Viernes, 23 Octubre 2020 | Login
Homenaje a Gabriel García Márquez en el Museo Nobel de Estocolmo El momento de la entrega de los objetos personales de Gabriel García Márquez al Museo Nobel de Estocolmo.

Homenaje a Gabriel García Márquez en el Museo Nobel de Estocolmo

Al cumplirse 91 años del nacimiento del escritor colombiano Gabriel García Márquez, el pasado 6 de marzo, se celebró un homenaje en su honor en el Museo Nobel de Estocolmo.

En esta ocasión, la Embajadora de Colombia en Suecia, Sra. Sonia Durán, hizo entrega al director del museo, Olov Amelin, de dos gafas, un maletín y un reloj pulsera, para ser incorporados a la colección de objetos personales del Museo Nobel. Objetos que fueron donados por la viuda de “Gabo”, Mercedes Barcha.

 

 Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos. 

 

Desde el 6 de marzo pasados, los visitantes del Museo Nobel, ubicado en el corazón mismo de la Ciudad Vieja, en Estocolmo, tienen la oportunidad de apreciar objetos personales que han sido usados por el gran novelista colombiano Gabriel García Márquez.

 

Se trata de dos pares de gafas, unas grandes, con marco negro, que usaba a diario el escritor, además de otras, más pequeñas, que usaba en ocasiones especiales. Un maletín, donde guardaba el periódico, un libro y una libreta donde anotar las ideas que le venían a la cabeza. “Él decía que había que estar siempre listo para anotarlo, cada vez que se encuentra con un detalle para una historia”, dijo, durante la ceremonia, el escritor y cineasta colombiano Juan Pablo Bustamante.

 

En la ceremonia hicieron también uso de la palabra, entre otros, el director del museo, Olov Amelin, y la Embajadora de Colombia en Suecia, Sonia Durán.

 

Los objetos personales del Nobel colombiano fueron donados al Museo Nobel por su viuda y compañera de toda su vida, Mercedes Barcha.

 

 

Magazín Latino tuvo la oportunidad de conversar, en esta ocasión con el director del Museo Nobel, Olov Amelin.

- Es realmente fantástico. Tanto porque hemos recibido esta donación, y porque podemos contar más y mejor sobre Gabriel García Márquez, uno de los escritores más grandes del mundo. Que ahora lo podamos honrar de esta manera, no podía ser mejor, nos comenta Olov Amelin.

 

¿Cuándo comenzó el museo a recolectar estos “artefactos”, como se les llama en inglés?

- Creo que comenzamos hace unos diez años atrás. Entonces, fueron los laureados de ese año a quienes les pedimos que trajeran algún objeto para el museo. Y significa que tenemos objetos de los Nobeles más recientes, del año 2000, 2005 en adelante, podemos decir. Cuando se trata de premios anteriores es más esporádico, dependiendo de quienes hemos podido contactar, ya sean ellos mismos o su familia.

 

¿Y cómo fue el caso con los objetos que hoy se agregan a la colección?

- [Risas] Es una historia larga y fantástica. Pero el caso fue que una persona que era conocida de la viuda de Gabo estaba de visita en Estocolmo, como turista, fue al museo y se preguntó por qué no había más material sobre Gabriel García Márquez y así comenzó todo.

 

¿Cuál de estos objetos le llama más la atención?

- Pienso que son fantásticas las dos gafas, puesto que reflejan tanto su personalidad como su herramienta de trabajo, que seguramente usaba cuando  escribía sus grandes obras. Estos objetos se sienten muy cercanos a él, así que es tal vez es lo que siento más fascinante.

 

¿Cuál es su libro favorito de Gabriel García Márquez?

Cien años de soledad, porque dentro de sus obras, fue el que leí primero y que me conmovió mucho. Yo era entonces un adolescente, tenía 18- 19 años cuando lo leí, y fue una experiencia fantástica de lectura.

  

 
El director del Museo Nobel, Olov Amelin, y la Embajadora de Colombia en Suecia, Sonia Durán. 

 

También conversamos con la Embajadora de Colombia en Suecia, Sonia Durán:

 

¿Qué le pareció el evento de hoy?

- Muy emocionante, el tener la oportunidad de entregar, finalmente, los objetos que donó la familia de Gabo, después de que se abrió esta belleza de museo, en el 2001.

 

¿Cómo se pudieron traer los objetos?

- Con Marta habíamos tratado infructuosamente, el año pasado, de traer algunos objetos, pero no encontrábamos la forma más segura, porque cualquier transportadora no se compromete a asegurar objetos personales de un Premio Nobel. Pero finalmente encontramos a la persona ideal, Juan Pablo Bustamante, lo que nos dio una grata sorpresa. Él es hijo de la mejor amiga de la viuda del maestro, Mercedes Barcha. La madre de él se llama Cecilia Restrepo. Estamos muy contentos de que se haya solucionado de esta forma y que los objetos donados por Gabriel García Márquez se alojen en este templo estupendo de los Nobel.

 

¿Cómo fue la elección de estos?

- Fue directamente escogencia de la familia. De Mercedes Barcha y uno de sus hijos, que fue también quien los llevó a Cartagena. Juan Pablo estaba en esta ciudad, y la universidad donde estaba terminando sus estudios le dio la oportunidad de escoger un lugar para estudiar y escribir su próxima novela. Él estaba muy interesado en esta criminología de las novelas negras suecas y quería venir a entenderlas desde Estocolmo, desde Suecia, entonces, está alojado aquí como estudiante, y él los trajo.

 

¿Cuál es su libro favorito de Gabriel García Márquez?

- Son varios. Me he paseado por su obra, desde luego Cien años de soledad. Pero hay una que me encanta porque es una obra muy especial, y es El otoño del patriarca, que relata la vida del general y hace una referencia a los dictadores en América Latina. Fue un libro que leí en la universidad, a finales de los 70, soy científica política, y me encantó desde el punto de vista político de la época en que él lo escribió. Pero he leído muchos, El amor en los tiempos del cólera, en fin, tengo muchos favoritos. Y también su autobiografía me ha gustado mucho, por eso comencé mis palabras esta tarde con esa frase histórica de Gabo, de su autobiografía.

  

La embajadora se refería a la frase con la que el padre del realismo mágico comienza Vivir para contarla:

 

“La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla”.

 

 

 


Media

About Author

Related items

  • Louise Glück recibe el Premio Nobel de Literatura

    La poeta estadounidense Louise Glück recibe el Premio Nobel de Literatura 2020. Debutó en 1968 con Primogénito y es considerada una de las poetas estadounidenses contemporáneas más influyentes.

    - Todo se caracteriza por una fuerte voluntad de llegar a la claridad, dice el presidente del Comité Nobel, Anders Olsson.

     

     Fuente: SVT. 8-10-2020. Traducción: Magazín Latino

     

    Como de costumbre, el/la galardonado/a con el Premio Nobel de Literatura de este año se anunció a las 13.00 horas en el edificio de la Bolsa, en Estocolmo. El secretario permanente de la Academia Sueca, Mats Malm, se presentó frente a unos pocos periodistas - debido a las restricciones por la pandemia - y anunció que el premio se otorga a la poeta estadounidense Louise Glück "por su inconfundible voz poética que, con una belleza austera, torna la existencia humana individual en universal".

     

    "Fuerte voluntad de llegar a la claridad"

    Louise Glück nació en Nueva York en 1943, creció en Long Island y tiene ascendencia judía-húngara. Es considerada una de las poetas estadounidenses contemporáneas más influyentes. Glück, especialmente en sus primeros trabajos, ha dedicado mucho tiempo a relaciones amorosas fallidas, las relaciones familiares y la desesperación existencial como temas.

    Después de su debut con Primogénito, ha sido una de las poetas más destacadas de la literatura estadounidense contemporánea, dice el presidente del Comité Nobel, Anders Olsson.

    - Ha publicado doce colecciones de poemas y un par de volúmenes de ensayos sobre poesía. Todo se caracteriza por una fuerte voluntad de llegar a la certeza. La infancia, las estrechas relaciones con padres y hermanos son un motivo que nunca la abandonó.

     

    Los galardonados no pueden reunirse

    - Debido a la pandemia, no será posible reunir a los premiados en Estocolmo. En cambio, la entrega de premios y las conferencias Nobel se organizarán en colaboración con una institución cercana al ganador del premio. Al respecto esperamos poder colaborar con la Universidad donde ejerce Louise Glück, dice Mats Malm.

     

    Recibió el premio Tranströmer

    El libro más reciente de Glück es Faithful and virtuous night, de 2014, que le valió el National book Award. También recibió el premio Pulitzer, en 1993, por Wild Iris, que fue publicado en sueco este verano. Afortunadamente, es la poeta del mes en la radio sueca y este año recibió también el Premio Tranströmer.

    - No es una poeta de fácil lectura, exige bastante de su lector. Pero es una laureada totalmente digna y está de alguna manera en línea con el espíritu del Premio Nobel. Es un precio justo y estimulante. Pero tal vez no sea el premio de los libreros, dice el editor Håkan Bravinger en la transmisión de SVT.

    La mayoría de las obras de Louise Glück no se han traducido al sueco, pero además de Wild Iris, se han publicado Averno y Ararat.

     


    Ill. Niklas Elmehed. © Nobel Media.

     

    Bibliografía de Louise Glück

     

    Firstborn (1968)

    The house on Marshland (1975)

    The garden (1976)

    Descending figue (1980)

    The triumph of Achilles (1985) 

    Ararat (1990)

    Vild iris (1992)

    Meadowlands (1996)

    Vita nova (1999)

    The seven ages (2001)

    Averno (2006) – traducido al sueco en 2017

    A village life (200)

    Poems 1962 – 2012 (2012)

    Faithful and virtuous night (2014)

     

  • El Premio Nobel de Química recae en dos científicas por las tijeras genéticas CRISPR

    El Premio Nobel de Química 2020 fue otorgado a Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna por el desarrollo de las tijeras genéticas CRISPR Cas9. Las tijeras genéticas pueden alterar el genoma de todo tipo de organismos vivos con gran precisión.

     

     Fuente: SVT. 7-10-2020. Traducción: Magazín Latino

     

    En el pasado, el modificar genes en las células requería mucho tiempo y a veces era imposible. Pero con la ayuda de las tijeras genéticas CRISPR Cas9 de Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna, ahora es posible cambiar y hacer adiciones a los genes en el lapso de unas semanas.

    - Aunque he sido galardonada con varios premios y he escuchado mi nombre en las quinelas, me sorprendí y me emocioné mucho cuando Göran Hansson, de la Real Academia Sueca de Ciencias me llamó, dice Emmanuelle Charpentier, telemáticamente, durante la conferencia de prensa de hoy día.

     

    Charpentier se desempenó en la universidad de Umeå

    Emmanuelle Charpentier tiene 51 años y nació en Francia, pero estaba se desempeñaba en la Universidad de Umeå, cuando hizo su descubrimiento pionero.

    El tiempo en Umeå fue un momento fantástico en mi carrera. Cuando les conté a mis amigos y colegas que iba allí, se preguntaron si estaba pensando con claridad, pero cuando llegué [a Umeå, al norte de Suecia] noté que me sentía muy bien y que disponía de tiempo para mi investigación, dice Emmanuelle Charpentier.

    El descubrimiento de las tijeras genéticas fue inesperado. Cuando Emmanuelle Charpentier estudió la bacteria Streptococcus pyogenes, descubrió una molécula hasta entonces desconocida, tracrRNA.

    Su mapeo genético demostró que el ARNtracr es parte del antiguo sistema inmunológico de la bacteria, CRISPR Cas, que neutraliza los virus cortando su ADN.

    Charpentier publicó el descubrimiento en 2011.

      

    Funcionó en laboratorio en 2012

    Juntas, Doudna y Charpentier lograron en 2012 hacer que las tijeras genéticas del sistema inmunológico de la bacteria funcionaran en un tubo de ensayo.

    Desde entonces, el uso de las tijeras genéticas CRISPR Cas9 se ha disparado por completo, y los investigadores de todo el mundo han llevado la investigación más lejos.

    Esto ha contribuido a muchos descubrimientos científicos básicos importantes, y los investigadores de plantas han podido producir cultivos que resisten el moho, las plagas y la sequía.

    - Hay una fuerza enorme en las tijeras genéticas, que nos concierne a todos. No solo ha revolucionado la ciencia básica, sino también el fitomejoramiento, y dará lugar a tratamientos médicos innovadores, dice Claes Gustafsson, presidente del Comité Nobel de Química, en un comunicado de prensa.

     

    Oportunidades y riesgos

    En Medicina se están llevando a cabo muchos ensayos clínicos de nuevas terapias para el cáncer y las tijeras genéticas podrían hacer posible la cura de enfermedades genéticas graves en el futuro.

    Pero también existen riesgos con la nueva tecnología.

    - Tenemos que preguntarnos, ¿qué queremos conseguir con esta tecnología? Ahora podemos cambiar el ADN humano y hacer cosas que ya no son éticamente defendibles, dice Johan Rockberg, profesor de Evolución Dirigida de la KTH.

     Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna son la sexta y séptima mujeres en recibir el Premio Nobel de Química, respectivamente. La primera fue Marie Curie en 1911. [Y no solo eso, Marie Curie lo recibió tanto en Química como en Física].  

    178 premios Nobel de Química han sido hombres.

     


    Este año el Premio Nobel de Química recayó en dos mujeres, la francesa Emmanuelle Charpentier y la norteamericana Jennifer Doudna. Foto: Captura de pantalla de Nobelprize.org.

     

  • Premio Nobel de Medicina 2020 por el descubrimiento del virus de la hepatitis C

    El Premio Nobel de Medicina 2020 fue otorgado hoy a Harvey J. Alter, Michael Houghton y Charles M. Rice, conjuntamente por el descubrimiento del virus de la hepatitis C. Sus investigaciones han llevado al desarrollo de análisis de sangre y nuevas medicinas que han salvado la vida a millones de personas.

     

     Fuente: SVT. 5-10-2020. Traducción: Magazín Latino

     

    El Premio Nobel de Medicina de este año es otorgado a tres investigadores que hecho una contribución decisiva en la lucha contra la hepatitis transmitida por la sangre, uno de nuestros mayores problemas de salud mundial, según la motivación de la Asamblea Nobel en el Karolinska Institutet.

     

    La enfermedad causa daños hepáticos crónicos y cáncer de hígado en personas de todo el mundo.

     

    El descubrimiento, realizado en los años 80, ha dado lugar a tratamientos que curan a personas con enfermas crónicas de hepatitis C.

    - Hoy tenemos una cura para este virus y podemos tratar al 95 por ciento de todas las personas que contraen el virus en un plazo de tres meses. Este es un gran cambio en comparación con el comienzo, cuando nuestros tratamientos eran mucho más tóxicos y solo el cinco por ciento se recuperaba, dice Charles Rice, uno de los premios Nobel en un video de la Universidad Rockefeller.

     

    Enfermedad furtiva     

    - Se estima que la hepatitis mata a más de un millón de personas al año. La hepatitis B y C son especialmente traicioneras porque puede la persona puede estar aparentemente sana durante muchos años, antes de enfermarse de gravedad. Esto significa que aquellos que están sanos y pueden propagar la enfermedad son verdaderamente peligrosos en la sociedad, dice Maria Mascucci, profesora de virología en el Instituto Karolinska, al reportero de SVT Linus Brohult.

     

    La OMS estima que la hepatitis C afecta a 70 millones de personas en todo el mundo y causa 400.000 muertes cada año.

    - Pueden ser síntomas muy inespecíficos, como dolores musculares y dolor en el hígado. En algunos casos, puede tener ictericia leve. El 25 por ciento resiste la fase aguda. Pero el 75 por ciento contrae una infección crónica que conduce a la cirrosis del hígado y luego, finalmente, a un riesgo mucho mayor de cáncer de hígado, dice Olle Kämpe, miembro del Comité Nobel y profesor de endocrinología clínica.

     

    Dado que se puede vivir con hepatitis C durante muchos años sin que se note, es importante hacerse la prueba.

    - Todas las personas que recibieron una transfusión de sangre antes de 1992 deben someterse a pruebas para ver si tienen anticuerpos contra la hepatitis C, dice Olle Kämpe.

     

    Comenzó en la década de los 70

     

    Harvey Alter comenzó una investigación, por la que ahora recibe el premio, en el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, donde estudió la hepatitis en pacientes que recibieron transfusiones de sangre.

     

    Harvey Alter y varios otros investigadores encontraron que un número alarmante de pacientes tratados con transfusiones de sangre desarrollaron hepatitis como resultado de una infección desconocida. Alter y sus colegas demostraron que la sangre de personas enfermas podía transmitir la infección a los chimpancés, el único animal huésped susceptible, además de los humanos.

     

    Otros estudios también mostraron que el agente infeccioso parecía tener propiedades que se detectan en el virus.

     

    Houghton y Rice desarrollaron la investigación

     

    Michael Houghton realizó la investigación para identificar y mapear el ADN del entonces desconocido virus por más de 10 años.

     

    La investigación de Charles Rice, a su vez, se centró en la pregunta "¿Puede este virus por sí solo causar hepatitis?". Al inyectar el virus en el hígado de chimpancés, se pudo observar que tenían los mismos síntomas que los pacientes con hepatitis.

     

    Por tanto, el resultado demostró que el virus de la hepatitis C cumplía los criterios para ser el único agente infeccioso que causaba casos de enfermedad al hígado luego de transfusiones de sangre.

     

    Mañana se dará a conocer el premio Nobel de Física de este año y el miércoles el Premio Nobel de Química.

     


    La Asamblea Nobel del Instituto Karolinska ha decidido hoy otorgar el Premio Nobel de Fisiología o Medicina 2020 conjuntamente a Harvey J. Alter, Michael Houghton y Charles M. Rice por el descubrimiento del virus de la hepatitis C. Foto: Nobelprize.org.

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español