Sábado, 23 Enero 2021 | Login
El diario vivir en tiempos de pandemia

El diario vivir en tiempos de pandemia

La gestión de cada país frente a la pandemia del covid-19 ha dado lugar a fuertes debates, sobre todo en el terreno de la política. Pero también está el día a día de los ciudadanos de a pie, que en un tiempo récord vieron restringidas sus libertades individuales elementales.  Nuestro diario vivir cambió de tal forma, que algo tan simple como ir de compras se transformó – para muchos – en una complicada misión. Desde Chile, Lilian Aliaga nos envía una columna sobre “la vida en tiempos de pandemia”.

 

 Por: Lilian Aliaga

 

Se dice que no sobrevive el más fuerte ni el más inteligente sino el que mejor se adapta a los cambios. Y pareciera ser que esta frase debiese ser el axioma que debe regir nuestra vida y nuestras conductas, hoy más que nunca.

Hoy es el cumpleaños de una de mis mejores amigas y a pesar de vivir a unas pocas cuadras de distancia, el no poder abrazarla, como cada año en esta fecha, me produce una sensación de amargura. Muy temprano por la mañana la saludo afectuosamente, a la distancia, con un abrazo virtual como nos hemos acostumbrado a hacer y como hice con mi hijo mayor tan sólo hace un mes en su cumpleaños número 44.

Pero no se puede negar la desazón que esto produce. Como cada día, en que desarrollar la rutina más habitual se hace tan difícil, que inevitablemente nos recuerda que estamos viviendo un tiempo excepcionalmente peligroso, y que si queremos salir bien parados de esta debemos adaptarnos a los cambios que ha traído consigo la vida en tiempos de pandemia.

La salida habitual a las compras cada tres o cuatro días, se ha transformado en una salida cada siete o cada diez y esto, con tantos preparativos previos y tareas posteriores, limpiando y desinfectando todo, resulta tan abrumador como cansador.

Lo primero, elaborar cuidadosamente la lista de compras, pagos, trámites, todo lo que, según la fecha, sea necesario o imprescindible. Segundo, hay que aprovechar la salida al máximo, que no quede nada pendiente. Tercero, enfrentarse a todos los cambios que durante la semana se han producido: comercios que, desgraciadamente, han ido cerrando; o han cambiado sus horarios, y tomando en consideración que la mayoría cierra sus puertas mucho antes del horario habitual anterior a la emergencia.

Sin excepción, a la fecha, en ningún lugar es posible entrar libremente. Es necesario hacer una fila antes de ingresar al establecimiento, y según la amplitud de este, un número variable de personas. Por supuesto que el uso de mascarillas es obligatorio, tanto para el personal que atiende, como para los clientes. Y muchos locales disponen de alcohol gel, que amablemente ofrecen a todos los clientes.

En la calle y en todos los espacios públicos de la ciudad donde vivo se ha generalizado el uso de mascarillas, aún cuando esta medida no se haya decretado oficialmente. Si algún porfiado insiste en “andar respirando libremente”, es mal mirado por el resto, se lo hacen notar y se le recuerda que él/o ella debe “atinar” o abandonar el local.

En algunos supermercados se efectúa toma de temperatura antes de permitir el ingreso. También han marcado líneas direccionales en el piso de los pasillos para evitar que los clientes se encuentren cara a cara. Variados productos que antes uno podía elegir a su gusto, se presentan ahora envasados, para evitar que las personas los manoseen. Además, se han diferenciado las puertas de entrada y salida, se trata de ir todos en la misma dirección.

Todas estas medidas han sido implementadas por las administraciones de los comercios o por sus propios dueños, y han sido muy bien recibidas por la gran mayoría del público.

No obstante, como toda regla tiene excepciones, de tarde en tarde se ven discusiones: algún cliente sin mascarilla que reclama airado por “no estar enfermo” o porque “no se ha decretado el uso obligatorio de esta medida en la ciudad”, al no ser atendido por un vendedor que se niega a hacerlo en tanto el consumidor no cumpla con las medidas que rigen en el local.

O, al revés, un vendedor que no usa mascarilla y es increpado por un cliente que lo amenaza con no volver a comprar nunca más en dicho lugar.

Definitivamente es imperioso adaptarse a los cambios que ha traído la pandemia, ya sea nos gusten o no.

Es simplemente cuestión de sobrevivencia.  

 

About Author

Related items

  • Multas de 2.000 coronas para quienes violen las normas frente a la pandemia

    La Fiscalía General sueca decidió hoy que la policía podrá imponer de inmediato una multa de 2.000 coronas a cualquiera que infrinja determinadas normas de la nueva ley contra la pandemia, ha decidido ahora el fiscal. Incluso jóvenes de entre 15 y 18 años podrán ser sancionados.

    - La suma está establecida, pero aún no sabemos cómo serán las regulaciones. Tenemos que esperar hasta que sepamos la gestión del gobierno, dice la fiscal de cámara Isabelle Bjursten al noticiario de la televisión SVT Nyheter.

      

     Por: Magazín Latino

     

    La nueva ley antipandémica, que se aplicará hasta finales de septiembre de 2021, confiere al gobierno mayores posibilidades para actuar con el fin de detener la propagación del covid-19 y significa, entre otras cosas, que los gimnasios, instalaciones deportivas y centros comerciales puedan verse obligados a cerrar.

     

    Pero la ley también significa que los particulares pueden ser multados si violan las disposiciones que se han establecido, por ejemplo, las reglas sobre el número de personas que pueden reunirse.

     

    Ahora está claro que el monto de la multa será de 2.000 coronas, y que la policía puede imponerla directamente en el lugar del hecho. Varias autoridades, incluidas la Policía y la Agencia de Salud Pública, FHM, han debido presentar sus puntos de vista sobre la propuesta y todos son abrumadoramente positivos.

     

    La fiscal de distrito Isabelle Bjursten cree, sin embargo, que es importante entender que esto no significa que las personas puedan ser multadas a partir de ahora.

    - Como Fiscalía General, consideramos que esto es una preparación para lo que puede suceder cuando y si el gobierno emite las regulaciones mencionadas en la nueva ley sobre la pandemia, dijo a SVT.

     

     

    Los jóvenes también pueden ser sancionados

     

    Los municipios y regiones de Suecia, SKR, consideran, sin embargo, que las cantidades podrían ser menores, porque también se podrán imponer multas a jóvenes de 15 a 18 años, que acostumbran a reunirse en grupos.

     

    La Fiscalía General cree que el monto debe ser lo suficientemente elevado como para señalar que la violación es grave, pero ha tenido en cuenta que la responsabilidad penal también se aplica a los jóvenes, que normalmente tienen sanciones más bajas que los adultos.

    - Hay que intentar encontrar un equilibrio. Entonces llegamos a la conclusión de que 2.000 coronas suecas es una suma adecuada, dijo la fiscal de cámara Isabelle Bjursten.

     

    La nueva multa entrará en vigor el 27 de enero.

     

    ACTIVIDADES QUE SON AFECTADAS POR LA LEY SOBRE LA PANDEMIA

     

    -Teatro, cine, partidos de fútbol y otras reuniones y eventos públicos.

     

    - Gimnasios, campings, zoológicos, museos y otros lugares para actividades lúdicas o culturales. Tiendas, centros comerciales y similares.

     

    - Transporte público y vuelos domésticos.

     

    - Locales, como salas de fiestas y lugares para reuniones privadas.

     

    - Lugares públicos, como parques y zonas de baño.

     

    El gobierno también puede decretar la prohibición de reunirse en compañía de un cierto número de personas en lugares públicos.


    Foto: Captura de pantalla. SVT.

  • Suecia supera los 10.000 muertos por covid-19 – y las cifras van al alza

    Este jueves se registraron 351 fallecimientos debido al coronavirus, y el país traspasó con ello la barrera de los diez mil. El viernes se sumaron otros 138 muertos y las cifras van al alza.

    Suecia registra un total de 10.323 decesos debido al covid, y 523.486 personas contagiadas. “Si se puede reducir la mortalidad con un confinamiento de unas 3 a 4 semanas, entonces se debería sopesar esta medida”, asegura el virólogo Fredrik Elgh.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    La situación de la pandemia de covid-19 sigue extremadamente grave en Suecia, que supera las 10.000 muertes y con cifras que van al alza. 

     

    Ya lo habían vaticinado los médicos, antes de las festividades de fin de año: “La situación va a empeorar, vemos que las infecciones van en aumento y esto tendrá consecuencias”.

     

    4.703 nuevos casos confirmados de covid-19 se reportaron ayer, lo que suma un total de 523.486 personas infectadas. Hoy se registraron 138 nuevas muertes, ayer fueron 351, y en total los decesos alcanzan a 10.323. 

     

    Un total de 4.491 personas han recibido cuidados intensivos y en estos momentos 368 pacientes están internados en UCIs.

     

    Fredrik Elgh es médico jefe y profesor de virología de la Universidad de Umeå (además de político local del Partido del Centro). Él quiere ver medidas más estrictas en el país, sobre todo pensando en la gran diferencia de fallecidos entre Suecia y sus vecinos, y que aquí se superó la barrera de los 10.000 muertos. 

    - Esto es terrible. A mí me indigna y pienso que deberíamos hacer algo al respecto. Vamos a tener muchas más muertes si no nos esmeramos, dijo en el programa mañanero de la televisión estatal, Morgonstudion, de SVT.

     


    El virólogo Fredrik Elgh, en entrevista con Morogonstudion. Foto: captura de pantalla. SVT.

     

    Él teme que unas 5.000 personas más podrían morir en los próximos dos meses, si se continúa al mismo ritmo. 

    -- Si se puede reducir la mortalidad con un confinamiento de unas 3 a 4 semanas, entonces se debería sopesar esta medida. La gran mayoría de países europeos han considerado que vale la pena el esfuerzo, pero en Suecia no lo hacemos. 

     

    Fredrik Elgh quiere ver un cierre. Que no se permita viajar a las pistas de esquí, que los centros comerciales y la escuela primaria se cierren. Que durante estas semanas, las personas salgan solo para hacer las compras esenciales. Y que todos quienes lo puedan hacer se queden en casa. 

     

    Según él, las recomendaciones no bastan. 

    - El voluntariado del que hablamos antes no funciona del todo, afirmó.

     

    ¿Por qué una mortalidad tan grande?

     

    En estos momentos muchos se preguntan el porqué de tantas muertes en Suecia, el único país escandinavo que presenta cifras catastróficas. 

     

    Para la ex epidemióloga estatal, Annika Linde, la explicación es, sobre todo, una estrategia fallida. 

    - En primer lugar, hay tantos que han muerto en Suecia porque tuvimos la estrategia de dejar libre al virus y, en segundo lugar, porque asumimos que se podría manejar esto, para proteger a los ancianos, pero no pudimos. Resultó que no teníamos ninguna preparación para ello, expresó.  

     

    En tanto que el epidemiólogo estatal, Anders Tegnell, lo atribuye a que la covid-19 es "una enfermedad muy peligrosa”, sobre todo para personas de la tercera edad con comorbilidades. 

    Al principio de la pandemia, Tegnell aseguró que la infección no era más grave que una gripe. 

    Y sigue siendo escéptico al uso de mascarillas, aunque, desde el 7 de enero se recomiendan - solo en las horas peaks - en el transporte público. 

    - Desafortunadamente, esperamos que el aumento continúe, ya que tenemos una amplia propagación de la infección en el país”, dijo este viernes Karin Tegmar Wisell, jefa de sección de la Agencia sueca de Salud Pública, en rueda de prensa.

     

    En tanto, el programa de vacunación masiva sigue su curso. Hasta el 10 de enero se había vacunado a alrededor de 80.000 personas. 

     

    El rey Carl Gustaf y la reina Silvia fueron vacunados el viernes.  

     


    El personal de la salud se ha desempeñado al límite de su capacidad. Foto: TT.

  • Löfven sostiene que la estrategia es la correcta en tanto que la oposición exige que “actúe o renuncie”

    El asalto al Capitolio, en EE. UU. y la estrategia sueca frente a la pandemia fueron puntos recurrentes en el primer debate político del año, este miércoles, en el parlamento.

    El primer ministro recibió críticas por el manejo de la pandemia del coronavirus, tanto desde la izquierda como de la derecha. "Si el gobierno no tiene el valor de actuar, que dimita", dijo la líder socialdemócrata, Ebba Bush.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Más encendido que de costumbre fue el primer debate en el parlamento sueco, Riksdagen, este miércoles, que dio inicio al 2021. Un año marcado por la crisis sanitaria del coronavirus, cuando Suecia enfrenta las peores cifras dentro de los países nórdicos y está entre los países más castigados por la pandemia.

     

    Y la paz y el consenso que reinó el año pasado, a comienzos de la pandemia, comienza a diluirse. En sus discursos, los líderes de los partidos conservativo (M), Democratacristiano (KD), y Demócratas de Suecia (SD), criticaron duramente a Stefan Löfven por la responsabilidad que le cabe al gobierno sobre la gestión frente al coronavirus y la propagación de la infección.

      

    NOTA EN DESARROLLO

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español