Martes, 17 Septiembre 2019 | Login
El 7 de abril murió algo dentro de todos nosotros Desde el día siguiente al atentado, la gente ha ido a depositar flores y prender velas, al centro de Estocolmo. Foto: Marisol Aliaga.

El 7 de abril murió algo dentro de todos nosotros

"Hay mucha gente en esta ciudad que aún no acepta que está deprimida, pues la tristeza se manifiesta de diversas formas y matices y esa tristeza hay que trabajarla y formarla y hay que despedirla con el tiempo, eso es un lujo que los familiares de los que ya no están no podrán darse", escribe nuestro columnista invitado, el joven escritor chileno Patricio Zamorano. 

 

 Por: Patricio Zamorano

 

Este horrible suceso me ha hecho notar que pienso muy diferente a una inmensa cantidad de amigos en el Facebook, me he cuestionado bastante. No significa por ello que dejaré de ser amigo de mis amigos, pero significa, tal vez, que me he alejado del que una vez fuí. Creo que el 7 de abril murió algo dentro de todos nosotros. Cuesta dejar de pensar en las ausencias perpetuas a las cuales han sido condenadas cuatro familias, el británico que trabajaba en Estocolmo, la turista belga que estaba en la flor de la vida, la niña que comenzaba a vivir, y me pregunto quién será la otra víctima. (*)

 

(Entre las víctimas también había un perrito, una mascota que acompaña a alguien en una imagen grabada en la desgracia y quien hasta el último momento supo ser amigo).

 

Hay mucha gente en esta ciudad que aún no acepta que está deprimida, pues la tristeza se manifiesta de diversas formas y matices y esa tristeza hay que trabajarla y formarla y hay que despedirla con el tiempo, eso es un lujo que los familiares de los que ya no están no podrán darse.

 

Hoy Estocolmo salió a la calle y la calle se llenó de flores. El pueblo de Suecia le manifestó su amor a la memoria de las víctimas y le manifestó un sincero e innegable afecto al cuerpo de policía, desde ahora les será más difícil a algunos el lanzarle piedras a los policías ,cuando acudan al llamado, en las tardías horas de la noche.

 

Algo ha cambiado, y al menos los que pensamos distinto nos hemos sincerado en el dolor o en la rabia y nos hemos acercado en el cariño que sentimos por este país, porque ese cariño es el factor común que nos une a todos.

 

Creo que es legítimo manifestar su ira ante los asesinos y sus simpatizantes, es un sentimiento legítimo y nadie tiene derecho a taparnos la boca a la hora de expresarlo, solo se debe cuidar la forma de expresarlo y la forma de actuar con este sentimiento. El amor es legítimo, es la fuerza motriz del actuar humano, pero el cariño a nuestra sociedad debe estar cimentado en bases reales y concretas. Las palabras hermosas, pero vacías de contenido, solo llevan a la falsedad y a un posterior desencanto. Una sociedad plena debe descansar sobre un Estado fuerte y soberano, que sepa ser severo ante las fuerzas del oscurantismo, vengan estas de donde vengan.

 

Esta es una opinión, y opiniones hay tantas como gotas de lluvia.

 

La vida es frágil y hermosa y debemos vivirla intensamente, contagiando de esa intensidad a los demás, mientras la tengamos, siempre. Tratando de embellecer la vida ajena.

 

La amenaza continúa, lo sabemos como sabíamos que esto era cuestión de tiempo, pero sin embargo esperamos, de todo corazón, que esto nunca más vuelva a repetirse, que los niños nunca más sean ni víctimas ni testigos del terrorismo.

 

Lucharemos por que así sea. Esperamos que la fortuna bendiga a Suecia en el tiempo y en la historia. Suecia se lo merece, por ser un país digno, cuna de músicos e inventores, amante de los estudiantes y de la ciencia y gestora principal del asilo en contra de la opresión, se lo merece por ser el hogar de los innovadores y emprendedores, de los seres pensantes y festivos, de los que añoran habitar el campo abierto cercano almar, por ser la tierra antigua, libre y montañosa, de los que quieren vivir y morir en el Norte.

 

Patricio Zamorano

Sábado 8 de abril 2017

 

 

(*) Al momento de escribir la columna, no se sabía la identidad de la cuarta víctima. Más tarde se supo que se trataba de Lena Wahlberg, de 69 años, de la localidad de Ljungskile, quien estaba de paso en Estocolmo. En esta nota se nombran las víctimas mortales. 

 

 

 

La policía de Estocolmo recibió flores y abrazos, de parte de los habitantes de Estocolmo, entre ellos, muchos niños. Foto: Marisol Aliaga. 

 

 

 

 

About Author

Related items

  • Iryna perdió una pierna en el atentado terrorista – Ahora será expulsada de Suecia

    La corte de apelaciones de migraciones rechazó el permiso de residencia a Iryna, de nacionalidad ucraniana, y le da cuatro semanas de plazo para abandonar el país.

    Esto, a pesar de que las autoridades suecas habían prometido ayudarla en todo sentido, luego de que perdiera una pierna en el atentado terrorista de abril del 2017.

    - Estoy choqueada. Desde que recibí la resolución, no he podido levantarme, dice Iryna, en entrevista con Dagens Nyheter.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    La decisión de la corte de apelaciones de migraciones, de rechazar la apelación de Iryna y no concederle el permiso de residencia en Suecia causó rechazo en la opinión pública.

     

    Pero Iryna ha apelado a todas las instancias posibles, y deberá abandonar el país dentro de cuatro semanas, de lo contrario, será expulsada por la policía sueca.

     

    Ella tuvo la mala suerte de encontrarse en el recorrido del camión del terrorista que el 7 de abril de 2017 perpetró un ataque en pleno centro de Estocolmo. Fue arrollada por el pesado vehículo, y de milagro salió con vida.  

     

    Después del atentado, la oficina de inmigraciones le concedió un permiso de residencia temporal, para que pudiera dar su testimonio en la corte, en el juicio en contra de Rakhmat Akilov.

     

    Así lo hizo, con valentía y a pesar del trauma de lo que esto significaba para ella. Las autoridades le prometieron que “todo saldría bien”.

     

    Pero este lunes las esperanzas de que así sería, se desplomaron por completo.

     

    - Estoy aquí y no puedo ni siquiera levantarme, después de conocer la decisión. Ni siquiera puedo hablar sobre eso. Mi hija también está devastada, y yo apenas me atrevo a mirarla. Ella me dijo: mamá, mis amigos se han ido de vacaciones y vuelven en agosto, no alcanzaré a encontrarme con ellos”, dijo Iryna, en una entrevista con Dagens Nyheter.

     

    Iryna viene de Kiev, la capital de Ucrania. Había viajado a Suecia en busca de trabajo, y el 7 de abril, faltando pocos minutos para las tres de la tarde, se encontraba frente a la gran tienda de Åhléns, en Drottninggatan. Iba a comprar un regalo para su hija, un llavero para su colección.  

     

    Al dar la vuelta a la esquina, apenas divisa, durante la fracción de un segundo, que una mole negra se le viene encima. Era el camión que conducía el terrorista que apagó la vida de cinco personas.

     

    Muchas más resultaron heridas, entre éstas, Irina, de gravedad.  

     

    Cayó a la vereda y allí quedó, tendida de boca al suelo hasta que una joven mujer vino en su ayuda. Aunque era bajita y de contextura delgada, la levantó en brazos unos dos metros. Y cuando el vehículo comenzó a incendiarse, al chocar con los escaparates de la tienda de Åhléns, la sacó de allí. En brazos la llevó hasta la calle Olof Palme, donde había una ambulancia.

     

    - Primero, estaba callada. No entendía nada. Después vi como estaba mi pierna, toda dañada. Entonces grité todo el tiempo. Me callaba, y después gritaba nuevamente. Después vino una dulce chica sueca y me salvó, dijo Iryna al diario Dagens Nyheter.

     

    La joven que la ayudó se llama Kristina, es azafata y vive en Malmö (al sur de Suecia). Se encontraba en Estocolmo visitando unos amigos, según consigna un artículo en Dagens Nyheter del 20 de enero de 2018. Texto y fotos de Alexander Mahmoud.

     

    - Yo me concentré en una sola cosa. Mantenerla con vida. Dice Kristina, en la entrevista.

    Agrega:

     

    - Traté de darle sensación de seguridad, cuando la llevaba en brazos. Cuando tenía frío, trataba de darle calor. Cuando gritaba y lloraba, la arrullaba cantándole una canción.

     

    En el hospital, le pusieron una cinta a la muñeca no con su nombre, sino con el texto: “Mujer desconocida”. Como estaba en espera de recibir la residencia, le fue asignado un número de reserva, en lugar de número personal.   

     

    Más tarde, los facultativos le dijeron que todo estaba bien con ella, que todo iba a salir bien.

     

    - Yo oscilaba entre tener miedo – y tener miedo y estar sola. Los médicos hicieron todos los exámenes en el Karolinska [hospital universitario]. Dijeron que todo está bien. Te encuentras bien. Solo que tenemos que amputar tu pierna, cuenta Iryna en la entrevista en DN, explicando lo difícil que era no tener un número personal, algo que dificultaba los numerosos trámites que luego debía hacer.

     

    Durante su estadía en el hospital, recibió la visita de nada menos que el primer ministro, Stefan Löfven. Éste le preguntó que era lo que ella más deseaba. Iryna le respondió: “mi pierna. Andar. Correr”.

     

    - Vas a caminar. ¡Vas a correr!, le respondió Löfven.

     

    En la entrevista cuenta que después le hubiese querido preguntar al primer ministro por qué todos se habían olvidado del ataque.

     

    - Es mi sensación. Al mismo tiempo que retiraron las flores [que la gente fue a depositar a Drottninggatan], yo fui olvidada. Después de una semana se sentía como que todos se desligaron del ataque. Pero yo seguía en el Karolinska, dopada con morfina.

     


    Iryna perdió una pierna en el ataque a Drottninggatan. Foto: captura de pantalla/Dagens Nyheter.

     

    Este lunes, Stefan Löfven expresó que no le era posible comentar el caso de Iryna, puesto que el gobierno no puede comentar casos en particular.

     

    A diferencia de otros países europeos, Suecia carece de medidas en relación con los afectados por el terrorismo. Las víctimas del atentado de Drottninggatan recibieron indemnizaciones muy bajas, en relación con otros países europeos. Francia, por ejemplo, cuenta de un fondo especial para estos casos. No así Suecia.

     

    Y ahora, una corte ha decidido que una de las personas que resultó más afectada en el atentado, debe ser expulsada de Suecia. A pesar de que su tratamiento está a medio camino, la prótesis debe ser cambiada cada tres meses. Y la recuperación va a tomar aún más tiempo.

     

    El abogado de Iryna, Henrik Hoffman, dijo a Dagens Nyheter que ahora su clienta – y su hija, que vino desde Ucrania para acompañar a su madre - deberán abandonar el país dentro de cuatro semanas. De lo contrario, la orden de expulsión la ejecutará la policía, y en ese caso no podrán volver a Suecia.

     

    - Las autoridades no han considerado que su situación es lo suficientemente delicada. Son muy pocos a quienes se les ha otorgado permiso de residencia por casos “particularmente compasivos”. Se hicieron cambios en las normas hace unos años atrás, declaró el licenciado a Dagens Nyheter, agregando que la decisión de la corte era “muy lamentable”.

     

    Según el investigador experto en terrorismo, Magnus Ranstorp, quien ha criticado la decisión de expulsar a Iryna, la ley sí da espacio para otorgarle la residencia, por “motivos compasivos”.

     

     
    Iryna recibió este lunes el fallo de la corte de apelaciones. Foto: captura de pantalla del sitio web de Dagens Nyheter. 

     

    ACTUALIZACIÓN: 

    El jueves, el canal de televisión TV4 informó, en el noticiario de las 22:00 horas que Iryna elevará una petición de "indulto" al gobierno sueco. En teoría, el gobierno podría revocar el fallo de la corte.  El Ministro del Interior, Mikael Damberg declaró, no obstante, que examinarán la petición en cuanto la reciban, pero no prometió nada. "El gobierno no puede pasar a llevar la Ley", aclaró.

    Por su parte el abogado de Iryna, Henrik Hoffman, sostuvo que las autoridades habían fracasado en su labor de proteger a la población. "Rakhmat Akilov se encontraba en el país en forma ilegal y debería haber sido expulsado del país. De haber sido así, el atentado nunca habría ocurrido", dijo. 

     

  • Después de la explosión en Linköping – policía quiere tips sobre un triciclo

    A tres días de la fuerte explosión que arrasó con la fachada de un edificio en pleno centro de Linköping, la policía no da con el/los culpables.  

    Las especulaciones sobre quiénes están detrás de la detonación abundan, así como los motivos que pueden haber tenido.

     El domingo la policía publicó la imagen de un triciclo, instando a la ciudadanía a que quienes hayan visto un vehículo de este tipo, tomen contacto con las autoridades policiales.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Alrededor de las nueve de la mañana del pasado viernes, los vecinos del inmueble ubicado en la intersección Hamngatan/Ådalagatan, en el centro de la ciudad de Linköping (200 km al sureste de Estocolmo) fueron estremecidos por una fuerte explosión.

     

    La onda expansiva arrasó con la fachada del edificio de cinco pisos, el cual albergaba apartamentos locales comerciales, un preescolar, una escuela para conductores y locales de las actividades para niños de Stadsmissionen.   

     

    La explosión destruyó prácticamente todas las ventanas del frontis del edificio, la entrada y los balcones de los departamentos. Una lluvia de cristales rotos se esparció dentro de las casas, y todos los vecinos debieron ser evacuados.

     

    Milagrosamente no se registraron pérdidas fatales, pero una veintena de personas resultaron con heridas leves, y tres debieron ser hospitalizadas. Un hombre de 76 años fue operado de urgencia. El sábado por la tarde los tres pacientes fueron dados de alta.

     

     
    La fachada del edificio de cinco pisos resultó devastada por la onda expansiva de la detonación. Foto: Captura de pantalla, SVT

     

    El edificio de cinco pisos y los barrios aledaños fueron acordonados el mismo día, y parte del acordonamiento se mantiene hoy, lunes.

     

    El sábado, se permitió a los residentes entrar a sus hogares a recoger enseres personales. Sin embargo, tardará aún varios días hasta que puedan volver a casa. Y eso si el edificio cumple con las condiciones de seguridad, los daños en la construcción son tan graves que existe el riesgo de que se desplome.

     

    Según la Asociación de Protección contra Incendios, alrededor de 250 departamentos han sufrido daños. Algunos han quedado inhabitables.

     

    La policía inició una investigación preliminar para esclarecer quienes son los culpables y cuáles son los motivos. En conferencia de prensa del viernes, el vocero policial declaró que se desconoce cómo se ocasionó la detonación. Pero que se trata de material explosivo que fue colocado dentro o en las inmediaciones al  inmueble.

     

    Los inspectores trabajan por el momento con la hipótesis de que alguna forma de crimen organizado se encuentra detrás del hecho criminal.

     

    En su página web, la policía insta a quienes hayan visto un triciclo en los alrededores del edificio a ponerse en contacto con ellos. Sospechan que es posible que el material explosivo haya sido colocado en un vehículo de este tipo y les urge ponerse en contacto con su dueño.

    - Información que hemos recibido sostiene que un triciclo de este tipo podría ser interesante, dijo Björn Öberg, vocero de la policía de la región del Este, a la radio P4 Östergötland.


    La policía supone que un triciclo de este tipo pudo ser usado para depositar la carga explosiva que ocasionó la detonación en Linköping, y pide tips a la ciudadanía. Foto: Polisen. 

     

     

  • Concluye juicio por preparación de atentados terroristas

    Este viernes concluye el juicio en contra de seis hombres acusados de financiar y preparar actos terroristas. En el alegato final, el miércoles, el fiscal argumentó que los imputados habían tenido el propósito de llevar a cabo un atentado terrorista comparable al perpetrado en Oslo, en 2011.

    El juicio se ha prolongado por diez días, y el tribunal de Solna dará a conocer el veredicto dentro de los próximos días. El fiscal exigió condenas de hasta doce años de cárcel y deportación para los imputados. 

     

     Por: Magazín Latino

     

    La tarea del fiscal, Per Lindqvist, a cargo de este caso de financiamiento y preparación de un atentado terrorista, no ha sido fácil. Durante los diez días que se ha desarrollado el proceso judicial, ha debido convencer al jurado de un grave crimen que nunca se concretó.

     

    Lindqvist presentó la demanda luego de meses de intensa investigación policial. Los sospechosos fueron puestos en prisión preventiva en abril del año pasado, luego de que los agentes incautaran en la vivienda de uno de los acusados grandes cantidades de productos químicos del tipo que se han usado en los atentados de Londres y Oslo, entre otros.

     

    Pero no es lo mismo un atentado consumado, que uno por consumar.

    - No existe información precisa sobre en contra de quienes, exactamente cuándo y dónde se consumaría este crimen. Aunque fotografías indican que han sido de interés uno o más lugares en Estocolmo, dijo el fiscal Lindqvist durante el alegato final.

     

    Agregó que, según la disposición de penalización esto no es un requisito. Y que, debido a las pruebas consistentes en los objetos incautados: compuestos químicos que sirven para fabricar mortíferas bombas, equipos de combate, armas blancas, etc., todo apunta a que su demanda será aprobada.

    - Con una bomba de este tipo, los efectos de la detonación habrían sido muy grandes, por lo menos de la misma magnitud que la de Oslo [el atentado perpetrado por Breivik el 2011]. Entonces, independientemente de que haya detonado o no, habría afectado las funciones centrales de la sociedad, dijo Per Lindqvist.

     

    Los imputados, en tanto, niegan rotundamente todos los cargos que se les atribuyen.

     

    Sin embargo, la fiscalía cuenta con pruebas técnicas: Se incautaron grandes cantidades de peróxido de hidrógeno y ácido sulfúrico en la vivienda del acusado principal, en la ciudad de Strömsund.

     

    En el informe de la policía sueca de seguridad (Säpo) se explica que este hombre el 12 de enero de 2018 se unió a un grupo secreto de chat de la aplicación Telegram, en el cual se puede encontrar manuales para fabricar bombas. Y el 5 de febrero de 2018 compró los productos químicos.

     

    La explicación que dio el imputado sobre esta compra fue que él quiso comprar una gran partida de pintura, para renovar su vivienda, y que los productos químicos estaban incluidos en esta compra.

     

    Pero entre las pruebas del fiscal están, además, equipos: dispositivos de comunicación, walkie-talkies, bayonetas, armas blancas, máscaras antigas y otros objetos incautados.

     


    Parte del equipo incautado. Foto: Polisen. 

     

    En los celulares de los acusados se encontraron también fotografías de – según la acusación – posibles objetivos para perpetrar atentados, como por ejemplo la Estación Central de Estocolmo, T-Centralen y el Mall of Scandinavia, en Solna.

     

    También se encontraron una gran cantidad de chats con conversaciones codificadas que los hombres se enviaran entre ellos y personas en otros países. Según el fiscal Lindqvist, los sospechosos utilizaron palabras codificadas para poder planear atentados sin que sus planes fueran detectados.

    - Se habla de cucarachas que son aplastadas. Se combina con conversaciones sobre bodas. Él pregunta incluso, con curiosidad, cuántas cucarachas han sido aplastadas, dijo el fiscal, refiriéndose al chat de uno de los imputados con un terrorista perteneciente al Estado Islámico.

     

    En otro chat, la misma persona cuenta que conoce al perpetrador del atentado en contra de un club nocturno en Estambul la noche de Año Nuevo del 2017. Incluso que vivió un tiempo en el mismo departamento que éste. No hacía mucho tiempo que había llegado a Suecia y se muestra temeroso de que la policía pueda considerarlo sospechoso.

     

    Según el fiscal, los hombres comenzaron a planear atentados a partir de enero del 2017, y a nombrar en los chats “mecánicos” que puedan “decorar” autos para “unas bodas”.

    - Lo importante aquí es el contexto. En este chat no se habla de quien se va a casar, donde se van a casar o quienes son los invitados.

     

    Se trata de planear un atentado. “Una boda” es la clave para un atentado terrorista.

    - Y no se olviden quién es Botir [la persona con la que chatea]. Él es un miembro del Estado Islámico, él hace la guerra, está armado y va a unas bodas. El imputado y Botir planean un atentado. No se trata de planes de boda, dijo el fiscal Per Lindqvist.

     

    La fiscalía presentó además la propaganda sobre del Estado Islámico, Daesh, que los sospechosos tenían en sus celulares. Esto incluye videos de ejecuciones a nombre del EI. Los imputados se defendieron asegurando que tenían estos videos y fotos con el fin de mantenerse informados de lo que ocurría en esa zona.

     

    El abogado del principal sospechoso, Tomas Olsson, asegura por su parte que el fiscal no ha logrado presentar pruebas suficientes.

     

    Según él, la investigación corrobora lo dicho por su cliente, quien niega toda participación en preparación de atentado terrorista.

    - Entonces, no existen pruebas de que haya existido el propósito de cometer un delito, dijo Olsson. El abogado defiende las argumentaciones de su cliente sosteniendo que, en la cultura de donde viene éste (es de Uzbequistán), es costumbre que se engalane el coche antes de una boda.

     

    El tribunal de Solna dictará su veredicto dentro de los próximos días. 

     

     
    Captura de pantalla del noticiero Aktuellt, de SVT. Ilustración que recrea las audiencias en la sala de seguridad del tribunal de Estocolmo, donde se llevaron a cabo, puesto que el tribunal de Solna no cuenta con una sala de seguridad.  

     

     

      

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español