ... "

 

(*) Marcello Ferrada de Noli, Profesor emérito sueco de epidemiología, ex investigador de la Facultad de Medicina de Harvard y fundador de Swedish Doctors for Human Rights. The Indicter en 8 de mayo de 2021


Este texto se publicó originalmente como un artículo de opinión en RT.

 

 

Una reportera de Radio Suecia que investigaba el caso de islamistas calificados por la Policía secreta sueca (Säpo) como una “amenaza para la seguridad nacional” inició una relación privada con uno de ellos: Raad al-Duhan, hijo del imam de Gävle, Abu Raad.  

El controvertido hecho fue revelado este miércoles por el portal Doku, que publicó un extenso reportaje en su edición del miércoles. Los medios nacionales rápidamente se hicieron eco y el escándalo encendió las redes.  

 Por: Marisol Aliaga

 

La fundación Doku se dedica a investigar los círculos pro-violencia de islamistas radicales en Suecia, y gracias a sus extensas investigaciones periodísticas, su veracidad y su independencia, goza de un reconocido prestigio dentro del paisaje mediático nacional, a pesar de ser un medio relativamente nuevo.

Por ello, nadie alzó la ceja cuando fue justamente Doku el medio que desveló, este miércoles, que una reportera de Radio Suecia y de lo más prestigioso del periodismo nacional, el noticiario Ekot, se había involucrado personalmente con uno de sus entrevistados, Raad al-Duhan, hijo del ampliamente conocido imam de Gävle, Abu Raad. Tanto padre como hijo están en espera de ser deportados, luego de haber sido calificados por la Policía secreta sueca (Säpo) como una  “amenaza a la nación”.

La nota de investigación de Doku comienza nombrando a los seis hombres provenientes de Oriente Medio que fueron detenidos y puestos bajo custodia policial en 2019, con apoyo de la Ley de Control Especial de Extranjeros. Los seis habían sido considerados por la Agencia Sueca de Migración, la Policía de Seguridad, el Tribunal de Apelación de Migración y el gobierno sueco como una amenaza para la seguridad nacional. Por todo esto el gobierno había determinado que los hombres fueran deportados.

Entre ellos se encontraban el conocido imam de Gävle, Abo Raad, y su hijo Raad al-Duhan, ambos ciudadanos iraquíes a quienes les fue negada la ciudadanía sueca.

En este contexto, la periodista realizó una serie de reportajes sobre las deportaciones en este marco legal. Las notas fueron de carácter crítico, tanto a la policía de inteligencia sueca, como a la falta – según la reportera – de transparencia en la aplicación de la ley.

En diciembre de 2019, la periodista entrevista a Raad al-Duhan. En la nota, ella toma un claro partido por el entrevistado y – según se sabe hoy – fue criticada en su momento por colegas de su redacción. Según las críticas, la reportera había recalcado los detalles positivos del entrevistado, sin nombrar su participación en los círculos islamistas.

Una de las voces críticas fue el experto en terrorismo, Magnus Ranstorp, quien escribió que la entrevista no fortalecía la sensación de imparcialidad.

Estos reportajes están aún disponibles - a pesar de las críticas por falta de imparcialidad - en el sitio web de Radio Suecia, Sverigesradio.se. 

Doku reveló, este miércoles, que la reportera había iniciado una relación con Raad al-Duhan, y que la dirección de Radio Suecia tuvo conocimiento de ello en otoño del año pasado. No obstante, y pese al problema ético, las publicaciones se han mantenido en SR durante todo este tiempo y sin una explicación al lector, algo que ha sido criticado por Doku, entre otros.

Según la periodista de SR, ella había comenzado  "una relación de amistad" con al-Duhan desde el verano de 2020.

"Raad Al Duhan y yo somos amigos desde el verano de 2020, y entonces, mi madre y su esposo también se pusieron en contacto con Raad. Le ofrecieron la oportunidad de vivir en su casa en Estocolmo, donde ellos mismos no se alojaban en ese momento. Principalmente porque Raad quería alejarse de Gävle, donde había carecido de una vivienda estable durante un tiempo. Luego informé a mi entonces jefe sobre mi relación amistosa con Raad. Algún tiempo después, decidí renunciar por cuenta propia al trabajo", escribió a Doku la reportera. 

Desde octubre de 2020, al-Duhan está inscrito en esta vivienda, y la madre de la reportera lo ha representado en los asuntos legales con la justicia. La mujer, quien anteriormente trabajaba en la Policía, envió cartas tanto a la Säpo como a dos ministros. En su carta se refiere al programa de Ekot, que hizo su hija, pero sin nombrar su parentesco:

“Cuando escucho el reportaje de Ekot sobre cómo tratamos en Suecia a estas personas, en la práctica, es difícil rechazar la idea de que en realidad estamos tratando de hacerles la vida tan deplorable y difícil como sea posible y durante el mayor tiempo posible. Para mí esto representa una visión humana que no puedo aceptar y que nunca pensé que tendría que enfrentar en el país donde nací y crecí y, por lo demás, tampoco dentro del partido que abracé desde niña, gracias a la participación de mis padres en el “movimiento”.

El partido al que se refiere es el mismo al que pertenecen el ministro de Justicia, Morgan Johansson, y el ministro del Interior, Mikael Damberg: la Socialdemocracia.

Doku quiso saber qué medidas habían tomado los superiores de la periodista, a lo que el director y editor responsable de Ekot en la Radio Suecia, Klas Wolf Watz, afirmó que la periodista ya no trabaja allí y que el asunto había sido tratado como de "gestión sobre recursos de personal". 

 

“Tan pronto como descubrí que la integridad del personal editorial podía ser cuestionada, actué. Como resultado, ella renunció por su cuenta a principios de octubre de 2020 ", dijo Wolf Watz a Doku. Y rehusó a responder si la policía sueca de seguridad, Säpo, se había contactado con él.

La razón de la pregunta es que el edificio de Radio Suecia es un objeto clave y protegido por ley, por ende, está amparado por las medidas de la Policía de Seguridad, prevención y otros. Vale decir, protegido de casos de sabotaje o terrorismo, entre otros. Por lo tanto, la policía de seguridad tiene no solo el derecho sino también la obligación de estar en conocimiento de alguna posible amenaza.

 

 
Imagen de la fachada de Radio Suecia (Sveriges Radio), en Estocolmo. Foto: Sveriges Radio.

¿Quién es Raad al-Duhan?

 

Según la madre de la reportera, los medios nacionales no han dado la información correcta de su protegido, consigna Expressen

 

“Después de pasar tiempo con Raad y también de hacer nuestras propias investigaciones, tenemos una imagen de Raad completamente diferente a la descrita por la Policía de Seguridad y en los medios de comunicación”, escribió ella, en la carta a los ministros.

 

La mujer cree que el manejo del tema de la deportación del islamista es “legalmente incierto”, en parte porque hay una “falta de transparencia partidista”, (esto quiere decir que su partido, el Socialdemócrata, ¿debe tener injerencia en este tipo de casos?, la pregunta queda en el aire). También escribe que Säpo ha cometido errores antes y sugiere que este también puede ser el caso ahora. 

 

A Raad al-Duhan le ha ido muy bien en Suecia. Ha tenido presencia mediática, fundó un club deportivo con jóvenes en la ciudad de Umeå y ha recibido varios premios. En el 2008 del Rotary Club, entre otros.

 

No obstante, tiene una cara más oscura, que algunos medios han mostrado (sobre todo Expressen y Doku, no así Aftonbladet), y a una periodista en particular le salió caro.

 

La actual periodista de Expressen, y anterior jefa de redacción del diario Gefle Dagblad, Anna Gullberg, escribe que lo desvelado por Doku “puede haber representado un peligro para Radio Suecia y corre el riesgo de llevar a una pérdida masiva de confianza en el personal editorial de Ekot”.

 

Luego de que Gefle Dagblad (en 2015) investigara al círculo alrededor de la mezquita de Gävle, Raad al-Duhan expresó una amenaza de muerte en contra de Anna Gullberg, como ella lo relatara en una crónica en Expressen.

 


Para el Día de la Libertad de Prensa, Anna Gullberg participó, junto a sus colegas del diario, en una demostración, y llevó un cartel alusivo. Foto: Pantallazo, Expressen.se.

 

Por esto, al-Duhan fue condenado, en febrero de 2017, por “amenazas ilegales”. Anteriormente tenía ocho anotaciones en el prontuario policial.

También el experto en terrorismo, Magnus Ranstorp, ha experimentado “la otra cara” del protegido de la madre de la ex reportera de SR.

“Aquí tenemos al parásito al que se le ha dado demasiado espacio para expresarse y se le llama "experto". Ahora la verdad está comenzando a surgir sobre este sucio Randtorp (¡sic!) Y hay quienes son igual de sucios, si no más, la Policía de Seguridad de Suecia ", escribió al-Duhan en Facebook el 30 de abril del año en curso, como comentario a una crónica de Magnus Ranstorp, publicada en Aftonbladet.

Según Doku, dos horas más tarde modificó las palabras más soeces.

Y esto escribió, en la misma red social, sobre los medios de comunicación:

"¡El mayor terrorista de hoy son los medios de comunicación! ¡Los medios de comunicación son la causa de todo el odio y el terrorismo que vemos hoy! ¡Tenemos gente que hace todo para vender! ¡El resultado es lo que vemos hoy!”.

Posteo que no deja de llamar la atención, puesto que tanto las entrevistas de la reportera como las otras sobre él en Radio Suecia, le son muy favorables.

 

Otra periodista que sufrió la ira de al-Duhan fue la autora de la nota investigativa de Doku, Sofie Löwenmark.

 

“Después de que la periodista recibió información de que yo quería ponerme en contacto con ella, Raad al-Duhan se puso en contacto conmigo y expresó, en una serie de archivos de audio, su descontento conmigo, con Doku, Magnus Sandelin, Magnus Ranstorp y la Policía de Seguridad”, dice, para finalizar, la nota en Doku.

 

Agrega que Raad al-Duhan tiene de presentarse a la policía cinco días a la semana en horarios específicos.

 

Lo mismo deben hacer los otros islamistas que deberían haber sido deportados, pero que por correr peligro en el país de destino siguen en Suecia en espera de su expulsión. Uno de ellos abandonó el país por cuenta propia.

 

Actualización: Luego de la publicación de Doku, el debate sobre la credibilidad de Radio Suecia ha seguido en los medios nacionales y en las redes sociales. También se ha discutido una vez más la existencia de Public Service, que es solventado con el impuesto de todos los habitantes de Suecia mediante el impuesto mensual, pero cumple cada vez menos con su rol de informar, en forma imparcial, a la población. 

El viernes, la gerenta general de Radio Suecia, Cilla Benkö, fue entrevistada en la emisora. 

 

 

Las personas nacidas en el extranjero que se han jubilado en los últimos años reciben en promedio poco más de 5.000 coronas menos al mes que los nativos. Esto muestran cifras de la Agencia Sueca de Pensiones para el noticiario Ekot. En gran medida, la diferencia se debe al hecho de que las personas nacidas en el extranjero no han tenido tiempo de imponer para su pensión de la misma forma que los nacionales.

 

 Fuente: Sveriges Radio. 5 de mayo 2021. Traducción: Magazín Latino

 

Abdulkadir Muse tiene 65 años y vive en Estocolmo. Él llegó a Suecia a principios de la década de los 90. Hoy tiene unos ingresos de 10.842 coronas y, después de pagar el alquiler, le quedan 5.500 coronas para el mes. Pero a pesar de que es una suma modesta, él opina que está bien.

- No me puedo quejar. Es lo mismo para todos.

¿Ud. Quiere decir que todos los pensionados están en la misma situación?

- La misma situación, dice Abdulkadir Muse.

Ekot ha encargado a la Agencia Sueca de Pensiones (Pensionsmyndigheten) que elabore estadísticas sobre un grupo de pensionistas relativamente nuevos, y sus ingresos totales por pensiones; es decir, pensión ocupacional, pensión general, pensión de garantía, pensión premium, ahorro privado de pensiones y también eventuales subvenciones gubernamentales, como subsidio de vivienda y apoyo a la atención a los ancianos.

La estadística abarca a todas las personas en Suecia que tenían entre 66 y 70 años en 2019, y que se jubilaron después de los 65 años.

En promedio, las personas nacidas en Suecia reciben 17.823 coronas para vivir, al mes, después del impuesto y antes de pagar la vivienda. Para el grupo de personas nacidas en el extranjero, esta cifra es de 12.663, vale decir, más de 5.000 coronas menos.


- Una cifra sorprendentemente baja, dice Jan Andersson, vicepresidente primero de la Asociación Nacional de Pensionistas, PRO.

- No pensé que las diferencias entre las personas nacidas en Suecia y los nacidos en el extranjero serían tan grandes como en realidad lo son. Y el hecho de que tengan pensiones tan bajas, en general, no lo pensé.


En gran medida, la diferencia se debe al hecho de que las personas nacidas en el extranjero no han tenido tiempo de imponer para su pensión de la misma forma que los nacionales. Y en el grupo de personas nacidas en el extranjero que han tenido ingresos en Suecia durante más de 30 años, la diferencia tampoco es tan grande.

Pero incluso en el grupo que ha tenido ingresos entre 20 y 29 años, poco más de la mitad tiene menos de 10.000 coronas para vivir cada mes, antes de que se pague la vivienda.

Se necesitan muchos años de trabajo para obtener una buena pensión, según Håkan Svärdman, jefe de políticas sociales de la empresa de seguros Forena.

Él lleva más de diez años analizando el sistema sueco de pensiones. Y considera que se vuelve particularmente difícil cuando, como a muchas personas nacidas en el extranjero, les resulta difícil encontrar trabajo rápidamente, y a menudo tienen condiciones laborales menos favorables.

- Por un lado, sufren más de desempleo. Pero también que trabajan en industrias con salarios más bajos. También se sabe que estas industrias en mayor medida carecen de convenios colectivos y, por lo tanto, de pensiones (contributivas) de servicio para los empleados, dice Håkan Svärdman.

Para Abdulkadir Muse, es particularmente difícil cuando se añaden gastos adicionales, como este mes, cuando pasó varios días en el hospital debido a su diabetes.

- No alcanza si estás enfermo, como yo, que tengo diabetes. Este mes esto me costó 1.800 coronas extras, constató. 

 


Abdulkadir Muse se jubiló recientemente y está conforme con su pensión. Foto: Pantallazo SR.se.

  

Martes, 04 Mayo 2021 12:36

Suecia ha hecho trampa

«La conclusión es que Suecia ha hecho trampa»; «Preocupante»; «Se cuestionan los resultados de PISA en Suecia». Estos son algunos de los titulares que publican las principales cabeceras de Suecia a la luz del escándalo de PISA. Y es que, a la prensa le encanta destapar escándalos para alimentar el morbo de sus consumidores, pero ¿qué ha sucedido realmente esta vez?

 

 Por: Diego Kindler

 

PISA (Programme for International Student Assessment por sus siglas en inglés), o lo que es lo mismo, el Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes, es un informe que realiza la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) en países de todo el mundo para, entre otras cosas, mostrar el estado real de la educación. La prueba es la misma para todos los países, y evalúa las competencias de los estudiantes en matemáticas, ciencias y comprensión lectora.

En este escenario, comparable para algunos con un medallero olímpico, se observa una tendencia descendente de Suecia, cuyo sistema educativo ha ido relegando la calidad de la enseñanza a puestos que sorprenden, como es, por ejemplo, quedar por detrás de los EE. UU. en materia educativa, y muy lejos de sus vecinos europeos. Es más: si observamos el ranking de la OCDE en 2012 (consultar abajo), Suecia sencillamente no figura entre los primeros 30 países de la lista. Ante esta situación, el gobierno sueco decidió tomar cartas en el asunto en 2018, cuando, por arte de birlibirloque, obtuvo una posición excepcionalmente alta, y recalco lo de excepcional, porque la norma era que Suecia estuviera en los puestos bajos de la tabla, y en la prueba de 2018, Suecia figuraba en la mitad de la tabla. ¿Qué pasó? ¿Qué maravillosos cambios pudieron introducir para revertir esta vergonzosa tendencia?

Antes de responder a esta pregunta, debería quizá mencionar algo que, creo, puede ser relevante. En 2015 escribí mi tesis en la Universidad de Estocolmo sobre el Informe PISA y la situación que acabo de describir. Por aquel entonces, el argumento que utilizó la oposición del tribunal fue que los alumnos extranjeros hacían bajar la prestación del conjunto de los suecos. Ese era y sigue siendo, un argumento falaz, por la sencilla razón de que otros países del entorno como Francia, Países Bajos, Suiza, Alemania, Reino Unido o la propia España, tienen una población de estudiantes de origen extranjero igual o incluso mayor que Suecia. La respuesta que obtuve entonces, por parte de una profesora de origen chileno, fue que los extranjeros en Suecia eran «de peor calidad», argumento que, no solo es racista, sino carente por completo de fundamento científico –como es en sí mismo el racismo-.

Pues bien, volvamos ahora a 2018. ¿Qué hizo Suecia para mejorar sus resultados? ¿Invertir más en educación? ¿Mejorar la formación del profesorado? ¿Replantear el plan curricular de Skolverket para ponerse a la par de sus homólogos europeos? ¿O manipular la prueba? Efectivamente, la respuesta correcta es esta última. Lo que hizo fue excluir al 11% de los estudiantes seleccionados para la prueba que, a juicio del sistema educativo, podían perjudicar los resultados de ésta. Dicha cifra, como concluye la Oficina Nacional de Auditoría, que puede consultarse en el siguiente enlace: https://www.riksrevisionen.se/om-riksrevisionen/kommunikation-och-media/nyhetsarkiv/2021-04-29-otillracklig-uppfoljning-av-pisa-undersokningens-genomforande-2018.html , está muy por encima del 5% que permite la OCDE.

El informe de la Oficina Nacional de Auditoría es contundente e incuestionable: «esto se hizo en parte por motivos incorrectos y que el Gobierno y Skolverket no han seguido la implementación. Tampoco se ha realizado ninguna investigación creíble posteriormente».

Hay que destacar que el escándalo no es ni reciente ni actual. De hecho, la noticia salió a la luz en el verano de 2020, cuando el diario Expressen lo destapó, sin que tuviera mayor trascendencia. Esto se debió, en parte a que las noticias en verano tienen muy poco impacto, y en parte que la actual situación de pandemia, posterior a la fecha en la que se cometió la irregularidad, eclipsaron por completo la noticia.

Ha hecho falta que la Oficina Nacional de Auditoría hiciera público su informe para forzar al ejecutivo sueco a sacar la cabeza de debajo del ala, y dar la cara (cosa que no acostumbra hacer). Como estamos viendo a raíz de esta crisis, las instituciones suecas prefieren buscar un chivo expiatorio conveniente (los inmigrantes, por norma general), y esconderse detrás de unas estadísticas ah hoc, que contrastan con los índices internacionales. Ante esta discrepancia, la actitud de las instituciones suecas suele ser la de desacreditar los informes independientes, y sacarse del sombrero un estudio propio que acalla cualquier crítica.

El informe de la auditoría no deja lugar a dudas: «Después de la encuesta de Pisa en 2018, se criticó que demasiados estudiantes en Suecia habían sido exentos de tomar la prueba. Por tanto, se ha cuestionado si los resultados arrojaron una imagen real». Esto es una prueba más de la consumación del divorcio entre la realidad y la percepción que los suecos tienen de sí mismos. Y no se circunscribe solo a la situación del sistema educativo. Se aplica a muchos ámbitos de la vida en Suecia, como la sanidad, el medio ambiente, o el racismo institucional, este último, parte inseparable de la marca sueca. ¿Cómo explicar entonces que Suecia, hoy en día, siga siendo la región con mayor incidencia acumulada en casos de covid? Recordemos que, cuando comenzó la pandemia, FHM decía que un buen lavado de manos era suficiente para prevenir el virus. ¿Qué está pasando entonces? ¿Acaso los suecos no se lavan las manos? Ante esta pregunta, yo diría que, al contrario, los suecos son los campeones del lavado de manos. Y al igual que con la pandemia, en la que hemos visto que el jabón no previene el coronavirus, podemos constatar que el sistema educativo en Suecia no previene el fracaso, por mucho que lo disfracen y hablen de que «ningún alumno se queda atrás».

Las reacciones del gobierno han sido las de esperar en Suecia: La ministra Ekström echó balones fuera y señaló al director de Skolverket, que asumió las culpas con la boca pequeña sin depurar responsabilidades, reparar el daño e invalidar los resultados de la prueba. En resumen: barrieron la mugre bajo la alfombra o, como decimos en España, «se hicieron los suecos».

Diego Kindler 30/04/2021

 


La Ministra de Educación, Anna Ekström. PISA 2018. 

 

 
Viñeta de ©Bengt Nikander. 

 

Resultados de PISA en 2018

 

Resultados de PISA en 2012 (Suecia no figura en la lista, a diferencia de sus vecinos nórdicos) 

 

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español