Jueves, 06 Agosto 2020 | Login

Estocolmo se tiñó una vez más con los colores del arcoíris, este sábado, cuando el desfile del orgullo gay recorrió las principales calles de la ciudad.

Con alrededor de 50.000 participantes y medio millón de público, la parada fue la más grande de Escandinavia y culminó la semana Pride.

- Se sintió como que todo Estocolmo había salido a la calle. Ha sido un día maravilloso y el tiempo, además, ha estado radiante, dijo Johnny Foglander, vicepresidente del Stockholm Pride.

 

 Por: Magazín Latino

 

Este año se celebra el cincuentenario de los disturbios de Stonewall (enlace) momento crucial en la lucha de los derechos de la comunidad LGBTI.

 

Pero, aunque es una fecha digna de conmemorar, en Estocolmo esto tiene menos importancia. En el Día Internacional del Orgullo LGBTI, todo el mundo sale a la calle, el Pride es una fiesta para todos quienes quieran participar.

 

Y participan organizaciones, entidades, municipios, empresas, partidos políticos, entre muchos otros. El único partido que no está invitado y no participa son los Demócratas de Suecia. Esto debido a sus declaraciones homofóbicas anteriores.

 

- Yo participé la primera vez, en 1979. Entonces éramos 500 personas y nos sentíamos invencibles. Ahora somos 500.000 y todavía somos invencibles, dijo el escritor Jonas Gardell a Aftonbladet.

 

La opinión de muchos, en este desfile del orgullo es que Pride es un símbolo de que los derechos de la comunidad LGBTI no son algo obvio. Que la lucha sigue.

 

“Es una manifestación alegre y colorida del amor por los derechos humanos y una demostración del derecho de todos a amar a quien sea y a ser cómo se quiera”, escribe la organización Stockholm Pride, en su sitio web.

 

Este año Magazín Latino conversó brevemente con el comandante en jefe del Ejército, Micael Bydén, quien reiteró la importancia de que su organización sea inclusiva.

 

- Es importante mostrar que todas las personas tienen el mismo valor, dijo el ÖB (por sus siglas en sueco).

 

Y contó que este año él no cantó, como el año pasado (enlace).  Le encargó la tarea a un subordinado.

 


El comandante en jefe del ejército sueco, Micael Bydén, participó una vez más en el desfile Pride. Foto: Marisol Aliaga

 
Uno de los carros recordaba a grandes personajes de la comunidad LGBTI. Foto: Marisol Aliaga.

 

Para ver más imágenes, entre al grupo del magazín en Facebook (enlace). 

 

 

Published in Sociedad

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español