Domingo, 20 Enero 2019 | Login
Administrador

Administrador

Luego de la espera más larga de la historia reciente, 131 días, hoy se solucionó la gobernabilidad en Suecia. Tal cual se había anunciado, la cámara “toleró” la candidatura del líder de la Socialdemocracia como primer ministro, en la votación del viernes.

En su discurso, Löfven destacó que “Suecia seguía otro camino”, a diferencia de los países europeos, donde la extrema derecha ha llegado al poder.

- Suecia tiene ahora un Gobierno fuerte, que no depende de la extrema derecha, dijo Löfven, agregando que, con este Gobierno, el país es quien más  gana. Aunque admitió que “no será fácil”.

 

Por: Magazín Latino

 

Amenazado tanto desde el flanco conservador, como de izquierda, Stefan Löfven se mantiene firme y sereno.

 

Tal vez esa sea la clave de su éxito.

- Estoy curtido”, había respondido a los periodistas, anteriormente, ante la pregunta de qué pasaría si la cámara lo rechazaba una vez más.

 

Pero esta vez, la cámara de diputados le fue benevolente.

 

A las 09.00 de la mañana comenzaron los líderes de los ocho partidos a pronunciar sus discursos, en los que explicaron su voto. Y se procedió a la votación.

 

Y los partidos se dividieron en:

 

153 votos en contra: de los Moderados, la Democracia Cristiana, los Demócratas de Suecia y una diputada del Centro que votó en contra de la línea de su partido. (Botón rojo).

 

115 votos a favor: de la Socialdemocracia y del partido Medioambientalista. (Botón verde).

 

77 votos de abstención: del partido del Centro, Liberales, y partido de Izquierda. (Botón amarillo).

 

La pregunta surge de inmediato ¿cómo 153 votos en contra, 77 abstenciones y solamente 115 votos de aprobación pueden resultar en un “Sí”?

 

Es porque en Suecia rige el “parlamentarismo negativo”, vale decir, basta con que una mayoría “tolere” al primer ministro, para que éste pueda ser elegido.

La cámara se compone de 345 escaños, divididos en 8 partidos. No es necesario que la mitad, 175 vote, “Sí”, pero sí que 175 no voten “No”.

 

En este caso, los votos en contra fueron 153. Y es lo que vale.

 

Después de la votación, el talman, Andreas Norlén constató los resultados, y convocó a  – es de esperar – la última rueda de prensa de este largo proceso.

 

Había cumplido con su misión, y destacó la importancia de analizar el proceso que tuvo una duración de 131 días.

 

 

¿Nos va a echar de menos?

- Nos vamos a ver en otras oportunidades, contestó, sonriendo, Andreas Norlén, el personaje más importante de este proceso.

 

- Opino que está bien que Suecia tenga un nuevo Gobierno. Estoy aliviado de que se ha llegado a buen puerto, por fin.

 

 

A los pocos minutos fue el turno del flamante primer ministro electo, Stefan Löfven, quien arribó a la sala de prensa del parlamento sin siquiera mostrar muestras de cansancio.

 

Comenzó explicando que, a diferencia de otros países europeos, Suecia había encontrado un compromiso que lograba alejar a la extrema derecha del poder.

 

- Suecia tiene ahora un Gobierno fuerte, que no depende de la extrema derecha. Tenemos importantes tareas a realizar durante el próximo mandato y llevaremos a cabo las reformas rápidamente, dando ejemplos de las distintas reformas que componen el “convenio de enero”.

 

La Socialdemocracia había argumentado, durante la campaña electoral, el año pasado,  que las reducciones a los impuestos a los más ricos, las ganancias en la sociedad de bienestar, los derechos laborales conducían a alejar las fuerzas de la extrema derecha.

 

Ahora quiere desbaratar la extrema derecha con políticas económicas de derecha. Pero, ante la pregunta de cuán a la derecha estaba dispuesto a extenderse, la respuesta fue difusa. Pero agregó que no se puede esperar que se consiga todo, en una negociación.

 

- Algunas de las reformas no las habríamos escogido, por ejemplo, el de las reducciones de impuestos a los más adinerados.

 

Y reconoció que el mandato de cuatro años (ahora tres y medio) no sería fácil.

 

A las 11.00 de la mañana del próximo lunes, Stefan Löfven presentará su gabinete. 

 


El presidente de la Socialdemocracia, Stefan Löfven, quien nuevamente asumirá como primer ministro. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

 

NOTICIA EN DESARROLLO

 

 

Jonas Sjöstedt (V) comunicó este miércoles que el partido de Izquierda se abstendrá en la votación del viernes en la cámara de diputados. Con esto, su partido apoya la candidatura de Stefan Löfven (S) a primer ministro. Pero con reservaciones.

- Nos abstendremos, pero lo hacemos con la promesa de un voto de censura. Si el nuevo Gobierno presenta acuerdos sobre alza de alquileres o deterioros en los derechos laborales, destituiremos a Stefan Löfven, subrayó Sjöstedt.

 

 Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos

 

Todo parece indicar que este viernes saldrá humo blanco del Riksdagen (Parlamento sueco), después de 129 días, 95 conferencias de prensa y 7 rondas de conversaciones con el talman, Andreas Norlén, de las elecciones de septiembre. 

 

Este miércoles se desarrolló una intensiva jornada que culminó en que Norlén presentó a Stefan Lofven (S), como candidato al cargo de primer ministro sueco.

 

La votación en la cámara de diputados se llevará a cabo este viernes a las 09.00 horas, luego de la cual el presidente del parlamento ofrecerá una rueda de prensa para comunicar los resultados.

 

Pero los resultados prácticamente ya se saben.

 

El miércoles alrededor de las 11 horas, la sala de prensa del parlamento estaba atiborrada al máximo. Todos esperaban con gran expectación saber la decisión del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt, que resultó ser una pieza clave en este juego político que se ha venido desarrollando durante cuatro meses. Parecía un cuento de nunca acabar.

- He conversado con Stefan Löfven. Hemos llegado a un acuerdo sobre una serie de puntos, y sobre otros no, comenzó Sjöstedt.

 

Explicó que la cláusula del acuerdo entre la Socialdemocracia, el partido Medioambientalista, el Centro y los Liberales, de excluir al partido de Izquierda de la política sueca durante cuatro años estaba, en la práctica, desbaratada. Y que Löfven había prometido defender las reformas de ecuanimidad que el partido de Izquierda había logrado durante la administración anterior.

 


Jonas Sjöstedt. 

 

Agregó que, si el Gobierno de Löfven impulsaba propuestas que encarecen los alquileres o que van en contra de los derechos laborales, traerá consecuencias.

- Entonces destituiremos a Stefan Löfven, amenazó. Y recordó cuando, en 1991, el partido de Izquierda destituyó a Ingvar Carlsson (Socialdemócrata).

 

Otra salida a la difícil elección en la que se encontró el partido de Izquierda, con el “acuerdo de enero”, era hacer lo posible para que se llevaran a cabo nuevas elecciones. Pero esto no conduciría a nada bueno, llegó a la conclusión el partido.

- Si la alternativa hubiera sido nuevas elecciones, lo habríamos acatado. Pero no confiamos en que los principios antirracistas del partido del Centro y de los Liberales se habrían mantenido, si cae Lofven. Con toda seguridad un voto en su contra, este viernes, habría resultado en que ya la semana próxima habríamos tenido un Gobierno azul-marrón de Kristersson, dijo Sjöstedt.

 

Y enfatizó que el partido de Izquierda ahora se va a oposición.

- No somos parte de su acuerdo. Somos muchos quienes queremos atajar las propuestas de la derecha que se incluyen en el acuerdo. Cuando la Socialdemocracia ha perdido su brújula ideológica, nosotros estamos aquí.

 

Pero los periodistas quisieron saber si existía un acuerdo escrito entre Löfven y Sjöstedt.

 

¿De qué clase de acuerdo se trata, es un acuerdo oral o escrito?

- Hay un papel que ustedes nunca verán, dijo, enigmáticamente, Jonas Sjöstedt.

 

Más tarde, en el noticiario Aktuellt, ante la misma pregunta, explicó que eran “unas anotaciones”.

 

Tampoco Löfven quiso ahondar más en el tema, al recibir la misma pregunta, poco después. Löfven dijo solamente que el acuerdo vigente era el de S, MP, C y L y era el que sería llevado a cabo, punto por punto.

 

Por su parte, ni Annie Lööf ( C), ni Jan Björklund (L), se mostraron preocupados por un posible acuerdo secreto entre Löfven y Sjöstedt. “Lo que se va a realizar es lo que dice el acuerdo” dijeron ambos.

 

El “acuerdo de enero”, como fue bautizado, contiene una serie de puntos que hacen ver rojo al partido de Izquierda. Y, además, están en completo desacuerdo con lo que había prometido la Socialdemocracia en su manifiesto electoral.

 

Pero, a pesar de esto, el líder de los Moderados una vez más manifestó su descontento con la traición de sus ex aliados. Ulf Kristersson considera que la Alianza de derecha “murió”, en tanto que Jan Björklund (L) asegura que “solo ha tomado una pausa”.

- El Centro y los Liberales, al parecer, van a ser partidos de apoyo [a Löfven] y la cláusula sobre de que el partido de Izquierda no va a tener influencia se ha pulverizado. Es una decisión increíble. El Centro y los Liberales han sido engañados en un acuerdo. Es una formación absurda de gobierno, dijo Kristersson.

 

Agregó que destituirá a Löfven apenas tenga la oportunidad, incluso si esto significa hacer causa común con el partido de Izquierda.

 

La líder del partido Democratacristiano, Ebba Bush Thor,  también fue implacable en sus declaraciones:

- Esta es una alianza profana. Todas las aseveraciones de que el partido de Izquierda no tendría injerencia, han demostrado ser falsas. Este grupo de los cinco no tiene ninguna dirección ni plan para enfrentar el futuro. Tienen un acuerdo roto.

 


Ebba Bush Thor. 

 

Y, al igual que Kristersson, manifestó su voluntad de destituir a Löfven apenas se dieran las condiciones.

 

Vale decir: este nuevo Gobierno de Stefan Löfven recibe amenazas desde todos los flancos. Pero esto parece no incomodarle. Con este acuerdo consigue dos cosas que se había propuesto: romper la Alianza de derecha, y mantenerse en el puesto de primer ministro. La pregunta es a qué precio. “Nada es gratis”, ha recalcado varias veces Annie Lööf.

- Tenemos que poner punto final a cuatro meses de inseguridad. Ahora hemos llegado a un acuerdo entre cuatro partidos. Está instalado, y es la mejor garantía para tener un gobierno eficaz, dijo Löfven el miércoles.

 

En la rueda de prensa de la una de la tarde, cuando fue nominado como candidato a Primer ministro por Andreas Norlén, Löfven esquivó las preguntas sobre el mentado acuerdo con Sjöstedt. Solo dijo que ambos mantendrían conversaciones, como siempre, en temas que no tocaran los puntos del convenio.

Un acuerdo que se compone de 16 páginas y 73 puntos.

 

 

Rossana Dinamarca: "Una equivocación histórica"

 

Para emitir un voto de censura se requieren 35 mandatos. Vale decir, los 28 mandatos del partido de Izquierda no son suficientes. Para ganar el voto de censura se necesitan más de 175, la mitad de los mandatos en la cámara. O sea, tampoco alcanzan los escaños de los Moderados (70) y los Democratacristianos (22).

 

Por ende, necesitaría, además, del apoyo de la extrema derecha, los Demócratas de Suecia (62 mandatos).

 

¿Harían causa común los Demócratas de Suecia y el partido de Izquierda?

 

Cosas raras han ocurrido, este otoño-invierno. La líder del Centro, por ejemplo, Annie Lööf, había dicho anteriormente que “antes de colaborar con Stefan Löfven, se comería su zapato derecho”.

 

No faltaron los memes al respecto.

 

Ni tampoco los alusivos a la decisión de Jonas Sjöstedt, a quien una parte de su partido critica, por haberse dejado tratar como un “limpiapiés”.

 

Una de las críticas viene de parte de la ex parlamentaria, Rossana Dinamarca, quien afirma que el partido de Izquierda dejó pasar una valiosa oportunidad de influir en la política sueca. Deberían, al menos, tratado cambiar algún punto del acuerdo. “Pero lo aceptaron sin cambiar una coma”, dijo.

 

En sus redes sociales escribió:

 

“La decisión del partido de Izquierda es una equivocación histórica. La chance de injerencia se nos ha ido de las manos. Ahora el partido de Izquierda permite un gobierno de derecha liderado por la Socialdemocracia sin recibir nada a cambio. Acuerdos de palabra sobre que Löfven va a luchar para que reformas que ha promovido el partido vuelvan, durante esta administración, no es para nada suficiente para un partido que podía mover la balanza en una u otra dirección. La amenaza de un voto de censura que requiere de más diputados que con los que tiene el partido de Izquierda no son nada más que palabras vacías".

 

La votación en la cámara de diputados se llevará a cabo este viernes a las 09.00 de la mañana. Alrededor de las 09:30, Andreas Norlén ofrecerá una conferencia de prensa para comunicar el resultado. En este enlace la puede seguir en vivo y en directo - haga clic. 

 

 
El presidente del parlamento, Andreas Norlén, y el presidente de la Socialdemocracia, Stefan Löfven. 

 

Ante la negativa de Jonas Sjöstedt (V), de apoyar la candidatura de Stefan Löfven (S) como primer ministro, Andreas Norlén dio dos días más de plazo a ambos líderes, para que lleguen a una solución. Con esto, la votación en la cámara se posterga para el viernes.  

- Aunque ya han tenido el tiempo suficiente, dijo Norlén en rueda de prensa. Se mostró sorprendido e irritado de que Löfven no se haya asegurado de que contaba con el apoyo necesario para su jefatura.

Sjöstedt, por su parte, quiere ver a Stefan Löfven como primer ministro, pero no bajo cualquier condición. Y esto lo dejó claro el lunes.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

El partido de Izquierda (V, por su sigla en sueco: Vänsterpartiet) ha estado excluido de las conversaciones en pos de encontrar una gobernabilidad para Suecia, que se han venido sosteniendo entre distintos partidos, durante el asueto de Navidad y, obviamente, antes de este.

 

A pesar de eso, es el partido de Izquierda el que ahora tiene la batuta.

 

Cuando Stefan Löfven ya veía asegurada una nueva administración de 4 años, en coalición con el partido Medioambientalista y con el apoyo en la cámara de dos partidos de la Alianza (o de lo que era la Alianza), el Centro y los Liberales, se había olvidado de un “pequeño detalle”. Necesitaba también que el partido de Izquierda (V) no se opusiera a ello.

 

Y eso fue justamente lo que pasó, este lunes. El líder del partido de Izquierda (V), Jonas Sjöstedt, comunicó antes de su encuentro con el talman, que quiere ver a Stefan Löfven asumir el cargo de primer ministro. Pero no bajo cualquier condición.

 

En tanto, las condiciones del partido del Centro y del partido Liberal son precisas: ambos quieren excluir al partido de Izquierda durante los cuatro años de la próxima administración.

 

Uno de los puntos del acuerdo que se llevó a cabo entre S, MP, C y L, dice claramente esto:

 

- Denna överenskommelse innebär att Vänsterpartiet inte kommer att ha inflytande över den politiska inriktningen i Sverige under den kommande mandatperioden.

 

Traducido al español:

"Este acuerdo significa que el Partido de Izquierda no tendrá influencia sobre la orientación política en Suecia durante el próximo mandato”.

 

En la conferencia de prensa de Annie Lööf (C), este lunes, ella se mostró sorprendida de que esta cláusula “anti-V” despertara tanta animosidad dentro de las filas del partido de Izquierda.  

- Estoy sorprendida de que se vea como una provocación. Estas son las cifras reales de las condiciones en el parlamento, dijo Lööf, defendiendo cada punto del acuerdo.

 

Para ella el partido de la Izquierda es tan despreciable como los Demócratas de Suecia (SD).

 

Pero no así para Stefan Löfven, quien quiso calmar los ánimos y afirmó que su partido sí colaboraría con el partido de Izquierda.  

- En los puntos en los que estamos de acuerdo, podemos tener una colaboración también en el futuro, dijo Löfven, y agregó que la percepción de la Socialdemocracia respecto a los Demócratas de Suecia difería de la del Centro y los Liberales.

 

En otras palabras, Löfven quiere conquistar nuevamente el apoyo del partido de Izquierda, pero tampoco puede ir muy lejos, porque entonces pierde el apoyo de C y L.

 

Jonas Sjöstedt, por su parte, hizo este lunes una demostración de autoridad:

- Nosotros somos un requisito para que este gobierno pueda llegar a ser realidad. Que piensen que pueden decir que vamos a tener cero participación, eso no lo aceptamos. Lo rechazamos. Esto no es posible, enfatizó, en rueda de prensa.

 

Agregó que espera que pueda llegar a un acuerdo con Stefan Löfven, pero tuvo duras críticas en torno a los puntos del acuerdo cuadripartito, y de las consecuencias de este: reducciones de impuestos a los más ricos, aumentos del alquiler, inseguridad respecto de los derechos laborales, etcétera.

 

- Estamos tan sorprendidos como desilusionados viendo cuánto a la derecha Stefan Löfven está dispuesto a girar. Este sería el gobierno socialdemócrata más cargado a la derecha que Suecia haya visto, dijo Sjöstedt.

 

Él quiere que se restituyan las reformas que su partido llevó a cabo en conjunto con la administración anterior.  

 

- Queremos que se respeten estas reformas y que se continúe con las escasas apuestas que existen de justicia e igualdad en la política de Suecia, subrayó el dirigente de la Izquierda.

 

Pero ambos líderes no disponen de todo el tiempo del mundo. Andreas Norlén se mostró bastante irritado, este lunes, en su rueda de prensa, a las tres de la tarde. Él sabe que el pueblo sueco ya ha tenido demasiada paciencia.  

 

- Considero que es lamentable, que es increíble, que no hayan hecho uso de estas semanas para asegurarse de que contaban con todo el apoyo que necesitaban, dijo el presidente del parlamento, y ya la irritación y el desencanto se le salía por todos los poros.

 

Pero, como es él quien tiene que “poner orden en la clase”, comunicó que había concedido dos días más de plazo a los líderes que así lo habían solicitado, para “tranquilidad de su conciencia”.

 

De esta manera, fijó para este miércoles nuevas rondas con los líderes de los partidos, al final de las cuales nominará al candidato a ser sometido a votación, el próximo viernes.

 

Está por verse si entonces sale humo blanco del Riksdagen. 

 


Andreas Norlén, el " talman" en la conferencia de prensa del lunes, se mostró algo agotado. Foto: Marisol Aliaga. 

 

 

Según TT y Aftonbladet, el domingo por la noche la directiva del partido tomó una decisión. Esta será dada a conocer por Jonas Sjöstedt el lunes por la mañana.

Luego de que tanto los Liberales, como el partido del Centro comunicaran, la semana pasada, que no se opondrían a la candidatura de Stefan Löfven (S) a primer ministro, faltaba saber cómo votaría el partido de Izquierda.

Antes de que Sjöstedt se reúna con el talman, a las 11,40 horas, se despejará la duda. Y ahora depende del partido de la Izquierda el que Stefan Löfven sea aprobado en la cámara este miércoles.

 

 Por: Magazín Latino

 

La situación política en Suecia se pone al rojo vivo, y la semana que recién comienza será aún más dramática que la anterior.

 

Injustamente, puesto que el partido de Izquierda ha estado excluido de todas las conversaciones sobre la gobernabilidad del país, ahora resulta estar en el ojo del ciclón, puesto que depende de la votación de este partido el que Stefan Löfven sea elegido primer ministro el miércoles 16 de enero.

 

La semana pasada, el partido Socialdemócrata (S), el Medioambientalista (MP), del Centro (C) y Liberal (L) llegaron a un acuerdo histórico que, en resumidas cuentas, significaba que asumiría el Gobierno la Socialdemocracia y el partido Medioambientalista, y contarían con el apoyo del Centro y los Liberales. que irían a oposición.

 

Un acuerdo que, en la práctica, significa un gobierno socialdemócrata que administra políticas liberales, y que excluye completamente al partido de Izquierda.

- En este convenio hay más política burguesa que la que conseguimos durante el gobierno de la Alianza, dijo Jan Björklund.

 

Enn la rueda de prensa, la líder del Centro, Annie Lööf, leyó un párrafo del mismo:  

 

“Este acuerdo significa que el Partido de Izquierda no tendrá influencia sobre la dirección política en Suecia durante el próximo mandato”.

 

Sin embargo, tanto Lööf, como Björklund y Löfven cuentan con que el partido de Izquierda apruebe esta constelación de centro, que a este mismo lo deja fuera de circulación.

 

En la conferencia de prensa ofrecida por Annie Lööf, la semana pasada, y luego de la extensa lectura de varios de los puntos del acuerdo entre los cuatro partidos, todos los líderes se apresuraron a dar declaraciones a la prensa.

 

Pero el partido de Izquierda calló. Ninguna palabra de parte de Jonas Sjöstedt o de otros representantes de su agrupación.

 

Hasta el domingo por la tarde, cuando se supo que la dirección del partido había sostenido una reunión telefónica de tres horas, y había tomado una decisión. Que sería comunicada este lunes.

 

Según la agencia noticiosa TT, la decisión se inclinaba a un “No”. Muchos militantes del partido consideran la cláusula “anti-izquierda” del acuerdo como una “verdadera humillación”.

- Somos un partido de izquierda, no tenemos ninguna razón para apoyar a un gobierno que tiene la intención de seguir políticas de derecha, dijo Mikael Ekvall, líder del grupo del Partido de Izquierda en Jönköping, a Radio Suecia de Jönköping.

Y una lista de nombres que no quieren que el partido de su aprobación al acuerdo de Löfven se ha hecho circular en el país.

La ex diputada Rossana Dinamarca es una de quienes se opone, en su Facebook escribe:

“Aparte del hecho de que el acuerdo entre S, MP, C y L significa una política que va en contra de los trabajadores, con salarios más bajos, seguros de cesantía más bajos, aumento de alquileres, pruebas de idioma para obtener la ciudadanía, ningún límite alguno, nuevamente, para ganancias en los sistemas de bienestar social, reducciones de impuestos y más ayuda para los ricos, así como propuestas mentecatas de prohibir los móviles en la escuela; es también una fuerte señal contra V [partido de Izquierda], que nos equipara con los fascistas del SD [Demócratas de Suecia]. Es totalmente inaceptable”.

 

Ohly: No podemos ser un “limpiapiés” de S

El ex presidente del partido, Lars Ohly, concuerda con Dinamarca. En el programa de la televisión sueca, Agenda, el domingo por la noche, éste afirmó que el partido de Izquierda “no podía ser un “limpiapiés” de la Socialdemocracia”.

- Dan por sentado que el partido de Izquierda dirá que sí a un primer ministro que sigue políticas de derecha, al mismo tiempo que no se le dé ninguna influencia. Obviamente que esto no se puede aceptar porque, de hacerlo, el partido de Izquierda se ha hecho irrelevante en la política sueca, dijo Ohly en Agenda, el domingo por la noche.

 

Ulla Hoffman, otra ex diputada de larga trayectoria en el partido, acotó, por su parte:

- En alguna parte hay una autoestima y una ideología en el cuerpo. Esta dice que no se puede votar por una política que va completamente en contra de ella.

 

No obstante, la decisión no es fácil para el partido que cuenta con 28 mandatos en el parlamento (C tiene 31 y L 20).

Si se abstiene (botón amarillo), la cámara podría aprobar a Löfven como primer ministro. Si vota en contra (botón rojo), más de la mitad de los parlamentarios estaría en contra, y se iría a una nueva – y ultima – votación.

En esta nueva votación el candidato sería Ulf Kristersson (M) y, si C y L deciden cambiar de opinión y “darle la pasada”, la próxima administración sería una coalición de Moderados y de Democratacristianos, con el apoyo de los Demócratas de Suecia, SD.

En este caso, el partido de Izquierda injusta pero igualmente sería culpado de “haber ayudado al poder a un gobierno de derecha apoyado por la extrema derecha”.

Una difícil elección para el partido de Jonas Sjöstedt. Antes de las 11:40 horas del lunes, se despejará la incógnita.

 


El líder del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

En rueda de prensa, este viernes, la líder del partido del Centro Annie Lööf comunicó que apoyará a Stefan Löfven, en la votación del miércoles.

Aunque el talman presentaría un nuevo candidato a primer ministro el próximo lunes, con la declaración de Lööf está claro que será Stefan Löfven quien será sometido a votación en la cámara la semana que viene. Y esta vez contará con más apoyo.

- No es la solución que deseábamos, pero es lo mejor, en esta complicada situación, dijo Annie Lööf. Y agregó que esto “no sería gratis” para Stefan Löfven.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Finalmente, Annie Lööf tuvo que decidir entre su candidato, Ulf Kristersson, o el candidato del bloque opositor, de la izquierda rojiverde. Y eligió a este último, Stefan Löfven (S), líder de la Socialdemocracia.

 

En una conferencia de prensa convocada con escasa antelación, a las tres y media de la tarde del viernes, la presidenta del partido del Centro, Annie Lööf, comenzó constatando que las elecciones de septiembre pasado no resultaron en un triunfo para la derecha.

 

Y repitió varias veces que, en la política se trataba de dar y entregar, y llegar a compromisos.

 

Esto es justamente los que los partidos Socialdemócrata (S), Medioambienlista (MP), del Centro (C) y Liberal (L) han hecho, después de cuatro meses de tira y afloja.

 

Durante la tarde del viernes, los cuatro partidos hicieron público un acuerdo sobre la gobernabilidad del país, luego de intensivas conversaciones, que al final, dieron frutos. Frutos amargos, para algunos. Todos los partidos que incluyen el acuerdo han ganado y perdido al mismo tiempo (tal vez con excepción del partido Verde).

- Apoyamos a Stefan Löfven, pero no es gratis. Este acuerdo no es un pasaje gratis para Stefan Löfven. Eso significa que él debe abandonar la política de izquierda, dijo Annie Lööf.

 

Vale decir, la Socialdemocracia y el Partido Verde forman Gobierno, el cual es apoyado por el Centro y los Liberales. Y el partido de Izquierda es dejado completamente afuera.

 

Para Annie Lööf (C) y Jan Björklund (L), tanto el partido de Izquierda (V), como los Demócratas de Suecia (SD) son igualmente extremistas, y deben ser dejados fuera de toda influencia en la gobernabilidad del país.

 

El acuerdo consta de 73 puntos y fue dado a conocer simultáneamente, el viernes, por los cuatro partidos que lo incluyen. Enlace - haga clic.

 

Entre las concesiones se incluyen reducciones de impuestos, desmejoras en los derechos laborales y la anulación del “värnskatt”. Pero también vuelve el impuesto por viajes en avión (demanda del MP), y un test de conocimientos del idioma para quienes soliciten la nacionalidad sueca (demanda del L).

- Se trata de dar y recibir, y de hacer compromisos, dijo Annie Lööf.

 


La líder del partido del Centro, Annie Lööf, en la conferencia de prensa del viernes por la tarde, en la sala de prensa del Parlamento. Foto: Captura de pantalla de TV4Play. 

 

Queda por ver la reacción del sindicato, LO, de Ulf Kristersson, del partido de Izquierda y de los Demócratas de Suecia. Entre otros.

 

 

ACTUALIZACIÓN:

 

Este domingo quedó claro que la junta directiva del partido del Centro apoya la propuesta de su líder, Annie Lööf, y sus representantes en la cámara se abstendrán, en la votación del miércoles, para dar su apoyo a Stefan Löfven.

 

Y en el partido Liberal, a pesar estar dividido internamente, la mayoría apoya seguir el ejemplo del partido del Centro.

- Es necesario ser humilde ante la tarea a la que nos enfrentamos. Nunca había tardado tanto la formación de un Gobierno. Se requiere de colaboraciones inusitadas, para tener éxito. Nosotros queríamos un gobierno de la Alianza, pero sacamos menos votos que los rojiverdes, y hemos sido sinceros en que se requeriría la colaboración sobre los bloques, dijo Jan Björklund este fin de semana

 

Tanto Björklund como Lööf, han sido bastante arrogantes en sus declaraciones, algo que ha irritado a las bases de la Socialdemocracia, y a las del partido de Izquierda, que es dejado totalmente afuera de toda posible influencia.   

- Stefan Löfven se mantiene [en el poder] gracias a la benevolencia de los partidos del Centro y Liberales. Somos un partido burgués y no vamos a ceder en temas valóricos. No vamos a administrar política socialdemócrata, dijo Björklund.

 

Por otra parte, la desilusión de los moderados y democratacristianos pareció no tener límite.

Sara Skyttedal, ex presidenta de las Juventudes democratacristianas y candidata del partido a la Unión Europea, estampó su rabia en Twitter:

“Chapuceros Estafadores. “Vendepatrias”.

Nunca lo olvidaremos”, escribió, publicando una fotografía de Annie Lööf, de la campaña electoral de septiembre.

Curiosamente, su jefa, Ebba Bush Thor, había llamado, hace poco tiempo atrás,  a “tener más respeto, en las discusiones en las redes sociales”.

 

 
Ebba Bush Thor, líder de la Democraciacristiana, KD. Foto: Marisol Aliaga. 

 

El presidente de los Moderados, por su parte, se mostró nuevamente dolido y airado.

- Creo que cometen un error histórico. Corremos el riesgo de fertilizar los partidos de los extremos, dijo Ulf Kristersson.

 

El sindicato, en tanto, tampoco se mostró conforme con este acuerdo. El presidente de la LO, Karl-Petter Thorwaldsson, afirmó que su organización está muy preocupada por el acuerdo pactado entre S, MP, C y L. Más que nada le preocupa las desmejoras en el terreno laboral, y las políticas redistributivas.

- El acuerdo es jodidamente anticuado, dicho en sueco puro, dijo en una entrevista en la Radio Suecia, este sábado.

 

El acuerdo, según él, favorece a los más ricos, en desmedro de los que tienen menos. Considera que Löfven hizo demasiadas concesiones, que cedió prácticamente en todo. Sin embargo le agrada, obviamente, la idea de que Löfven sea primer ministro.

- Si es que tenemos un gobierno que lleve políticas socialdemócratas, vale la pena, dijo.

 

Pero tanto Lööf como Björklund han afirmado que con este acuerdo no solamente se “dejarán a un lado a los partidos extremos”. También ellos se asegurarán de que se lleven a cabo políticas liberales.

 

Al final, e injustamente, porque el partido de Izquierda no ha participado en las discusiones entre partidos, será justamente este quien decida si Löfven asume como próximo primer ministro, en la votación del miercoles. Si la Izquierda se abstiene, le da el pase a Stefan Löfven. Pero también puede votar en rojo, entonces el líder socialdemócrata tendría una mayoría en su contra. En esta nueva votación sería Ulf Kristersson el candidato, y es posible que entonces el C y L lo dejen pasar, puesto que a ninguno de los dos les conviene el ir a nuevas elecciones. 

 

 

Jueves, 10 Enero 2019 15:46

¿Stefan Löfven o Ulf Kristersson?

Una movida mañana ocurrió en el Parlamento este jueves, cuando los dos contrincantes al cargo de primer ministro: Löfven y Kristersson, se reunieron una vez más con Andreas Norlén, el talman.

Se avecina un fin de semana crucial, puesto que los partidos Liberal y del Centro decidirán, el sábado y el domingo, a cuál de los dos entregarán su apoyo en la votación del miércoles.

El lunes, Andreas Norlén propondrá, nuevamente, un candidato a primer ministro, que será sometido a votación el miércoles ¿será Stefan Löfven o Ulf Kristersson?

 

 Por: Marisol Aliaga

 

A cuatro semanas y un día de las elecciones parlamentarias Suecia sigue sin Gobierno.

 

Tanto el líder de la Socialdemocracia, Stefan Löfven (S), como su par Moderado, Ulf Kristersson (M), están dispuestos a asumir en el cargo de primer ministro. Pero hasta el momento la cámara ha rechazado a ambos.

 

A pesar de esto, el presidente del parlamento, Andreas Norlén, no tiene mucho donde elegir, en su próxima propuesta. Este lunes propondrá a uno de los dos, y la cámara tendrá que dirimir, tarde o temprano.

 

De lo contrario, solo queda la última alternativa: nuevas elecciones.

 

Este fin de semana se prevé clave, puesto que los dos partidos que hasta la fecha no han logrado decidir a quién dar su apoyo: el Centro ( C) y los Liberales (L), sostendrán reuniones decisivas en las que se supone que tomarán una decisión.

 

De modo que tal vez ya el domingo se sepan los resultados de la votación del miércoles. En Suecia, poco se mantiene en secreto.

 

Aunque tanto Löfven como Kristersson fueron bastante lacónicos en su encuentro con la prensa, luego del encuentro con Norlén. Löfven a las 10.00 de la mañana, Kristersson media hora después.

 

El líder socialdemócrata, dijo que él y su partido había pasado el asueto navideño en intensas conversaciones con los partidos que podrían conformar su propuesta de gobierno: MP, L y C. Tanto la Socialdemocracia, como los Moderados, se disputan el apoyo del partido del Centro y los Liberales. Finalmente,  serán ellos quienes decidan. A no ser que se convoque a nuevas elecciones.

- No quiero dar un pronóstico, es muy difícil, no tengo ningún porcentaje dijo Löfven, refiriéndose al apoyo de L y de C. Tenemos una forma constructiva de colaboración y espero que dé frutos. No podemos hacer más que esforzarnos al máximo para que Suecia tenga un Gobierno fuerte lo antes posible, agregó.

 

En tanto que Kristersson expresó:

- Estoy dispuesto a formar un gobierno que lleve a cabo políticas de derecha. Estoy a disposición al cargo de primer ministro, luego corresponde a otros tomar sus decisiones, dijo.

  

La líder del partido del Centro, Annie Lööf, ha perdido apoyo, de acuerdo con las encuestas más recientes, luego de que no ha brindado su apoyo ni a los Socialdemócratas ni a los Moderados, a pesar de que su partido forma parte de la Alianza de Derecha. No obstante, cuenta con el apoyo de su partido.

 

Para el líder liberal Jan Björklund (L), en cambio, la pista se le ha puesto difícil. Su partido se encuentra profundamente dividido en el tema de a quien dar su apoyo. Una falange tiende a apoyar a Löfven, y formar gobierno con la Socialdemocracia, mientras que otros consideran que lo lógico es apoyar a su candidato pre-elecciones: Kristersson. El ambiente está tan crispado en este partido, que incluso podría costarle a Björklund el liderazgo.

 

El peligro que los detractores liberales ven, en no apoyar a Löfven, es que un gobierno de Kristersson dependería en cada votación en el parlamento de los Demócratas de Suecia. Esto podría, incluso, llevar a nuevas elecciones, después de haberse formado un gobierno. Lo ven como una alternativa poco estable. 

 

Por otra parte, se rumorea que la coalición de la derecha, con Kristersson a la cabeza, estaría elaborando un documento que garantice que no se dejarán presionar por el partido de Åkesson (Demócratas de Suecia, SD), quien contrarrestó declarando que, si esto se llevara a cabo, ya no apoyaría a Kristersson, en una supuesta votación en el parlamento.

 

O sea, la situación está tan difícil como lo ha estado desde el 10 de septiembre pasado.

Aunque es posible que el domingo hayan novedades.

 

Este jueves, además, el talman Norlén recibió el informe de la Oficina Nacional Electoral, Valmyndigheten, que considera como posible fecha de elecciones – en caso de que sea necesario – el 7 de abril. La entidad calcula que los nuevos comicios tendrían un costo de 346 millones de coronas.

 


El líder de la Socialdemocracia, Stefan Löfven (S), y el líder de los Moderados, Ulf Kristersson (M). Foto: Marisol Aliaga.

 

 

El jueves 3 de enero se presentaron los filmes nominados a los Escarabajos de Oro, Guldbaggen 2018. La particular “Gräns” (La frontera o El límite) lidera la lista de películas que aspiran al prestigioso galardón cinematográfico sueco, con nueve nominaciones, entre otras a la Mejor Película y al Mejor Director/a.

La siguen “Unga Astrid”, (La joven Astrid), sobre la vida de Astrid Lindgren), y Goliat, con seis nominaciones cada una. No obstante, las biopics de Ted Gärdestad y de Ingmar Bergman se quedaron sin nominaciones, el jurado no complace a todos. Magazín Latino conversó con la presidenta del jurado del Guldbaggen acerca de la producción cinematográfica sueca del 2018.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Una cinta muy peculiar que trata de marginación, de códigos sociales, pero también de amor, fantasía y trolles escandinavos fue la más aclamada por el jurado del Escarabajo de Oro.

 

“Gräns” (La frontera o El límite) ha recibido numerosos premios, en Cannes recibió el Premio Una Cierta Mirada, y fue la candidata sueca al Oscar, pero desgraciadamente no quedó entre las cinco finalistas.

 


Escena de la película "Gräns".

 

Es uno de los imperdibles estrenos del año pasado y, para quienes se la perdieron, al igual que las otras cintas nominadas, vale la pena recordar el fin de semana comprendido entre el 15 al 17 de marzo, donde se exhibirán todas y, además, gratis, en Filmhuset, en Gärdet.

 

La protagonista de “Gräns”, Eva Molander, quien encarna en la cinta a la funcionaria de aduanas, Tina, comentó lo que significa la apariencia física en la vida de cada persona. La actriz debió someterse a un maquillaje que tardaba cuatro horas, ante cada sesión de rodaje. “Un reto inmenso”, explicó, en la conferencia de prensa.

 

 
Eva Molander como Tina. 

 

En la rueda de prensa también se dio a conocer a quien conducirá la gala, el 28 de enero en Cirkus:  Emma Molin.

 


Emma Molin conducirá la gala. Foto: Marisol Aliaga.

 


El jefe de prensa del Instituto de Cine Sueco, Jan Göransson, junto a la presidenta del jurado del Guldbaggen, Anna Carlsson. Foto: Marisol Aliaga.

 

Magazín Latino conversó  con la presidenta del jurado del Guldbaggen, Anna Carlson, quien nos dio su opinión acerca del año cinematográfico sueco 2018.

 

¿Qué le pareció la “cosecha” de producciones cinematográficassuecas del 2018?

- Pienso que ha estado tan buena, como todos los años, y demuestra claramente que está en sintonía con su tiempo. Hay varios temas que resumen esto: la amenaza que nos acecha, la mujer que se revela, que va en contra de la corriente, la valentía. Creo que los creadores suecos son buenos para reflejar nuestra realidad, y lo hacen en diferentes géneros, ya sean comedias o películas de suspenso. Tenemos a Den blomstertid nu kommer, Operation Ragnarök, Jimmie, que tratan de la realidad actual. Por ende, considero que el cine nacional es emergente y de calidad. Nos ha ido muy bien en festivales internacionales, lo que demuestra que existe interés en nuestro cine.

 

¿Y respecto a los nominados?

- Siempre hay opiniones respecto a los nominados, pero, como presidenta del jurado del Guldbaggen, te puedo garantizar que ningún filme es olvidado, todos los filmes son tomados en cuenta y analizados por profesionales del cine, así es que pienso que las nominaciones son elegidas cuidadosamente. Pero claro, algunos están más contentos que otros.

 

¿Hubo alguna película que ocasionó mayor discusión que otra?

- Prefiero no entrar en este tema, solo puedo decir que, si alguien pensó que su filme no fue tomado en cuenta, por ejemplo, por haberse estrenado a principio de año, no fue así, a pesar de que las reuniones del jurado son en diciembre. Las nominaciones se discuten en conjunto con los miembros del jurado, y son muy importantes, porque de esta forma se nominan las películas. Esto garantiza calidad en el proceso.

 

¿Qué tal fue la participación femenina en la producción cinematográfica, el 2018?

- Pienso que estuvo bien representada. Ahora bien, depende de la categoría, las mujeres están mejor representadas en algunas categorías, pero en general, es bastante buena. Claro que, ¡siempre se puede mejorar!

 

Y, por primera vez, al parecer, hay una película nominada tanto al Mejor Documental como al Mejor Film…

- Así es, se trata de The deminer, una película muy fuerte que trata de un hombre que constantemente pone su vida en peligro, cuando sale a terreno a desarmar minas. Una cinta muy buena que, por lo demás, se puede ver en la televisión sueca, hasta un tiempo más.

 

¿Hay algo que Ud. eche de menos, en lo que respecta a la cinematografía sueca?

- [Silencio] Más dinero para las producciones cinematográficas suecas, pienso yo. Creo que las políticas suecas para financiar el cine nacional dan resultado, gracias al Consejo Estatal que creó el Instituto de Cine, a instancia de la Ministra de Cultura. En este participan todas las partes implicadas, pero, se necesita más dinero para producciones nacionales. Porque el cine no solo es arte, es política económica también, entonces, hay mucho más por hacer.  

 

¿Me puede dar un ejemplo al respecto?

- Por ejemplo, todos los partidos parlamentarios están de acuerdo en que es necesario un “incitamento cinematográfico”, lo cual significa que los filmes que se rodan en Suecia deberían contar con una rebaja del 25 %, en la producción. Esto se hace en todos los otros países nórdicos, pero no así en Suecia, lo que resulta en que los productores prefieren situar las filmaciones en otros países, y nosotros en Suecia las perdimos. Al mismo tiempo que si se quiere filmar una película que trata de Suecia, por ejemplo, donde haya nueve, resulta más barato filmarla en otro país, aunque acá están las condiciones. Una conclusión es que la producción cinematográfica sueca necesita de más recursos económicos, pero también de este “incitamento cinematográfico”, que nos daría más oportunidades de trabajo en Suecia.

 

¿Y esto del “incitamento cinematográfico” ya es algo que todos los partidos han aprobado?

- Todos los partidos, ya sean de derecha o de izquierda han aprobado esto, y si tuviéramos un gobierno andando, ya se habría aprobado en el Parlamento. Pero espero que apenas tengamos un nuevo Gobierno se regule sobre esto lo antes posible. Sería bueno para la cinematografía y para la seguridad laboral de los trabajadores del cine. Pero yo creo firmemente en el futuro de la cinematografía sueca, ¡lo creo siempre!

 

 
Anna Carlsson, Emma Molin y Jan Göransson. Foto: Marisol Aliaga.


Tres nominadas a Mejor Actriz: Eva Melander, Alba August y Léonore Ekstrand. Foto: Marisol Aliaga


Los nominados que asistieron a la conferencia de prensa del jueves. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

El ultraderechista Jair Bolsonaro, electo en octubre con un programa de lucha contra la corrupción y la criminalidad, fue investido este martes presidente de Brasil.

Bolsonaro, un excapitán del Ejército de 63 años, y su vicepresidente, el general retirado Antonio Hamilton Mourao, pronunciaron su “compromiso constitucional” ante el Congreso en Brasilia, por un mandato de cuatro años (2019-22).

 

 Fuente: Radio BioBio. 01-01-2019

 

Tras el fin de las formalidades, el flamante jefe de Estado pronunció su primer discurso oficial, donde prometió liberar al país de los males que a sus ojos lo sumieron en “la mayor crisis ética y moral de su historia”.

 

“Convoco a cada uno de los congresistas a ayudarme en la misión de restaurar y volver a erguir a nuestra patria, liberándola definitivamente del yugo de la corrupción, la criminalidad, la irresponsabilidad económica y la sumisión ideológica”, proclamó ante el Congreso.

 

Bolsonaro, 38º mandatario desde la proclamación de la República en 1889, llegó al lugar en un Rolls Royce descapotable, junto a su esposa Michelle y escoltado por una guardia montada.

 

La comitiva avanzó por la Explanada de los Ministerios, aclamada por una multitud que pudo acceder al lugar en medio de estrictas medidas de seguridad.

 

Antes de iniciar la procesión, Bolsonaro ratificó su promesa de “cambiar el destino de Brasil”, en un video colgado en Twitter.

 

“Pretendemos, sí, cambiar el destino de Brasil, pero para eso necesitamos seguir teniendo su imprescindible apoyo”, afirmó.

 

Agradeció además “a Dios por estar vivo”, en referencia a la puñalada que recibió en septiembre durante un mitin de campaña.

 

El exparacaidista, nostálgico de la dictadura militar (1964-1985) y con un historial de exabruptos misóginos, racistas y homófobos, asume las riendas de la mayor potencia latinoamericana, de 209 millones de habitantes.

 

Y lo hace con una fuerte legitimidad electoral, tras haber obtenido 57,8 millones de votos (55%)presentándose como un salvador en un país agotado por los escándalos de corrupción, la violencia y la crisis económica.

 

 

Lunes, 31 Diciembre 2018 20:03

Lo que nos dejó el 2018

El 2018 ha sido un año de sobresaltos. El presidente chino proclamó que gobernaría de por vida, en Brasil asume un presidente de extrema derecha que quiere explotar el Amazonas y en USA, Trump sigue haciendo de las suyas. En Suecia seguimos sin gobierno, y existe la posibilidad de que el 2019 sea - nuevamente - un año de elecciones.

Un paso importante que se dio, a pesar de todo, es que, por fin, la gente común y corriente comenzó a tomar conciencia en relación con el medio ambiente. Es de esperar que esta actitud cobre fuerza, en el año que está a punto de comenzar.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Periodísticamente hablando no hay de qué quejarse. El 2018 pasaron suficientes cosas como para que quienes nos dedicamos a cubrir el flujo noticioso nos mantuviéramos constantemente ocupados.

 

Entre los numerosos sucesos que marcaron el año, recuerdo el comienzo del 2018 con la manifestación #Tystnadtagning, de las actrices suecas, en el marco de la campaña del #metoo, que en Suecia tuvo un impacto mayor que en otros países. Tal vez se deba a que las mujeres en este país se organizaron de acuerdo con sus colectivos: comenzaron las actrices, las siguieron las periodistas, las profesoras, las policías y así, sucesivamente, y cada uno de los grupos con un hashtag muy particular e ingenioso. La de las periodistas, por ejemplo, se llamó: #deadline (plazo de entrega); la de las maestras: #tystiklassen (callado en la clase).

 

La campaña ya había comenzado a fines del 2017, pero las actrices suecas realizaron una llamativa manifestación en la gala de premiación del Escarabajo de Oro (Guldbaggegalan), en enero del 2018.

 

El #metoo se siguió haciendo notar de muchas otras formas. E incluso no sería extraño que la campaña haya influido en parte en el fallo al “perfil cultural”, Jean-Claude Arnault, que en octubre pasado fue condenado a dos años y medio de cárcel. Arnault apeló a la Corte Suprema, en un último intento de “salvar su honor”. Intento que está a condenado a fracasar, la Corte Suprema no reivindica este tipo de casos. La lectura del veredicto (documento público), deja al descubierto la oscura y vil personalidad de un hombre que durante décadas acosó a cuanta mujer se le puso por delante – ni siquiera la princesa se libró -  en los finos salones culturales de Estocolmo. Y que ocasionó el descalabro en la Academia Sueca, que al final resultó en la ausencia del Premio Nobel de Literatura 2018.

 

Como parche a esta herida, las editoriales más grandes de Suecia se unieron y publicaron, nuevamente, a las laureadas con el Premio Nobel de Literatura, desde su inicio, en 1901. 14 escritoras, de los 114 Nobeles de Literatura.

 

14 de 114, da para pensar, ¿no?

 

En un homenaje a estas gigantes de las letras, un verso de Gabriela Mistral nuevamente fue declamado, en el Dramaten, en el marco de los Premios Nobel 2018, en una función que se llamó:“Desde Selma a Svetlana”, y en la que se leyeron extractos de las obras de las 14 literatas.

 

Selma Lagerlöf fue la primera mujer en recibir el Premio Nobel de Literatura – ante las vivas protestas de, entre otros, el secretario permanente de esos años. Fue además la primera mujer en ser elegida miembro de la Academia, también ante el rechazo del resto de los demás integrantes de ese cerrado círculo de hombres, en donde muy pocas mujeres han sido aceptadas. Selma ocupó el sillón número siete, el mismo que, hace un par de años atrás asumiera Sara Danius, quien, ante la presión, sobre todo de Horace Engdahl y de otros vejetes de la institución, se viera este año obligada a dejar su cargo.

 

 

El peligro del terrorismo se hizo evidente también este año. La torre de Skarpnäck, la más alta de Estocolmo se cerró al público hace pocos días atrás, por “posible riesgo a la seguridad nacional”. Pero nada más se ha sabido sobre ello, obviamente, los servicios secretos trabajan en secreto.

 

El juicio al terrorista que acabó con la vida de cinco personas, en abril de 2017, se inició en febrero y se prolongó durante toda la primavera del 2018. Al final, fue condenado a cadena perpetua y a extradición, al cumplir la pena. Lo que significa que, en la práctica, puede estar libre luego de 10-20 años. Y, si corre el riesgo de ser condenado a muerte en su país natal, no se podrá llevar a cabo la extradición.

 

Reconozco que, de todas las coberturas de este año, la más difícil fue asistir a los alegatos del juicio contra el terrorista. Nunca tampoco había visto a periodistas que a duras penas contenían las lágrimas, al escuchar los testimonios. Sobre todo, me conmovió el testimonio de la viuda del ciudadano británico que lanzó a su hijo por los aires, en un último acto heroico de salvarle la vida. La suya no tenía salvación, el camión mortal ya lo había alcanzado. El niño sobrevivió, otras personas lo cuidaron, cuando, en la tienda donde se refugiaron, él trataba de quedarse dormido, para poder despertarse de esa pesadilla.

 

La joven viuda contó su relato sollozando a lo largo de todo este. La tortura de las largas horas de incertidumbre, en las que pasaba de la esperanza a la desesperación. El no saber nada de su hijo ni de su marido, a quien había despedido con un beso, el día anterior. Cuando los policías le comunicaron, en la sala de estar de su casa, que su esposo desgraciadamente había fallecido, se desplomó. Entonces no le quedaban fuerzas para seguir viviendo.

 

Pienso que no hay crimen más cobarde que un atentado terrorista. Porque, ¿qué tienen que ver la política exterior de un país con una familia que se encuentra de compras en Estocolmo, con un padre que va a recoger a su hijo a la escuela y, menos que nadie, con un niño? 

- Si Ud. hubiera conocido a mi hijo, se habría dado cuenta de que él no lo habría mirado mal, por ser distinto a Ud. Habría encontrado en él amabilidad, compasión y tolerancia, le dijo el padre del ciudadano británico al terrorista, en la corte, sin mirarlo, porque la familia exigió que el individuo no estuviera presente. No querían quedarse con la imagen en la retina del hombre que había segado la vida de su hijo.

 

Los familiares de las víctimas fatales recibieron una mísera indemnización. Suecia, a diferencia de otros países europeos, no destina recursos para este tipo de casos.

 

Y el peligro sigue vigente. Según un informe reciente de Swedish Defence University hay, en la actualidad, entre 2000 y 3000 yihadistas en Suecia. A pesar de esto, las autoridades carecen de un plan para recibir y controlar a los jóvenes y jovencitas que retornan a Suecia, después de haberse unido a las filas del Estado Islámico, en países del Medio Oriente.

 

 

Otra noticia que nos conmovió, el 2017, pero que repercutió el 2018 fue la del asesinato de Zaida Catalán, la joven experta de la ONU, que perdiera la vida en una misión en Congo-Kinsasa. El 20 de febrero se inauguró el Salón Zaida Catalán, en la Embajada de Chile en Suecia.

 

Zaida Catalán ofrendó su vida por un mundo mejor. Su sacrificio no será en vano. Las futuras generaciones mantendrán encendida su llama en beneficio de la humanidad”, reza la placa que acompaña la foto de Zaida, en el salón. Son palabras de su madre, Maria Morseby.

 

En un documental de la televisión sueca, hace poco atrás, se dio a conocer que la ONU ocultó importante información sobre el asesinato de Zaida y de su compañero norteamericano, también asesinado. Y todo apunta que los autores intelectuales del alevoso crimen son las mismas autoridades congolesas. El gobierno de la República Democrática del Congo. La madre y la hermana de Zaida, y los padres de Michael Sharp siguen esperando que se haga justicia.

 

 

El 9 de septiembre todos los ciudadanos – al menos casi el 90 % - acudimos a las urnas, como lo hacemos cada cuatro años. Y desde entonces, el tema de la gobernabilidad de Suecia ha ocupado gran parte del flujo noticioso.

 

Todos sabían lo que iba a pasar, después de los comicios. Y pasó. Llegó el caos que todos temían y que era inevitable.

 

Ante la diferencia tan acotada entre el bloque de derecha y el de izquierda: un mandato, el partido que sacó más votos, la Socialdemocracia, debía encontrar otros partidos con quien formar gobierno. Y, desde hace ya tiempo atrás, Stefan Löfven (S) le había venido “echando el ojo” al partido Liberal y al partido del Centro.

 

Pero lo primero que pasó, apenas se recompuso la cámara, después de las elecciones, fue que Stefan Löfven fue destituido de su cargo. Desde entonces, Suecia no tiene gobierno. O, mejor dicho, tiene un gobierno de transición, dirigido por Stefan Löfven.

 

Al flamante nuevo presidente del Parlamento, Andreas Norlén, le tocó la difícil tarea de sondear las posibilidades de quien podía asumir como primer ministro sueco. Y ha llamado a varias rondas de conversaciones con los líderes de los partidos, en busca de un nuevo candidato para el puesto. Tarea que ha resultado ser una “misión imposible”.

 

Dos veces, el “talman” ha propuesto un candidato a primer ministro.

 

El 14 de noviembre, la cámara rechazó la propuesta de elegir a Ulf Kristersson (M), como primer ministro sueco, en una votación histórica en la que el partido del Centro y los Liberales, miembros de la Alianza de derecha, votaron en contra de su propio candidato.

- Tomamos nota, dijo un resentido Kristersson, ante la jugada de Annie Lööf ( C) y JanBjörklund (L).

 

Pero este dúo, un mes más tarde, el 14 de diciembre, nuevamente votó No. Esta vez a Stefan Löfven. El segundo candidato propuesto por Andreas Norlén.

 

Las intensas conversaciones entre Löfven (S), Lööf ( C) y Björklund (L), no habían llegado a buen puerto, y la líder del Centro ya lo había hecho público.

 

Annie Lööf le exigió a Stefan Löfven que cortara su colaboración con el partido de Izquierda (V) y además, que hiciera grandes concesiones respecto a los derechos laborales y al “värnskatt”. Lo del impuesto del “värnskatt” la Socialdemocracia está dispuesta a hacer, ahora. Pero el comenzar a desmontar los derechos laborales sería, prácticamente, hacerse el harakiri, para la Socialdemocracia. Constituiría el derrumbe del modelo sueco, y el sindicato sueco de trabajadores, LO, ya lo ha advertido.

 

Por otra parte, nadie entiende cómo van a salir del embrollo en el que se metieron, Lööf y Björklund. Sobre todo Annie Lööf ha apostado muy alto y, de haber nuevas elecciones, sus votantes la pueden castigar por esto.

 

A vuelta de las vacaciones de fin de año, Andreas Norlén podrá proponer dos veces más un candidato para que sea sometido a votación en el Parlamento. Si la cámara no “tolera” (como se dice en el lenguaje parlamentario) ninguno de estos dos candidatos, Norlén no tendrá otra salida que convocar a nuevas elecciones.

 

Ante este caos, la ciudadanía sueca se sigue preguntando por qué los políticos no son capaces de ponerse de acuerdo. Pero el "talman" (Andreas Norlén) trata de conformarse, a pesar de las circunstancias.

- Creo que estas semanas han sido un gran aporte de educación popular sobre cómo funciona nuestra democracia, dijo Andreas Norlén, respecto al torbellino político que se desató en Suecia después de las elecciones.

 

Hasta lo que aquí se sabe, la situación entre los partidos sigue tan bloqueada como lo ha estado desde las elecciones. Ninguno de los partidos quiere ceder un milímetro y, si la cosa sigue así, nos espera un 2019 electoral.

 

 

Para terminar con una buena noticia, puedo agregar que hace poco se celebró, con bombos y platillos, el centenario de la Democracia en Suecia. Porque el 17 de diciembre de 1918, el Parlamento sueco tomó la histórica decisión de adoptar el sufragio universal e igualitario.

 

Aunque, la verdad de las cosas, las mujeres tuvieron que esperar hasta el 24 de mayo del año siguiente, 1919, para poder sufragar. Como de costumbre, la democracia incluía solamente a los hombres.

 

Desde entonces, la lucha por la equidad de género sigue en pie. Las diputadas fueron muy pocas, durante un largo tiempo. Tanto, que solamente en 1960 el porcentaje de hombres en el Parlamento bajó a menos de un 90 por ciento.

 

 

Con la esperanza de un año de Paz, equidad de género y justicia social, Magazín Latino desea a todos sus lectores un Feliz y Próspero Año 2019.

 

Marisol Aliaga

Directora

 

 


El actor Mikael Persbrandt será el encargado de declamar el poema de Alfred Tennyson, "Campanas de Año Nuevo, en Skansen, a las doce de la noche. Foto: Wikipedia. 

 

"Érase una vez una Navidad, hace mucho tiempo atrás, cuando aún se podía ver a gente pobre caminando por las calles. En esa época no era una vergüenza ser pobre, por lo que los andrajosos y menesterosos no tenían que esconderse para que nadie los viera, sino que vagaban libremente”.

Así comienza el cuento de Tage Danielsson que la televisión estatal sueca incluye en su programación navideña, el 24 de diciembre, todos los años, desde 1975.

Magazín Latino desea a todos sus lectores una muy Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Los ingleses tienen los hermosos cuentos navideños de Charles Dickens. Menos conocido es el cuento sueco “La Navidad de Karl-Bertil Jonsson”, que el gran Tage Danielsson incluyera en su libro “Cuentos para niños mayores de 18 años”, publicado en 1964. Y que, desde 1975, la televisión estatal sueca transmite, como cuento animado, cada año, para la Navidad.

   

Como ya lo he dicho antes, los suecos son gente de tradiciones fuertes, y de repeticiones. Como los niños. Igualmente transmitieron durante muchas décadas un sketch cómico llamado “La condesa y su mayordomo” para el Año Nuevo.

 

A las 15.00 horas del 24 de diciembre, la gran mayoría de las familias en Suecia se acomodan frente al televisor para ver al Pato Donald y sus amigos, con el Pepe Grillo, Tribilín, el toro Ferdinand y todos los personajes de Walt Disney.

 

Es entonces que comienza la celebración de la Navidad, con sus platos y bebidas típicas de este lado de la Tierra. Para los adultos, el “glögg” (una especie de “navegado” dulce, acompañado de pasas y almendras) y para los pequeños el “julmust” (una gaseosa). Y, por supuesto, las “pepparkakor”, galletas de jengibre. Y todos los demás manjares que hacen de la mesa navideña sueca una delicia al paladar: el jamón de Navidad, los arenques, los "prinskorv" (salchichas), las bolitas de carne, la "tentación de Jansson", las gachas y el bacalao macerado en sosa. Todo acompañado de aguardiente, no antes de entonar una canción, a coro. 

 

Pero por qué se debe ver al Pato Donald todas las Navidades en un enigma que, hasta el momento, no he logrado resolver. Si a uno no le gusta, se tiene que quedar callado, porque al criticarlo corre el riesgo de echar a perder la armonía navideña.

 

Sin embargo, hay un cuento que, desde que lo vi la primera vez – hace más de 4 décadas atrás – me fascinó: la historia de Karl-Bertil Jonsson. Lo recomiendo, para quienes apagaron el televisor, cansados de los amigos del ratón Mickey.

 

 

Como es un cuento “para adultos” (al igual que, por ejemplo, “El Principito”) SVT lo transmite a las siete de la tarde. Seguramente para no correr el riesgo de ser acusados de influenciar a los niños con “ideologías perniciosas” (léase comunistas) … a Disney nadie - hasta lo que yo sé - lo ha criticado nunca, por su intromisión en la Navidad sueca.

 

Últimamente, con el auge del neoliberalismo, he visto incluso a personas a quienes admiro mucho, criticar a Karl-Bertil Jonsson. Lo acusan de “comunista” (y en Suecia el ser comunista es tan o casi tan mal visto como ser de extrema derecha). Lo tildan de “hacer cosas de mal gusto”. E incluso de “ladrón” y hasta de “sinvergüenza”.

 

Entiendo estos puntos de vista. Pero no los comparto. Para mí sigue siendo justo el proporcionarle a cada cual de acuerdo con sus necesidades. Y que cada cual imponga se acuerdo a sus posibilidades. El compartir los recursos solidariamente.

 

El cuento navideño de Tage Danielsson relata la historia de Karl-Bertil Jonsson en una época en la que no era vergonzoso ser pobre - había muchos – y las diferencias entre ricos y pobres eran mucho más grandes que lo que son ahora.

 

Existían muchos que no tenían nada y pocos que tenían mucho.

 

Karl-Bertil, un chico de 14 años, trabaja en la Oficina de Correos, y clasifica los numerosos paquetes que deben ser entregados para la Navidad. Al mismo tiempo, reflexiona sobre la injusticia de que gente que tiene todo reciba aún más, en tanto que otros no tienen donde caerse muertos.

 

Su héroe es Robin Hood, y su lema: “tomar de los ricos y dar a los pobres” es el suyo. Karl-Bertil sueña con hacer realidad este sueño, y lo repite una y otra vez: "tomar de los ricos y dar a los pobres". 

 

Y, dicho y hecho, lo hace. Mete en un saco todos los paquetes destinados a directores, coroneles y otra gente de recursos. Esconde el saco y, la misma Noche Buena, se pone un traje de Santa Claus, toma un taxi a los barrios más pobres y …comienza a repartir los paquetes entre viudas, huérfanos y menesterosos.

 

 

Sus padres son personas acomodadas. Su madre, la típica dueña de casa, lo atiende, antes de su escapada, y se lamenta de que Karl-Bertil tenga que trabajar la Noche Buena. Pero al mismo tiempo le prohíbe a su esposo, el director Tyko Jonsson, cuando éste dice que puede conducir a su hijo al trabajo, en su coche: “No faltaba más, Tyko. ¡Has bebido glögg!”, le insta. Y, donde manda capitán, no manda marinero.

 

A ambos engaña Karl-Bertil, antes de salir a repartir los paquetes. Su padre, que no tiene ningún problema en llevarse a casa – sin pagar las 14,59 coronas que cuesta  -  una gran estrella para el árbol de Navidad, piensa que “todos los que dan algo gratis son comunistas”.

 

Y más tarde, cuando se entera de lo que ha hecho su hijo, exclama:

- ¿Qué? ¡He alimentado a un comunista!

 

 

El cuento de Tage Andersson es anacrónico, aunque él mismo dijo que estaba ambientado en la década de los 40. Está lleno de citas inolvidables y de referencias a una Suecia en tiempos de la segunda guerra mundial, como el cuadro en la pared que muestra a un tigre. “En svensk tiger” se decía en tiempos de la segunda guerra, en un juego de palabras que quería decir: “un sueco calla”. Incluso en una escena se divisa una bandera nazi, en un taxi.

 

Pero podría también representar la realidad actual en Suecia, en la que, por una parte se nota cada vez más la solidaridad de unos, y la mezquindad de otros.

 

Para no echar a perder la magia del relato, no voy a desvelar en qué termina la historia de Karl-Bertil Jonsson, pero lo recomiendo como uno de los programas televisivos imperdibles de una Navidad en Suecia.

 

Con este quiero agradecer también a todos los lectores y lectoras que nos han seguido durante este año – que no ha estado escaso de sucesos - deseándoles una muy ¡Feliz Navidad y un Próspero año Nuevo!

 

Y Paz en la Tierra, para los hombres de buena voluntad.

 

Marisol Aliaga

Directora,

Magazín Latino

22 de diciembre de 2018

 



 

 

Página 1 de 49

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español