Viernes, 26 Febrero 2021 | Login

Argentina declara tres días de duelo nacional para quien fuera su ídolo. "La mano De Dios", que puso a un país que recuperaba su democracia, luego  de una cruel dictadura, y que venía de la derrota de las Islas Malvinas, en 1982, a ganarle a las potencias europeas en México 86 y ser campeona del mundo.

 

 Por: Claudio Moura 

 

Diego Armando Maradona, “el diez” se despidió terrenalmente luego de sufrir un paro cardiorrespiratorio. La noticia corrió rápidamente en el mundo futbolístico y también fuera de este.

 

El Pelusa, quien había cumplido 60 años en octubre, fue una de las figuras más populares de dicho deporte tanto por su vida dentro de la cancha como por fuera.

 

Digna carrera deportiva de un genio del fútbol, Diego Armando Maradona supo escaparle a la precariedad de su barrio en Fiorito, en Buenos Aires, un lugar de extrema pobreza que lo vio nacer, a tocar el cielo llevando al Nápoli de Italia a conseguir la grandeza durante la década de los 80´y a la selección argentina a ganar el Mundial de 1986, llegando a la final de un Mundial de Italia de 1990 que lo vio llorar siendo subcampeón.

 

“De una patada fui de Villa Fiorito a la cima del mundo y ahí me la tuve que arreglar solo”, dijo en una de sus tantas frases. 

 

Maradona fue un gran héroe deportivo. Aún hoy considerado por muchos como el mejor jugador de todos los tiempos, el cual podía llevar a un equipo como el Napoli del fondo de la tabla de posiciones a ser campeón de la UEFA. O dejar desparramados a cinco hombres en lo que se denominó el gol del siglo frente a la selección inglesa.

 

Polémico como él sólo, llevó una vida que pasaba desde juntarse con Fidel Castro, de quien decía era como su "segundo padre", visitar clubes nocturnos rodeado de bellas mujeres o a romper protocolos abrazando el líder ruso Vladimir Putin.

 

Como dijera hoy un ex campeón del mundo y compañero suyo Oscar Ruggeri, quien jugó tres mundiales con Diego, “Este pibe no tenía vida, nosotros hacíamos lo que queríamos, pero él no podía salir a caminar", reconstruyó de qué manera vivía Diego. “Lo difícil que era ser Maradona. No poder tener libertad para elegir donde ir a comer sin estar rodeado de hinchas”.

 

Argentina declara tres días de duelo nacional para quien fue su ídolo. Aquel que puso a un país que recuperaba su democracia, después de una cruel dictadura, y que venía de la derrota de las Islas Malvinas, en 1982, a ganarle a las potencias europeas en México 86 y ser campeona del mundo. Un país que vio reflejada en Maradona más de una vez el orgullo de sentirse importante, por esas gambetas inigualables.

 

Desde Buenos Aires, Claudio Moura

25 de noviembre de 2020

 


El astro argentino Diego Armando Maradona falleció este martes. Había dicho:  “San Martín se tuvo que ir a morir afuera, pero yo me quiero morir en mi país”. Así fue. Foto: Fifa.com.

 

Published in Mundo

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español