Print this page
¡Aguante, Suecia! Los candidatos a las elecciones parlamentarias en Suecia y los símbolos de sus partidos. Foto: Aftonbladet.

¡Aguante, Suecia!

ELECCIONES 2018 EN SUECIA   - ARTÍCULO DE OPINIÓN 

Este domingo, entre las ocho de la mañana y las ocho de la noche, se espera que siete millones y medio de votantes elijan el futuro de Suecia. Un futuro que se ve muy incierto, debido a las altas cifras de intención de voto obtenidas por el partido xenófobo y eurófobo Demócratas de Suecia.

Pero las elecciones parlamentarias de este domingo no es lo más interesante, la pregunta es qué ocurrirá después de los comicios. ¿Quién formará gobierno con quién? Todos los partidos han asegurado que no pactarán con SD, pero ¿quiénes cumplirán con esto?

 

Por: Marisol Aliaga

 

Desde que voto en Suecia, (desde 1980) nunca he participado en unas votaciones más inciertas y más tensas.  Ya no solo preocupa el hecho de que gane un partido que comience a favorecer a los ricos en desmedro de los pobres, a disminuir los impuestos de quienes ganan más y a aumentar el de los que ganan menos. A privatizar la salud y la educación, eso hace siempre la Derecha, y por esta razón, el gobierno actual  rojiverde de la Socialdemocracia y el partido Verde recibió un déficit presupuestario de 60 mil millones de coronas que, en cuatro años lo ha revertido en 60 mil millones de superávit (excedente).

Sin embargo, lo que preocupa ahora es el riesgo latente de que un partido xenófobo y eurófobo llegue al poder. Preocupa que Demócratas de Suecia logre aliarse con partidos que dicen “velar por el bien de Suecia” pero que solo les interesa llegar al poder, sea como sea.

Y que podrían aliarse con el mismo diablo, si fuera necesario.

En especial uno, los Democratacristianos (KD), contrató incluso al ex líder del partido racista de principio de los 90 (de Nueva Democracia, Bert Karlsson), para la campaña electoral, ya que, según los sondeos, quedarían bajo el 4 % necesario para obtener participación parlamentaria. La campaña les fue favorable y actualmente se encuentran sobre el 6 %. 

La necesidad tiene cara de hereje.

En el último sondeo de SIFO, el bloque de izquierda alcanza el 40,6 % de intención de voto, en tanto que el de derecha llega al 39,2 %. Los Demócratas de Suecia, por su parte, obtienen un 17,0 %.

Me preocupa mucho que, según este sondeo, SD sea el partido con más intención de voto dentro de los hombres, alrededor de un 24 %. Me alegra, en cambio, que  la intención de voto de las mujeres respecto a este partido racista sea de solo un 10%. Pero si solo loso hombres votaran, SD sería el partido más grande en Suecia. 

La pregunta es ¿qué constelaciones se formarán, este lunes? ¿Qué partido o coalición aceptará el apoyo de SD? ¿Cómo se logrará llegar a una mayoría en el parlamento?

Los Demócratas de Suecia votan en el parlamente generalmente por la Alianza, no por la coalición de Izquierda. A pesar de que siempre han dicho que son anti todos los siete partidos restantes.  

En los otros países nórdicos, los partidos de extrema derecha han llegado al gobierno, pactando con otros partidos. Suecia es el único que se sigue resistiendo al embate populista, pero me pregunto ¿hasta cuándo aguantará?

Las declaraciones de Jimmie Åkesson en el último debate televisivo dejaron en claro que Demócratas de Suecia es un partido racista, cuando él, su líder, aseguró que los extranjeros: “no consiguen trabajo porque no son suecos y no encajan en Suecia”.

Todos quienes estábamos atentos al debate esperamos que los siete candidatos restantes hubieran abandonado el plató.

Por supuesto que no ocurrió.

La dirección del canal de SVT, se apresuró a declarar que no compartían lo dicho por Åkesson. Pero en este mundo al revés, éste se sintió agraviado, anunció que se querellará con el canal y lo denunció a los observadores internacionales que por primera vez vigilan unas elecciones en Suecia.

Así de tenso está el panorama. Nunca antes habíamos requerido en Suecia la presencia de observadores internacionales, en un país donde la participación ciudadana en elecciones es del 85 %.

Respecto al “problema" con SVT, Martin Kinnunen, vocero de SD y ex presidente de las Juventudes del partido, publicó en Twitter que SVT era un “canal de mierda” y comunicó que su partido boicotearía las transmisiones del canal estatal de las elecciones.

Después de insultar a una gran parte de la población sueca, los Demócratas de Suecia declaran que son ellos los insultados.

Pero curiosamente muchos de los simpatizantes de SD son extranjeros. Si se hubieran tomado la molestia de leer las propuestas del partido, sin duda no lo serían, porque SD promueve el retorno de los extranjeros a sus países de origen, quiere abolir la doble nacionalidad y quiere el “Swexit”, la salida de Suecia de la Unión Europea. ¿Qué inmigrante adhiere a esto?

¿Qué mujer está de acuerdo con que se limite el aborto libre, que tenga que imponer junto a su marido, lo cual la perjudica considerablemente? Sambeskattning (*) ¿Y qué persona, con un modesto sueldo quiere que los alquileres vayan a parar a las fauces del mercado y ya no sea capaz de pagar el arriendo?

Por esto y por mil razones más espero que Suecia aguante. Espero que los electores paren el nacionalismo retrógrado y racista de Jimmie Åkesson y que Suecia no se deje doblegar, como sus vecinos, a las oscuras fuerzas del populismo de la ultra derecha.

¡Aguante, Suecia!

 

 

(*) Sambeskattning significa que los cónyuges en un matrimonio imponen la mitad del ingreso total. Esto favorece a la parte que gana más y desfavorece a quien gana menos. Generalmente el hombre gana más que la mujer, por eso en Suecia, la tributación conjunta del ingreso fue abolida en una reforma tributaria en 1971.

 

 

INFORMACIÓN SOBRE LOS RESULTADOS:

 

Cuando se cierren las urnas y comience el conteo, se podrán ver, paso a paso los resultados en el sitio web de la Oficina de Elecciones, Valmyndigheten - haga clic 

A las 22.00 o 23.00 se dará a conocer el primer pronóstico, que es el que acostumbra mantenerse, por lo tanto es muy importante verlo para saber el resultado de las elecciones. En el mismo enlace. 

 


Los líderes de los partidos y sus respectivos logos. A la izquierda la coalición rojiverde oficialista. El segundo, de izquierda a derecha es Stefan Löfven, líder de la Socialdemocracia y primer ministro de Suecia. A la derecha, la Alianza. El primero de derecha a izquierda es Jimmie Åkesson, con el logo del partido, una flor que la sacaron "de alguna parte, en Internet". Foto: Aftonbladet. 

 

 

 

 

About Author

Related items