Domingo, 24 Enero 2021 | Login
Jueves, 22 Octubre 2020 18:49

Löfven: “Se acabó la fiesta”

“No podemos descartar que lo que pasó esta primavera no vuelva a ocurrir ahora”, dijo el primer ministro sueco, Stefan Löfven, en rueda de prensa este miércoles.

Löfven manifestó su malestar por las incesantes aglomeraciones en clubes nocturnos.

- Mientras algunos se van de parranda, los sanitarios luchan día y noche, dijo, e hizo un serio llamado a la responsabilidad individual.

 

 Por: Magazín Latino

 

El gobierno quiere que se acabe la fiesta.

 

En rueda de prensa y flanqueado por los ministros del interior, de cultura y el director general de la Agencia de Salud Publica, Stefan Löfven dio a conocer las nuevas recomendaciones frente a la pandemia de Covid-19.

 

Y esta vez subió el tono considerablemente.

- Se tiene que acabar la fiesta en los clubes nocturnos. Esto deberá prolongarse durante el tiempo necesario para evitar que nuevamente tengamos un aumento dramático de la infección, enfatizó Löfven.

 

Se refirió a lo que se ha estado reportando desde hace tiempo, el hecho de que la gente sigue saliendo de copas exactamente como lo han hecho siempre, sin guardar el distanciamiento físico y – puesto que Suecia es uno de los pocos países del mundo donde no se ha implantado el uso de estas - sin mascarilla.

 

Si los ciudadanos se lavan las manos o no es, naturalmente, imposible de saber.

 

Pero el gobierno parece estar disgustado con los ciudadanos, y de los halagos anteriores, Löfven pasó a un “tirón de orejas”.

 

- Se han reportado demasiadas deficiencias, demasiada congestión repetidas veces en los clubes nocturnos. Y esto, cuando el personal médico se deja la piel trabajando día y noche. Es una falta de respeto, cuando el mismo personal aprecia en los periódicos fotos de parrandas en clubes nocturnos y pistas de baile llenas de gente, subrayó el premier, con enfado.

 

Al mismo tiempo explicó que el gobierno aumenta el número de asistentes a eventos deportivos y representaciones teatrales con un público sentado hasta un límite de 300 personas.  

 

El límite anterior era de 50 y se esperaba un nuevo aforo de 500 personas.

 

No fue así.

 

Sin embargo, significa un gran cambio para, por ejemplo, los teatros, conciertos, cines, eventos deportivos, etc.

 

Se aplica de modo que se permitirá un máximo de 300 personas sentadas, respectivamente 50 personas en otro tipo de eventos o reuniones públicas.  Estas nuevas medidas comenzarán a regir desde el 1 de noviembre.

 

Al mismo tiempo, la ministra de asuntos sociales, Lena Hallengren, anunció, el miércoles por la mañana, que desde ahora las recomendaciones de distanciamiento social y otras rigen para todos los ciudadanos.

 

Vale decir: a los mayores de 70 años ya no se les recomiendan medidas más restrictas.

 

Según la ministra, este cese de medidas de máxima cautela para los adultos mayores resultan en otros problemas, como el aislamiento y la soledad. Y el gobierno ahora quiere poner coto a esta situación.

 

El ministro del interior, Mikael Damberg, por su parte, explicó que se trata de mantener una normalidad en la medida de lo posible, al mismo tiempo que recalcó que las fiestas y aglomeraciones eran una “falta de respeto” y que los dueños de bares deberán hacerse cargo.

- No se trata de recomendaciones, se trata de sanciones, dando a entender que el desobedecimiento de estas significará multas a los implicados.

 

Hasta ahora los inspectores de salud han debido lidiar con los asistentes a clubes, armados solo de unas varas de color rosa, para medir si los festejantes respetan el distanciamiento estipulado por las autoridades.

 

Nuevas medidas:

  • El límite de eventos públicos con público sentado se elevó de un máximo de 50 a 300 personas. No a 500, como se esperaba.
  • Los participantes deberán sentarse a una distancia de un metro.
  • Hasta un máximo de ocho personas pueden sentarse juntas, en un restaurante (esto no quedó completamente claro, por lo tanto está en desarrollo)
  • Las reglas se aplican a eventos culturales y deportivos, pero también a otras reuniones, como de tipo religioso.


El primer ministro Stefan Löfven estima que ya se ha festejado lo suficiente y llamó a los ciudadanos a asumir su responsabilidad frente al coronavirus. Foto: Captura de pantalla/Regeringen.se.


El monistro del interior, Mikael Damberg, la ministra de cultura, Amanda Lind, el primer ministro, Stefan Löfven y el director de la Agencia de Salud Pública, Johan Carlson. Foto: Captura de pantalla/Regeringen.se. 

 

Published in Política

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español