Miércoles, 08 Diciembre 2021 | Login
Con ´Madres paralelas´ arranca el Festival Internacional de Cine de Estocolmo La directora del Festival Internacional de Cine de Estocolmo, Git Scheynius, junto a la ministra de Cultura, Amanda Lind, en la apertura del festival, el miércoles pasado. Foto: Marisol Aliaga.

Con ´Madres paralelas´ arranca el Festival Internacional de Cine de Estocolmo Featured

El miércoles pasado arrancó el Festival Internacional de Cine de Estocolmo. El tema de este año es la Maternidad, y durante la apertura se proyectó la cinta Madres paralelas, del afamado director español Pedro Almodóvar.

- Por fin podemos reencontrarnos y compartir experiencias cinematográficas. Será un festival inolvidable, con una mezcla perfecta de interesantes debutantes y legendarios maestros, dijo Git Scheynius, directora del festival. Junto a la ministra de Cultura, Amanda Lind, inauguraró el evento cortando una cinta de celuloide, en el cine Skandia.

 

 Por: Marisol Aliaga

Sin duda que los amantes del séptimo arte habían esperado con ansias el reencuentro en las salas de cine; el glamour, las alfombras rojas y los cara a cara con connotadas personalidades de la cinematografía internacional. El pasado miércoles, en el cine Skandia y después de dos años de emergencia sanitaria, nuevamente el público pudo disfrutar de la magia del cine, en un efervescente ambiente que casi, casi, fue lo que ha sido durante ya tres décadas.

Y la presente edición nos trae, como es de costumbre, una gran diversidad de temas, con sus 100 películas provenientes de 48 países, y con una fuerte presencia femenina (43 por ciento).

Penélope Cruz se luce, y es como siempre brillante, de la mano de Pedro Almodóvar, quien esta vez se refiere no solo al intrincado mundo de la psicología femenina, sino también al tema de la memoria histórica y las deudas pendientes de España con su pasado. La cinta Madres paralelas se estrena en el Filmfestival.

Desgraciadamente (para quienes amamos el cine y el director) Almodóvar nunca ha querido – o podido - venir a Estocolmo, y esta es la increíble razón por la que – hasta la fecha - no ha sido galardonado en el festival. Sin embargo, este año envió un video de saludo a la audiencia sueca. Tal vez sea un primer paso de parte del director manchego.

 

 

Pero quien sí visita Estocolmo es el actor Kenneth Branagh, cinco veces nominado al Oscar, quien recibe el premio Stockholm Achievement Award 2021. Este año llega al festival con su película tal vez más personal, posible ganadora de un Oscar, Belfast, que será la cinta de clausura del festival. Imperdible. Se estrena el sábado 20 de noviembre, en el cine Skandia, ocasión en la que el actor, director y guionista británico recibirá su galardón.

Chile se hace presente una vez más en el festival, con la visita de Daniel Espinoza, y Pablo Larraín. El primero forma parte del jurado del festival y dará dos clases magistrales. El segundo presentará telemáticamente su más reciente biopic: Spencer, sobre la princesa Diana de Wales.

En su presente edición, el festival pone el foco en México, con cintas como Users, de Natalia Almada, La Civil, de Teodora Mihai, y Prayers for the Stolen (Noche de fuego), de Tatiana Huezo. 

El Festival de Cine de Estocolmo está constantemente levantando nuevos talentos, además de la presencia femenina. En su edición actual presenta a una ex voluntaria del festival, Nathalie Álvarez Mesén, quien ahora debuta con su film Clara Sola.

 

 
La directora del Festival Internacional de Cine de Estocolmo, Git Scheynius, junto a la ministra de Cultura, Amanda Lind, en la apertura del festival, el miércoles pasado. Foto: Marisol Aliaga. 
 

About Author

Related items

  • Cumpliendo los treinta arranca el Festival Internacional de Cine de Estocolmo

    En la inauguración del martes, en el cine Skandia, la directora Git Scheynius dio la bienvenida al público y a las más de 300 exhibiciones en las salas de cine de Estocolmo.

    - Estos años pasaron en un abrir y cerrar de ojos, exclamó, luego una breve presentación con momentos estelares del festival, que ha acogido a las estrellas más resplandecientes de la cinematografía internacional.

     

     Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos

     

    Este año el Filmfestival está de aniversario. Cumple treinta años de pasión por el séptimo arte. Y los cinéfilos tienen motivos para celebrar.  

     

    Francis Ford Coppola, Susan Sarandon, Quentin Tarantino, Uma Thurman, David Lynch, Isabelle Huppert, etc, etc., la lista es larga para nombrar a todas las grandes figuras del cine internacional que se han dado cita en Estocolmo en noviembre. Cuando la capital sueca presenta su lado más oscuro y frío las estrellas resplandecen aún más. 

     

    “Un festival encantador”, ha sido el comentario de muchos de los grandes que - al verlos en persona - siempre son más pequeñitos de lo que nos parecían en la pantalla. 

     

    Este miércoles se juntó la créme de la créme del mundo del cine en Suecia una vez más en la sala del Skandia, uno de los más antiguos de la capital.

     

    La ministra de Cultura y Democracia, Amanda Lind, junto a Git Scheynius dieron por inaugurada la edición número 30 del Filmfestival cortando la tradicional cinta. Luego del discurso de inauguración de la secretaria de Estado, se dio comienzo a la proyección del filme Marriage Story, con Scarlett Johansson en el rol estelar.  

     

    Los pesados caballos de bronce ya tienen dueño, y se espera la visita de los premiados en las presentaciones en el cine Skandia. Al paseo por la alfombra roja, le sucede un coctel y la entrega del premio.  Después de las fotos de rigor, se da paso a la proyección del filme. Toda una fiesta para los amantes del cine.

     

    El premio más prestigioso – a la trayectoria de toda una vida - fue este año para el actor sueco Max von Sydow quien, a sus 90, aún sigue vigente. Este año ha participado en dos películas. El legendario actor comenzó su carrera a los 15 años (1944) y ha trabajado con icónicos directores, como Ingmar Bergman, Woody Allen y Sydney Pollack, entre otros. Se dice que es el único actor que ha interpretado tanto a Jesús como a Satanás.

     

    En la edición del festival de 2009, la actriz estadounidense Susan Sarandon recibió su premio Stockholm Lifetime Achievement Award, ante una pantalla de hielo, en la que se proyectó su película.

     

    Este año nuevamente se instalará la pantalla de hielo en el Jardín del rey (Kungsträdgården), donde el público podrá ver durante dos tardes la exhibición de una película.

     

    Como todos los años, se presentarán también filmes en español y portugués, entre estas la chilena Ema, de Pablo Larraín; la cinta colombiana Monos; Divino amor, de Gabriel Mascaró, Brasil; Temblores y La Llorona, del guatemalteco Jayro Bustamante. Y hay más.

     

    El Filmfestival se lleva a cabo en distintas salas de cine de Estocolmo entre el 6 y el 17 de noviembre (enlace).

     

    Su lema: “Amamos el cine”.

     

    Entre las películas más recomendables están (a juicio de quien escribe y entre otras) Jojo Rabbit, una comedia que trata de un niño que tiene de amigo secreto a Hitler; y Temblores, que nos muestra el dilema de un hombre casado homosexual quien ha decidido salir del closet.

     

    Otra película muy recomendable es Ema, en la que Mariana Di Girolamo (enlace) no solo realiza una excelente actuación, si no que, además se luce bailando regatón por las coloridas calles de Valparaíso. Su co-protagonista  es el actor mexicano Gael García Bernal, que encarna a Gastón, con quien Ema tiene una relación tan apasionada como tormentosa. El director de Ema, Pablo Larraín, obtuvo el Premio al Cine Visionario 2017, y visitó en esa ocasión Estocolmo. Chile ha estado ampliamente representado en el Filmfestival desde hace años y es reconocido como un país de un cine emergente. 

     

    Mariana Di Girolamo es una de las artistas invitadas del festival y forma parte del jurado. Pronto una entrevista con ella, pero desde ya se puede apreciar un saludo, tanto en inglés como en español, que nos dejó. (Para verlo, ingrese al grupo de amigos de Magazín Latino en Facebook). 

     


    Mariana Di Girolamo en entrevista con Magazín Latino, en Estocolmo. 


    La directora del festival Git Scheynius, y la ministra de Cultura y Democracia, Amanda Lind. 

     

    ENLACE AL SITIO WEB DEL FESTIVAL - HAGA CLIC

     

  • El Festival de Cine de Estocolmo - una ventana al cine mundial

    Entre el 7 y el 18 de noviembre los cinéfilos de Estocolmo están de fiesta. Entonces se celebra la versión número 29 del Festival Internacional de Cine de Estocolmo.

    Una de las películas que se presentan es la exitosa Todos lo saben, del director iraní Asghar Farhadi, ganador del Premio Visionario 2018, que cuenta con la actuación estelar de Penélope Cruz y Javier Bardem.

    Este martes, Magazín Latino conversó con la directora del festival, Git Scheynius, quien nos contó sus impresiones sobre algunos de los fantásticos filmes que se presentan este año.  

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    El Festival Internacional de Cine de Estocolmo, Filmfestivalen, se ha caracterizado por tomar el pulso a la sociedad en la que vivimos, con una acertada mirada. Este año mantiene esta tradición, y el festival pone el foco en las amenazas que enfrenta la sociedad actual. “Democracia en peligro” se llama el “Spotligt” (punto en foco) de la edición número 29 del festival.

     

    En esta entrevista, la directora del importante evento cinematográfico, Git Scheynius, explica las razones que hay para destacar los peligros que acechan la democracia y comenta algunas de las 160 películas de 60 países que se presentan este año.

    - Hemos llamado el Spotlight del filmfestival “Democracia en peligro”. Se trata de películas que muestran cómo la democracia se remece en sus cimientos. Es necesario que se hagan filmes que muestren los acontecimientos abrumadores que están ocurriendo en nuestra sociedad ahora, dice Git.

     

    ¿Está amenazada la democracia, incluso en Suecia?

    - Tal vez en el extranjero opinen que es extraño que aquí, en Suecia, tengamos que estar preocupados por esto. Pero lo estamos. Notamos que es muy inestable en nuestras elecciones, y existe un populismo creciente en toda Europa. Y si lo vemos desde una perspectiva global, vemos que esto sucede en muchas partes, de diferentes maneras.

     

    ¿Qué películas, por ejemplo, tocan el tema?

    - Tenemos a Putin´s Witnessesque relata cómo Putin llegó al poder, con las manipulaciones que tienen lugar. Tenemos un filme sobre cómo Trump llegó al poder, todas sus campañas que hasta hoy están envueltas en cortinas de humo y donde, al parecer se trabajó mucho con fake news (noticias falsas). Otra película, Donbass, muestra el deterioro total de Ucrania y los intentos de Rusia de ser dueños de la verdad. Comienza con el rodaje de una película, se cree, pero después te das cuenta de que se están produciendo fake news.   

     


    George Ivanov, encargado del programa del festival, junto a Git Scheynius. Foto: Marisol Aliaga.

     

    ¿Cuáles son los peligros de las noticias falsas?

    - Sentimos una cierta preocupación por las nuevas generaciones que no obtienen información de la misma forma que nosotros, a través de los medios tradicionales y, en cambio, confían en las redes sociales. Pero allí hay tantas noticias falsas, que al final cuesta entender cuál es la verdad. Si se renuncia al concepto de la verdad, creo que es muy fácil caer en el populismo, vale decir, optar por soluciones simples a temas complicados. Entonces, la revisión es muy importante. Y el tema se toca tanto en filmes de ficción como documentales. Hemos escrito un amplio reportaje, en el que ahondamos en esto y vamos a tener un debate sobre el tema.

     

    ¿Con el director de Donbass?   

    - En efecto. Y Donbass no es para nada lo que uno se imagina. El filme es, en su estilo, muy [Emir] Kusturica. Es muy rápido y además muy humorístico. Sergey Loznitsa es un director muy interesante.

     

    El humor es un arma muy poderosa contra los dictadores... ¿Qué películas en español nos puede recomendar?

    - Toda Latinoamérica está en ebullición. A mí me encanta el cine latinoamericano. Las niñas bien (The Good Girls), por ejemplo, se trata de la clase alta mexicana en plena crisis económica de los 80, cuando la economía colapsa. Pienso que esto es interesante, porque la gran mayoría de nuestras películas reflejan a la clase obrera y tienen la perspectiva de los más débiles (underdogs), pero también hay que ver lo que está sucediendo al otro lado. Y esto es justo lo que hace The Good Girls. México es un país cinematográfico increíble, tenemos también la fantástica La Camarista (The Chambermaid). Y Museo, una clásica historia de un robo, que sucedió en la realidad, donde dos ladrones sustrajeron unos tesoros de valor histórico de un museo, y pensaron que podrían venderlos [risas], un filme muy divertido y condimentado con los mejores actores [por ejemplo con gael García Bernal]. Así es que México está muy bien representado.

     

    Y después hay filmes de Colombia y de otros países latinoamericanos

    - Sí, tenemos Los Silencios (Brasil, Francia y Colombia), dirigida por Beatriz Seigner, que trata sobre la inmigración y sobre lo sobrenatural, una mezcla interesante. Y también están los creadores de El abrazo de la serpiente, que ahora vienen con Pájaros deVerano (Birds of Passage), con la que Colombia postula al Oscar. Una historia de amor y del narcotráfico en la época antes de Escobar.

     

    Y, para terminar, ¿que nos puede contar de la película Todos lo saben, del ganador del Premio Visionario, el director iraní Asghar Farhadi?     

    - Me encanta su Una separación, por la que recibió su primer Oscar. Y también su filme más reciente, Todos lo saben (Alla vet). Irán, y Farhadi son exclusivos en lo que se refiere a películas fantásticas. La opresión obliga a los directores a desarrollarse para escapar de ella y esto conduce a que hagan uso de una narrativa más sutil, es lo irónico de esto. Farhadi lo ha logrado, realmente, y pienso que ahora que se encuentra en otro ambiente, en España, con Javier Bardem y Penélope Cruz, uno reconoce, igualmente, su forma de hacer cine. Así es que pienso que fue un premio muy bien merecido.

     

     

    Asghar Farhadi ha ganado dos Oscar, el primero por Nader y Simin - Una separación y el segundo por El cliente (The Salesman), con la cual ganó también una Palma de Oro en Cannes. Ambas películas ganaron Escarabajos de Oro, por el mejor filme extranjero, en Suecia.

     


    La directora del Festival de Cine de Estocolmo, Filmfestivalen, Git Scheynius. Foto: Marisol Aliaga.

     

     

  • Pablo Larraín: Neruda y Jackie son “antibiopics”

    A sala llena se presentó la película Neruda, de Pablo Larraín el sábado pasado, en el Festival de Cine de Estocolmo.

    En un Face2Face en el cine Skandia, el cineasta recibió su Caballo de Bronce por el Premio al Cine Visionario, de manos de la jefa del festival, Git Scheynius, y conversó con el periodista Jon Asp sobre su obra cinematográfica.

    Por la tarde, estuvo en la gala de premiación del festival, donde coincidió con Antonia Zegers, quien viajó a Estocolmo a recibir su Premio a la Mejor Actriz, por su rol protagónico en Los perros.

    Este año, todas las miradas estuvieron puestas en el cine chileno, que sigue cosechando éxitos internacionales a nivel mundial.

     

    Por: Marisol Aliaga (texto y fotos)

     

    Pablo Larraín viajó, el fin de semana recién pasado, a Estocolmo, a recibir el Stockholm Visionary Award 2017 con el que fuera galardonado por el Festival de Cine de Estocolmo.

     

    La ceremonia tuvo lugar el sábado pasado a las tres de la tarde en el cine Skandia, y comenzó con la interpretación de “Gracias a la vida”, de Violeta Parra, por la artista chilena radicada en Suecia, Beatriz Piñeda, acompañada por los músicos Marcelo Nuñez, en la percusión, Guto Lucena, en la flauta traversa, y Gastón Apablaza, en la guitarra.

     

    Y que hizo que se nos hinchara el corazón de orgullo, a los allí presentes. Por primera vez en la historia del festival, Chile está tan bien representado.

     

    Pablo Larraín conversó, en un Face2Face (coloquio) con el periodista de cine Jon Asp, y el público también tuvo la posibilidad de hacer preguntas.

     

    Seguidamente, y antes de la proyección de Neruda, Git Scheynius, directora del festival, leyó la motivación y le hizo entrega del preciado galardón.

    - Me siento muy honrado, "it´s very beautiful”, muchas gracias, dijo Larraín, comentando el peso del caballo de bronce (7,3 Kg) y admitiendo que le habían advertido de ello, pero que pensaba que era una broma.

     


    Pablo Larraín con su premio al cine visionario. 

      

    El tema de la edición número 28 del Festival Internacional de Cine de Estocolmo, fue el Cambio. Y este año la atención se centró en la cinematografía chilena, que ha pasado a ser “el nuevo México”.

     

    El festival estuvo dedicado este año al actor sueco fallecido el verano pasado, Michael Nyqvist, quien trabajó en dos películas sobre Chile: El clavel negro y Colonia.

     

    Por la tarde, las estrellas se reunieron en una gala de premiación conducida por la popular Alexandra Pascalidou, quien dio comienzo a la ceremonia tomando un tema de candente actualidad en Suecia: el movimiento #MeToo, que se iniciara justamente donde Pablo Larraín ha obtenido grandes logros: Hollywood.

    - El cambio ya está ocurriendo. Esperamos que este sea el inicio de una nueva era de equidad global, dijo Pascalidou.

     

    Al llegar el momento de Pablo Larraín de salir al escenario, la conductora le dio la bienvenida diciendo, en español: “eres un genio, eres grande”.

    - Estoy muy emocionado, es un momento maravilloso para mí, y me motiva a hacer más filmes. Quiero compartir este momento con mi familia, con mis hijos, con Antonia, con quien desarrollamos juntos el arte de hacer cine. Pero especialmente quiero compartir este galardón con mi hermano, mi productor y quien siempre está detrás de mis proyectos, dijo, explicando que él y su hermano son muy unidos, y trabajan juntos desde que fundaron su empresa, Fábula.

     

    Como muchos otros grandes artistas, se confiesa un “músico frustrado”. Quiso dedicarse a la música, pero la música le fue esquiva.

    - No pude nunca tocar la guitarra, o el piano, ¡los profesores salían arrancando! Hasta que más tarde encontré una cámara y comencé a usarla. Invité a mi hermano a hacer una película sobre un músico. Fue mi primera película, y nadie la vio [risas]. Pero bueno, así fue que comenzamos.

     

    Debe ser aburrido para Pablo Larraín, el tener que explicar en todas partes su pertenencia política, contraria a la de su familia. Aunque, según él, esto no le molesta.  

     

    En esta ocasión, por la brevedad del tiempo, no ahondó más en detalles, pero en una entrevista en el diario español El Mundo, explica lo siguiente:

     

    “Si un día mi hijo dice que es de derechas, me parecería incómodo, puesto que yo no lo soy, pero no podría sino apoyarle. Creo que educar con libertad es uno de los deberes de un padre. Además, es un error calificar a mi familia como una familia de derechas. Sí, mis padres lo son, pero en mi familia hay más gente. Uno de mis abuelos fue socialista y estuvo muy cercano a Salvador Allende. Es muy triste que no pudiera conocerle, porque he leído lo que escribió. Fue un periodista que entrevistó a Lenin, por ejemplo. Y el padre de mi padre, mi otro abuelo, fue demócrata-cristiano, que en Chile se considera de izquierdas. Como ve es más complicado”.

     

    Cuando Alexandra Pascalidou le preguntó lo mismo, contestó:

    - A pesar de que mis películas no pasaban muy bien en la visión política de mis padres, ellos están muy orgullosos de mi trabajo. Hablé con mi madre, y le conté que estaba acá, y ella me dijo: “Hijo, tienes que ser humilde”.

     

     Los premiados en la edición número 28 del Festival de Cine de Estocolmo.

     

    Respecto a la audaz tarea de dar vida a uno de los personajes más grandes de la historia reciente de Chile, explicó:  

    - Yo no creo que sea posible capturar la vida de una persona en un film, así es que considero que Neruda y Jackie son “antibiopics”. Tratamos de acercarnos a ellos, de captarlos con nuestros sentidos. Él es en cierto modo nuestro Bergman, alguien que describe nuestro mundo y todo lo que somos más que un historiador, pienso. Es la forma de como entendemos nuestro país y nuestra historia. Neruda es uno de nuestros poetas más fuertes, y alguien que combina la política y la poesía, algo de lo cual debería haber más, hoy en día. Ya no hay poesía en la política y puedes ver el desastre actual.

      

    Neruda toma trozos de la vida del poeta, sin tratar de ser una película sobre éste. Narra lo nerudiano, el cosmos de Neruda. “Es una película sin género que acaba por tratar sobre la propia ficción y la literatura”, ha dicho Larraín.

     

    Pero confiesa que no fue fácil, obviamente.

     

    Y es que hay que tener agallas, para atreverse a hacer un film sobre Neruda.

    - Es complicado porque es un ícono tan grande para nosotros. Entonces, lo que hicimos fue tomarnos todas las libertades que pudimos, cosa que se sintiera que era una película. Sabíamos que no podríamos capturarlo nunca, y queríamos que el público se diera cuenta de inmediato de eso. Es cinematografía, ¡no lo tomes tan en serio!

     

    Respecto a mudarse a Hollywood, desecha cualquier idea al respecto.

    - Vivo en Santiago. Tengo hijos, nadie se va a mudar de allí, expresó, ante la aprobación de la audiencia.

     

    Y también contó que está trabajando en dos películas. Aunque no quiere repetir la experiencia anterior.  Jackie y Neruda se estrenaron casi simultáneamente, lo que calificó de “pesadilla”.

    - Tengo una película en español y otra en inglés, y haré las dos, pero no al mismo tiempo, subrayó.

     

     

    Pablo Larraín, Git Scheynius y el Caballo de Bronce. 

     Antonia Zegers. 

     

     

    Pronto, más fotos. 

     

     

    Más información:

     

    Motivación del premio, que anteriormente han recibido directores como Dan Anderson, Francoise Ozon, Gus Van Sant, Roy Andersson, entre otros.

     

    "El ganador del Premio Visionario de este año es un director versátil con gran precisión artística. Con una aguda mirada dirigida a la historia de Chile, Pablo Larraín, mediante destinos individuales y con alcance universal ha revelado la corrupción y la doble moral política, en varios niveles. Él ha redefinido el género de la película biográfica y amplía constantemente nuestros horizontes cinematográficos. Con siete brillantes películas a su haber, Pablo Larraín representa a una verdadera cinematografía visionaria”". 

    (Traducción: Magazín Latino)

     

    Cada año, el Festival de Cine de Estocolmo entrega dos premios, que se dan a conocer en una conferencia de prensa en la cual también se presenta la programación. En su versión número 28, el festival mostró 150 películas, de 60 países, entre el 8 y el 19 de noviembre.

     

    El otro Caballo de Bronce (los restantes son de aluminio) Stockholm Life Time Achievement Award, le fue concedido este año a la afamada actriz británica Vanessa Redgrave, quien, a los 80 años de edad, debutó como directora, y presentó su película Sea Sorrow, que trata sobre la crisis mundial de los refugiados.

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español