Viernes, 21 Junio 2019 | Login
Bachelet entrega un país mejor La ex presidenta chilena, Michelle Bachelet. Foto: The Clinic.

Bachelet entrega un país mejor

"Bachelet entrega un país mejor que el que recibió en 2014. No más rico, pero tampoco más pobre. El desempleo se mantuvo en los niveles del gobierno anterior. La oposición argumenta que fue así gracias a trabajos precarios, y lo cierto es que en la sociedad que hemos construido son cada vez más quienes se las arreglan por su propia cuenta", escribe Patricio Fernandez, director de The Clinic, respecto al cambio de mando.

 

 Autor: Patricio Fernández. The Clinic.  07 Marzo, 2018

 

Bachelet entrega un país mejor que el que recibió en 2014. No más rico, pero tampoco más pobre. El desempleo se mantuvo en los niveles del gobierno anterior. La oposición argumenta que fue así gracias a trabajos precarios, y lo cierto es que en la sociedad que hemos construido son cada vez más quienes se las arreglan por su propia cuenta. Los centros comerciales siempre estuvieron llenos.

Los niños del Sename no están peor que antes, sino enervantemente iguales. La presidenta se va con la culpa de no haber avanzado lo suficiente, salvo en el nivel de furia. Si Piñera consiguiera rescatar la vida de esos niños, se ganaría varias merendinas. El gobierno de Bachelet no se caracterizó por su eficiencia; como diría un analista de la plaza, no cambió “las condiciones materiales de existencia” en la población más de lo que ya habían cambiado. El crecimiento económico fue mucho más bajo que durante el gobierno anterior (1,8% versus 5,3%), pero en casi todos los índices de desarrollo social –salario mínimo, hacinamiento, extrema pobreza, desigualdad- Bachelet 2 superó a Piñera 1.

En enero de este año se vendieron más autos nuevos que nunca en la historia. La alta burguesía sufrió la administración que termina como una tragedia. Llegaron a convencerse de que Bachelet era casi Maduro, mientras multitudes de venezolanos llegaban a Chile escapando de él. Fue una pésima coordinadora de fuerzas políticas, y no obstante, mantuvo el país en calma. Mientras a los partidos les costaba cada vez más conversar entre sí, hubo un proceso de diálogos ciudadanos. Más de 200.000 personas se reunieron a discutir las normas fundamentales de su entendimiento futuro, y lo hicieron en calma, con la madurez que por esos mismos días le faltó a la clase dirigente para prestarles atención.

A Bachelet sí le interesaban esos diálogos. Es posible que por ineptitud, falta de rigor y desencuentros políticos estas deliberaciones se las lleve el viento. El hecho mismo, en cambio, quizás el día de mañana sea recordado como un ejemplo pionero de participación ciudadana. Lástima que no llegara a puerto. Bachelet consiguió expandir los derechos individuales, la diversidad avanzó en reconocimientos, la educación como un derecho quedó asentada (aunque no resuelta) y parece que sin marcha atrás, cambió la matriz energética, multiplicó las hectáreas de parques nacionales y subió los estándares medioambientales. Difícil defender que hoy estamos peor que ayer.

Cambiando de tema: qué distintos son Piñera y Bachelet. Él procura ganar y rodearse de exitosos, generar riquezas, ser eficaz. Mejorar las cifras. Y por el bien de todos, ojalá lo consiga. Ella, en cambio, parece saber mejor lo que es la fragilidad, en qué consiste perder y llorar. Empatiza más con el débil que con el poderoso. La historia del hijo la tuvo en el suelo. Ya veremos cómo es recordado su gobierno, pero ella estoy seguro que será recordada como una mujer admirable.

 

La ex presidenta chilena, Michelle Bachelet. Foto: The Clinic. 

 

 

About Author

Related items

  • Greta Thunberg toma un año sabático – y viaja a Chile

    La joven activista sueca fue invitada a dos cumbres sobre el cambio climático, una en septiembre, en Nueva York, y la otra en diciembre, en Santiago de Chile. Aceptó ambas, y pronto cruzará el Atlántico. Aunque aún no sabe cómo.  

    - Fue una decisión difícil, pero ahora es cuando las cosas tienen que cambiar, dice Greta en una entrevista con Dagens Nyheter. Como la adolescente no viaja en avión, el viaje a América le tomará su tiempo, por lo que decidió tomarse un año sabático.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Faltando poco para concluir la enseñanza básica, la activista climática Greta Thunberg decidió esperar un año antes de comenzar la enseñanza secundaria.

     

    Aún no sabe cómo solucionará el problema de cambiar de continente sin viajar en avión. La alternativa es por barco, lo cual toma tiempo.

    - Puesto que no viajo en avión, tendré que atravesar el Atlántico de alguna otra manera. En realidad, no lo he resuelto aún, pero de alguna forma llegaré allí. Al menos lo intentaré resolver por todas las formas posibles, dijo este fin semana Greta Thunberg, en entrevista con el matutino Dagens Nyheter.

     

    La adolescente que inició el movimiento juvenil global contra el calentamiento global, “Fridays for Future” (Viernes por el Futuro) que ha movilizado a cientos de miles de niños y adolescentes en el mundo entero piensa que no hay tiempo que perder.

     

    Por esto, cuando sus compañeros vuelvan al colegio después de las vacaciones de verano, Greta estará en América.

     

    La esperan dos importantes eventos: la Cumbre sobre la Acción Climática ONU 2019, en Nueva York que se realizará en septiembre. Y la COP25 que tendrá lugar en Santiago de Chile.

    - Es un hecho que es ahora cuando las cosas tienen que cambiar. El 2020 debemos haber reducido la curva de emisiones considerablemente, si queremos tener la chance de mantener el calentamiento global bajo los 1,5 o 2 grados. Mi escolaridad no sufre ningún daño si me atraso un año. Haré la secundaria más tarde, dijo Greta a Dagens Nyheter.

     

    La activista sueca había comunicado su decisión de partir ahora hacia el continente americano en un discurso en Viena, donde participó en una huelga escolar por el clima junto a 35.000 personas.

     

    Había sido invitada por Arnold Scharzenegger a la cumbre R20 Austrian World Summit.

     

    Ahora la meta de Greta es convocar a jóvenes de todo el mundo a una semana a nivel mundial de acción por el clima, a partir del 20 de septiembre, en vísperas de la cumbre de la ONU en Nueva York, el 23 de septiembre.

     

    Y esta vez no solo a los jóvenes. Greta hace un llamamiento para que también los adultos se unan a esta lucha por el planeta.

    - A los adultos que dicen que deberíamos estar en la escuela queremos decirles: ¡Vayan también a la huelga! Hagan huelga desde el trabajo, salgan a las calles. ¡Hagan algo! Les necesitamos ahora más que nunca.

     

    Aunque reconoció que la decisión de estar un año sin ir a la escuela no fue fácil.

    - No sé cómo lo manejaré, quiero aprender cosas. Tal vez pueda tratar de aprender un idioma, durante este tiempo…

     

     
    La activista climática Greta Thunberg frente al Parlamento Sueco. Foto: Anders Hellberg - Eget arbete, CC BY-SA 4.0 (Wikipedia). 

     

  • Misión cumplida - Patricio Gálvez y sus nietos ya se encuentran en Suecia

    A las 10.00 de la mañana aterrizó en el aeropuerto de Landvetter el avión en el que viajaban  Patricio Gálvez y sus siete nietos.

    El vuelo provenía de Irak, donde la familia se encontraba a la espera de los documentos necesarios para el viaje de regreso a Suecia.

    - Cuando aterrizamos los niños gritaron “jippie!”, contó Galvez a la televisión sueca.

    Una misión prácticamente imposible llegaba a buen puerto: evacuar los niños del campo de al-Hol, al norte de Siria, donde se encontraban en condiciones paupérrimas y convivían con terroristas del EI.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    La larga odisea de Patricio Gálvez llegó a su fin este miércoles, cuando, junto junto a sus siete nietos y a pesar de todas las dificultades que enfrentaron en el camino, arribaron al aeropuerto de Landvetter, en las afueras de Gotemburgo.

     

    A su llegada, la cansada pero aliviada familia fue recibida y sacada del área por policías, con el fin  protegerlos de la presión mediática y de la miradas de los curiosos.

     

    - Cuando el avión aterrizó, los niños gritaron “Jippie!”, dijo Gálvez a la televisión sueca.

     

    Agregó que el viaje había salido bien y que los niños habían estado tranquilos.

     

    - Ahora nos van a a llevar a la oficina del servicio social y a un lugar donde podamos estar en paz y tranquilidad.

     

    Las autoridades sociales de la ciudad de Gotemburgo decidirán dónde serán ubicados los niños, en un primer momento.

     

    Más tarde, un juzgado determinará quién tendrá la tuición de los niños y quien será su responsable jurídico.

     

    Sin embargo, las autoridades son cautas al respecto, y no desean hacer declaraciones.

     

    - No nos pronunciamos sobre el tema por razones confidenciales. Pero puedo decir lo que puede pasar en términos generales, dijo Ing-Marie Larsson, jefa de sección de los servicios sociales de Östra Göteborg (Gotemburgo), a la agencia TT.

     

    - Cuando se llega [a Suecia] sin padres ni tutores - y es muy trágico ser huérfano – los servicios sociales son quienes se hacen cargo de investigar qué necesidades tienen los menores.

     

    Esto comprende la atención médica y psicológica que requerirán los niños. Tomando en cuenta las experiencias a las que han sido expuestos,  se cree que necesitarán de un amplio apoyo profesional, con el fin de curar sus heridas tanto físicas como psicológicas.

     

    - Nosotros actuamos pensando siempre en lo mejor para los niños, en su seguridad, dijo Larsson.

     

    Los siete nietos de Patricio Gálvez son los primeros niños suecos que han sido evacuados. Esto se logró gracias a negociaciones entre las autoridades kurdas y la cancillería sueca. Las conversaciones se mantuvieron en reserva absoluta, hasta el punto de que Gálvez fue informado de la evacuación de sus nietos solo y cuando éstos estaban en camino entre el campamento de al-Hol (en Siria) y Arbil ciudad al norte de Irak).

     

    Se calcula que entre 60 y 80 niños se encuentran aún en el campo de al-Hol.

     

  • Guillermo Teillier en Estocolmo: “El problema que tenemos es la falta de unidad”

    En visita relámpago a Estocolmo, el presidente del Partido Comunista de Chile, Guillermo Teillier, tuvo un encuentro la semana pasada con chilenos y latinoamericanos residentes en Suecia, para referirse a la situación actual en Chile.

    El líder comunista afirmó que, si bien la derecha ha ido perdiendo la iniciativa política, la oposición no ha sido capaz de tomarla. Por falta de unidad.  

    - Ese es el problema que tenemos en Chile y que ocurre en muchas partes: la falta de unidad de las fuerzas de izquierda y del centro, de las fuerzas progresistas, dijo Teillier.

     

     Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos

     

    Encontrándose de paso en Europa, para visitar a familiares, Guillermo Teillier aprovechó de reunirse también con “la familia grande”, el vienes pasado en Allaktivitetshuset, en Sundbyberg, en Estocolmo.

    Teillier hizo una exposición bastante exhaustiva sobre la situación en Chile, durante la hora que duró su alocución, que los asistentes escucharon con interés, y al final de la cual pudieron extender sus preguntas. También se refirió a la difícil situación por la que atraviesa Venezuela, que este sábado 23 de febrero se enfrentará a su punto más álgido.

    Comenzó refiriéndose a la derrota de la Izquierda en las elecciones presidenciales del año pasado. La derecha derrotó a la Nueva Mayoría con más del 50 % de votación.

    - Comenzaron a gobernar con mucha “pachorra”, como decimos en Chile, dijo, sobre la segunda administración de Sebastián Piñera.

    El presidente se ha propuesto deshacer muchas de las reformas que se lograron durante el gobierno de Michelle Bachelet. A pesar de que la oposición tiene mayoría, tanto en la Cámara de Diputados, como en el Senado.

    - Si quisiéramos actuar en conjunto, podríamos tener una oposición muy firme al gobierno de derecha, que quiere impulsar contrarreformas, o sea, echar para atrás muchos avances del gobierno de la Nueva Mayoría y la presidenta Michelle Bachelet, dijo Teillier.

    Piñera ha bajado considerablemente en las encuestas de opinión, y bajó de un   60 a un 40 % de aprobación en la ciudadanía. Según Teillier, Piñera creó expectativas muy grandes en la población:

    “Cuando yo llegue a la Presidencia, va a haber un crecimiento acelerado de la economía y de las inversiones en Chile”, dijo. Prometió más empleos, mejores sueldos y el crecimiento de la economía.

    - La economía ha crecido. Es verdad, subió de un 2 a un 4 %. Es bastante, pero no se refleja ni en los bolsillos ni en los estómagos de la gente, al contrario. Los precios han subido y esto ha incidido en las encuestas. Hay menos empleos - han tratado de cambiar los índices diciendo que los cálculos del INE estaban errados - pero con ese mismo instrumento se hicieron los cálculos anteriores. El poder adquisitivo de los trabajadores ha bajado, al contrario de lo que ocurrió el gobierno pasado. Subió poco, pero subió.

    Durante el gobierno de Bachelet, hubo grandes empresarios que no quisieron hacer inversiones en Chile, pero igualmente la economía experimentó un crecimiento anual de un 2 %. Crecimiento que se vio disminuido por la baja de los precios del cobre, que representa el 40 % del Producto Bruto en Chile. A finales del gobierno anterior, el precio del cobre comenzó nuevamente a subir, y Piñera recibió una economía en ascenso, a diferencia del país que recibiera Bachelet.

     

    “Hay que echar por tierra dos grandes mentiras de la derecha”, dijo Teillier:

    - 1) Que cuando ellos fueron gobierno dejaron la economía en alto. Mentira, porque ya un año antes de que finalizara su periodo, la economía había comenzado a declinar, y al gobierno de Bachelet le tocó recibir una economía en pleno declive. Cuando discutimos el último presupuesto de la nación, ellos calcularon que iba a crecer un 4,1 %, y no era así. Manipularon los datos de tal manera, que el presupuesto que se aprobó para el año siguiente era inadecuado y no correspondía a la realidad.

    - 2) Que la economía comenzó a subir porque Piñera asumió el gobierno. No es así. Es el ciclo natural del capitalismo. El cobre subió, pero luego los factores internacionales comenzaron a incidir en el precio del metal. Luego, cuando Trump le declaró la guerra comercial a China y a otros países, el cobre se estancó, para después subir nuevamente. Pero, no alcanza para revertir el déficit de la economía chilena.

     

     

    La desigualdad

    Chile es uno de los países más desiguales del mundo, y eso representa un problema para cualquiera administración. Teillier sostiene que esto desespera al actual gobierno, y lo ha llevado a perder la iniciativa política. Para desviar la atención de los problemas internos, se ha focalizado en otros países, como, por ejemplo, Venezuela. Al mismo tiempo intentan llevar a cabo ciertas reformas, una de estas la educación, tratando de revertir la reforma anterior.

    - Lo curioso es que, si bien el gobierno ha perdido esa iniciativa política, no la ha tomado la oposición. Es el problema que tenemos en Chile, y creo que ocurre en muchas partes: la falta de unidad de las fuerzas de izquierda y del centro, de las fuerzas progresistas. A pesar de tener desafíos tan importantes de cómo enfrentar las contrarreformas de la derecha y cómo vislumbrar las elecciones que se nos vienen por delante, apuntó Teillier.

     

    Aclaró que no se trata de una unidad cualquiera, sino de unidad con propósitos concretos, como la que hubo con el gobierno de Bachelet. Con una propuesta de varias reformas que se llevaron a cabo y que ahora Piñera tiene bajo la mira.

    - Estamos en una situación muy compleja. Este año se van a empezar a discutir los proyectos emblemáticos de este gobierno. ¿Cuáles son? Pues, durante el gobierno de Bachelet se hizo una reforma tributaria que significó que los más ricos, el 0, 1 % de los chilenos, pague 300 millones de dólares al año. Con esa plata se logró instalar la educación superior gratuita. Este gobierno va a hacer otra reforma tributaria, que en la práctica es una contrarreforma. Cambiando la manera de cobrar los impuestos le va a traspasar a estos grandes empresarios mil millones de dólares. Y lo dicen con todo desparpajo. Y como van a recuperar esos mil millones, ¿según ellos? cobrando más impuestos a la generalidad de la población pero bajándole a los que ganan más. Al contrario de lo que hicimos nosotros: cobrarles impuestos a las grandes empresas y evitar también la evasión tributaria. Fue una ley bastante drástica.

     

    Otro proyecto de Piñera es una reforma laboral que va en contra de lo conseguido en el gobierno de Bachelet, que dio nuevos derechos a los trabajadores, sobre todo durante el conflicto y durante la huelga. Algo que los trabajadores chilenos no tenían.

     

    Teillier explicó que en Chile existía el derecho a huelga, pero que los empresarios podían, por ejemplo, desplazar a todos los trabajadores durante el paro. Los  sindicatos no podían negociar, porque lo que había eran grupos negociadores. O sea, el patrón podía negociar con quien quisiera “y amañar a su antojo la negociación”.

    - Eso se terminó con esta ley, a pesar de lo imperfecta que quedó, por la intervención del Tribunal Constitucional. Y los grandes empresarios han dicho al gobierno de Piñera que no van a invertir si no cambia esta reforma laboral, porque no es beneficioso para ellos. Y quieren flexibilizar más las normas del trabajo para pagar menos y tener más utilidades. Nosotros sabemos lo que significa esa fórmula, pero este gobierno lo está haciendo con todo desparpajo.

     

    El sistema chileno de pensiones  

    El tercer proyecto de ley del gobierno actual trata del sistema de pensiones. El sistema previsional chileno es absolutamente privado y se cotiza individualmente. Durante el gobierno de Bachelet surgió un movimiento llamado No + AFP.

     

    ¿Que son las AFP?(Administradoras de Fondos de Pensiones)

    - Las AFP tienen como 35 – 40 de existencia. Las inventó la dictadura y después se exportaron a diversos otros países, lo que resultó ser absolutamente perjudicial para los trabajadores, por lo que ya están revirtiendo la situación.La tasa de retorno (jubilación) de una persona, que gana, por ejemplo, 1 millón de pesos - si es que ha trabajado 30 años y ha pagado sus cotizaciones mes a mes - va a ser de no más de 200.000 pesos. Vale decir, el retorno es de menos de un tercio, casi un cuarto. Chile es uno de los países que tiene las jubilaciones más bajas. Las ganancias de las AFP, que son las empresas privadas que administran esos fondos, suben cada día más, en tanto que las pensiones son cada vez más pequeñas.

    Este es el motivo por el cual más de un millón de personas se movilizaron en las calles, en Chile, en protestas contra las AFP, y para terminar con este nefasto sistema.

    Sin embargo, Teillier reconoce que no es tarea fácil.

    - Porque las AFP en Chile son la base del sistema económico actual, porque la capitalización individual les sirve a las grandes empresas para tener créditos, bancos, para iniciar emprendimientos. Si eso se saca, la economía queda coja, porque es una cantidad enorme de dinero, 200.000 millones de dólares, por lo menos, que están endosados. Entonces, durante el gobierno de Bachelet se hizo un proyecto de que ahora empezaban a cotizar, además, los trabajadores. Un 5 % lo tenía que poner la empresa, más el 10 % los trabajadores. Ese 5 % iba casi en su totalidad a un fondo especial que lo administraba el Estado. Vale decir, ya le empezábamos a sacar una parte de los fondos a las AFP, se los traspasábamos al Estado, y el Estado de inmediato usaba esto como una especie de fondo de reparto solidario, lo que significaba elevar en un 20 % las pensiones de las AFP. De acuerdo con esa fórmula.

    Según Teillier, Piñera toma lo que hizo Bachelet, pero lo distorsiona para atrás. La parte que entregan los empresarios no pretende entregarla al Estado, sino a empresas privadas, para aumentar la competencia. Lo que, según él, va a llevar a mejorar las pensiones.

    - Lo que hace significa que van a subir las pensiones, pero en 30 años más. Podrán aumentar las pensiones solidarias, que creó Bachelet, para la gente que nunca ha trabajado o que tiene pensiones muy bajas que se compensa con una cantidad de dinero que no es muy alta, pero que ha sido una solución, aunque pequeña, pero para alrededor de un millón y medio de familias por lo menos.

    Estos son los proyectos emblemáticos del gobierno chileno, explica Teilller.

    - Entonces, o nos ponemos de acuerdo, dentro de la oposición y los que creemos en esto, o sencillamente la derecha va a aprobar estos proyectos. Y hay diputados de algunos partidos que eran de la Nueva Mayoría que han votado incondicionalmente por este gobierno. O sea, no sé si incondicionalmente, porque detrás de esto siempre hay una negociación, alguna prebenda, pero el gobierno hasta ahora se las ha arreglado para conseguir votos.

     

    Prueba de esto, y lo que colmó el vaso, según Teilller, fue la actitud de estos partidos respecto a la ley sobre Migración. Chile no quiso suscribir el Pacto Mundial sobre Migración, de las Naciones Unidas. Se dictó, en cambio, una ley en la que la oposición no ganó ninguna de las indicaciones que presentó. 

    - Era una ley necesaria, pero las perdimos todas, teniendo la mayoría en la cámara de diputados. Y las perdimos porque diputados de la Democracia Cristiana y del Partido Radical votaron con el gobierno, sencillamente. Y 1 millón 300.000 migrantes quedaron en muy malas condiciones. No tienen prácticamente derechos reconocidos.

     

    Respecto al tema de los pueblos originarios, lo califica como otro error de este gobierno.

    - El homicidio del comunero mapuche Camilo Catrillanca fue un asesinato en todas sus letras. Esto develó además los montajes de Carabineros para engañar a la opinión publica. Quedó totalmente desvelado que el gobierno, en este caso el Ministro del Interior, Chadwick, estaba interiorizado de lo que había ocurrido. Él incluso ha entregado como tres versiones sobre la misma situación. Primero en la interpelación en la Cámara de Diputados, y luego de que salieran a la luz unos vídeos. En los Tribunales de Justicia se inició un juicio en contra de los carabineros que lo asesinaron, quienes físicamente cometieron el acto, pero políticamente creo que no ha existido ni va a existir justicia. Se estaba encausando una acusación constitucional, pero, hay partidos de la propia oposición que no quieren llevar adelante la acusación constitucional.

     

     

     

    NOTA EN DESARROLLO

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español