Martes, 02 Marzo 2021 | Login

“No debe caer en el olvido que cosas como ésta ya sucedieron en la Alemania de preguerra, con las consecuencias que todos deberíamos recordar para que no vuelvan a suceder jamás. Sin embargo, el partido VOX está llevando a cabo una campaña de blanqueamiento de estos lamentables hechos, y está tratando de reescribir la Historia para que quienes fueran los verdugos entonces, parezcan las víctimas hoy”.

Nuestro flamante nuevo columnista, Erik el sueco (*), escribe sobre el resurgimiento del fascismo en España. Un tema preocupante, pero de poca cobertura en la prensa escandinava. 

 

 Por: Erik el sueco @ErikSueco

 

La contundente irrupción de VOX, el partido de ultraderecha que reivindica el franquismo, con 52 escaños (un 15% de representación en el parlamento) está suponiendo un peligroso retroceso de las libertades y los derechos de quienes viven en España (extranjeros y autóctonos), y ha empezado a rasgar el tejido de la convivencia con peligrosas conductas, que en ocasiones van más allá de las palabras.

 

El vicepresidente Pablo Iglesias anunció esta semana que suspendía sus vacaciones en un pueblo de Asturias por el acoso a él y a su familia por parte de grupos de militantes y simpatizantes del partido VOX (y en ocasiones, concejales y otros miembros del partido). Este es el enésimo capítulo del acoso que vienen sufriendo por parte de activistas de extrema derecha, que desde hace meses están acampando frente a la casa del vicepresidente y de la ministra de Igualdad, Irene Montero, donde ejercen una campaña de acoso nunca vista en España, y que está dividiendo a la ciudadanía entre quienes están frontalmente en contra, y quienes aprueban que estos dos miembros del gobierno y sus tres hijos (dos mellizos de dos años, y una tercera hija que cuenta con algunos meses de edad) se vean sometidos al ruido, los insultos y la suciedad que se generan bajo la pasiva mirada de las fuerzas de seguridad.

 

La historia dio ayer una nueva vuelta de tuerca al hacerse público un tweet de una simpatizante de VOX (que dice depender del ingreso mínimo vital recientemente aprobado por el gobierno del vicepresidente al que tanto detesta), en el que se preguntaba a qué colegio pensaban llevar Iglesias y Montero a sus hijos, animando a someter a unos niños a acoso escolar, y jaleando a padres que mostraban interés por este dato, con el objetivo de inscribir también a sus hijos para que pudieran maltratar a los hijos de esta pareja.

 

De nuevo, esta acción volvió a fraccionar a la ciudadanía, generando por una parte denuncias a esta usuaria por delito de odio (contra unos niños que no son responsables de nada), y fervientes partidarios de un comportamiento aberrante, violento e ilegal.

 

Dejando a un lado las simpatías políticas de cada uno, debemos tomar consciencia del peligro que este tipo de acciones representa para la convivencia. Sería igualmente censurable que el acoso se produjera contra miembros de VOX, cosa que, hasta la fecha, no ha ocurrido. Estas campañas de odio recuerdan a hechos que parecían ya olvidados y que traen ecos de guerras pasadas. No debe, por tanto, caer en el olvido que cosas como ésta (aunque nunca dirigidas contra miembros de un gobierno) ya sucedieron en la Alemania de preguerra, con las consecuencias que todos deberíamos recordar para que no vuelvan a suceder jamás. Sin embargo, el partido VOX está llevando a cabo una campaña de blanqueamiento de estos lamentables hechos, y está tratando de reescribir la Historia para que quienes fueran los verdugos entonces, parezcan las víctimas hoy.

 

¿Qué pasaría si los detractores de VOX tomasen las mismas medidas? ¿Qué le parecería a esta tuitera que a sus hijos los sometiesen a maltrato en el colegio porque su madre tiene una determinada ideología? Ya que las autoridades no están haciendo nada para impedir este acoso, cabe preguntarse qué pasará cuando los ciudadanos contrarios a VOX decidan organizarse y plantar cara. No podemos permitir que prenda la mecha de la violencia. Somos los ciudadanos quienes tenemos la responsabilidad de parar esta sinrazón antes de que sea demasiado tarde.

 

 

 

Published in Mundo
Domingo, 30 Agosto 2015 23:13

Nuevo panorama político de España

España está sufriendo grandes cambios en su panorama político. Tras las numerosas apariciones de casos de corrupción dentro del partido en el Gobierno, el Partido Popular (PP), y en el principal partido de la oposición, Partido Socialista Obrero Español (PSOE), desde el año 2014 pequeños partidos se han dado a conocer como alternativa para los ciudadanos españoles, tanto es así, que en las elecciones del pasado mayo se han disputado los escaños con los dos grandes partidos que han tenido auge en España desde el comienzo de la democracia.

 

Por: Raquel Jiménez Rebollo

 

Cómo muestran los resultados de las elecciones, el panorama político se ha visto modificado en el país, en menos de un año.

Ahora, hay cuatro partidos que aspiran a gobernar en España con los votos muy repartidos. Podemos, cuyo secretario general es Pablo Iglesias, surgió en enero de 2014 y solo 4 meses después participó en las elecciones europeas logrando cinco escaños, lo que le convirtió en el cuarto partido más votado de España. Ha sido definido por los medios españoles e internacionales como un partido de izquierda, con tendencia extremista basado en la anti-austeridad, también se le ha señalado de oportunista y populista, ya que habría aprovechado la situación de desestabilidad en la que se encuentra España y en la desconfianza de la población hacia el Gobierno y los partidos políticos en la oposición, para presentar su alternativa al bipartidismo.


Por otro lado, existe diversidad de opiniones en lo que se refiere a la tendencia ideológica del partido Ciudadanos surgido en Cataluña en 2006, el cual ha ido ganando poder en gran parte de las autonomías y municipios. Podríamos definirlo como un partido de centro-derecha, aunque tiene algunos matices que lo aproximarían a un pensamiento ideológico relacionado con la izquierda, como el apoyo al aborto y al matrimonio gay.

 

¿Fin del bipartidismo?

 

Aunque el PP y el PSOE siguen siendo los más votados, han perdido un número considerable de votos, así el PP ha perdido toda su mayoría absoluta, lo que ha llevado a la pérdida del control del Ayuntamiento de la capital debido a los pactos entre ambas izquierdas, PSOE y Podemos, para desplazar al PP en Madrid.

Así ha ocurrido también en la segunda ciudad más grande de España, Barcelona, la activista anti-desahucios Ada Colau ha sido investida alcaldesa en las elecciones de mayo de 2015 arrebatando el gobierno local a los nacionalistas conservadores de Convergencia i Unió (CiU).

 

Elecciones Generales

 

Las elecciones generales tendrán lugar antes de fin de año, se espera que en noviembre, aunque todavía no se haya concretado ninguna fecha.

Estos resultados han demostrado que el bipartidismo en España tiene los días contados. Así como también se vio en los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo, donde los partidos tradicionales se situaron por debajo del 50% total de los votos, perdiendo más de 5 millones de votos con respecto a años anteriores.

 

 

 

Número de votos
Número de votos por partido político en el Ayuntamiento de Madrid en las elecciones municipales Mayo 2015. Fuente: El País.

 

 

 

Nota anterior:

Tragedia aérea en los Alpes - caja negra revela últimos minutos en el avión

 

 

Published in Mundo

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español