Lunes, 03 Agosto 2020 | Login
Administrador

Administrador

Este lunes el tribunal de Uddevalla emitió el fallo en el juicio en contra de Tishko Ahmed, de 23 años, imputado por el homicidio de su novia, Wilma Andersson, de 17, y la profanación de su cadáver. Crimen cometido en noviembre del año pasado.

La corte condenó al imputado a prisión perpetua, por unanimidad. “Fue condenado a la pena más severa de la ley, que fue lo que exigimos”, dice el fiscal Jim Westerberg, en un comunicado de prensa.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Al finalizar el último día de audiencias en el juicio en contra de Tishko Ahmed, y cuando los guardias se disponían a llevarse al imputado, la madre de la víctima le suplicó que dijera dónde estaba el cuerpo de su hija, Wilma Andersson. Fue un momento de suma tensión en la sala del tribunal de Uddevalla, pero Ahmed se mantuvo impasible, y guardó silencio.

 

Silencio también guardó en las interrogaciones con la policía, al ser detenido, en noviembre del año pasado. Y sigue defendiendo su inocencia, a pesar de las pruebas forenses en su contra, y de que la única parte del cuerpo de la víctima que se ha encontrado estaba dentro de una valija en el armario de su departamento.

 

Fue el 14 de noviembre que Wilma Andersson, de 17 años, fue vista por última vez, en la ciudad de Uddevalla, 83 km al sureste de Gotemburgo.  

 

Dos días después, sus familiares hacen la denuncia a la policía, y se inicia una intensiva búsqueda a la que poco a poco adhieren cientos de voluntarios. Los resultados son infructuosos, pero dos días más tarde Tishko Ahmed, su novio, es arrestado en el departamento que compartían. Aunque el afirmó más tarde que la relación había terminado.

 

El 19 de noviembre, Ahmed es puesto en prisión preventiva, bajo sospecha de asesinato, lo cual niega y – hasta la fecha - lo sigue negando.

 

Curiosamente, solo nueve días después la policía decide allanar el inmueble, encontrando entonces una maleta escondida en un armario en el dormitorio. La maleta estaba sobre una tela estampada, y de su interior se había filtrado un líquido rojizo. Por esta razón, es remitida a la Agencia de Medicina Forense en Gotemburgo, donde se constata que en su interior se encuentra la cabeza de Wilma. La policía confirma que la joven ya no está en vida y su búsqueda se suspende.

 

Los expertos forenses encuentran, además, restos de sangre de la joven en todas las piezas del inmueble y la única persona que había estado en el departamento era Ahmed. Y en el papel de aluminio y cinta adhesiva con que se había envuelto el cráneo se encontró ADN del inculpado.  

 

El hecho de que el resto del cuerpo de la víctima no haya sido encontrado hace imposible establecer cuál fue la causa de la muerte y, por ende, no hay una evidencia directa que pruebe que Tishko Ahmed ocasionó la muerte de Wilma Andersson. No obstante, el fallo subraya que las evidencias presentadas por el fiscal consisten en una serie de indicios que, sumados, llevan a una conclusión.

 

De esta forma el jurado considera que está probado “más allá de toda duda razonable” que Tishko Ahmed, intencionalmente, le arrebató la vida a Wilma Andersson mediante golpes. Que no puede haber sido un proceso rápido y que debe haber infringido a la víctima “una fuerte angustia de morir y un sufrimiento significativo”.

 

Más agravante aún es el crimen – consideran los jueces – puesto que Ahmed no solo le quitó la vida a la joven, sino que además profanó su cadáver, desprendiendo la cabeza de su cuerpo y guardando el cráneo en una maleta en su departamento. La corte aceptó además la afirmación del fiscal, de que el condenado se deshizo del resto del cuerpo de la víctima, lo que ocasiona aún más dolor en los familiares de la joven, que no han podido enterrar a Wilma.

 

Varios testigos dieron cuenta, durante el juicio, que la joven estaba en un estado de dependencia de su novio, quien la había maltratado en varias ocasiones, en una de ellas, la había dejado inconsciente luego de un golpe en la sien.

 

Ahmed fue sometido a un examen psiquiátrico, el cual arrojó que éste no sufre de ningún trastorno mental grave ni durante ni después del asesinato. Sin embargo, se considera que tiene rasgos narcisistas y una imagen grandiosa de sí mismo, la que no se corresponde con su verdadera situación personal. También se agrega a su cuadro clínico una larga adicción al cannabis.

 

Los familiares de Wilma, por su parte, se manifestaron conformes con el fallo, pero recalcaron que la pena máxima para el asesino no trae a la joven de vuelta. Y no pierden la esperanza de encontrar su cuerpo.

 


Wilma Andersson. Tishko Ahmed.

 

Contrariando las recomendaciones de la OMS respecto al uso de mascarillas, la Agencia de Salud Pública sueca se mantiene en su posición de no imponerlas en el espacio publico.

Otros expertos no están de acuerdo. El infectólogo Björn Olsen, declaró este lunes en entrevista con Aftonladet que “en Suecia, la mascarilla se ha convertido en un insulto”. Él considera que es necesario romper con este tabú.

 

 Por: Magazín Latino

 

Este lunes, el director general de la OMS, Tedros Adhanom, informó que ya se registran 13 millones de contagiados con Covid-19 a nivel mundial, con un récord de 230.370 nuevos casos reportados en las últimas 24 horas.

 

Aunque los recuperados suman siete millones, el director de la OMS insistió en la importancia de que los países cumplan con las medidas de contención de la pandemia y de que los gobiernos establezcan estrategias integrales para suprimir la transmisión del coronavirus y salvar vidas.

 

- Tengo que ser sincero con Ustedes. No habrá un regreso a la normalidad en un futuro previsible. El coronavirus es nuestro enemigo número uno, sin embargo, muchos países van en la dirección equivocada y hacen caso omiso de esto, dijo Tedros Adhanom, sin dar nombres.

 

Las recomendaciones de la OMS son claras: respetar la distancia física, lavarse las manos, usar mascarillas y aislarse en caso de estar enfermo. Si no se siguen estos principios básicos, aseguró Adhanom, “esta pandemia solo puede ir en una dirección: de peor en peor”.

 


El director general de la OMS, Tedros Adhanom.

 

Suecia asegura que sigue las recomendaciones de la OMS al pie de la letra, sin embargo, cada vez es más evidente que el uso de mascarillas es un punto en el que la agencia sanitaria no va a ceder.

 

- ¿No van a recomendar nunca el uso de mascarillas?, preguntó un periodista en la rueda de prensa de la Agencia de Salud Pública del martes (ahora se realizan dos veces a la semana).

 

La respuesta fue la misma de siempre: "nosotros recomendamos mantener la distancia física". La Agencia ha dicho desde el primer momento del brote del Covid-19 que no existe evidencia científica respecto a los beneficios de las mascarillas y que, en caso de síntomas, el consejo es quedarse en casa. "El uso de mascarillas no se adecúa a la estrategia sueca contra el coronavirus", ha estipulado el epidemiólogo estatal Anders Tegnell. 

 

Aunque ahora la autoridad sanitaria sí reconoce la existencia de los asintomáticos, pero asegura que éstos no son motivo para imponer el uso de mascarillas en los espacios públicos.

 

A pesar de los reportes de trenes llenos, playas atiborradas y aviones completos, donde, evidentemente, el mantener la distancia es imposible.

 

El infectólogo Björn Olsen es uno de los 23 investigadores que en varias oportunidades ha exigido a la agencia de salud que reconsidere algunas medidas y que cambie el rumbo de la estrategia. Hasta la fecha sin resultados.

 

En una entrevista con Aftonbladet, Olsen, profesor de enfermedades infecciosas de la Universidad de Uppsala, expresó su preocupación por el desarrollo de la pandemia, que se ha cobrado la vida de más de 500.000 personas en todo el mundo.

 

- Los números están comenzando a ser grotescos. Pero es casi clásico del desarrollo del curso de una pandemia. Ahora es principalmente el sur de los Estados Unidos el que se ve muy afectado. Luego está la situación en América del Sur, donde realmente ahora está escalando.

 

Pero el aumento en los casos no necesariamente significa algo negativo, explica Olsen, al testear más -  como últimamente se está haciendo en Suecia - se aprecia, obviamente un incremento en el número de casos. Él supone que quienes den positivo en la prueba tratarán, de forma natural, de mantenerse alejados de otros, lo cual es una forma efectiva de evitar el contagio.

 

Sin embargo, los números no bajan con la rapidez esperada, y Suecia sigue lamentando fallecidos por el Covid-19. Aunque las cifras van en descenso, este martes se registraron nueve muertos.

 

Olsen desearía que la propagación de la infección disminuyera más rápidamente.

 

- Debemos prepararnos para el hecho de que esto no terminará en mucho tiempo. Ahora también hay informes de que las primeras pruebas de la vacuna no han sido tan exageradamente buenas. Por lo tanto, seguramente no solo se debería confiar en una vacuna, sino que deberíamos confiar en el distanciamiento social, en el uso de mascarillas, en ese tipo de cosas. Las mascarillas se han convertido en una suerte de insulto en Suecia, pero los barbijos utilizados adecuadamente son, de todas maneras, barreras importantes.

 


El profesor Björn Olsen. Foto: Aftonbladet. 

 

Desde comienzos de junio, la OMS recomienda el uso de mascarillas en espacios públicos y cuando no es posible mantener la distancia física. En otros países se está más consciente, además, del problema que constituyen los asintomáticos.

 

No obstante, la Agencia de Salud Pública (Folkhälsomyndigheten) se mantiene en su posición de no recomendar el uso de protectores faciales. Aunque hasta la fecha no ha presentado soluciones sobre medidas a tomar cuando el distanciamiento físico no es posible.

 

En las redes, en tanto, abundan los testimonios de personas que son acosadas por usar mascarilla en los espacios públicos. En Suecia la agencia de salud ha difundido la imagen de que la gente no sabe usar las mascarillas, y que las personas que usan mascarilla están enfermas y, por ende, deben permanecer en sus casas.

 

- Las autoridades se han aferrado a la creencia de que todos los que llevan mascarilla abusan de su uso, o que pueden propagar la infección aún más. Sin embargo, no existe evidencia de esto. Mas bien todo lo contrario, dice Olsen en la entrevista con Aftonbladet.

 

Agrega que él usa mascarilla cuando entra a un local comercial, y que a medida que pasa el tiempo se ha convencido de que estas realmente funcionan.

 

- Y no lo hago para protegerme a mí mismo, sino para proteger a los demás, en caso de que esté contagiado. De eso se trata. También se trata de lograr un comportamiento en el que no nos miremos raro si alguien usa mascarilla.

 

Otro de los puntos en los que Suecia se diferencia de otros países es que las autoridades suecas siguen aconsejando que las personas vayan a sus trabajos y a los colegios incluso cuando algún miembro de la familia esté enfermo.

 

- Ha sido como un mantra de la Agencia de Salud Pública, el que solo contagian aquellos que presentan síntomas. Yo considero que es es un gran error, concluyó Björn Olsen.

 

En la rueda de prensa del martes, la autoridad sanitaria declaró que las recomendaciones actuales se mantienen vigentes.

 


La Organización Mundial de la Salud recomienda el uso de mascarillas en los espacios públicos. Foto: OMS.

 

Debate ¿Qué está buscando realmente la Agencia de Salud Pública? La pregunta se vuelve cada vez más importante a medida que crece el número de infectados y muertos, pero la estrategia sigue siendo la misma, escriben 23 investigadores, entre ellos Anders Vahlne, profesor emérito en virología clínica y Lena Einhorn, doctora en virología.

 

 Fuente: Göteborgs-Posten. 12 jul, 2020. Traducción: Magazín Latino

 

Este es un artículo de debate. El propósito del texto es influir y las opiniones son propias del escritor.

Suecia es uno de los países con más muertes reportadas per cápita en covid-19 en el mundo. Sin embargo, las recomendaciones no han cambiado. Aunque ahora está perfectamente claro que el Covid-19 se contagia antes de presentar síntomas - los estudios demuestran que la ausencia de síntomas representa entre el 40 y el 45 por ciento de la transmisión de la infección - todavía dice, el sitio web de la Agencia de Salud Pública (FHM): "Si una persona de la familia está enferma - ¿todos deben quedarse en casa entonces? No, siempre que los hermanos u otros miembros de la familia no presenten síntomas, pueden hacer lo normal e ir a la escuela, al preescolar o al trabajo ".

 

Y a pesar de que la OMS ahora aboga por el uso general de mascarillas, el FHM [Sigla en sueco de la Agencia de Salud Pública] se niega a introducir esta simple medida.

 

¿Cómo se puede explicar que un país tan vulnerable se aferre a recomendaciones comprobadamente equivocadas?

 

¿Una estrategia silenciosa?

 

En nuestra opinión, solo hay dos posibilidades: o no hay voluntad en admitir errores. O se trata de tener una estrategia no expresada, una que se aplica en silencio, porque es muy controvertida.

 

Hay signos de falta de voluntad en admitir errores. El New York Times describió recientemente cómo FHM precozmente tomó una fuerte posición en contra de los informes de que el covid-19 se contagia sin síntomas. Pero ¿puede esto explicar completamente la continua falta de voluntad para poner en cuarentena a los contactos asintomáticos?

 

´La Agencia Sueca de Salud Pública ha negado siempre que se busque la inmunidad de rebaño, pero con la misma frecuencia ha producido cálculos optimistas sobre cuántas personas presentan anticuerpos´.

 

"Nosotros nunca hemos dicho que vamos a parar toda la infección", ha dicho Anders Tegnell. Y si uno se pregunta el porqué, otra declaración tal vez pueda arrojar luz sobre esto: "Nuestro objetivo principal ahora es hacer que la propagación de la infección sea lo más lenta posible y, por supuesto, a largo plazo obtener algún tipo de inmunidad en la sociedad, lo que hace que no puede propagarse tan rápidamente en el futuro. "

 

La Agencia de Salud Pública siempre ha negado que busque la inmunidad de rebaño, pero con la misma frecuencia ha producido cálculos optimistas sobre cuántas personas tienen anticuerpos, y dicho que esto "puede ayudar a contener eficazmente la propagación de la infección". Incluso al principio Tegnell dijo sobre la inmunidad de rebaño, que “allí es donde tenemos llegar. No vamos a lograr controlarlo de ninguna otra manera ". Y en una conferencia de prensa en abril: "Posiblemente apostaría dinero a que alcanzaremos ese nivel de inmunidad a través de que las personas se enfermen antes de que haya una vacuna disponible".

 

Este es un extraño doble juego, una especie de estrategia encubierta, que se niega y se confirma al mismo tiempo.

 

Baja inmunidad en Suecia

 

Suecia ahora tiene más de cinco mil muertos y así y todo menos del diez por ciento con anticuerpos, es decir, lejos de la inmunidad de rebaño. Recientemente ha llegado informes sobre la denominada inmunidad de células T en algunos individuos con anticuerpos negativos, lo que podría indicar que la inmunidad está subestimada. Esto es esperanzador. Pero los informes están llenos de problemas: se sacan conclusiones basándose en unos pocos individuos. El aspecto del tiempo tampoco está claro, lo que significa que los resultados de anticuerpos son difíciles de evaluar. Además, la prueba en los informes puede dar una respuesta de células T incluso en aquellos que nunca han estado expuestos a la infección del covid-19. Las células T parecen reconocer entonces estructuras del coronavirus propias del resfriado común. Posiblemente, dicha reactividad cruzada pueda proporcionar cierta protección incluso contra el covid-19, pero de ser así, es aún incierto.

 

En lugares donde la mortalidad en covid-19 ha sido excepcionalmente alta, existe hoy en día una alta positividad de anticuerpos. En Bérgamo, en Italia, el 57 por ciento de la población tiene anticuerpos. En una prisión en los Estados Unidos, el 54 por ciento tiene anticuerpos. Esto indica que la mayoría de las personas infectadas crean anticuerpos y que Suecia todavía tiene una baja inmunidad.

 

No sabemos por qué FHM se niega a introducir mascarillas o aislar asintomáticos. Pero si se trata de una esperanza no expresada de lograr una mayor inmunidad a través de la propagación deliberada de la infección - una estrategia que ningún otro país del mundo aplica - entonces nuestros encargados de prevenir las enfermedades contagiosas son peligrosísimos.   

 

Anders Vahlne, Profesor emérito de Virología Clínica, Instituto Karolinska

Lena Einhorn, Doctora en Medicina, especialista en virología

Björn Olsen, profesor de enfermedades infecciosas,  Universidad de Uppsala

Åke Lundkvist, Profesor de virología, Universidad de Uppsala

Jan Lötvall, Profesor de alergología clínica, Universidad de Göteborgs universitet

Olle Isaksson, Profesor emérito de endocrinología , Academia del Sahlgrenska

Stefan Einhorn, Profesor de Oncología Molecular, Instituto Karolinska.

Leif Bjermer, Profesor de Medicina Pulmonar y Alergología, Universidad de Lund

Barbara Caracciolo, Maestría en epidemiología, con un doctorado en investigación de personas mayores

Marcus Carlsson, Docente de Matematicas, Universidad de Lund

Fredrik Elgh, Profesor de Virología, Universidad de Umeå

Andrew Ewing, Profesor de Biología Molecular y Química, Universidad de Gotemburgo

Manuel Felices, Dr. en Cirugía Endocrina, Jefe de Sección, Hospital del Condado de Norra Älvsborg

Marie Gorwa, Profesor de Microbiología Técnica, Universidad de Lund

Åke Gustafsson, Dr. en Virología, anteriormente Jefe de Microbiología y Cuidado de la Higiene, Región de Gävleborg y Región de Uppsala

Claudia Hanson, Profesora adjunta, Global Public Health, Instituto Karolinska

Anders Jansson, Médico Jefe en Fisiología Clínica, Danderyds Hospital

Bo Lundbäck, Senior Profesor de Epidemiología Clínica de enfermedades pulmonares, Universidad de Gotemburgo

Gunnar Steineck, Senior Profesor principal de epidemiología clínica del cáncer, Academia Sahlgrenska, Universidad de Gotemburgo

Jens Stilhoff Sörensen, Doctorado, Profesor Asociado, Departamento de Estudios Globales, Universidad de Gotemburgo.

Cecilia Söderberg-Nauclér, Profesor de Patogénesis Microbiana Médica, Instituto Karolinska

Dag S. Thelle, Profesor Emérito de Epidemiología, Universidad de Oslo y Universidad de Gotemburgo

Anders Wahlin, Profesor Emérito de Hematología, Universidad de Umeå

 


Conferencia de prensa de la Agencia de Salud Pública. Foto: Captura de pantalla SVT. 

 

Gran revuelo ocasionó un vuelo chárter que aterrizó en la isla griega de Rhodos, proveniente de Estocolmo, el jueves pasado. Más tarde se supo que el operador turístico Tui tenía permiso para un vuelo de marketing, pero la mayoría en el avión eran turistas suecos. Ahora éstos deberán guardar cuarentena.

- Dependemos de los turistas. Pero, francamente, la gente tiene miedo, expresó un comerciante de Rhodos, que se debate entre la apertura a los turistas y el miedo al contagio por el coronavirus.

 

 Por: Magazín Latino

 

Para muchos suecos, grandes adoradores del sol debido a lo esquivo del astro rey por estas latitudes, las vacaciones veraniegas perfectas son la playa y el sol. Por esto, los vuelos chárteres a las cálidas temperaturas de los países del mediterráneo son tal vez lo más típico de la temporada estival escandinava.

 

Solo que este verano nada ha sido como es habitual.

 

Hasta el 15 de julio Grecia no admite los vuelos directos desde Estocolmo, los operadores turísticos lo saben y todos están esperando esta fecha.

 

Sin embargo, el operador alemán Tui logró conseguir un permiso especial con el Ministro de Turismo griego, y de esta manera el jueves pasado un vuelo chárter proveniente de Estocolmo aterrizó en la isla de Rhodos.

 

Se suponía que en el avión viajarían solo personal de Tui y periodistas, algo que no fue así, tres cuartas partes de los pasajeros del vuelo eran turistas suecos.

 

Algo que fue mirado con recelo por parte de los griegos, puesto que varios turistas que habían llegado con anterioridad habían dado positivo en la prueba tomada a su arribo a Rhodos.

 

Y que uno de ellos había roto la cuarentena. Fue detectado paseándose por las calles de la isla, en lugar de esperar el resultado del test en confinamiento, como lo estipulan las autoridades griegas.

 

Tui recibió también las críticas de su rival Apollo, por haber permitido que turistas viajaran en un vuelo de promoción y por haberse saltado las reglas, que deben ser las mismas para todos.

 

Pero el jefe de prensa de Tui, Adam Györki, se defendió diciendo que las autoridades griegas estaban conscientes de ello

 

- Entiendo perfectamente que los habitantes de Rhodos están preocupados por la infección. No es que aquí no quieran turistas, pero están preocupados de que lleguen turistas suecos. También entiendo que nuestros competidores estén decepcionados de que ellos no han podido viajar, dijo a TT.

 

Por su parte el vicealcalde de Rhodos, Konstantinos Taraslias, expresó a la agencia TT que para él la llegada de los turistas suecos había sido una sorpresa, pero que esto lo había decidido el gobierno. Él cree que Tui obtuvo este permiso especial gracias a un acuerdo entre el operador y el gobierno griego, de llevar a 1,5 millones de turistas – de diferentes países - a Grecia, durante este verano.

 

Entre la espada y la pared

 

El turismo es la principal fuente de ingresos en Grecia. En Rhodos corresponde a un 95 por ciento de la economía, y la atractiva isla depende del turismo. Al mismo tiempo las estrictas medidas que tomó Grecia, al comienzo de la pandemia, contribuyó a que se registraran solo algunos casos de covid-19.

 

La gran mayoría de los comerciantes en Rhodos trabajan durante los seis – siete meses de la temporada turística y con ello viven el resto del año.  

 

Pero este año todo es distinto, y los comerciantes se debaten entre la alegría de abrir nuevamente sus tiendas a los turistas, y el miedo al coronavirus.

 

- Nosotros dependemos de los turistas. Pero, francamente, la gente tiene miedo. Hemos escuchado que las cosas no han estado bien en Suecia. Y nuestro sistema de atención médica no es tan bueno como debería ser, entonces no podremos hacer frente si muchas personas se enferman aquí, explicó un comerciante a la agencia TT.

 

Y tomando todas las medidas de seguridad, armados con mascarillas, visires, guantes y desinfectantes, los comerciantes se preparan para recibir a los turistas.

 

Aunque la llegada de los escandinavos les preocupa más, puesto que Grecia ha prohibido los vuelos directos provenientes desde Suecia hasta el 15 de julio, por la situación aquí con el coronavirus. Y es una fecha que incluso puede estar sujeta a cambios.

 

- ¡Amamos a los suecos! Pero tenemos un poco de miedo de cómo va a ser, hemos escuchado tantas cosas sobre que ustedes tienen tantos contagiados y muertos. Casi ha habido pánico. Me han dicho que tenga mucho cuidado. Pienso que esto puede afectar en cómo se trata aquí a los suecos, dijo la trabajadora de un museo, a TT.

 

 

En una criticada entrevista con Deutsche Welle la canciller sueca Ann Linde defendió la estrategia sueca frente al coronavirus, a pesar de que Suecia presenta cinco veces más fallecidos que sus tres vecinos juntos.

“Hemos logrado aplanar la curva”, sostuvo Linde. Pero un informe reciente la ECDC señala que Suecia y Polonia son los únicos países europeos que aún no han llegado al punto máximo de la pandemia, y siguen lamentando decesos diarios.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

A pesar de que la Ministra de Relaciones Exteriores se retractó, más tarde, de las declaraciones vertidas en la controvertida entrevista con el medio alemán Deutsche Welle, el jueves de la semana pasada, sus explicaciones no cayeron en buena tierra.

 

- Es posible que una pueda ser un poco más amable, sonreír más y tal vez ser más femenina, deberé pensarlo, dijo Linde a la agencia noticiosa TT.

 

Pero las críticas, que le llovieron a poco de ser difundida la entrevista en Suecia, poco tuvieron que ver con que si Linde era más o menos coqueta.

 

Se trata más bien de la forma y el contenido, puesto que, en un arrogante y displicente tono, la ministra faltó a la verdad en varias ocasiones.

 

Como las siguientes:

 

Linde: “La verdad, hemos aplanado la curva y nunca tuvimos problemas en derivar los enfermos a la atención hospitalaria”, respondió Linde ante la pregunta de si realmente la estrategia sueca estaba dando buenos resultados.

 

Hechos: En su último informe, el Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC) afirma que Suecia y Polonia aún no han alcanzado el “peak” de la pandemia. Este viernes 26 de junio, Suecia registró 50 nuevos fallecimientos en tanto que Polonia 17.

 

En un artículo de Svenska Dagbladet del 30 de abril el epidemiólogo estatal Anders Tegnell, a quien la canciller cita repetidas veces en la entrevista, afirmó que “La estimación de que entre 8,000 y 20,000 suecos pueden morir por el virus corona no es del todo irracional” y que todo dependerá de lo bien que Suecia logre proteger a sus ancianos.

 

Algo que hasta el momento no lo ha hecho bien. El mismo Tegnell ha reconocido públicamente el fracaso.

 

Familiares de adultos mayores que no fueron remitidos a los servicios de urgencia han presentado denuncias a la entidad que controla las irregularidades en el servicio de atención sanitaria, IVO. Las denuncias ascienden a miles.

 

 

Linde: “El gobierno ha introducido medidas legalmente vinculantes. Por ejemplo, el consejo de mantener la distancia social, de trabajar desde casa y de lavarse las manos no es solamente un consejo, es una regulación que todos los ciudadanos deben seguir, es legalmente vinculante y más del 80 % de la población las sigue”.

 

Hechos: Como la Agencia de Salud Pública, Folkhälsomyndigheten lo ha aclarado todo el tiempo: estos son solo recomendaciones que se basan en la confianza de los suecos en sus autoridades. El desobedecerlas no es penado por la ley. En realidad, muchos han hecho oídos sordos a la supuesta distancia de dos metros, sobre todo con la llegada del verano, y en las manifestaciones en apoyo al movimiento “Black lives matter”, por ejemplo, se reunieron en las grandes ciudades suecas miles de personas, muchas más de las 50 aconsejadas por las autoridades.

 

Respecto a la norma del teletrabajo, Anders Tegnell se opuso en un principio, hasta que las empresas comenzaron a aplicarlo por cuenta propia. La objeción que tuvo entonces el epidemiólogo estatal fue que: “el teletrabajo no es igualitario”.

 

 

Linde, sobre la sobre mortalidad en las residencias de ancianos: “Cada muerte es trágica” … ”Pero el problema principal está en la atención privada de los ancianos, porque más personas han muerto en hogares de ancianos de gestión privada”.

 

Hechos: La gran mayoría de los fallecidos en Suecia son adultos mayores. Sin embargo, no existe evidencia que corrobore que los fallecidos en las residencias privadas superan a los de las estatales. Más del 50 % de las residencias son de gestión estatal, y la empresa Vårdföretagarna, por ejemplo, exigió que Linde se retractara de haber señalado a las empresas privadas como las culpables de la mortandad en las casas de reposo.

 

- No es propio que la canciller haga acusaciones infundadas contra la atención privada de ancianos. Esperamos una explicación de parte de la ministra. En Suecia, alrededor del 20 por ciento de las personas mayores viven en viviendas para personas mayores administradas de forma privada, dijo la directora asociada de Vårdföretagarna, Antje Dedering, quienes enviaron una carta al ministerio, pidiendo explicaciones.

 

Respecto al mismo tema, la conductora del programa quiso saber qué parte le cabía al gobierno sueco respecto a la mortandad en las casas de reposo, recordando las palabras de la ex epidemióloga estatal. Annika Linde, quien dijo que “No había ninguna estrategia para el cuidado de los mayores. No entiendo cómo ahora pueden afirmar que el nivel de preparación fue bueno cuando en realidad fue pésimo”. 

 

DW: La gran mayoría de los fallecidos son adultos mayores, pareciera que la estrategia sueca es solo para los jóvenes, ¿no es cierto? ¿No es esto vergonzoso?

 

- Bueno, son sus palabras. Ud. Está actuando como si se tratara de una competencia mundial sobre quien tiene la enfermedad y quien no…/... de hecho, es preciso aclarar, en medios internacionales, que el aumento de los contagiados se debe a que se testea más../..Pero ha habido irregularidades, por la organización de administración regional estableció que más del 40 % de los empleados que no tenían suficientes conocimientos sobre cuidados de higiene básicos, como por ejemplo de cómo lavarse las manos. Por eso hemos capacitado más de 1.400 personas.  

 

 

Linde: “Todos, incluso quienes presenten el más mínimo síntoma, se pueden hacer la prueba del covid-19”.

 

Hecho: La semana pasada arrancó recién el testeo masivo que el gobierno había prometido hace tiempo atrás con 100.000 pruebas a la semana. Sin embargo, solamente las personas que presentan síntomas se pueden hacer la prueba. Linde explicó más tarde que ella se refirió solamente a la región de Estocolmo.  

 

 

Arrogancia y “matar al mensajero”

 

En las redes sociales uno de los comentarios más frecuentes fue la arrogancia con que Ann Linde respondió a las preguntas de la conductora Sarah Kelly.

 

Por ejemplo, ante la pregunta por qué Suecia, junto a otros tres países de la UE se había opuesto a un fondo europeo de salvataje para los países más afectados económicamente, Linde respondió: “¡Pareciera que Usted quiere echar a Suecia de la Unión Europea!”

 

Y ante la pregunta de por qué Suecia había optado por un camino diferente a todos los otros países y de que, si Suecia tenía “la ciencia correcta sobre la inmunidad”, la respuesta fue:

 

- Bueno, en realidad yo soy la ministra de Asuntos Exteriores, así es que yo no sé si nosotros tenemos los conocimientos correctos sobre la inmunidad de rebaño o lo que sea. Y espero que Ud. También entreviste a los epidemiólogos y a la ministra de asuntos sociales, quienes están mas capacitados para responder esos temas.

 

 

Más tarde, en la televisión estatal sueca, SVT, Linde afirmó que la conductora había sido la agresiva y que ella había querido aclarar cómo era la situación en Suecia.  

 

- Si se insiste visible y agresivamente en que Suecia no piensa en lo mejor para su gente, entonces reacciono con fuerza, tal vez demasiado fuertemente, pero creo que hay que tener en cuenta toda la situación, dijo el lunes.

 

 

El presidente del partido conservador, Ulf Kristersson (Moderaterna), tiene otra opinión y acusa a Linde de “poner en peligro la reputación de Suecia”.

 

“Respuestas arrogantes y autosuficientes a las preguntas razonables del exterior sobre las altas tasas de mortalidad suecas. Declaraciones mal fundamentadas sobre la causa de la propagación de la infección y muertes en las viviendas para ancianos del país”, escribió Kristersson en Facebook.

 

 

En la reunión de líderes de los partidos políticos en el Parlamento sueco de esta semana, los dirigentes de la oposición tocaron el tema de la entrevista de la canciller. Según afirmó más tarde a los medios la líder de la Democracia Cristiana, Eba Bush, el primer ministro Stefan Löfven no había querido hablar más del tema.

 

En declaraciones a la agencia TT, Stefan Löfven respaldó a Linde expresando:

 

- La Ministra de Asuntos Exteriores también está haciendo un fantástico trabajo para defender a Suecia.



Sarah Kelly, periodista del medio alemán Deutsche Welle (DW) y la canciller sueca Ann Linde. 

 

 

En Suecia, la pandemia del covid-19 se ha cobrado más de 5.000 víctimas fatales. Este miércoles se registraron 102 fallecimientos.

Pero detrás de cada número hay una persona. Como Yanina Lucero. Ella no fue hospitalizada por falta de cupos, y cuando al fin fue ingresada en cuidados intensivos era demasiado tarde. Falleció el 15 de abril y según su esposo nunca se le hizo la prueba del covid-19. El siguiente es el reportaje en Dagens Nyheter sobre su caso.

 

 Fuente: Dagens Nyheter. 16 junio 2020. Viviana Canoilas. Traducción: Magazín Latino

 

Este fin de semana, el matutino Dagens Nyheter publicó el reportaje "En dag, 118 liv" (Un día, 118 vidas). En este, familiares contaron sobre muchos de quienes fallecieron producto del covid-19 el 15 de abril, uno de los días más letales de la pandemia del corona en Suecia.

 

Yanina Lucero fue una de ellas. Su esposo, Cristian Lucero, habla sobre su señora, quien solo alcanzó a cumplir los 39 años.

 

Cristian Lucero se encuentra en el cementerio, la primera vez que hablamos. Para él, es demasiado difícil hablar sobre esto, y no termina nunca de llorar.

 

Su esposa Yanina Lucero tenía solo 39 años, cuando falleció en lo que se cree que es covid-19, el 15 de abril de este año.

 

Dos meses después, Cristian Lucero nos cuenta quién era su esposa. Se casaron el 27 de octubre de 2007, y vivieron juntos en Sollentuna con sus dos hijos, de 10 y 15 años.

 

- Los niños y la familia eran todo para ella y hacía todo por ellos. Era el pilar de la familia, dice Cristian Lucero.

 

- Era una mujer increíble, siempre feliz, social y preocupada por los demás. Era diaconisa y también trabajó como líder juvenil en la KFA (Iglesia para todos).

 

Cristian Lucero nos cuenta con orgullo, al mismo tiempo que las lágrimas caen sobre sus mejillas. Y ríe, al recordarla.

 

- Siempre tenía tiempo para bailar. Yanina podía poner música por la mañana y empezar a bailar. Siempre terminaba con toda la familia bailando juntos. Ella siempre miraba positivamente la vida y siempre había tiempo para bailar.

 

- Pero el canto era su gran pasión y también cantaba increíblemente bien.

 

Este fin de semana, Dagens Nyheter publicó el reportaje “En dag, 118 liv”  (Un día, 118 vidas). En este, familiares contaron sobre muchos de quienes fallecieron producto del covid-19 el 15 de abril, uno de los días más letales de la pandemia del corona en Suecia.

 

Como tantos otros familiares con los que Dagens Nyheter ha estado en contacto, la noticia de la muerte de Yanina Lucero fue una sorpresa para su esposo.

 

- Cuando se enfermó, nos dijeron primero que no había peligro, ya que ella tenía solo 39 años. Tampoco tenía enfermedades subyacentes y estaba sana.

 

Estuvo enferma durante varias semanas y tuvo graves dificultades respiratorias, fiebre y diarrea, cuenta su esposo, quien la llevó al hospital.

 

- Pero nos dijeron que estaba lleno y tuvimos que volvernos a casa.

 

Después de que Yanina Lucero fue enviada a casa, se sintió peor con cada día que pasaba. Además de la fiebre, tenía dificultades para respirar.

 

- Después de varios días, cuando apenas podía caminar, llegó una ambulancia, y la trasladaron al hospital de Huddinge. Allí fue sedada y conectada a un respirador.

 

Cristian Lucero pensó varias veces que su esposa estaba a punto de mejorar. Pero la noche del 15 de abril falleció en el hospital, según él, sin que se le hiciera la prueba de covid-19.

 

Para Cristian Lucero, todavía es difícil admitir que ella ya no está en vida.

 

- La extrañamos todos los días y veo que mis hijos sufren y aún no pueden entender que mamá se ha ido.

 


Yanina Lucero tenía 39 años y falleció presuntamente del covid-19. Foto: Captura de pantalla, Dagens Nyheter.se.

  

Publicado: 10-06-2020. Actualizado: 11-06-2020

Las expectativas ante la histórica conferencia de prensa de la Fiscalía sueca este martes por la mañana eran inmensas. El fiscal Krister Petersson había prometido presentar una nueva pesquisa y se rumoreaba que había aparecido el arma que apagó la vida del premier sueco, hace 34 años atrás.

Sin presentar pruebas, Petersson apuntó a Stig Engström como principal sospechoso. “Como la persona está muerta, no puedo enjuiciarla”, sentenció, y puso punto final a la investigación más larga de la historia en Suecia.

 

 Por Marisol Aliaga

 

Un verdadero anticlímax se vivió este martes en Suecia.

 

A las 9:30 de la mañana, millones de suecos ansiosos de saber – por fin – quien asesinó a Olof Palme se sentaron frente al televisor para ver la conferencia de prensa de la Fiscalía general. En tiempos de corona, la conferencia de prensa fue transmitida online, y todos quienes quisieron pudieron seguirla.

 

Pero la desilusión fue grande. Porque el fiscal no presentó ni el arma, ni el motivo, ni las pruebas forenses que demostraran la culpabilidad del hombre, ya fallecido, que señaló como principal sospechoso.  

 

Se trata del publicista Stig Engström, de 52 años, apodado el “hombre de Skandia”, que durante todos estos años ha figurado como uno de los posibles sospechosos - alternativa, testigo -  pero a quien los investigadores descartaron desde un primer momento, por la falta de coherencia en sus declaraciones.

 

Sin embargo, el fiscal que ha llevado la cabo la investigación sobre el magnicidio de Palme desde 2017, Krister Petersson, lamentó que el primer jefe de investigación, Hans Holmér, hubiera hecho desaparecer a Stig Engström de las pesquisas, en un principio.

 

- En un memorando de febrero de 1987 se calificó a Engström "ad acta" a la investigación, y lo dejaron fuera, dijo Petersson.

 

Pero los detectives que han seguido la investigación estos últimos años decidieron volver a la pista del “hombre de Skandia”, y este martes lo presentaron como principal sospechoso, a 34 años del magnicidio.

 

- No podemos hacerle el quite a un presunto autor, y esta persona es Stig Engström, denominado por la prensa como el “hombre de Skandia”, dijo el fiscal, y agregó: pero debido a que esta persona está muerta, no podemos presentar cargos contra él.

 

En una rueda de prensa de más de una hora, el fiscal, Krister Petersson, y el jefe a cargo de la indagación, Hans Melander, dieron a conocer los detalles que habían llevado a tal conclusión. Poco después las redes estallaban en críticas.

 

Porque la fiscalía no presentó nada nuevo, a pesar de la enorme expectación. El fiscal y el jefe de policía se limitaron a constatar que había transcurrido demasiado tiempo y que era lamentable que se hubieran cometido tantos fallos en un primer momento.

 

Dos balas fueron encontradas en el lugar de los hechos, sin embargo, estas no han aportado nada a la investigacion. No se ha logrado vincular a ningún arma a las balas, ni tampoco a ninguna arma de fuego con algún sospechoso.

 

El arma que mató a Olof Palme aún se encuentra desaparecida.  

 

Y la decisión del fiscal, de archivar la investigación despierta aún más dudas, en lugar de acallarlas.

 

Porque las tres razones a las cuales el fiscal apuntó, que indicarían que Engström es el presunto autor del magnicidio son vagas: problemas con el alcohol, algo no bastante común para la mayoría de los países europeos. Odiaba a Palme, la mitad de la población sueca odiaba a Palme. Problemas económicos, nada inusual ni entonces, ni ahora.

 


Una foto de archivo de la policía. Stig Engström. 

 

¿Quien era el “hombre de Skandia”?

 

Este es un singular personaje que desde el principio circuló en torno al asesinato. Según él, había escuchado los disparos, al salir de su lugar de trabajo, Skandia, en la calle Sveavägen, donde fue abatido Olof Palme. Lo extraño de su caso es que ningún testigo lo recuerda en el lugar del crimen. Sin embargo, dos personas recordaron haber visto a una persona con la apariencia física de Engström. Yvonne N vio a un hombre vestido como él en la calle David Bagare, a la que se llega al subir las escaleras ubicadas al final de la calle Tunnelgatan. La testigo se fijó más que nada en la cartera que pendía de su mano y que venía jadeando, luego de haber subido corriendo las empinadas escaleras. Otro testigo, Lars J, al parecer vio a la misma persona, pero abajo, en la calle Tunnelgatan. 

 

Pero en el lugar del crimen pasó inadvertido a todos. Nadie recuerda haberlo visto allí. 

 

A lo largo de todos estos años se ha dado por sentado de que el asesino de Palme huyó subiendo las escaleras al final de Tunnelgatan, sin embargo, el escritor y periodista Lars Borgnäs, afirma en un libro publicado este año que es muy probable que quien subió las escaleras fue Engström, en tanto que el asesino huyó hacia el norte, por una calle paralela a Sveavägen, Luntmakargatan. 

 

Vale decir, en tanto que la atención de los testigos estaba centrada en Engström, quien corría velozmente alejándose del lugar del crimen, el asesino desaparecía tranquilamente del lugar. Pero esta suposición no ha sido examinada por la fiscalía.

 

Durante la rueda de prensa del martes, Lars Borgnäs le preguntó al fiscal Petersson qué explicación daba a que Engström no concuerda para nada con la descripción que Lisbeth Palme hizo del hombre que ella vio dispararle a su marido. La viuda de Palme y testigos oculares describen a un hombre atlético, de unos 40 años. El fiscal no respondió. Vale la pena recordar que Christer Pettersson fue condenado por el asesinato, en 1989, pero después absuelto el mismo año.

 

Engström se desempeñaba como publicista en la empresa Skandia, ubicada en Sveavägen. El 28 de febrero de 1986, marcó la tarjeta de salida a las 23:19 horas. Había trabajado hasta tarde puesto que se iría de vacaciones de esquí la semana siguiente, junto a su esposa. Le urgía tomar el ultimo metro a su casa, y se dirigía a la estación más cercana cuando de pronto, según declaró más tarde, escuchó dos disparos.

 

Según él, casi choca con el cuerpo de un hombre que yacía en la vereda. Ve a un hombre que huye, y también se aleja del lugar corriendo raudamente, subiendo las escaleras al final de la calle.

 

En otras declaraciones ha dicho que trató de calmar a la viuda de Palme, intercambiando con ella unas palabras.

 

El hecho - y lo extraño - es que, según sus aseveraciones, después de haberse dado a la fuga del lugar, volvió a su trabajo y al lugar del crimen.

 

Stig Engström marcó su tarjeta de salida a las 23:19 horas. El crimen se cometió a las 23:21:30 horas. Vale decir, dos minutos después.

 

O bien estaba coordinado con otras personas, que sabían que la pareja Palme se iba a encontrar afuera de su trabajo a esa hora exacta, ¿o fue un capricho del destino que lo llevó a estar en el lugar y en momento preciso, para cometer el magnicidio con solo un par de minutos de antelación? 

 

Stig Engström tenía simpatías con el partido conservador, había practicado el tiro libre y tenía un amigo que le habría podido prestar un arna de fuego. ¿Sin embargo, son estas pruebas suficientes en su contra?

 

Porque lo más curioso de este presunto asesino es que hizo lo imposible para que los agentes lo interrogaran, algo que no le resultó muy bien, ya que cambiaba sus versiones de los hechos. Cuando los medios tampoco le prestaron mucha atención, realizó su propio reportaje sobre los hechos, y el canal de televisión estatal, SVT, transmitió el video, en el programa Rapport de abril de 1986. En este ilustra, con lujo de detalles, su carrera desde el cruce Sveavägen- Tunnelgatan, hacia la explanada de Brunkebergssåsen.

 

 

El periodista que lo entrevistó recordó en el noticiario del martes a Stig Engström.  Rapport, de abril de 1986 (en el minuto 14:00 del enlace)

 

- Sobreactuó bastante, pero entonces me pareció sincero, dijo.

 

Stig Engström, después de 34 años de lo sucedido, es declarado único sospechoso del magnicidio de Olof Palme.

 

Sin embargo, la decisión del fiscal, de culpar del asesinato a un hombre fallecido despertó críticas. El abogado Johan Eriksson afirmó que los familiares de Engström podrían querellarse por calumnia a un difunto.

 

El criminólogo Leif G W Persson (que nunca falla) concordó con Eriksson y expresó que la presentación del fiscal no era “ninguna solución al asesinato de Palme”, y que fue “una decepción muy grande”.

 

En un libro publicado en 2018, el periodista y escritor Thomas Petterson presentó prácticamente la misma teoría sobre el presunto autor del asesinato de Palme, en su libro “Den osannolika mördaren” (El impensable asesino). Los puntos de convergencia saltan a la vista, si embargo, el fiscal Krister Petersson se desligó de ello, al ser preguntado sobre el asunto.  

 

- Si uno se dedica a investigar el lugar del crimen, como lo hizo el fiscal, uno va a parar allí. Y ellos lo califican como suficiente para señalar a un presunto sospechoso, dijo en entrevista con Aktuellt este martes el autor del libro. 

 

Sin embargo, otros no concuerdan con esta versión de los hechos, que, por lo demás, en entrevista con Svenska Dagbladet, Hans Melander calificó como “teorías”, a diferencia del fiscal.

 

Tres conocedores del tema se pronunciaron en el noticiero de Aktuellt, la tarde del martes:

 

- Las especulaciones van a seguir, ahora más que antes. Hoy se presentaron más preguntas que respuestas. Yo quedé perpleja, puesto que han creado expectativas durante medio año por algo tan estúpido, poco interesante y falto de sentido, dijo la escritora sueca e fama internacional, Lena Andersson.

 

El autor del libro “Olof Palmes sista steg” (Los últimos pasos de Olof Palme) concordó en la crítica.

 

- Esta es una pregunta muy importante no solo para Suecia, sino también para nuestra democracia. Que podamos poner punto final de manera digna a este asesinato. Y eso no lo tuvimos hoy. ¿Por qué nos quieren dirigir hacia esto, que no es nada? Hay cosas que no se han investigado, yo mismo he señalado a la policía sueca, dijo el periodista y escritor Lars Borgnäs.

 

Jan Stocklassa, autor del libro “Stieg Larsson. El legado”, está convencido que el asesinato tiene vínculos con Sudáfrica:

 

- No han llegado a ninguna parte. El asesinato de Palme es demasiado grande para Suecia y demasiado grande para la policía sueca, dijo al noticiero Aktuellt.

 


El jefe de investigación, Hans Melander y el fiscal Krister Petersson, durante la rueda de prensa digital del martes por la mañana. Foto. SVT.se. 

 

A raíz de una entrevista en Radio Suecia, medios internacionales difundieron la noticia de que el epidemiólogo estatal Anders Tegnell se retractaba de la estrategia sueca contra la pandemia de covid-19.

Pero no fue así. A las pocas horas, Tegnell dijo que había sido citado erróneamente. “Quise decir que siempre hay un potencial de mejora en lo que hicimos”. Y recalcó: “la estrategia sueca es correcta”.

 

 Por Magazín Latino

 

Poco después que comenzara a quedar en evidencia que la tasa de mortalidad por la pandemia de covid-19 es mucho más alta en Suecia que en el resto de los países nórdicos, el país escandinavo ha sido seguido por el resto de la comunidad internacional con una mezcla de sorpresa y espanto.

 

Tal vez por ello, rápidamente después de una entrevista radial, algunos medios internacionales difundieron la noticia de que el arquitecto detrás de la estrategia sueca se arrepentía de las medidas tomadas.

 

Pero si bien es cierto que el epidemiólogo estatal admitió que la estrategia sueca no había dado buenos resultados, está muy lejos de hacer un mea culpa. Al contrario, a las pocas horas de la transmisión, Tegnell defendió una vez más su estrategia, a pesar de las críticas que han ido aumentando a la par con la cantidad de muertos que ha dejado la pandemia, en la actualidad en un promedio de 50 personas al día. En tanto que sus vecinos están en cero.

 

La entrevista se llevó a cabo la mañana del miércoles pasado, en el noticiero radial Ekot. De partida, Anders Tegnell reconoce que Suecia debió haber tomado más medidas contra el coronavirus, desde un comienzo.

 

Si nos volviéramos a encontrar con la misma enfermedad, sabiendo exactamente lo que sabemos sobre esta hoy, creo que resolveríamos hacer algo entre lo que hizo Suecia y lo que ha hecho el resto del mundo, expresó.

 

Radio Suecia: ¿En algún lugar entremedio?

 

Sí, creo que hay un potencial de mejora en lo que hemos hecho en Suecia, claramente. Y sería bueno saber más exactamente qué es lo que hay que cerrar para prevenir mejor la propagación de la infección.

 

A diferencia de sus vecinos, Suecia ha mantenido el país abierto y ha apostado a la responsabilidad individual, pensando que esto sería lo mejor, a largo plazo.

 

“Nosotros no cerramos ni confinamos a la gente, porque al final la gente se va a cansar y van a desobedecer las medidas”, declaró la Agencia de Salud Pública, al comienzo de la pandemia. 

 

Al final, las cosas no resultaron como se pensaron. Cuando los otros países están en plena desescalada, y ya no tienen que lamentar fallecidos, Suecia sigue teniendo los números más catastróficos de los países nórdicos. Y la mortandad en las residencias de ancianos, donde se ha prescrito demasiado a la ligera cuidados paliativos – según alarmas de personal de la salud – no habla muy bien de la apuesta sueca.

 

Los protocolos que se han aplicado en las residencias es que los médicos deben evitar las visitas en persona, y que a los mayores de 80 años no se les trasladase al hospital. Hasta la entidad que tiene que ver con irregularidades cometidas en la atención sanitaria, IVO, han llegado miles de denuncias al respecto, de parte de familiares de adultos mayores.

 

Radio Suecia: ¿Han muerto demasiadas personas demasiado pronto en Suecia hasta ahora?

 

- Si, absolutamente.

 

¿Se podría haber hecho algo al respecto?

 

- Sí, eso es lo que debemos considerar en el futuro, si hubiera habido alguna forma de evitarlo.

  

Pero, aunque en esta entrevista Anders Tegnell reconoció – al menos en parte – algunos errores, horas después, en la rueda de prensa diaria de la Agencia de Salud Pública, se retractó de ello:

 

- Se ha difundido la noticia de que yo/nosotros en la entidad, creemos que la estrategia que tenemos frente al corona ha sido incorrecta y debería cambiarse drásticamente. Esto no es para nada así, creemos todavía que la estrategia es buena, pero siempre hay mejoras posibles, especialmente cuando se mira hacia atrás, en el tiempo. Y personalmente creo que sería bastante extraño que uno respondiera otra cosa a esa pregunta. En este trabajo siempre puedes mejorar.

 

En el debate en la televisión de los líderes de todos los partidos parlamentarios, el domingo por la tarde noche el primer ministro Stefan Löfven declaró también, ante la crítica de los partidos de oposición que: “la estrategia sueca es la correcta”.

 

Sin embargo, admitió que deberían haberse llevado a cabo más testeos.

 

La promesa de del gobierno, de 100.000 testeos a la semana, sigue siendo algo imposible de cumplir, y los implicados en que las pruebas se lleven a cabo se culpan los unos a los otros. Como máximo se ha llegado a 34.000 por semana.

 

En tanto, el coronavirus sigue cobrando víctimas.  

 


El epidemiólogo estatal Anders Tegnell. Foto: Captura de pantalla. SVT. 

 

Sábado, 06 Junio 2020 13:58

Suecia celebra su Día Nacional en casa

Prácticamente todas las festividades del Día Nacional de Suecia se cancelan. El Instituto Sueco organiza, en cambio, una transmisión en vivo de 24 horas: "Sweden live: National day @ home".

El primer ministro Stefan Löfven instó a sus compatriotas a llamar a un ser querido. “La distancia física no significa distancia emocional”, dijo en su discurso online.

La tradicional celebración anual en Skansen se llevará a cabo, pero sin público. A las 20:00 el rey Carl Gustaf se dirigirá al país.

 

 Por Magazín Latino

 

Unas festividades patrias atípicas se realizan este sábado 6 de junio, Día Nacional de Suecia, antes llamado día de la bandera sueca, que se celebró por primera vez en 1916.

 

En el marco de la pandemia del Covid-19 que ya ha cobrado la vida de más de cuatro mil seiscientos ciudadanos suecos, se han cancelado prácticamente todas las festividades habituales. Solamente la tradicional celebración anual en el parque al aire libre Skansen se llevará a cabo, pero este año sin público.

 

Como siempre la familia real se dará cita en Skansen, y a las 20:00 se espera el discurso del rey Carl Gustaf.

 

El evento podrá ser seguido por televisión a través de la transmisión en vivo de 24 horas organizada por el Instituto sueco: "Sweden live: National day @ home".

 

La transmisión digital  "Sweden live: National day @ home" comenzó con un discurso de Stefan Löfven, quien se refirió a las especiales circunstancias que enfrentan millones de personas en todas partes del planeta.

 

- Alrededor de todo el mundo y aquí en Suecia, muchos anhelan reunirse con alguien a quien ahora no pueden ver, y añoran a que todo vuelva a ser como de costumbre, dijo el premier sueco.

 

Recordó la soledad que afecta a las personas mayores o que pertenecen a los grupos de alto riesgo, e instó a sus compatriotas a hacer una llamada telefónica a un ser querido.   

 

- La distancia física no tiene por qué significar distancia emocional.

 

Por su parte el tiempo hizo lo suyo para que la gran mayoría se resista a visitar los lugares públicos y siga, en cambio, la celebración desde la comodidad de su hogar:

 

Estocolmo se presentó con cielos nublados, lluvia y una temperatura de 12 grados.


La bandera sueca. El primer ministro Stefan Löfven. Foto: Omni.se. 

 

 

Durante dos semanas consecutivas, Suecia tuvo el número más alto de fallecidos por covid-19 per cápita en el mundo.      

Casi la mitad de los fallecidos vivían en residencias para mayores, como Jan Andersson, de 81 años. Cuando se contagió, el médico le prescribió cuidados paliativos. Pero su hijo Thomas se opuso, exigió que le quitaran la morfina y lo alimentaran adecuadamente. Y Jan se recuperó.

 

 Por: Magazín Latino

 

Una de las razones de la alta mortalidad por covid-19 en Suecia es que el coronavirus se propagó en muchas residencias para mayores, sobre todo en la región de Estocolmo. La gran mayoría de los ancianos que se contagiaron con el coronavirus no fueron trasladados a los centros asistenciales y en numerosos casos el médico a cargo ordenó cuidados paliativos a través de una llamada telefónica.

 

Así ocurrió con Jan Andersson, quien se contagió en una visita al hospital, a fines de marzo. Jan vive en una residencia para mayores de Ärlingshem, en Märsta, en la zona norte de Estocolmo.

 

Su hijo, Thomas Andersson, se percató de que a su padre se le había ordenado cuidados paliativos en circunstancias de que no estaba al final de la vida. Y se dio cuanta, además, de que los ancianos son discriminados al momento de recibir atención médica.

 

En entrevista con el diario Dagens Nyheter, Thomas expresó que solamente cuando se contactó con los responsables del cuidado de su padre, y con la prensa, la situación cambió. A su padre no se le había medido la oxigenación en la sangre ni se le había suministrado oxígeno.

- Probablemente ello habría acelerado aún más la recuperación. El no proporcionar un tratamiento de apoyo básico a los ancianos que están gravemente afectados por el coronavirus – y en cambio darles morfina – obviamente que entonces se mueren. Personalmente, creo que esto es eutanasia activa. Si no hubiera sido por nosotros, los familiares, lo habrían matado, dijo a Dagens Nyheter.

 

  
Thomas Andersson con su padre. Foto: captura de pantalla, Dagens Nyheter.

 

Thomas Andersson dio a conocer su testimonio en varios medios nacionales, y fue además entrevistado en el programa de la televisión pública, Agenda, del domingo 25 de mayo.

 

A continuación, la transcripción de la entrevista a Thomas Andersson. En Suecia se puede ver en su totalidad en este enlace:

https://www.svtplay.se/video/25859096/agenda/agenda-24-maj-21-15?start=auto

 

PROGRAMA AGENDA – TRANSCRIPCIÓN - DOMINGO 25 MAYO 2020 - ENTREVISTA CON THOMAS ANDERSSON

 

En este programa se examina la gestión para con los ancianos que vivían en residencias para mayores y que se infectaron y fallecieron por covid-19. La atención que recibieron ¿fue equivalente en calidad a la que recibieron otros contagiados?

Casi la mitad de los fallecidos por esta enfermedad vivían en centros de residencia para adultos mayores. De un total de 4.000 fallecidos, 1.739 vivían en alguno de estos centros. Al mismo tiempo, solo un 10 % de ellos/as fueron atendidos en hospitales. El 90 % no fueron trasladados de los centros geriátricos y fallecieron allí.

 

Jan Andersson estuvo a punto de contarse entre estos 1.739 casos. Él tiene 81 años y vive en una residencia para mayores al norte de Estocolmo. Se contagió de covid-19 y estuvo a punto de morir, pero se salvó, gracias a su hijo.

 

Anders Holmberg: Thomas Andersson, bienvenido al programa.

Thomas Andersson: Gracias.

 

Jan Andersson es su padre. Para comenzar, cuando Usted supo que él estaba contagiado de covid-19, ¿cuál fue su reacción? 

- De horror, se puede decir. Vale decir, el conocimiento en general en ese entonces, para nosotros, era que: si uno es mayor, con enfermedades preexistentes y todo eso, podría ser un viaje muy difícil. Entonces nosotros temíamos que él, eventualmente, no fuera capaz de superarlo.

 

Entiendo que las dos primeras semanas él tenía una tos muy severa que lo tenía afectado, pero después las cosas empeoraron. ¿Qué fue lo que pasó?

Él se debilitó más y más. Tenía dificultades para comer, a pesar del personal de la residencia, que es fantástico y que se esforzaba en darle cucharadas de puré o sorbos de jugo…bueno, sencillamente no iba en la dirección correcta. Yo sentí que él no tenía fuerzas, que estaba a punto de deshidratarse…el 7 abril me pongo en contacto con su médico para discutir algún tipo de tratamiento de apoyo. Él necesita suero, pensé entonces, porque me parecía que estaba deshidratado.

 

¿Cuál fue la reacción del médico?

- Recibí la respuesta de que un tratamiento de hidratación artificial para mi padre no era recomendable. Él [médico] dice que eso le puede ocasionar acumulación de líquido en los pulmones y puede tener graves problemas. Y dice que mi papá se está yendo.

 

¿Lo que significa?

- Significa que se está muriendo. Él [el médico] me recomienda que me presente allí ese mismo día porque simplemente él no puede garantizar que mi papá siga en vida al día siguiente.

 

¿Y entonces Ud. lo hizo? ¿Qué ocurrió entonces?

- Naturalmente viajé para ir a verlo. Entonces me encontré con mi papá, aturdido por la morfina, no contactable, deshidratado. Y entonces me entero de que él médico había ordenado tratamiento paliativo.

 

Vale decir tratamiento al final de la vida

- Esto me choqueó porque eso no se había discutido ni conmigo, ni con mi papá ni con otro familiar.

 

Y su padre está en pleno uso de sus facultades mentales - hay que agregar - y además él puede hablar con el personal y eso…

Él tiene una voz frágil, pero puede hablar y está plenamente consciente. Fuera de eso, él no ha sido examinado por ningún médico, pero, a pesar de esto, le tiran encima este tratamiento paliativo.

 

Espere un poco ahora, ¿Ud. se entera de que a su padre se le había ordenado tratamiento paliativo, y que esta decisión se había tomado sin que él hubiera sido examinado previamente?

- Él no había sido examinado por un médico, en cambio, todo se había hecho telefónicamente. Vale decir, quienes habían examinado a mi padre habían sido enfermeras, ningún doctor.

 

¿Pero el médico estaba en contacto telefónico?

- Mmmh, el médico trabaja desde su casa, así es que ellos se han comunicado a través del teléfono. A mi parecer, eso no es haber sido examinado por un médico.

 

 

¿Puedo preguntar algo? Cuando Ud. lo visitó el 7 de abril, él estaba bajo el efecto de la morfina y no contactable, pero también lo visitó al día siguiente, cuando estaba despierto y pudo hablar con él. ¿Cómo experimentaba él mismo su situación?

- Mi padre me dice que él no entiende por qué no ha podido ver a un médico. Él me explica también por qué no toma sus medicinas, porque no puede. Y debido a que mi pareja sabe de Medicina y a través médicos dentro del círculo de conocidos, nos enteramos de que eso de que no sea hidratado ni se le ordene un tratamiento de apoyo se debe a su cuadro clínico, no es así. No existe nada que contradiga esto.

 

¿Entonces Uds. comenzaron a exigir este tratamiento para él? ¿Cuál fue la reacción entonces?

- Nosotros nos sentimos completamente frustrados y tratamos de encontrar una salida. Al día siguiente de visitar a mi padre, enviamos correos electrónicos a todos los responsables de sus cuidados, y nos contactamos con la prensa. Exigimos que, para comenzar, mi padre sea examinado por un médico antes de que se le ordenen cuidados paliativos. Obviamente que él debe recibir un tratamiento de apoyo, para que recupere sus fuerzas y pueda vencer a la enfermedad ocasionada por este virus. Tienen que hacerle los exámenes por una infección bacteriológica, él tuvo recientemente una septicemia. ¡Le tienen que dar sus medicinas!, de una u otra forma.

 

Cuando ustedes exigieron esto, cuando enviaron estos mails, ¿qué pasó entonces?   

- Entonces nuevamente me pongo en contacto con el médico, y de pronto le recetan suero (dropp). Vale decir, cuando dos médicos, el día anterior, me habían dicho que “eso no es posible, porque él [Jan] va a acumular líquido en los pulmones y se va a producir una muerte dramática, porque se va a asfixiar”. De pronto esto es completamente posible.

 

¿Y qué pasó entonces con su padre?

- De inmediato se sintió mucho mejor. Lentamente, pero tuvo un cambio. Se recupera, y unas semanas después es dado de alta de covid-19.

 

¿Qué piensa Ud. de todo esto que ha ocurrido?

- Es desastroso. No es correcto que nosotros, su familia, tengamos que luchar para que mi padre tenga la atención a la que él tiene derecho. Nosotros pensamos que los residentes en los centros para mayores son discriminados, ellos no tienen acceso a la atención medica que los otros tienen, en la sociedad.

 

¿Cuál es su consejo para otros familiares?

- Mi consejo es, antes de nada: confía en ti mismo. Sientes que algo está fallando y tu familiar no recibe los cuidados que debería, ponte de inmediato en contacto con una persona entendida en Medicina, conocido, médico de cabecera o quien pueda ser, consigue la historia clínica y después comienza la pelea para que tu padre o tu madre reciban la atención que tienen derecho a recibir.   

 

¿Cómo está su padre hoy?

- Él está sano, se siente bien y seguramente ahora está sentado mirando la televisión.

 

Dele saludos de nuestra parte. Gracias por haber venido.

- Gracias.

 

 
Thomas Andersson durante la entrevista en Agenda, SVT. Jan Andersson en una fotografía anterior. Fotos: Captura de pantalla, SVT. 

 

Página 1 de 62

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español